parar (parando)

Presente

English
I stop, am stopping
yo
paro
paras
Ud./él/ella
para
nosotros, -as
paramos
vosotros, -as
paráis
Uds./ellos/ellas
paran

Futuro

English
I will stop
yo
pararé
pararás
Ud./él/ella
parará
nosotros, -as
pararemos
vosotros, -as
pararéis
Uds./ellos/ellas
pararán

Imperfecto

English
I was stopping, used to stop, stopped
yo
paraba
parabas
Ud./él/ella
paraba
nosotros, -as
parábamos
vosotros, -as
parabais
Uds./ellos/ellas
paraban

Pretérito

English
I stopped
yo
paré
paraste
Ud./él/ella
paró
nosotros, -as
paramos
vosotros, -as
parasteis
Uds./ellos/ellas
pararon

Condicional

English
I would stop
yo
pararía
pararías
Ud./él/ella
pararía
nosotros, -as
pararíamos
vosotros, -as
pararíais
Uds./ellos/ellas
pararían

Presente perfecto

English
I have stopped
yo
he parado
has parado
Ud./él/ella
ha parado
nosotros, -as
hemos parado
vosotros, -as
habéis parado
Uds./ellos/ellas
han parado

Futuro perfecto

English
I will have stopped
yo
habré parado
habrás parado
Ud./él/ella
habrá parado
nosotros, -as
habremos parado
vosotros, -as
habréis parado
Uds./ellos/ellas
habrán parado

Pluscuamperfecto

English
I had stopped
yo
había parado
habías parado
Ud./él/ella
había parado
nosotros, -as
habíamos parado
vosotros, -as
habíais parado
Uds./ellos/ellas
habían parado

Pretérito anterior

English
I had stopped
yo
hube parado
hubiste parado
Ud./él/ella
hubo parado
nosotros, -as
hubimos parado
vosotros, -as
hubisteis parado
Uds./ellos/ellas
hubieron parado

Condicional perfecto

English
I would have stopped
yo
habría parado
habrías parado
Ud./él/ella
habría parado
nosotros, -as
habríamos parado
vosotros, -as
habríais parado
Uds./ellos/ellas
habrían parado

Presente

English
I stop, am stopping
yo
pare
pares
Ud./él/ella
pare
nosotros, -as
paremos
vosotros, -as
paréis
Uds./ellos/ellas
paren

Imperfecto

English
I stopped, was stopping
yo
parara
pararas
Ud./él/ella
parara
nosotros, -as
paráramos
vosotros, -as
pararais
Uds./ellos/ellas
pararan

Futuro

English
I will stop
yo
parare
parares
Ud./él/ella
parare
nosotros, -as
paráremos
vosotros, -as
parareis
Uds./ellos/ellas
pararen

Presente perfecto

English
I have stopped, stopped
yo
haya parado
hayas parado
Ud./él/ella
haya parado
nosotros, -as
hayamos parado
vosotros, -as
hayáis parado
Uds./ellos/ellas
hayan parado

Futuro perfecto

English
I will have stopped
yo
hubiere parado
hubieres parado
Ud./él/ella
hubiere parado
nosotros, -as
hubiéremos parado
vosotros, -as
hubiereis parado
Uds./ellos/ellas
hubieren parado

Pluscuamperfecto

English
I had stopped
yo
hubiera parado
hubieras parado
Ud./él/ella
hubiera parado
nosotros, -as
hubiéramos parado
vosotros, -as
hubierais parado
Uds./ellos/ellas
hubieran parado

Afirmativo

English
Stop!
yo
para
Ud./él/ella
pare
nosotros, -as
vosotros, -as
parad
Uds./ellos/ellas
paren

Negativo

English
Don't stop!
yo
no pares
Ud./él/ella
no pare
nosotros, -as
vosotros, -as
no paréis
Uds./ellos/ellas
no paren

paro
Á los treinta ó cuarenta pasos observo que está la niña asomada, y me paro y le envío una sonrisa y un saludo ceremonioso.
para
Así tú para mí.
mordaza para mí.
sino también para=.
No sirve para nada.
para oír las óperas?
No sirves para nada...
como hay sitio para todo?
La cosa no era para menos.
Corre para informar al rey.
para ser=, _too vast to be_.
como para=; =no sólo para ...
hacer el tiempo para sus viñas.
Entró para buscar a la princesa.
para damas=, _ladies' clothing_.
Me acosté para dormir; no pude...
Me acosté para dormir; no pude....
como para.= VARIANTS: =Así para ...
Diciendo esto se levantó para irse.
Gritó para que ---- ---- ---- ----.
Tenla para contigo delante de Dios.
Hay también una mesa para el maestro.
intenta asir el cuchillo para matarme.
Y se despidió de[127] él para siempre.
Una mañana tenían sopa para el almuerzo.
Las piernas y los pies sirven para andar.
á ver si llegamos pronto á casa para que V.
VARIANTS: =Adaptadas=, =convenientes para=.
vestidos de abrigo ni patines para el hielo.
cal= = _no tiene dinero para comprar la cal_.
Y en seguida empezó a trabajar para quitarla.
Era muy claro que la cosa no era para bromas.
todo lo necesario[28] para el cuarto de baño.
El rey había enviado mucha gente para matarlo.
Ya tiene su merced bastante edad para saberlo.
Entonces volvía a su casa para comer y descansar.
No veo razón alguna para coartarles ese derecho.
para que demos respuesta á los que nos enviaron.
Se valió ---- otro hombre para cometer el crimen.
Pero vienes tú de mala casta para que seas buena.
Por fin venía para Estados Unidos cuando yo nací.
VARIANT: =Nadie tendría motivos para negar que ...
Y para convencerse, pregunten ustedes á sus papás.
Me han cerrado para siempre las puertas del cielo.
Perseveraremos en pecado para que la gracia crezca?
Ponte tu mejor sombrero para que no te reconozcan.
El hombre se sirvió ---- dinero para comprar un asno.
Esta meseta es muy apropiada para la cría de ovejas.
venido á honrar mi casa para en ella padecer hambre.
Lo prometo, si ello es necesario para mi salvación.
É iba á llamar á sus verdugos para entregarles su hija.
Nosotros no nos sentimos con fuerza y valor para ello.
para=, _and can there be a mother who gives birth to_.
Yo envié dinero para esa renovación--exclamó Fernando.
Aquello no era pelear para vivir; era vivir para pelear.
La lección para mañana es: Traducir las páginas 22 y 23.
Se cree que el rey lo puso allí para honrarle en muerte.
But they were too (=muy=) young to (=para=) travel alone.
En la sala de clase hay muchos bancos para los discípulos.
Era indudable que aquella labor no era nueva para ella.
Loncup, para la traducción del libro de Ingram por Mayer.
No ponía luz alguna para alumbrar la escalera y el portal.
Currín llevaba duplicados de sellos para obsequiar á Finita.
Quizás le he dado motivo para[70] ello, y debo explicarme.
Dejad al menos algunos bultos para justificar la aprehensión.
Le prometió grandes sumas de dinero para construir su palacio.
of_ =disponer=), disposed, ready; =dispuesto para=, ready to.
Otros van a la playa para refrescarse algunas semanas o meses.
Tía Juana era demasiado creyente para tener miedo á la muerte.
Después salí corriendo para llamar á los criados en mi auxilio.
Hasta el alcalde estaba aquí para servir en lo que fuera bueno.
Se va al Real para oír las óperas y los conciertos sinfónicos.
Tengo poder para ponerla, y tengo poder para volverla á tomar.
Pensaba que la casa era muy hermosa y quería entrar para verla.
Ya es tiempo de[291] hacer el _espantajo_ para los pájaros...
Apenas podían disponer para[234] el pasaje de ciento de ellos.
Durante la noche el joven tenía sed y salió del loro para beber.
Los camellos se usan para transportar mercancías por el desierto.
Por lo cual[21] la localidad es muy ventajosa para la industria.
Además se emplea este mineral para fabricar polvo y explosivos.
Produce un sonido seco y nervioso, y sirve para marcar el compás.
que las truchas han de tener las cuatro efes para ser magníficas?
Yo disimulé que estaba libre, y esperé una ocasión para escaparme.
cuán enorme es la demanda de manganeso para la industria del acero.
Entonces comenzó para el ciego una época miserable y angustiosa....
al carnicero que se llama David y compre al fiado carne para mañana.
Le dijo: --Si no me reconoces esta noche soy perdida para siempre.
Estos mandamientos se encierran en dos: Todo para mí, y nada para vos.
que en la América latina hay bancos de préstamos para construcciones.
Categorías, clases, grados, órdenes, todo eso se queda para la tierra.
pl._, bellows (of an organ); para darle á los --, to pump the bellows.
UNA LECCIÓN DE ESPAÑOL _El maestro_:--¿Qué lección tenemos para hoy?
Esas no son novedades para mí.= [9] =en el comercio,= _in the trade_.
No tenía motivo para negarme á recibirle en mi habitación algunos días.
Puedes venderlo, si quieres, o puedes conservarlo para guardar la casa.
Daría cualquier cosa por conocer un instrumento para poder tocarla toda.
El canal fué inaugurado para el tráfico general el 13 de agosto de 1914.
Yo se la arrancaría para ti, aunque me costase la vida ó la condenación.
Yo se la arrancaría para tí, aunque me costase la vida ó la condenación.
Dios le conserve en su silla tantos siglos como yo deseo de vida para mí.
Él compró comida y vestidos para su familia y volvió muy contento a casa.
Habiendo terminado la campaña victoriosa para nosotros, pedí mi licencia.
Soy muy pobre y vengo a buscar leña para mantener a mi mujer y a mi hija.
Yo contemplaba su triste sonrisa, demasiado fría, demasiado fría para mí.
A un parrandero que para poco en su casa,[23] le denomina «hombre gaucho».
Si la 15 niña quiere o no quiere, debes venir para decírmelo.
Con 20 frecuencia se emplean buzos para este trabajo.
Después fue derecha al rey que había salido para saber la causa del ruido.
Sepa quien para el público trabaja, Que tal vez a la plebe culpa en vano.
Aunque no tengo motivo para arrepentirme, no aconsejaré á nadie que lo haga.
Chapter Footnotes: [1] =embarcaciones propias para=, _ships suitable for_.
Hay también salas para conciertos sinfónicos, que atraen un público selecto.
Pero él estaba allí, y estaba allí para llevar á cabo su criminal propósito.
Pero, señora, si las truchas no tienen otra efe más, no sirven nada para mí.
vamos, que me parece que esta noche va á darnos que contar para muchos días.
Andábame días pasados por esas calles á buscar materiales para mis artículos.
Es terreno apropiado para este cultivo el de 200 a 800 metros de elevación.
La ciudad no es siempre la más interesante ni hospitalaria para el viajero.
Llevaba la leña a la ciudad y la cambiaba por comida para su mujer y su hija.
No hay árbol como el ombú para formar umbrosas alamedas o avenidas arboladas.
Ramón estuvo en Madrid no tuve razón para arrepentirme de mi condescendencia.
Arequipa es la segunda ciudad del Perú y es de mucho interés para el viajero.
quede= = _que tienen bastante para dar y para que les quede algún_ (=perfume=).
Dar el primero una noticia triste ó alegre, era para Alvar la felicidad suprema.
Cada barrio forma cabildo aparte, y no han querido para los dos un mismo patrono.
Capítulo 16 1 ESTAS cosas os he hablado, para que no os escandalicéis.
Casilda estaba muy triste, y se asomó á la ventana para distraer sus melancolías.
La madre del Oriente le regaló un peine de oro para vender en caso de necesidad.
Entonces el joven se presentó 65 en el palacio para buscar a la princesa.
Está estrechamente rodeado de olivos que le cercan apiñados, como para enterrarlo.
Estaba el posadero para ponerse muy colérico, cuando se le ocurrió una buena idea.
Las zorras le persiguen mucho para comérselo, porque les gusta más que un confite.
A estos comerciantes se dirigen los comisionistas para pedirles muestras del grano.
De ahí que para placar los furores del ají (pimiento picante) se beba mucha chicha.
El campesino se detuvo, y rasgándose la oreja dijo para sus adentros: --¡Canario!
He dejado para mí siete mil hombres, que no han doblado la rodilla delante de Baal.
Iban padre e hijo a pie,[1] para que el animal llegara menos fatigado a la feria.
Pero por eso vivimos aquí, orgullosos de nuestra América, para servirla y honrarla.
También la Europa necesitará ese mineral para mezclarlo con los suyos, menos puros.
Convenido así, fijaron la entrevista para aquella misma tarde á la hora en que el P.
Estaba ya al punto de irse el mozo para ejecutar la orden, cuando se detuvo pasmado.
VARIANT: =Sin dormir.= [3] =para hacerlos de una pieza,= _to make them a part of_.
Busqué el sombrero, metí por él la mano cerrada para desarrugarlo, me lo puse y salí.
Era 30 bastante valiente para matar moscas pero no para matar jabalíes.
Gritó entonces con todas sus fuerzas para que acudiese la gente; pero nadie le oyó.
La madre del Poniente dió a la niña una taza de oro para vender en caso de necesidad.
Les sometí a esta prueba para ver solamente a cuál de los dos reconocía el caballo.
No hago más que ver al cielo para saber inmediatamente lo que sucede sobre la tierra.
Pero debo añadir que de su breve expedición le quedó para toda su vida una costumbre.
Después de haber bebido algunas botellas de vino, llamaron a la huéspeda para pagarle.
Pero Neira ha vuelto a caer al suelo desfallecido y solo tiene fuerzas para quejarse.
que a veces se duda de la lealtad de los extranjeros para con el país donde se hallan?
Todas esas son tretas de que se valen los hombres para perder á las inocentes como tú.
Con esa suma me puedo comprar un traje nuevo para la feria y, además, un nuevo estuche.
Los oficiales, mudos y espantados, ni se atrevían á dar un paso para prestarle socorro.
que estos bancos oficiales prestan al público para la construcción de casas de familia.
Algunos gobiernos conceden libre entrada por sus aduanas a la maquinaria para las minas.
dijeron algunos; ¿para, el diablo, que habita dentro de la armadura del señor del Segre?
El buque hizo escala en el puerto de San Juan para que los viajeros ---- ---- ---- ----.
En Cuba, la operación de escogido y separación de hojas para capa y tripa se llama liga.
VARIANTS: =Falta mucho para que se termine=; =pasará mucho tiempo antes que se termine=.
Yo para esto he nacido, y para esto he venido al mundo, para dar testimonio á la verdad.
Cuando llegó la jaca, saltó por encima del perro para no pisar á su compañero de cuadra.
Muchos pantanos, charcas y esteros se han cegado, y rigen leyes estrictas para el riego.
Para todo el mundo es esta noche Noche-Buena,[1] pero para nadie mejor que para nosotros.
Son curiosos y se paran a las ventanas y puertas para atisbar lo que pasa en el interior.
Capítulo 14 1 RECIBID al flaco en la fe, [pero] no para contiendas de disputas.
there; de -- para allá, from point to point; hither and thither por --, in this direction.
VARIANT: =Que no le daban tiempo sino para.= [4] =sin dejar de ser,= _but not lacking_.
Basta descender cinco mil varas para pasar de los musgos del polo a las selvas del Ecuador.
El oro era para seducir á los carceleros, y las viandas eran para alimentar á los cautivos.
Hay muy pocas fábricas de artículos para la exportación, pero esta industria va en aumento.
Las escuelas de comercio se extienden igualmente, así las de varones como las para mujeres.
Los precios para un estreno son generalmente más altos que para una _réprise_ o repetición.
para su señor está en pie, ó cae: mas se afirmará; que poderoso es el Señor para afirmarle.
Alcéla en alto y la mostré á su dueño haciéndole seña de que iba á subir para entregársela.
El teatro de sus amores es nuevo y espléndido: nuevo para el arte, espléndido para la pasión.
En esa zona también se han establecido recientemente fábricas para el tejido[20] del algodón.
Lo único que deseo es un puesto en el sitio de más peligro para morir como soldado cristiano.
No 15 era bastante una mano para taparlo por completo, y metió las dos.
Su modo de dormir es un misterio, y hasta parece que el sueño no fuese para él una necesidad.
Pablo revolvió su caballo como para hacer frente al enemigo, apuntó su escopeta, é hizo fuego.
Pero los pobres están muy alegres, porque durante el invierno hace demasiado frío para ellos.
haz lo bueno, y tendrás alabanza de ella; 4 Porque es ministro de Dios para tu bien.
Tendió una mirada alrededor, y esta sola mirada fué bastante para darle á conocer lo que pasaba.
Tengo además razones particulares para que me guste más que ninguna otra, añadió bajando la voz.
cruzó la calzada para comprar algunas provisiones, dejando sola á su hijita en la torre del faro.
Al instante comprendió Gómez de Aguilar que se le presentaba una ocasión favorable para salvarse.
He aquí os digo: Alzad vuestros ojos, y mirad las regiones, porque ya están blancas para la siega.
Los amos de las barcas se calientan el caletre buscando un nombre bonito para pintarlo en la popa.
Nos casaríamos, y acto continuo nos iríamos á Jerez, para que conociese á sus amigas y á sus tíos.
Y el desventurado Tuerto se bajó para coger al menor de los muchachuelos, que le miraban llorando.
Es una función tan sagrada como la de las mismas Vestales para algunos _materos_ intransigentes....
Tenía casi ultimados mis negocios{18-1} y andaba preocupado con la elección del día para marcharme.
De gran acontecimiento artístico puede calificarse la función anunciada para esta noche en el Real.
No teniendo minas de carbón, ¿qué hacen los mejicanos para hacer andar las máquinas de sus fábricas?
Pablo recibió una carta, en la cual se le citaba para el día cuatro de mayo en el monte de Val-frío.
Pero llegó un día en que sobrevino tremendo infortunio para esta familia hasta entonces tan dichosa.
Se puso su vestido de domingo, tomó su sombrero y se fué al establo para llevar la vaca al mercado.
Y esto diciendo, comenzó á hacer en la bocina la señal del triunfo para que la oyesen sus servidores.
Abraham murió, y los profetas, y tú dices: El que guardare mi palabra, no gustará muerte para siempre.
Así le asegure para mañana el sufragio de los justos sedientos que no en vano acudieron a su cántaro.
Él les explicó el caso y la niña dijo que consentiría en casarse con el negro para salvar a su padre.
Has venido, ciertamente, de mares muy lejanos; ¿no eres una maravilla para los árboles de ese jardín?
preguntó Constanza notando que su montero no se encontraba allí para servirla como tenía de costumbre.
Advierte que te enseñé esa contestación para que la dieses cuando era preciso; ahora es otra cosa.
Cuando salimos, yo me tapé perfectamente porque la criada había traído uno para mí y otro para ella...
Pero en fin, ¿no tenia él en su silla un cuchillo que ya le habia servido muchas veces para defenderse?
Sus utilidades serían relativamente menores y por lo tanto la competencia habría sido ruinosa para él.
Yo le contesté apretándole el brazo y tirándole suavemente por la mano para encajárselo bien en el mío.
La mujer del tío Bolina está clavando unas _rabas_ de pulpo en la pared de su balcón, para que se oreen.
Positivamente deploré no haberme calzado mis espuelas para poder rasgarle los ijares al perezoso animal.
En estas fiestas es notable el _catimbao_ o máscara que sale de la procesión para asustar a los tímidos.
con, with, along with, by, among; para --, amongst; -- que, therefore, wherefore, so then; -- vida, alive.
De esta manera hablaron todos los órganos del cuerpo humano, resolviendo no trabajar más para el estómago.
Entonces me mezclé entre la gente, aguardando una ocasión para colarme dentro sin que me viera el portero.
Me recomendaron que le tuviera siempre a la vista,[85] y pusiese a calentar[86] el agua para la cena.
Por más que fuese{19-1} un poco díscolo y soberbio, al fin era amigo: tiempo me quedaba para ser alcalde.
Al día siguiente acudieron muchas personas para 5 conocer las resoluciones del juez.
Padre santo, á los que me has dado, guárdalos por tu nombre, para que sean una cosa, como también nosotros.
Vedlos, vedlos, los hipocritones, como se acercan ambos á la litera del Prelado para besarle el anillo....
for?' may be expressed by _¿por qué?_, _¿para qué?_, or _¿á qué?_, according to the meaning to be conveyed.
mi mujer y mi hija, y para que las pueda distinguir, me atrevo a advertirle que la de más edad es mi mujer.
Sus negocios le llamaban fuera de la casa; pero muy á menudo entraba en ella para ver cómo iba la enfermita.
Los teatros que para tales representaciones están construidos suelen tener orquestas de más de cien músicos.
Luchó con el desinterés y la pasión de un evangélico sacerdote bajado de los cielos para salvar los pueblos.
Quería tener el mejor arquitecto de Europa para construir este hermoso edificio y le buscó por todas partes.
Yo te di ayer al mediodía dos reales y medio{170-1} para comprarla, y la tabla no se cierra hasta las cuatro.
antes en{87-3} la tierra que siembra; que la tierra que sirve para viña, no sirve para olivar, contestó Varmen.
Entonces los nobles enviaron a un sabio romano para convencer a los obreros de que debían regresar a la ciudad.
Los Puritanos no habían podido conseguir dinero suficiente para trasladar de una vez[233] toda la colonia.
Cuando embarrancamos, cada uno agarró el fardo que tenía más á mano y echó á correr para esconderlo en su casa.
El paisaje del río es muy pintoresco, y la profundidad del agua suficiente para los buques de mayor calado.
La niña contestó: --Padre, yo miro todos los días en el espejo para ver a mi querida madre y hablar con ella.
Pedro hizo un esfuerzo para seguir en su camino, llegó á la verja, y subió la primera grada de la capilla mayor.
Traga-santos era hombre que se confundía y embrollaba cuando para entender las cosas necesitaba cavilar un poco.
VARIANTS: =Archivos= =para correspondencia=, _correspondence files_; =archivos para fichas=, _card index files_.
Yo, en mi calidad de cronista verídico, no añadiré ni una sola palabra de mi cosecha para caracterizarlos mejor.
Aquel hombre, que para ella no lo era, fué objeto de una adoración sin límites y reverenciado casi como un dios.
para comprender que el público latino-americano paga buenos precios cuando se le ofrecen espectáculos escogidos.
Seguid vuestro camino, y no vengáis á sacar de su sueño á las gentes honradas para decirles chanzonetas insulsas.
Y yo pensé entonces algo que no puedo recordar, y que, aunque lo recordase, no encontraría palabras para decirlo.
Con que, padre, hágame usted el favor de pedir á la gloriosa Santa Ana que interceda con Dios para que no llueva.
De todas las partes del carnero la más desdeñada es la pierna y en realidad no dejan de[6] tener razón para ello.
El portero abrió, no toda la puerta como cuando entró el marqués, sino lo justo para que pudiera entrar un hombre.
Subimos a la parva de Moisés para alcanzar las gavillas y los peones engrasaban en tanto[3] la máquina formidable.
A polite response to "Who are you?" or "What's your name?" [25] =para servir a Dios,= _to serve God_ (_not me_).
Pero entonces fueron a llamarlo para finalizar un negocio de cristalería, y la codicia le hizo abandonar su puesto.
Por fin se levantó, y dijo:--Tony, tu muerte será para mí un remordimiento que ha de acompañarme hasta el sepulcro.
En la plana superficie, ño Neira se habia desmontado para apretar la cincha de su mulato y echar una pitada al aire.
En ninguna manera; mas por el tropiezo de ellos [vino] la salud á los Gentiles, para que fuesen provocados á celos.
Nuestro joven oficial no tuvo, pues, que torcer Haves ni descorrer cerrojos para penetrar en el interior del templo.
Pero fué el entreacto, el primero de los entreactos, lo que para mí constituyó el verdadero espectáculo de la noche.
Esto se hace de intento[106] para darle mayor ventilación.[107] --¿Tiene el mobiliario alguna particularidad[108]?
Nuestro joven oficial no tuvo, pues, que torcer llaves ni descorrer cerrojos para penetrar en el interior del templo.
EL ESTUDIANTE DE SALAMANCA Un estudiante volvía desde Salamanca para su tierra después de haber concluido su curso.
Había nacido en Génova (el año de 1436), y desde muy niño[213] mostró inclinaciones naturales para la navegación.
Porque no me parece de tanta edad como para haber vivido en el tiempo en que las brujas andaban todavía por el mundo.
VARIANT: =A casa de una amiga suya.= [13] =pronto para la cita,= _quick and ready to quote; with an apt quotation_.
Brasil y Cuba consumían este producto en cantidades considerables para alimentar a los obreros negros de sus haciendas.
Son pequeños ríos y lagos que se utilizan para el transporte de productos y en gran parte para excursiones campestres.
Al cabo de un rato, cuando ya me disponía á dejar la silla para dar algunas vueltas, oí exclamar á Luisa: --¡Calla...
El que come, come para el Señor, porque da gracias á Dios; y el que no come, no come para el Señor, y da gracias á Dios.
Tenían una cama pequeña para el oso pequeño, una cama mediana para el oso mediano, y una cama grande para el oso grande.
Capítulo 10 1 HERMANOS, ciertamente la voluntad de mi corazón y mi oración á Dios sobre Israel, es para salud.
Clarke para publicar un grabado que copiaba al poeta en el tiempo en que éste trabajaba en la empresa de aquel caballero.
El chalán se quedó aturdido, porque aquella pérdida le colocaba en una situación difícil para hacer frente á sus negocios.
Él entró para buscarla; pero el rey le dijo que si no podía encontrarla dentro de tres días sería encerrado en el palacio.
Pienso que podría dar motivo al fraude si para eso bastara la declaración del comerciante o la presentación de la factura.
Presentábanle a su cómplice, o bien le hacían ciertas señas para ver si las comprendía, pero él contestaba:--_No veo_.
Todos se volvieron a mirarme, y en cada una de esas miradas había recompensa de sobra[10] para una acción que la mereciera.
Claro está que alguien había de sustituirle para que la comunidad no quedase convertida en un cuerpo acéfalo y disparatado.
Dictó después leyes sabias, e hizo educar e instruir 25 bien a sus vasallos para que aprendiesen a leerlas.
Sorprenden allí al viajero los enormes ingenios[19] para la elaboración del azúcar, provistos de la maquinaria más moderna.
Tenían una silla pequeña para el oso pequeño, una silla mediana para el oso mediano, y una silla grande para el oso grande.
Comprendí que aquella treta no serviría más que para agravar mi situación en el caso de que las sospechas recayesen sobre mí.
El zorro se deslizó mirando al hombre de reojo, y diciendo para sí:--Ahora que estás entretenido, voy á comerme tus gallinas.
En los campos hay que contentarse con él; pues no se puede por todas partes sacrificar el ganado mayor para la alimentación.
Entonces el rey dijo para sí: --Si este hombre puede hacerme un palacio tan magnífico, puede hacer lo mismo para otro rey.
Este es también el sitio para el corral _de_ aves domésticas y los pesebres para los caballitos[95] de los niños de la casa.
Indignados los pescadores, recurrieron al Juez para reclamar contra quien había echado al río indebidamente aquellos zapatos.
Límpiese usted los ojos para ver este gabán, y ahora sepan ustedes que con tela, forros, botones y hechura me ha costado....
que el cacao es de fácil conducción y que para su transporte no es absolutamente indispensable contar con buenas carreteras.
VARIANTS: =Con el tiempo=; =cuando le llegue su hora=; =de aquí a tantos años=; =para el año que viene=; =para de aquí a ...
Esos no querían la patria feliz, engrandecida, sino abierta por los cuatro cantos para satisfacer sus ambiciones y su codicia.
Necia afectación es ésta, si es mentira, dije yo para mí; y si verdad, gran torpeza convidar á los amigos á hacer penitencia.
Se agitaba trémula y sofocada en los brazos ardientes de la enfermedad, que la constreñía sacudiéndola para expulsar la vida.
the expression in the English nursery-tale, "and he huffed and he puffed." 2.{86-2} =para servir á Vd.=, _at your service_.
Currín y Finita, en cambio, se encontraban muy á menudo en la escalera, cuando él iba á clase y ella salía para su colegio....
It is a far cry to that!_ VARIANTS: =Hay que esperar para eso; falta mucho.= [40] =Puede decirse que,= _It may be said that_.
Nuevos y nuevos horizontes se abrían ante su vista; horizontes que se borraban para dejar lugar á otros más y más desconocidos.
Y últimamente, esperamos que la SBU, Hollman, y los demás corrijan sus textos para que sus publicaciones de la 1909 sean útiles.
le respondí mordiéndome los labios.--No importa, te daré una chaqueta mía; siento que no haya para todos.--No hay necesidad.--Oh!
También se inspeccionan los establos, caballerizas y corrales para hacer efectiva su limpieza y garantizar la salud de las reses.
Y en éstas y las otras llegamos á Manresa, donde hay varios viajeros esperando el tren para tomarlo poco menos que á la bayoneta.
Afortunadamente para entrambos cuidó muy bien el muchacho de no ponerse á tiro, y silbando á su ganado, desapareció por el bosque.
Diez años hace que te la has llevado, bien lo sé, y hoy me han dicho en el pueblo que vienes aquí para celebrar tu boda con otra.
Doña Nieves es muy económica, y se trata á lo pobre,{2-2} aunque posee hacienda bastante para regalarse y vivir como gran señora.
no lo ignora, ese producto, además de ser un abono excelente, es un elemento indispensable[27] para la fabricación de la pólvora.
Works: _El maestro de baile_ (play), _Cura de Aldea_ (play and novel), _El mártir del Gólgota_, _Un libro para mis nietos_, et al.
Pesaba mucho, pero el muchacho empujó, tiró y se 15 esforzó para[22] hacerla rodar hasta quitarla de en medio.
Por lo tanto, para realizar el mismo volumen de negocios que un fabricante europeo, el norteamericano necesitaría un capital mayor.
Vengo en comisión con estos hermanos á nombre de la comunidad, para decir á su Reverencia que ese vinillo que ahora se nos pone...
En Urquín se desprende un ramal que está para unirse[81] con el ferrocarril boliviano y más al sur con los ferrocarriles argentinos.
exclamo uno de los convidados tendiendo a su alrededor la vista, que el local es de los menos aproposito del mundo para una fiesta.
exclamó uno de los convidados tendiendo á su alrededor la vista, que el local es de los menos á propósito del mundo para una fiesta.
Habían traído muy escasos alimentos en el _Mayflower_, y sus abrigos eran demasiado delgados para la crueldad de aquel clima.
La hija de maese Pérez abrió con mano temblorosa la puerta de la tribuna para sentarse en el banquillo del órgano, y comenzó la Misa.
Muchos fueron los planes y tentativas que se idearon para realizar la construcción de una obra tan magna, pero todo fué en vano.
VARIANT: =Marcado por.= [5] =para que se vea más alto a su señor,= _so that his master may be seen the greater_ (_even greater_).
Yo me quedé en este sitio, queriendo verlo todo, y para mayor disimulo ayudaba á unos amigos que echaban al mar una lancha de pesca.
A los diez minutos se presentó el ayudante en la fonda.--Mi maestro me ordenó que viniera aquí para...--Sí, su maestro dice que es Vd.
Después, dé usted su papel a otro estudiante para que él (o ella) escriba en el pizarrón las respuestas que le parezcan convenientes.
Excusado es decir que doña Catalina pensaba renunciar para siempre á su habitación y á su lecho, temiendo el contagio de la enfermedad.
un gerente, auxiliado por un cuerpo de empleados, alquilando un local que pudiera servir de almacén para el depósito de las mercancías.
A ella confiaba de noche sus disgustos y penas del día, y en ella, al despertar, buscaba aliento y cariño para cumplir con sus deberes.
buscar un arquitecto o un ingeniero[28] para trazar el plano _de_ la futura casa, de acuerdo con sus deseos y dentro de la suma que Ud.
Llegué a la portería del cielo y encontré allí un gran número de personas que aguardaban para entregar el pasaporte para el otro mundo.
que las tierras adecuadas para apacentar rebaños en nuestro país son más escasas cada día, a causa de las exigencias de la agricultura.
Tenían un plato pequeño para el oso pequeño, un plato mediano para el oso 10 mediano, y un plato grande para el oso grande.
Después dé usted su papel a otro estudiante para que él (o ella) escriba en el pizarrón las contestaciones que le parezcan convenientes.
Después dé usted su papel a otro estudiante para que él (o ella) escriba en el pizarrón las contestaciones que le parezcan convenientes.
El alcaraván aprovechó la ocasión de que abriese la boca la zorra para decir _alcaraván comí_, y se voló diciendo: ¡á otro; que no á mí!
La inmigración, que primero afluyó al norte, hoy se dirige a las orillas del Plata,[2] para difundirse luego en el resto del continente.
No; sino que el pecado, para mostrarse pecado, por lo bueno me obró la muerte, haciéndose pecado sobremanera pecante por el mandamiento.
Notóse entonces que _Manuel_, el nuevo miguelete, dió un retemblido y retrocedió un poco, como para ocultarse detrás de sus compañeros...
Pedro no podía creer las noticias y sin decir nada a sus hijos, montó a caballo y se fue 5 a la finca para informarse del suceso.
Prudencia y discreción; y sobre todo 25 debes tener firmeza para repetir las palabras que te he dicho: _no oigo_.
IV Para el alma nutrida de pesares, para el transido corazón, acaso es el asilo de la paz suprema, del reposo y la calma en Eldorado.
Llevaba poco dinero, y así en todas las posadas ajustaba su bolsa con la huéspeda, para que no se le acabase antes de, concluir su viaje.
Así fué que se hizo un ovillo cuando se puso á cavilar para entender lo que el señor Cura Párroco le había querido decir con aquel cuento.
El águila se remontó, diciendo:--El hombre mató al león; hay que subir mucho para que no me alcance; ¿quién sabe si algún día me alcanzará?
Esos bancos prestan también sobre ciertos cultivos, y suelen adelantar dinero con hipoteca a industriales para el fomento de sus negocios.
Había para todos; para los de uniforme, pobrecitos que no saben cómo mantener su familia con dos pesetas, y para nosotros la gente de mar.
Lo único que haré será contarle á usted un cuento, y allá verá usted si le sirve de algo para resolver el problema que tanta guerra le da.
Mas si hicieres lo malo, teme: porque no en vano lleva el cuchillo; porque es ministro de Dios, vengador para castigo al que hace lo malo.
Tiene refranes particulares de su cosecha[28] para caracterizar todas las circunstancias de que se ven aquéllos a quienes profesa ojeriza.
Durante algunos meses vivió el ciego sin salir á la calle más que para cumplir su obligación; de casa á la iglesia, y de la iglesia á casa.
Entré en la iglesia, me arrodillé en el sitio más oscuro y apartado, y rogué a Dios me diera fuerzas para no olvidarme de que era cristiano.
Las aves y los ríos, el mar y la mujer, el amor y la libertad, le brindan temas fecundos y prodigiosos para sus cantos de melodía infinita.
No te detengas[149] en ninguna parte, para que estés de vuelta[150] antes que tu padre venga a comer, desde el molino en donde trabaja.
preguntó la tornera.--Madre, soy una cabrita para servir á Vd.{86-2}--¿Una cabrita aquí, en este convento de avispas descalzas y recoletas?
Una compañía que obtuvo una concesión 10 para explotarlos construyó allí una gran refinería, así como un ferrocarril.
Aceptada una[34] de las ofertas recibidas, se firma el contrato[35] y se solicita de la municipalidad el permiso para construir el edificio.
Al oír que rehusó la entrada a un pobre diablo por haber sido demasiado aficionado a los toros, comprendí que ya no había esperanza para mí.
En cambio, hay otras para quienes una carta de recomendación o de simple presentación basta para considerar al recién llegado como un amigo.
En Haití, por ejemplo, el suelo es muy apropiado para el cultivo del tabaco, porque en ciertas regiones es arenoso, pedregoso y poco húmedo.
Llamóle el Cadí para exigirle la tercera parte que correspondía al Sultán, y costó mucho dinero al avaro el librarse de las garras del Cadí.
Mariquilla se acercó andando de puntillas, y hablando muy quedo para no ahuyentarla, dijo: --Palomita; que le des muchas memorias á María.
Ya no seguí, pues, la calle de las Infantas como acostumbraba después de almorzar, ni aun para ir á la de Valverde, donde vivían unos amigos.
El carnicero decía: --Fuí a comprar aceite, y al sacar la bolsa para pagarlo, este hombre me sujetó la mano para quitarme el dinero.
El gobierno de Venezuela en distintas ocasiones ha otorgado concesiones a compañías extranjeras para explotar los criaderos de perlas.
Hace pocos días tuvo que comprar una jaula para un jilguero que le enviaron de Cuzcurrita, su tierra natal, y se fué á la plaza de Santa Ana.
Su compañero que era más juicioso y reflexivo, dijo para sí: --Aquí hay misterio, y no me apartaré de este sitio hasta haberlo averiguado.
Doce años acababa de cumplir.[185] Había terminado sus estudios de primera enseñanza, y se iba a matricular para el primer curso de latín.
Ella me miró de una manera particular, y sacó de la sala un banquito para que me sentase en el empedrado, desde el cual dominaba yo la escena.
Los faros se colocan generalmente en las rocas más elevadas, cerca de la orilla del mar, ó en los puntos en que hay peligro para los buques....
Cada vez que nacía un príncipe o una princesa los tres solteros aumentaban los impuestos para comprar magníficos regalos para el recién nacido.
El pescado es, por otra parte, un producto caro, debido precisamente a la deficiencia de los medios que se emplean para pescarlo y conservarlo.
No se ve la escena, porque lo impide el humo de la cocina que sale á borbotones por el balconcillo, conductor único que para él hay en la casa.
Teresa se encontró admirablemente{24-2} y me pagaba los trabajos que había pasado para llevarla hasta allí con mil sonrisas y palabras amables.
Á los pocos días, habiendo salido Varmen al olivar para buscar una gallina que se había extraviado, se presentó de repente á su vista el guarda.
Allí se pisa la uva y se deposita el mosto en barriles, para que fermente y envejezca, hasta adquirir el preciado sabor y colorido del buen vino.
Cuando estuvo fuera, dando gracias a Dios de haber escapado, decía para sí:--Ese hombre es malo como un demonio; no quiero tener negocios con él.
Mis ojos no se apartaban casi nunca de su rostro: ella entornaba á menudo los suyos para dirigirme una sonrisa apretando al mismo tiempo mi mano.
Por fin, al pasar por un puente, hizo un esfuerzo el burro para recobrar su libertad, asustado por tanto alboroto, y cayó al agua y se ahogó.
Se elije por lo general el blanco[121] y los tintes claros[122] para el empapelado de las paredes, los visillos de las ventanas y los cortinados.
Á cada uno lo que sea suyo:{60-2} el mar, que es de Dios, para nosotros los pobres, que hemos de sacar el pan de él, aunque no quiera el gobierno.
Era armonioso y familiar, dotado de una prodigiosa memoria, y ágil y pronto para la cita,[13] para la reminiscencia, para el dato, para la imagen.
Me despierto y suspiro y vuelvo a dormirme para ensoñar hasta el día de la verdad, que el oro,--capaz de tantas locuras,--no podrá jamás comprar.
Se hila la lana para fabricar prendas de calidad inferior, aunque también se tejen géneros finos; pero para este objeto se importa la lana hilada.
Yo estoy por la fabricación artificial de los nitratos y creo que mi país debiera instalar en el Niágara una planta eléctrica para su elaboración.
Abrieron las siete llaves y la niña entró en el cuarto del príncipe; pero antes echaron algo en el vino del príncipe para 170 hacerle dormir.
En el Perú el ferrocarril de Oroya, el más alto del mundo, ofrece una oportunidad singular para conocer los Andes y estudiar la labor de sus minas.
No se olvidó por eso de[38] su bienhechor, a cuyo taller acudía con frecuencia, para mostrarle su 10 agradecimiento.
Había muerto de fatiga, había muerto cuando la carrera del herido jabalí comenzaba á acortarse; cuando bastaba un solo esfuerzo más para alcanzarlo.
Porque bajo su ala llevaba una oscura mezcla y mientras volaba, dejaba caer una esencia todopoderosa para consumir un alma que tan bien la conocía.
Allí lo fuí á buscar un día para ponerle sobre la tonsurada cabeza un cucurucho de papel azul, que le daba cierto airecito de astrólogo ó nigromante.
En esa misma jactancia de producción ganadera y agrícola, de fortuna fácil, de hartura para los hombres del mundo, está patente el deseo de ser útil.
Grandes ingenios de caña de azúcar cubren sus ricos valles donde se encuentran las mejores y más modernas maquinarias para la preparación del azúcar.
Á falta de personas formales los niños tomaban posesión del paseo, utilizándolo para los juegos del aro, de la cuerda, de la pelota y de escondite....
El hermano mayor aprendió a zapatero, el segundo estudió para astrólogo, el tercero se convirtió en un buen cazador y el hermano menor se hizo ladrón.
La buena fe les hacía considerar el Comité como un templo; su actitud era la de un testigo que espera la llegada del juez para prestar su declaración.
La cinchada se juega entre dos ginetes que atan los caballos entre sí con un lazo, tirando en opuestas direcciones para hacer retroceder al contrario.
La mejor vía para ir de Nueva York a Buenos Aires es la de los vapores que salen cada dos semanas para Bahía, Río de Janeiro, Santos y Montevideo.
para oir una cencerrada; porque personas que lo oyeron dicen que lo que hizo el dichoso organista de San Bartolomé en la catedral no fué otra cosa....
Vo no creo en Dios, y para darte una prueba voy á cumplirte lo que te he prometido; porque aunque poco rezador, soy amigo de no faltar á mis palabras.
Tiéndale el vínculo de sus rieles y de sus aguas transeuntes en nudo fraternal, así como el buen labrador forma para toda la familia el haz de espigas.
Voces fuertes y proféticas se levantan para siempre en nosotros y en toda ruina a la intención de los sabios, parecidas a los himnos de Memnon al Sol!
Ya funcionan en la América latina escuelas agrícolas para mujeres donde se les inculca los conocimientos que tienen relación con la granja y el hogar.
Debo advertir, sin embargo, que casi todos los ingenios tienen destilerías anexas para la fabricación de alcohol mediante la fermentación de las mieles.
Pase, vuecelencia, señor marqués, y verá que todo se ha preparado para el recibimiento del caballero más ilustre, piadoso, distinguido y rico de España.
Una vez acomodado en su nuevo escondite, esperó el tiempo suficiente para que las corzas estuvieran ya dentro del río, á fin de hacer el tiro más seguro.
De todos modos, cuento con la imaginación de mis lectores para hacerme comprender en este que pudiéramos llamar boceto de un cuadro que pintaré algún dia.
of_ =servir= =sesenta= sixty =setenta= seventy =sí= himself, herself, themselves; =para sí= to himself, etc.; =entre sí= within himself, etc.
Para esto rodean los de a caballo a un grupo de animales y el vaquero encargado de presidir la faena designa uno o varios de ese grupo para ser apartados.
Rezad un _Pater Noster_[2] y un _Ave Maria_[3] al arcángel San Miguel,[4] jefe de las milicias celestiales, para que os asista contra los malos espíritus.
Su fervor se traducía en interminables oraciones que mascullaba al paso que atendía á sus quehaceres, y para ella no había felicidad como ir á la iglesia.
Dejémosle descansar, mientras el señor Lopera da sus instrucciones al sirviente, que era un mozo listo y socarrón, y muy á propósito para seguir una broma.
El Sultán, enterado de las aventuras, rió con todos los cortesanos, y para satisfacer a Tamburí ordenó que en la plaza pública fueran quemados los zapatos.
En algunos países se dice que se le cultiva[7] sólo para usarlo como maloja, o sea como forraje; es decir, que únicamente se utilizan las hojas y el tallo.
En la mayoría de los países la ciudadanía debe solicitarse, y el tiempo de residencia necesaria para ello varía desde un año en Chile hasta diez en Panamá.
En mi coche penetran varios, y entre ellos una señora con una perra, á la que trata de ocultar en el seno para no incurrir en las iras de los empleados....
Fernando, pretextando que el calor que en el comedor hacía era sofocante, pidió permiso para retirarse un momento á la habitación inmediata, y yo le seguí.
La pobreza agobiaba á la pobre familia, y los padres trabajaban todo el día para llevar por la noche un poco de pan y leche para ellos y para sus hijos!...
La terrible noticia de la muerte de los dos fué para él como un escopetazo, y aquella misma noche se fué, tras sus amigos tomando el camino del otro mundo.
Neira se encojió de hombros; bien sabia él que al infeliz no le convenia ponérsele solo por delante; lo malo era que buscaria una cuadrilla para asaltarle.
Se adapta a grandes espectáculos porque su escenario es vasto y está muy bien aparejado de la maquinaria para obtener una _mise en scène_[2] irreprochable.
Y algunas veces se pone la palabra _oro_ después de una suma para indicar el peso de oro que tiene un valor fijo de 96-1/2 centavos (oro americano).
EL VIEJO Y EL ASNO =Mucho tiene que hacer quien ha de dar gusto a todos=[*] Un viejo español y su hijo llevaban un asno al mercado para venderlo.
En este momento se acordó de que era hora de encender las lámparas; pero ¿qué podía hacer la pobre niña estando las mechas demasiado altas para su estatura?
Tenían, además, un hermano, que era el primo que había sido su novio; éste ya era bachiller y se estaba preparando para entrar en el colegio de Artillería.
Esta vez, desesperado, Tamburí se propuso quemar los endiablados zapatos y los llevó a la azotea, donde se puso de vigilante para evitar que se los llevasen.
Conocidas ya sus fuerzas, se propuso conocer las del 15 enemigo, y para ello se metió en el mismo campamento danés, disfrazado de trovador.
El hierro de ese distrito es el más conocido de la república mencionada, aunque hasta ahora[20] se ha hecho muy poco para explotar sus abundantes yacimientos.
El nuevo gabinete, pasados algunos días, juzgó que Juan era un organista peligroso para el orden público, y procedió inmediatamente á dejar cesante á Juan....
En todos nuestros textos, letra itálica se reproduce entre corchetes [...], para que se convierte fácilmente el Nuevo Testamento a muchos diferentes formatos.
Porque Celinina tornara á la vida, hubiera él recorrido la tierra entera para recoger todos los bueyes y todas, absolutamente todas las mulas que en ella hay.
Capítulo 8 1 AHORA pues, ninguna condenación hay para los que están en Cristo Jesús, los que no andan conforme á la carne, mas conforme al espíritu.
Los tocadores de quena ejecutan dúos inolvidables para el que es capaz de percibir, dentro de tan imperfecto instrumento, el alma sollozante del indio triste.
Y en seguida tomó la puerta de Toledo y corrió hacia el río, para tener la gloria de ser el primer madrileño que viese la ballena que bajaba por el Manzanares.
Como lo ve Ud., este procedimiento es el más expeditivo para quien, como Ud.,[6] considera que sus negocios de exportación son asunto incidental[7]; pero si Ud.
Este oro era para los de Barbaruelo el de Cabezudo, para los de Cabezudo el de Barbaruelo, y para los de Animalejos el de cualquiera de los dos pueblos vecinos.
Repuestas las niñas del susto, emprendían el ataque provistas de sus jarros, pues buen cuidado tenían de no dejar sus armas para que el enemigo las aprovechase.
En esa ciudad el Teatro Colón, administrado por la Municipalidad, es uno de los coliseos más grandes del mundo, pues tiene capacidad para unos 3500 espectadores.
Entre otras conversaciones más ó menos rústicas que le divirtieron, oyó que todos sus criados proyectaban asociarse para echar un décimo á la lotería de Navidad.
Un silbido sonó y Alegria volvió la cabeza para ver si estaban todos.{195-1} Cinco hombres caminaban subiendo a saltos, y buscándose los cuchillos en la cintura.
Completan las reparticiones indispensables, vastos talleres mecánicos, herrería, carpintería, etc., para la fabricación y reparación de herramientas y maquinaria.
Cuando aconteció esta desgracia, no quiso por nada de este mundo separarse de la familia, bien que su ama la había legado haber de sobra para vivir independiente.
En 5 cuanto a su clima, es un lugar de recreo para todo el año, con verano en las tierras bajas y perpetua primavera en las secciones altas.
Sólo con esas cavilaciones que os persiguen, todas las mañanas tomáis la ballesta para enderezaros á la espesura y permanecer en ella hasta que el sol se esconde.
Varmen no prestaba atención ni á sus juegos ni á lo que decían: en cuanto á nosotros, no podemos pasar cerca de un grupo de niños sin detenernos para observarlos.
Y encima de esto y por contera y remate, ¡no tener palabra ni ojos sino para el mando y para lanzar miradas que dejaban al más osado hecho una estatua de piedra!
El año de cincuenta y ocho vine á Madrid con una comisión del Ayuntamiento de Valencia para gestionar la rebaja de la cuota de consumos.{12-1} Tenía yo entonces...
EL HOMBRE La influencia de Poe en el arte universal ha sido suficientemente honda y transcendente para que su nombre y su obra no sean a la continua recordados.
El Superior no dijo palabra á nadie, limitándose á poner en su vino más agua todavía para ver si lograba conseguir algún fruto con la muda elocuencia del ejemplo.
exclamó Teobaldo al oirle; déjame en paz; ó ya que no he encontrado una sola pieza durante el día, te suelto mis perros y te cazo como á un jabalí para distraerme.
Se conserva soltero, porque entre su lancha, sus campañas y sus redes, que teje con mucho primor, nunca le quedó un cuarto de hora libre para buscar una compañera.
Tengo que subir un tramo de la escalera para llegar al primer piso, dos tramos de la escalera para llegar al segundo piso y tres tramos para llegar al tercer piso.
Algo extraño é invisible ocurrió en aquella habitación; me pareció escuchar un confuso aleteo, se obscureció mi vista y tuve que apoyarme en el armario para no caer.
De vez en cuando se inclinaba para examinar las matas, con la detención de esos hombres de la naturaleza que ven las huellas de los animales impresas sobre la yerba.
decía la joven fijando sus desencajados ojos en el banquillo, de donde se había levantado asombrada para agarrarse con sus manos convulsas al barandal de la tribuna.
Para sentirla, basta un buen corazón como el tuyo y el mío; para pintarla con su verdadero colorido, se necesita la fresca imaginación de un poeta, y yo no la tengo.
Se asoció después a[130] otros viajeros para pasar juntos por los sitios de mayor peligro, y caminando así dieron un día con[131] un grupo de bandidos árabes.
A orillas del Tigre, en la Argentina, y en las cercanías de Rancagua y de Santiago, en Chile, hay grandes establecimientos para la preparación de frutas en conserva.
En una palabra: mis vecinos tienen el balcón por casa, excepto para dormir y vestirse; y ni aun en estas dos ocasiones quieren prescindir totalmente de la publicidad.
Entonces le condujeron ante el Cadí para que lo 10 juzgara; pero después de un examen muy detenido no resultó nada en contra del[69] derviche.
Los días en que mi amigo no tiene convidados se contenta con una mesa baja, poco más que banqueta de zapatero, porque él y su mujer, como dice, ¿para qué quieren más?
Vuestro padre está en el cielo, y desde allí, antes que á daros sustos, bajará á inspirar á su hija en esta ceremonia solemne para el objeto de tan especial devoción.
El marqués alzó la voz, diciendo que era preciso tener el diablo en el cuerpo para largarse á tales horas y con una cuarta de nieve, á lo cual respondieron unánimes D.
El tiempo fué pasando 25 y para colmo de todas sus desdichas[169] la calle se iba llenando de gente que acudía a ver[170] los famosos americanos.
Es evidente que a los bancos les conviene realizar esas operaciones, porque de ese modo colocan en el exterior los fondos que necesitan para las operaciones de cambio.
Has de saber que aunque en el Cielo tenemos juegos eternos y siempre deliciosos, el Abuelo nos manda al mundo esta noche para que enredemos un poco en los Nacimientos.
Sus padres no podían sacrificar ni una hora de sus tareas para llevarle al campo: el trabajo de los padres es rudo y despótico, y ocupa todos los instantes de su vida.
Afortunadamente para mí, había podido escoger con tiempo un buen número en la banqueta delantera, junto a la ventanilla; así es que relativamente quedé bien instalado.
Concluida una expedición, vuelve al instante a emprender otra, sin detenerse más tiempo que el necesario para completar su nueva carga de embudos, cafeteras y faroles.
Repítote que no tengas miedo.[347] Es preciso tener valor para estas cosas 20 porque el cobarde no pasa el río.[348] --Ya sabe usted que soy valiente.
Su altura de más de 7000 pies le proporciona un clima delicioso y ofrece un lugar saludable para los que se dirigen a Bolivia o a las altas 20 mesetas.
Al ver el obstáculo que acababa de oponerle, erizó las cerdas y se recogió para asaltarme; pero fué el último esfuerzo que tentó porque le enterré la bala en el corazón.
El Cadí fué también a bañarse aquella mañana y en el mismo establecimiento, y como Tamburí saliera del baño antes que él, se dirigió a la pieza inmediata para vestirse.
Pero el jabalí, al que sólo divisaba á intervalos entre los espesos matorrales, tomaba á desaparecer de su vista para mostrársele de nuevo fuera del alcance de su armas.
Consideró, con todo, que tan prodigiosa alhaja tenía sobrado precio para uso de diario, y la guardó en su cajita y la ocultó con cuidado entre sus mas estimados tesoros.
Del mercado de frutos pasa la lana a los almacenes, donde se la clasifica y embala o empaqueta en fardos para ser exportada a Francia, Bélgica, Alemania y Estados Unidos.
La agudeza del estudiante agradó tanto a la huéspeda, que no sólo le presentó las truchas graciosamente, sino también le llenó la alforja para lo que le restaba de camino.
Pero hoy con el Registro Civil[12] el bautizo va perdiendo su importancia por más que[13] todavía hoy sirve para borrar el pecado original, pero ya no es lo que era antes.
El interior lo formaba, como las granjas del Norte, una sola y vasta pieza; en el testero había un hogar para fuego de leña, que servía de cocina, de estrado y de comedor.
Entonces Fernando de Lesseps y otros ingenieros franceses trazaron el proyecto de un canal por el istmo de Panamá y formaron una compañía por acciones para llevarlo a cabo.
Joven y robusto ni volvió la cabeza para oir la melodía de las sirenas posadas en el escollo.{46-2} Lenta y dura compresión atrofió al parecer sus sentidos y sentimientos.
Tú me ayudarás á desvanecer el misterio que envuelve á esa criatura, que al parecer solo para mí existe, pues nadie la conoce, ni la ha visto, ni puede darme razón de ella.
Gerónimo, buen ánimo y vete a pedirle el dinero a Fray Gómez; que si él lo quiere, mendicante 5 y pobre como es, medio encontrará para sacarte del apuro.
Hubiérase necesitado un pecho de roca y un corazón de hielo para permanecer impasible un día y otro al lado de aquella mujer singular por su belleza y sus raros atractivos.
Las flores de los jardines quieren las brisas de primavera para ostentarse: en las cabezas de las mujeres, quieren las alegrías, que no todas tienen, ¡ni aun en la juventud!
Llegó al fin; pero al llegar, sus cabellos se erizaron de horror, las palabras se anudaron en su garganta, y tuvo que agarrarse al tronco de un árbol para no caer á tierra.
Neira no faltaba ninguno a su ronda del cerro y paso a paso regresaba al caer la tarde para llegar hasta la casa del administrador y decir que no habia novedad en el ganado.
Comía lo preciso para no morirse de hambre en alguna taberna de los barrios bajos, y dormía por cuatro cuartos entre mendigos y malhechores en un desván destinado á este fin.
Era divertido verla seguir con mirada atenta y solícita las vueltas que el padre daba dentro de la iglesia, para acudir á la menor señal de que sus servicios eran necesarios.
No le había gustado la avidez con que sus criados hablaban del dinero que podía caerles.--¡Esa gente--decíase el marqués--no aguardaría sino á llenar la bolsa para plantarme!
Del lado de afuera del pretil había una gran cantidad de flores, que se inclinaban hacia adentro del gran salón de verdura, como para buscar la sombra, ó para lucir sus galas.
Entonces, puestas a un lado las armas, se visitaban y regalaban amistosamente y se 15 ofrecían para curar las heridas las medicinas que cada uno tenía.
Por consiguiente, los compradores deben tener suficiente práctica para apreciar el rendimiento de la lana que compran; es decir, el peso a que quedará reducida una vez lavada.
A ELENA Elena, tu belleza es para mí como esas barcas niceanas de otro tiempo que sobre una mar profunda llevaban dulcemente al viajero, cansado, hacia su ribera natal.
En otros, cualquier banco está autorizado para emitir billetes siempre que garantice sus emisiones, depositando oro, bonos del tesoro u otros títulos en la Tesorería nacional.
J., ya no encerraban generoso vino, consolador de penas y fatigas, sino una especie de aguachirle semejante al de los barreños que en las tabernas sirven para fregar los vasos.
Primeramente es preciso para llenar las condiciones de sabor deseado que el pedazo sea cortado en las partes firmes de la pierna del buey, allí donde la carne es más resistente.
Usamos como referencia una 1909 impresa por la SBBE para la SBA en 1922, la cual tiene el formato "angosto" que ya no se imprime, probablemente por su tipo de letra tan pequeña.
Es difícil tenerla enjaulada si no se ha criado en casa, a causa quizá de ser de una naturaleza tan viva que no se para jamás, pues hasta para cantar va saltando o revoloteando.
Nada diré de las flores y la yerba que esmaltan el suelo, de la frutilla silvestre, ni de la infinidad de plantas medicinales que los campesinos recogen para curar sus dolencias.
Su padre tenía la misma profesión que él; yo no le conocí, pero mi senora madre, que santa gloria haya,[2] dice que le llevaba siempre al órgano consigo para darle á los fuelles.
El buen gusto, el sentido de la oportunidad, la elegancia y la sutileza para descubrir círculos concéntricos interiores son características que sólo ofrece la literatura francesa.
El interés y emoción del público eran extraordinarios, y no menos la solemnidad con que los migueletes se despedían de sus familias y amigos para marchar á tan importante empresa.
Un buen anciano que tenía un hijo labrador y otro tratante en granos, era muy devoto de Santa Ana por cuya intercesión había logrado de Dios muchos beneficios para sus dos hijos.
Dan impulsos de traer á aquellos parajes una colmena, para probar si la vista del hogar doméstico las hace romper el encanto que las tiene convertidas en pequeñas y mudas estatuas.
Hubiera sido gran dicha para Traga-santos poder colocar en él la antigua imagen; pero esta imagen había desaparecido, y fueron vanos todos los esfuerzos que hizo para dar con ella.
Pero tengo lástima de ti y sólo te condeno a quince días de cárcel y a una multa para el tesoro del Sultán, y al pago de los destrozos que has causado en la cúpula de la mezquita.
Temperamento bravío, evangélico, forjado para el bien y para el martirio, consagró su vida a la patria: su gesto era siempre hermoso y justiciero en defensa de sus altos intereses.
elegir una persona que hable el castellano, y sobre todo que sea de una cultura y experiencia algo mayor de la que usualmente se requiere para tales trabajos en los Estados Unidos.
Su lenguaje no es italiano ni español, aunque participa de ambos; es una graciosa mezcolanza de palabras españolas italianizadas y vice-versa, formada por él para su uso particular.
Los únicos molinos que había en aquella comarca estaban en jurisdicción de estos dos pueblos, que tenían en los molinos de concejo un gran recurso para levantar las cargas públicas.
Pasé con él momentos inolvidables, luego me despedí.[14] El tenía que partir esa misma noche para Tampa, con objeto de arreglar no sé qué[15] preciosas disposiciones de organización.
Tales temores obligaban a nuestro chacarero a pasarse las noches enteras sin dormir, rondando en torno de su sembrado, para 10 ver si podía atrapar al ladrón.
Cada vez que este señor salía en coche de cuatro caballos decía para sí el tío Paciencia: --Cuando encuentre a vuecencia en el cielo, le diré: 'Amiguito, aquí todos somos iguales'.
Las fértiles y amplias pampas que se extienden desde el Atlántico hasta el pie de los Andes dan excelentes terrenos para millones de cabezas de ganado vacuno, lanar y caballar.
Uno u otro[9] método se prestaría al engaño; y para evitarlo, existe una tarifa llamada de avalúos, que no es sino[10] la lista de las mercaderías con los valores que tienen en plaza.
Aunque decente y aseada, era pequeña y no tenía patio; mas como el patio es una casi necesidad para los andaluces, servía de tal un espacio empedrado que ante la casa habían allanado.
Entonces el viejo zapatero preguntó a su segundo hijo, Ramón:--Y tú, Ramón ¿qué has aprendido?--Padre mío, estuve en Madrid y estudié para astrólogo y soy un astrólogo extra-ordinario.
Pero su perfil fino, sus flancos recogidos y la gallardía de su construcción, delataban una embarcación ligera y audaz, hecha para locas carreras, con desprecio á los peligros del mar.
Cuando le notificaron el cese, nuestro ciego no experimentó más emoción que la sorpresa; allá en el fondo casi se alegró, porque le dejaban más horas desocupadas para concluir su misa.
La más triste cosa del mundo era para la madre aquel pavo con patas de alambre clavadas en tablilla de barro, y que en sus frecuentes cambios de postura había perdido el pico y el moco.
La pobre Asunción, completamente abatida, no contestó nada; visto lo cual por su amiga, tomó asiento al lado; y la instó con mucha viveza para que le contase lo que la ponía tan triste.
Procopio un desaforado jayán, cetrino y barbudo, más adecuado para llevar una casa sobre la espalda ó tirar de una carreta, que para gozar en contemplaciones místicas y éxtasis divinos.
Y a propósito de nombres extraños, hay que mencionar la _achuca_ y el _chamote_, como se llaman dos plantas que en América Central y Perú respectivamente sirven para coagular el látex.
Ya varias veces le 5 había visto rondar en torno de[295] la huerta, y aun asomarse por los portillos de la cerca, como para elegir de antemano las mejores sandías.
En la humilde y perfumada violeta, en la oculta y misteriosa madreselva, en el dorado junco, en la rosa encendida y espléndida, halla fuente caudalosa para sus poemas de musical ternura.
Había anochecido ya, y le faltaba a[153] Pedro cerca de[154] una milla para llegar a su casa, cuando sintió un ruido 5 sordo que le hizo latir aceleradamente el corazón.
Vivía cerca de Valencia, en una casa de campo, y sólo venía á Madrid cuando algún asunto lo exigía: en esta ocasión era para gestionar el ascenso de un hijo, registrador de la propiedad.
Pero por un lado no tenía pretexto para hacerlo, sin faltar á esa urbanidad innata, pasada á deber{87-1} y á costumbre en el pueblo; y por otro, le urgía concluir lo que estaba haciendo.
Vino, pues, el Prior nuevo precedido de esta fama: anduviéronse los frailes con gran pulso para no deslizarse en la menor cosa, y el convento por lo tranquilo parecía una balsa de aceite.
Miguel á la que se advirtió el parentesco espiritual y obligaciones y para verdad lo firmé.--Antonio Lucena Cura." See La _Illustración Artística_, Barcelona, December 27, 1886, pp.
Y cuando ya voy de vuelta, deseando abrazarlos y pagar las deudas que para comer hayan hecho aquellos infelices, ¿cómo he de perder ese dinero, que es para mí un tesoro?--¡Piedad, señores!
Cuando alguna vez era montado el moro por algún otro ranchero, se mostraba tan mañoso y testarudo que ponía en peligro la vida del valiente, y le dejaba desganado para volver a cabalgarlo.
Lo verificamos usando primordialmente una 1909 impresa por la Sociedad Bíblica Británica y Extranjera (SBBE) para la Sociedad Bíblica Americana (SBA) en 1925, la cual compré en México D.F.
Porque, si ha llovido{106-3} ayer á mares, será porque al tío Traga-santos le untaron la mano los de Barbaruelo cuando estuvieron á verle para que pidiese á San Isidro esa condenada lluvia.
salas de recibo para el público, mesa de entradas y salidas, despacho del jefe y otros funcionarios superiores, secretaría, tesorería, contaduría, depósito, oficinas técnicas, archivo, etc.
También suele comprar calderas, pailas y sartenes viejas en una parte de la Isla, para venderlas por nuevas[3] en la otra, si es que no logra colocarlas en la misma parte donde las adquirió.
Las voces de los que parecían perseguirla sonaban cada vez más cerca, y de cuando en cuando la veía hacer una contorsión, encogerse ó dar un brinco para evitar los cantazos que le arrojaban.
Pero muchas veces el animal designado retrocede con velocidad en su carrera, da precipitadas vueltas y «saca lances» imprevistos para libertarse de la obstinada persecución del que lo sigue.
Son muy interesantes las leyes de policía sanitaria[9] con respecto al tráfico interprovincial, a la importación y exportación de animales vivos, para evitar el tránsito de animales enfermos.
Usaba de toda clase de ardides para observar si era acechado ó seguido, y prefería volver sin pesca al pueblo á exponerse por una imprudencia á que acertasen el sitio de la pesca maravillosa.
VARIANT: =Un día de días.= [6] =para convertirse en cristiano.= It is a common saying that the child is a Jew before being baptized, and a Christian after the ceremony has been performed.
Cada dos o tres días tenían que abrir una tumba para enterrar a un compañero, y cuando 25 llegó la primavera ya no quedaban más que cincuenta Puritanos en la colonia.
El Presidente y el Vicepresidente de la República son 5 nombrados por votación indirecta por un período de seis años y no pueden ser reelegidos para el período inmediato.
La razón principal que nosotros hemos empezado a verificar el texto digital de la 1909 es para que nosotros podamos imprimir el Evangelio de Juan (y otros libros) para la obra de evangelismo.
Cuando usted se acercó a él, el caballo volvió al instante la cabeza para mirarle mientras que cuando el mendigo lo tocó, encogió una pierna y miró hacia otro lado con ojos indiferentes.
En esta ciudad los dínamos se mueven a vapor, y por lo tanto, la electricidad es cara; lo que no obsta para[7] que Buenos Aires tenga una de las instalaciones eléctricas más grandes del mundo.
La exportación de carne y de ganado ha 15 alcanzado gigantescas proporciones, habiendo llegado a ser la Argentina el país que más carne congelada exporta para Europa.
Pero no lo es; ellas que expenden con profusión y entregan al inconstante aire su perfume con loca prodigalidad,--porque saben que tienen para dar y que les quede,{92-3}--no pueden ser avaras.
El guía me dió algunas explicaciones para mi gobierno.[7] Lo que en el buey sirve de bozal y de freno es un hico que se amarra a la argolla de hierro que se le pone en la nariz al pobre animal.
Mas aunque aplaudían la idea de la manifestación, no encontrando otra mejor para el fin propuesto, ninguno quería echar el cascabel al gato; esto es, ninguno quería llevar la palabra ante el P.
comprenderá, sin duda, señor Enríquez, que nuestro país tendría reparos en depender del extranjero para la provisión de una substancia tan preciosa[30] para la defensa nacional en caso de guerra.
Tamburí tuvo que cumplir su condena; pasó quince días en la cárcel; pagó dos mil cequíes de multa para el tesoro del Sultán y ciento cincuenta por las reparaciones que hubo que hacer en el tejado.
Y ¿no han visto aquel libraco verde que tiene el recaudador, de donde va cortando recibos, dejando allí pegado un tocón, para que luego pueda comprobarse si tal ó cual recibo es falso ó no lo es?
Á lo menos, tal es la común opinión de fisiólogos y médicos; pero no entraré yo á sustentarla para que no me roan los huesos tachándome de incrédulo y materialista y tal vez de otras cosas peores.
Cogió unos cuantos fósforos é hizo luz; probó si con una escalera podía alcanzar al lugar apetecido, pero aunque la puso sobre una mesa, vió que todavía le faltaba un poco para llegar á las mechas.
Como su parte más elevada está a 25 metros sobre el nivel del mar, para llegar a ella tendrán que remontar los buques tres esclusas por una vertiente y descender otras tantas por la otra vertiente.
Cuando éste predicaba, era todavía mayor el placer; y aunque las más de las veces no entendía los complicados conceptos de la plática, el eco de la voz amada era suficiente para llenarla de placer.
Después que la pobre madre saca los huevos, abren los polluelos su gran pico, pues son muy comilones, y la pobre pajarita, que cree que son sus hijos, se mata para poder criar los voraces cuneros.
En el Brasil, Argentina y Chile hay buenos campos de _golf_, y algunas estancias prestan atención a la cría de jacas para el juego del _polo_, que ha hecho ya muchos adeptos[6] entre los criollos.
La vieja del segundo piso, sin dejar de clavar las rabas, al conocer la voz de su nuera, contesta de muy mala gana: --¿Qué se te pudre?{166-1} --¿Tiene un grano de sal para freir unas _bogas_?
Mi buen hombre se restregaba los ojos, se palpaba el rostro, el pecho, los brazos, las manos, para convencerse de que estaba realmente despierto y en el uso cabal de todos sus sentidos y potencias.
Un millón de[315] toneladas se exporta 25 a Europa para abonar los campos de Alemania en los cuales se siembra la remolacha; una décima parte de esta cantidad llega a los Estados Unidos.
Pero mi corazón es más brillante que todas las estrellas del cielo, porque brilla para Annie, abrasado por la luz del amor de mi Annie, por el recuerdo de los bellos ojos luminosos de mi Annie....
Además de su extraordinaria longevidad, tiene el ombú tal fortaleza que no hay huracán que lo derribe[2]; y es su vitalidad tan prodigiosa que ni la sequedad ni el fuego tienen poder para destruirlo.
Los otros retratos, como el de Halpin para la edición de Amstrong, nos dan ya tipos de lechuguinos de la época, ya caras que nada tienen que ver con la cabeza bella e inteligente de que habla Clark.
Se ha hablado tanto de la resistencia que ponen los exportadores norteamericanos para imitar los procedimientos comerciales europeos, que me interesa sobremanera saber en qué consisten estos últimos.
de la Iglesia, dogmáticos ni apologistas; que estaba ayuno de Biblia Sacra y expositores, y que sólo sabía un poco de moral y el suficiente latín para leer el oficio de la misa y las horas canónicas.
Esta lucha no existe en la «María».[44] El grupo de sus actores es un grupo hermoso, demasiado hermoso, demasiado monótono en su belleza para que pueda llenar las condiciones dramáticas de la novela.
Poco después, marchan ambos para la huerta, el 15 marido con un palo alto en la mano, y la mujer con un atado de _útiles_ compuesto de lo más inútil que el rancho encierra.
Si volvía á casa más tarde que yo, entraba y se acostaba con tal cautela, que nunca me despertó; si se retiraba más temprano, me aguardaba leyendo para que pudiese acostarme sin temor de hacer ruido.
Sólo un asiento quedó desocupado en la banqueta de en medio, donde no hay más apoyo para la espalda del paciente,[6] que una movible correa que empuja, cede y aporrea como instrumento de inquisición.
Y así debía ser, porque el niño dejaba de ser judío para convertirse en cristiano.[6] Se le borraba el pecado original[7] con un poco de agua, sal y aceite, como si se tratara de preparar una lechuga.
Ésta comprende para la fermentación del mosto, grandes piletas de mampostería, provistas de sus respectivas compuertas y de un diafragma para la sumersión del orujo, durante el proceso de fermentación.
Este _batey_ está compuesto de muchas y numerosas casas; semeja el parque de recreo de una ciudad, y aun le sobrepuja; porque es preciso estar en Cuba para ver[2] esta vegetación que lo limita y rodea.
Para alabar o para vituperar las personas o las cosas, tiene recursos de lenguaje, giros poéticos, expresiones originales que hieren los sentimientos, penetrando de un modo especial en la inteligencia.
Altozano es una palabra bogotana para designar simplemente el alto de la catedral, que ocupa todo un lado de la plaza Bolívar, colocado sobre cinco o seis gradas, y de un ancho de diez a quince metros.
En la parte opuesta había pesebres para las bestias, saltaderos para las gallinas, y paja fresca para comodidad de los animales, que en el campo son tan constantes y bienhechores compañeros del hombre.
Así, pues, los que llegaban á la ermita para solicitar algún beneficio, lo primero que hacían era dirigirse á Traga-santos diciéndole: --Tío Traga-santos, yo necesito esto, ó lo otro, ó lo de más allá.
El caballo detuvo su galope frente a la casa del administrador, donde casi todos los vivientes del fundo, alarmados por la larga demora de Neira, se aprovisionaban de luces para ir al cerro en su busca.
Lo doblaba hasta convertirlo en un arco, me azotaba los pantalones, lo blandía á guisa de florete, tocaba con él en la espalda de los tertulios para preguntarles cualquier cosa, lo dejaba caer al suelo.
Una tarde, una hermosa tarde de invierno, de las que sólo se ven en este Madrid, salí de casa después de almorzar con el objeto de hacer algunas visitas y también para espaciarme por esas calles de Dios.
XI Cuando recobrando el ánimo, abrió los ojos un instante para arrojar en torno suyo una mirada inquieta, se encontró lejos, muy lejos de Montagut, y en unos lugares, para él completamente extraños.
Al principio creí que aquella circunspección procedía de considerarse ya demasiado formales para corretear, y me pareció cómica: pero observando mejor, me convencí de que algo serio pasaba entre ellas....
Esto diciendo, armó su ballesta, no sin haberla[1] hecho antes la señal de la cruz en la punta de la vira, y colocándosela á la espalda se dirigió á la poterna del castillo para tomar la vereda del monte.
Mi tío desde su asiento examina el género, lo frota, lo mira al trasluz, lo estira, lo encoge, lo acerca á la nariz, se lo pasa por los párpados para ver si es suave, y, por último, pregunta: --¿Á cómo?
Ningún cenobita de los antiguos tiempos tuvo jamás barriga prominente ni mofletes rubicundos, aunque al retirarse de la sociedad para vivir angélicamente en el desierto, estuviese reventando de puro gordo.
que no sea dicho jamás: mi cuarto está oscuro, mi lecho es estrecho; porque jamás ningún hombre durmió en lecho igual--y para _dormir_ verdaderamente, es en un lecho como éste en el que hay que acostarse.
Además de[123] la mesa central, de las sillas y de alguna que otra[124] mecedora o silla de hamaca, se ven pedestales con jarros _de_ flores y perchas para dejar los abrigos, sombreros, paraguas y bastones.
Remontando el Tapajos hasta sus fuentes, bastaría un canal para unir sus aguas con el Paraguay a la altura de Cuyabá; desde allí puede navegarse hasta Buenos Aires en embarcaciones de calado cada vez mayor.
EL CANAL DE SUEZ El proyecto del canal moderno a través del istmo de Suez, para facilitar el paso de los buques desde el Mediterráneo al Mar Rojo, nació de Napoleón el Grande durante su invasión de Egipto.
Las hojas pequeñas, las defectuosas y los recortes se destinan a la fabricación de tabacos cortados que reciben el nombre de picaduras, y se destinan a la fabricación de cigarrillos o para quemarlos en pipa.
XXIV.--OPORTUNIDADES COMERCIALES EN LA AMÉRICA LATINA --En verdad,--dijo el señor Jiménez--para la actividad comercial norteamericana no hay campo más apropiado que el continente mismo[1] en que vivimos.
Es éste, además, un gran puerto marítimo de donde parten más de cincuenta líneas de navegación para Europa y Estados Unidos, cuyos vapores hacen escalas en Montevideo, Santos, Río Janeiro, Bahía y Pernambuco.
No podía pensar en aquella niña sin sentir profunda melancolía, como si personificase mi juventud, mis ensueños de oro, todas mis ilusiones, que para siempre estaban separados de mí por barrera infranqueable.
Finita puso un dedo sobre los labios, como para indicar al chico que se recatase de la doncella; pero constándole á Currín que no había en el obsequio de los sellos malicia alguna, fué muy resuelto á entregarlos.
Largo rato anduvieron dando vueltas á través de las calles de Toledo, buscando un lugar á propósito para terminar sus diferencias; pero la obscuridad de la noche era tan profunda, que el duelo parecía imposible.
VARIANT: =El Río de la Plata.= 6.--LA EUROPA EN EL NUEVO MUNDO Los países de América tienen motivo para ser petulantes y confiados en su futuro.[1] El pasado les da derecho a serlo con su enseñanza.
Á la mañana siguiente, el pastor que no quiso «espantar la suerte,» hizo para el marqués de Torres-Nobles de Fuencar unas migas, y así pudo este noble señor comer caliente el primer día que se despertó millonario.
Capítulo 13 1 ANTES de la fiesta de la Pascua, sabiendo Jesús que su hora había venido para que pasase de este mundo al Padre, como había amado á los suyos que estaban en el mundo, amólos hasta el fin.
Una mirada solo bastó para hacer comprender a Neira que estaba frente a una emboscada: el gañan que tenia por delante era el que lo habia «sentenciado», y no habia sido tan necio para ir solo a buscarlo al cerro.
Ya iba á sentarse descorazonada y afligida cuando se acordó de un gran libro en que su padre acostumbraba leer; lo trajo, y colocándolo debajo de la escalera, la elevó lo suficiente para poder encender las mechas.
Además de las carreras de saltos con obstáculos, de velocidad o de resistencia, se corren en esas pistas carreras de motocicletas y bicicletas, si bien para este objeto especial algunas ciudades poseen velódromos.
Considérase que la matinita es la mejor de las dos, pues contiene todas las substancias que usan las fábricas de los Estados Unidos para 5 preparar la mejor clase de cacao o de chocolate.
Cuando al despuntar la mañana me veías tomar la ballesta y dirigirme al monte, no fué nunca para perderme entre sus matorrales en pos de la caza, no; iba á sentarme al borde de la fuente, á buscar en sus ondas ...
Lo que habían padecido aquellas pobres figuras en los últimos días, arrastradas de aquí para allí, puestas en esta ó en la otra forma, sólo Dios, la mamá y el purísimo espíritu que había volado al cielo lo sabían.
Torres Caicedo_ (COLOMBIANO) =Blest Gana, Alberto= (1831) Las novelas de Alberto Blest Gana[15] parecen escritas de propósito para vindicar a la sociedad Chilena de su tan gritada y compadecida esterilidad.
Algunas han dictado leyes de conversión señalando un plazo para que los bancos retiren sus emisiones y asegurando en el futuro emisiones garantizadas por los bancos de estado y las cajas de conversión o de emisión.
Después de todo, aquí nadie me conoce--me iba repitiendo á cada instante, á fin de comunicarme alientos para seguir paseando.--Además, yo no tengo nada que hacer ahora; y lo mismo da vagar por un lado que por otro.
estar, to be; -- de Dios, to be God's will, to be inevitable; para, to be about to; -- á punto, to be ready; to be on the point of, be about to; -- viendolo, to see it; to be present; estuve oyendo, I kept hearing.
Estos hipódromos tienen pistas muy bien cuidadas para carreras de caballos, de automóviles o de a pie, aunque estas últimas se llevan a cabo en campos atléticos que mantienen las sociedades deportivas y de gimnasia.
Teresa iba cogida{22-3} á mi brazo como al de un antiguo amigo, hablando sin cesar, riendo, sacudiéndome á veces fuertemente y deteniéndose á lo mejor delante de un escaparate, para hacerme mirar cualquier chuchería.
VI En la casa se apagaron al fin los rumores de la desesperación, como si el dolor, internándose en el alma, que es su morada propia, cerrara las puertas de los sentidos para estar más solo y recrearse en sí mismo.
Las gentes que conocían la santidad de Traga-santos y sabían lo mucho que{100-2} San Isidro le debía, eran de parecer que la mediación de Traga-santos era poderosísima y eficaz para obtener la del Santo para con Dios.
Desde la cumbre de 10 varias montañas se domina por completo el paisaje, y una de esas cumbres, la de Tarqui, fué elegida por los astrónomos franceses en 1742 para que sirviera de meridiano.
Los noventa días de la primera letra, el mes para que el comprador reciba el documento, el otro mes para que la letra enviada por el comprador llegue a Europa, y los tres meses para su maduración, hacen los ocho meses.
Below the arch was a picture in _azulejos_ representing Christ fallen with the cross and aided by Simon the Cyrenian.] ¿Reparasteis, al desembozarse para saludar á la imagen, la encomienda que brilla en su pecho?
En 1854, un ingeniero francés, Fernando de Lesseps, obtuvo del virrey de Egipto, Said-Bajá, una concesión a favor de una Compañía por espacio de noventa y nueve años para construir un canal navegable a través del istmo.
Era un sublime apasionado, un nervioso, uno de esos divinos semilocos necesarios para el progreso humano, lamentables cristos del arte, que por amor al eterno ideal tienen su calle de la amargura, sus espinas y su cruz.
El puchero es en suma el gran recurso culinario del país; contiene la solución del problema de la vida para todos, y todos pueden procurárselo, satisfaciendo el apetito de toda su familia con veinte centavos próximamente.
Los sábados los pasaba en vela[2] para hacerlos de una pieza con[3] los domingos; y después de mes y medio de lecciones, Richard me dijo que no me faltaba ya sino[4] la pronunciación, que hasta hoy he[5] podido adquirir.
Lope dió un paso adelante para recuperar el terreno perdido, tendió el brazo y los aceros se tocaron otra vez; mas al tocarse, la luz se tornó á apagar por sí misma, permaneciendo así mientras no se separaron los estoques.
Los infelices habitantes de la comarca, cada vez mas aburridos y desesperados, no acertaban ya con la determinación que debería tomarse para concluir de un todo con aquel orden de cosas, cada día más insoportable y triste.
Sin hacerlo punto discutible ni decir palabra á fraile alguno, había dispuesto el nuevo Prior que se sirviera en la mesa del refectorio el vino aguado, y en tal extremo como para refrescar el estómago en vez de acalorarlo.
Fijemos la atención en la antigua ciudad de Cuenca antes de la aparición del ferrocarril, es decir, antes de que la influencia moderna la despojó de ciertos encantos que resultan tan interesantes para muchas personas.
Sus palabras mismas demuestran que el punto de vista en que ustedes se colocan y que los lleva a buscar semejanzas en toda la América latina, también los inhabilita fatalmente para hacerse reflexiones como las que acaba Ud.
Aquello era cierto; por la noche Teresa se agravó tanto, que no pudo volver á su casa, y mi tía le ofreció su cuarto y su cama para que descansase; entonces estaba profundamente agradecida á los tiernos cuidados de la joven.
Quise hablar, para dar mayor seguridad de que no era nada lo que había pasado, que la muñeca conservaba íntegros sus miembros, y yo lo mismo, y que celebraba la ocasión de conocer una niña tan hermosa y simpática, etc., etc.
Tornó empero á dominarse, cerró los ojos para no verla, extendió la mano con un movimiento convulsivo y le arrancó la ajorca de oro, piadosa ofrenda de un santo arzobispo; la ajorca de oro cuyo valor equivalía á una fortuna.
Acostumbrado al uso constante de la fuerza y de los artificios para defender su existencia contra todo linaje de[6] peligros, es, por necesidad, astuto y cauteloso; pero injustamente se le ha comparado en esto a los beduinos.
Allí se dedicó exclusivamente á cuidar de su cuerpo, no menos arruinado que su casa; y como Fuencar le producía aún lo bastante para gozar de un mediano desahogo, organizó su servicio de modo que ninguna comodidad le faltase.
Aquí se hace una parada de tres días, y la carga y los pasajeros se trasbordan a lanchas o vapores de poco calado, sea para continuar por el Orinoco o por su afluente el Apure, hasta donde lo permita la profundidad del agua.
La misma palabra «gringo», procedente tal vez de _greenhorn_, probaría que lo más chocante a los ojos del nativo no es la calidad de extranjero sino la impericia del forastero, la dificultad que encuentra para «acriollarse».
Santiago no dejaba de moverse, dictando las órdenes oportunas, acercándose á cada instante al ciego para preguntarle con ansiedad: --¿Cómo te encuentras ahora, Juan?--¿Estás bien?--¿Quieres otro vino?--¿Necesitas más ropa?
Del ensayo resultó que para evitar el pronombre daba la pobrecilla infinidad de rodeos y se metía en una serie interminable de perífrasis: si se aventuraba á dirigirme un tú, lo hacía bajando la voz y pasando como sobre ascuas.
allá, there; más --, farther; beyond; on past; -- al filo de la media noche, just about midnight; -- por ..., back there in...; port --, in that direction, thither, there; de acá para --, from point to point; hither and thither.
Rogamos al señor decano del Hospital Provincial que tome medidas para que no se repitan estos hechos escandalosos.» Dejé caer el periódico de las manos, y fuí acometido de una risa convulsiva que degeneró en ataque de nervios.
Una multitud de ángeles alados, adornados con velos y anegados en lágrimas, se halla reunida en un teatro para contemplar un drama de esperanzas y de temores mientras la orquesta suspira por intervalos la música de las esferas.
Celinina abrió los ojos, que ya parecían cerrados para siempre; miró á su padre, y con la mirada tan sólo y un grave murmullo que no parecía venir ya de lenguas de este mundo, pidió á su padre lo que éste no había querido traerle.
En estos casos, para mantener la integridad de la reproducción, aún corcheteamos palabras inicialmente itálicas, pero para indicar la diferencia encerramos entre símbolos relativos <...> las palabras originalmente entre corchetes.
Mi primer movimiento fué arrojarme á la puerta para cerrar el paso, pero al asir sus hojas, sentí sobre mis hombros una mano formidable cubierta-con un guantelete, que después de sacudirme con violencia me derribó sobre el dintel.
Traga-santos confió estos disgustos é inconvenientes al señor Cura Párroco de Animalejos, que era hombre de mucho consejo, y le pidió el suyo para salir de los apuros en que los devotos le ponían á él, á San Isidro y á Dios mismo.
La abrió, y halló en ella cien ducados con un papel sobre el cual había estas palabras en latín: "Te declaro por heredero mío a tí, cualquiera que seas, que has tenido ingenio para entender el verdadero sentido de la inscripción.
Prior todos los puntos que habían de tratarse, dejando deliberadamente para lo último la reforma vinífera que pensaba plantear _pro salutem etiamque mores_, quiero decir, en beneficio de la salud y aun de la moral de los asociados.
sabrá[17] que algunos estancieros han hecho fortunas criando avestruces en semi-domesticidad, y que otros han introducido el de África, cuya pluma es más apreciada, sobre todo para fabricar esas boas de pluma que usan las señoras.
si en la soledad hay algunos genios que se recreen en contemplar las bellezas salvajes de una naturaleza vigorosa, magnífica y fecunda, yo les pido que sean propicios para vosotros, y que os preserven de la barbarie de los hombres.
Una sonora y estridente carcajada vino á sacarle al fin de su estupor; la corza blanca había aprovechado aquellos cortos instantes para acabarse de desenredar y huír ligera como un relámpago, riéndose de la burla hecha al montero.
and; -- no sea, unless it be; except; -- para, as if to; -- que, as; -- as if; inasmuch as; it was as if; he was as it were; -- quiera que, although; notwithstanding the fact that; tanto --, as much as; tal --, just as; tan --, as..
Cuando el joven acabó de hablarle, sus labios se removieron como para pronunciar algunas palabras, pero sólo exhalaron un suspiro, un suspiro débil, doliente, como el de la ligera onda que empuja una brisa al morir entre los juncos.
Uno de los arreadores de la aceituna le propuso á un hombre{81-1} que dijo ser{81-2} muy propio para el oficio, y el capataz le admitió sin conocerle y sin saber sus antecedentes, en vista de la apremiante necesidad que de él tenía.
El mozo estaba reventando de júbilo por haber comprendido lo que el artista 5 americano había dibujado, sólo que pensó en toros cuando leche era lo que deseaban pedirle los americanos para echar en su café.
Lo cual estaba ya dicho por Santo Tomás en estas palabras: «Si las cosas mismas no determinan el fin para sí, porque desconocen la razón del fin, es necesario que se les determine el fin por otro que sea determinador de la Naturaleza.
Singularmente al llegar la primavera menudeaban las dolencias de carácter inflamatorio, y cada apoplegía que estallaba era un súbito escopetazo que se llevaba un fraile al sepulcro, sin darle cinco minutos para rezar un Padre Nuestro.
Y para que aquí no falte nada y se parezca en todo a un jardín de aclimatación[7] nuestro--jardines que allí[8] solamente un gobierno puede sostener--veo manadas de ovejas y cabras y a lo lejos oigo el torpe gruñido de mansos cebones.
Se debió un aumento considerable de la población a la importación de africanos en los principios del Brasil, para formar base de una población de trabajo, y la mezcla de la sangre de aquéllos se nota en las regiones del norte.
Después de pasar muchas horas sollozando y pidiendo fuerzas á Dios para soportar su desdicha, resolvióse á implorar la caridad; pero todavía quiso el infeliz disfrazar la humillación, y decidió cantar por las calles de noche solamente.
El anciano reunió á sus dos hijos y exclamó, dirigiéndose á ellos: --Hijos míos, uno de vosotros me pide que interceda con la gloriosa Santa para que llueva de firme, y el otro, que interceda con la misma gran Santa para que no llueva.
Sus compañeras fueron una tras otra desamparando la casa, la una porque encontró marido, la otra para ir á buscarse la vida en otro lado; ella sola continuó sirviendo á mi tía con una fidelidad canina, hasta la muerte de la buena señora.
Después de esto, le sacaron los ojos, para que no pudiera dirigir ninguna otra obra; le cortaron los brazos, para que no pudiera trazar los planos; y también le cortaron la lengua, para que no pudiera comunicar a nadie sus conocimientos.
No se acostumbra vender en ellas sorbetes, refrescos u otras bebidas; eso queda para[35] las confiterías; tampoco[36] se despachan allí estampillas o sellos de correo, los cuales se expenden en las sucursales de la administración postal.
El ser[15] doctor es una aspiración general en ellos; con que[16] quien no es[17] médico,[18] abogado[19] o ingeniero,[20] estudia para[21] arquitecto,[22] agrimensor,[23] dentista,[24] farmacéutico,[25] veterinario,[26] oculista,[27] etc.
En ellos no sólo se ha franqueado ante la mujer las puertas de la universidad sino--lo que es más importante todavía--las de las escuelas profesionales, donde ella adquiere las artes manuales indispensables para su independencia económica.
Dícese que cuando el río suena, agua lleva;{94-2} pero aquella devoción de los animalejeños á San Isidro bastaba para desmentir, si no bastara su propia y sacrílega enormidad, la acusación de haber arcabuceado á San Isidro los animalejeños.
Después de desdoblar la madeja de seda, dejó caer[30] al pie de la torre una de las puntas, para que la mujer atase a 25 ella el cordel, y cuando cogió el cordel se sirvió el prisionero de[31] él para subir la soga.
El intercambio de la Argentina con todas las repúblicas hispanoamericanas juntas[31] es menor que el comercio entre la Argentina y Holanda, para mencionar[32] uno de los países de Europa con el cual el intercambio argentino es menos activo.
Es ocioso pensar en[31] aumentar nuestra producción agrícola si no acrecentamos la productividad del suelo, toda vez que[32] carecemos ya de tierras baldías que pudieran utilizarse para satisfacer la creciente demanda de productos agrícolas.
No pudiendo reembolsar el importe de sus ventas a la presentación de los documentos de aceptación de la mercadería, como lo hace el europeo con los suyos, habría debido aumentar su capital para llenar el vacío causado por las ventas a plazo.
Solamente se dió cuenta de su situación cuando al fin del mes se presentó la patrona en el cuarto á pedirle dinero; no lo tenía, porque ya no cobraba en la iglesia; fué necesario que llevase á empeñar el reloj de su padre para pagar la casa.
Excusado parece añadir que siguió la cosa como antes; el vino añejo se repartía con profusión para sumirse por los cien abismos de aquellas insaciables gargantas; las inflamaciones y apoplegías continuaban, y jamás se desocupaba la enfermería.
Y no porque entonces no hubiera cuentos y chismes, sino que la gente no se reunía _ex profeso_[2] para denigrar e infamar al prójimo, pues sólo lo hacían cuando buenamente se presentaba la ocasión,[3] por lo cual eran muchos los que escapaban.
La señora de López rezaba mentalmente para que Dios nos llevase con bien al término de nuestro viaje; Cristina fijaba sus hermosos ojos en Fernando que no reparaba en ello, y yo contemplaba la deliciosa campiña por la que rodaba nuestro coche.
Vestíme sobre todo lo más despacio que me fue posible, como se reconcilia al pie del suplicio el infeliz reo, que quisiera tener cien pecados más cometidos que contar para ganar tiempo: era citado á las dos, y entré en la sala á las dos y media.
Un día me dijo el médico: «Ya no hay remedio para este mal.» Y ella también murmuró á mi oído:--«Me muero, pero soy feliz, porque tú me amas y me amarás siempre.» --¡Oh, te lo juro!--exclamé;--mi corazón y mi mano no serán de otra mujer jamás.
En la región meridional, donde el clima cálido hace la gente perezosa, y donde no hay caminos buenos, muchos de sus habitantes se contentan con obtener suficiente maíz, fríjoles y arroz para satisfacer sus necesidades, y no trabajan ni desean más.
escuelas de viti-vinicultura, de sacaritecnia para el estudio del azúcar, de praticultura para el estudio de los prados y la alimentación del ganado, las de lechería, de fruticultura, escuelas forestales, de productos industriales tropicales, etc.
Jamás me perdonó el desacato para con el gran santo portugués, y me lo hizo expiar duramente excluyéndome de las golosinas y primores que solía hacer á menudo, aunque para ser verídico debo confesar que casi siempre lograba yo burlar su vigilancia.
Se llama de nombre tío Miguel; pero responde á todo el mundo por el mote de _Tremontorio_, corruptela de _promontorio_, mote que le dieron en su juventud por su gigantea corpulencia y por su vigor para tirar del remo contra corrientes y celliscas.
El punto de vista que ustedes han adoptado los prepara para advertir semejanzas, y no para descubrir diferencias, siendo así que[5] estas últimas están dando a los países latino-americanos la personalidad a que aspiran en la familia de las naciones.
Estaba muy enferma, y como había servido de madre á Fernando, éste había suplicado á la señora de López que la boda se celebrase en el pueblo, para evitar á su tía las molestias de un viaje que, aunque corto, hubiera sido sumamente penoso para ella.
Neira, con los ojos fruncidos para ver mejor, se colocó de un salto fuera de este círculo en que alevosamente le podian matar como un perro, pensando en defender su espalda y ese pedazo de su corazon que tras de ella se refujiaba llorando a gritos.
Planned many buildings and water systems, wrote "Cuentos para los Niños Grandes" and "La Guerra con España." =Bartrina, Joaquín María= (1850-1880), Spanish writer who sought to transplant the pessimistic spirit of Leconte de Lisle to Spanish soil.
Soñó que en su seno engendraba una serpiente, una serpiente monstruosa que, arrojando agudos silbidos, y ora arrastrándose entre la menuda hierba, ora replegándose sobre sí misma para saltar, huyó de su vista, escondiéndose al fin entre unas zarzas.
El médico sabía muy bien que no había tales carneros; y aunque los hubiera, semejantes austeridades enflaquecen y momifican el cuerpo, siendo más propias para dejarlo cacoquimio y exangüe, que para sobrecargarlo de carnazas y acres y gruesos humores.
Mande usted que me preparen una buena cazuela de sopas de ajo con un puñado de huevos, para hacer boca, y luego cualquiera cosilla, con tal de que sea mucho y substancioso, y media hogaza de pan ó una, y varios postres, y su correspondiente vino, y...
se hallaba oportunamente comprometido para otro convite; y la señorita, que tan bien había de cantar y tocar, estaba ronca en tal disposición que se asombraba ella misma de que se le entendiese una sola palabra,{137-2} y tenía un panadizo en un dedo.
Tiene éste muchas celditas que no están enjalbegadas, porque la comunidad es muy pobre, y no tiene para comprar la cal.{84-3} Pregunta por la Madre abadesa, que ésa soy yo,{84-4} y al punto saldré, y te serviré de muy buen agrado en lo que me ocupes.
De algún[129] tiempo a esta parte[130] se han popularizado los archivos[131] para la catalogación de documentos por el sistema vertical,[132] así como las fichas,[133] las máquinas _de_ escribir[134] en todos[135] los demás enseres modernos de oficina.
El cura, sin tener un talento sobresaliente, ni una santidad que llamase la atención, era uno de esos sacerdotes, cuyo carácter, inclinaciones, estudios, educación, ocupaciones y hábitos los hacen perfectamente aptos para el desempeño de su ministerio.
Es curioso el papel protector y casi paternal que desempeñan[307] estos gigantes del bosque, cubriendo y refugiando con sus capas verdes a los débiles arbustos, 10 para que florezcan en paz, sin temor a las inclemencias del tiempo.
La excitación de la alegría los fatiga, la tensión del entusiasmo se afloja, la energía para el placer se ablanda, la voluntad se deslíe, y entonces un vaho de sopor, una onda de languidez y de ternura los envuelve, los penetra, los sumerge dulcemente.
Pero todo esto, quizás por la misma solemnidad de su renombre, parecíame de lejos hecho más para sorprender que para seducir, y pensando en ello imaginábame algo como un vano alarde de[5] magnificencia argentina destinado a _épater_[6] al universo....
Era frecuente encontrarla en la calle llevando y trayendo floreros y candelabros para adornar los altares, y en vísperas de las grandes fiestas no volvía á salir de la iglesia ni para comer, afanada como una hormiga en los preparativos de la solemnidad.
Su libro fué quemado en la plaza pública por mano del verdugo y sus cenizas se aventaron a todos los horizontes.[2] La Inquisición resucitó por un momento para destruir la obra de un genio vindicador y rebelde, ya que no[3] podía aniquilar a su autor.
Además de los institutos para la enseñanza de la agricultura en general, empiezan allí a fundarse las escuelas regionales; es decir, las escuelas destinadas al estudio científico y la explotación económica de los productos de la región en que se hallan.
Después se sentaba con la jícara entre las piernas y lentamente saboreaba la bebida, interrumpiéndose á ratos para reprender á las muchachas cuando no hacían las cosas como Dios manda, porque no las toleraba frangolladas, gustándole mucho primor en todo.
El sol apenas asomaba ya un estremo de su disco rojo, que parecia mancha de sangre, y las sombras alargadas de los boldos duplicaban el número de peregrinos que escalaban el faldeo y parecian apurarse para que no les pillara la noche en tarea tan pesada.
Su corcel, más ligero ó más castigado que los de sus servidores, seguía tan de cerca á la res, que dos ó tres veces, dejándole la brida sobre el cuello al fogoso bruto, se había empinado sobre los estribos, y echádose al hombro la ballesta para herirlo.
En el ramo de la marina, aparte de las escuelas navales que preparan los oficiales de las respectivas escuadras, las hay de aplicación para los mismos, así como para pilotos, aprendices artilleros, torpedistas, mecánicos, marineros, grumetes y foguistas.
baste el ver como todo lo más florido de Sevilla, hasta el mismo señor arzobispo, vienen á un humilde convento para escucharle; y no se crea que solo la gente sabida y á la que se le alcanza esto de la solfa conocen su mérito, sino que hasta el populacho.
El nuevo organista, después de atravesar por en medio de los fieles que ocupaban las naves para ir á besar el anillo del prelado, había subido á la tribuna, donde tocaba unos tras otros los registros del órgano; con una gravedad tan afectada como ridícula.
El departamento contiguo, o que comunica directamente con la entrada exterior, les sirve para guarecerse de la intemperie y para evitar, con las dificultades que ofrece a los pájaros grandes, que los caranchos y otras aves de rapiña les saquen los hijuelos.
Él la amaba: la amaba con ese amor que no conoce freno ni límites; la amaba con ese amor en que se busca un goce y sólo se encuentran martirios; amor que se asemeja á la felicidad, y que, no obstante, parece infundir el cielo para la expiación de una culpa.
El sacerdote, sin embargo, se limitó á contestarle:--Haz lo que quieras, pero ten presente que hay un Dios que castiga y perdona, y que si muero á tus manos borrará mis culpas del libro de su indignación, para escribir tu nombre y hacerte expiar tu crimen.
Lleva el nombre de _hornero_ o _casero_ un pájaro amigo del hombre cuyas casas busca para construir en sus cornisas, en los árboles que las rodean o en los postes de sus corrales, un fuerte nido de barro que se asemeja exteriormente a un horno de cocer pan.
Á las cinco de la mañana se iba para misa, oyendo unas cuantas seguidas hasta la hora del desayuno; y como el templo estaba cercano, el día entero se lo pasaba en idas y venidas hasta el toque de oraciones, después del cual el sacristán cerraba las puertas.
Desdobláronse silenciosamente las servilletas, nuevas á la verdad, porque tampoco eran muebles en uso para todos los días, y fueron izadas por todos aquellos buenos señores á los ojales de sus fraques como cuerpos intermedios entre las salsas y las solapas.
La muerte reinaba en el seno de esa onda envenenada, y en su remolino había una tumba bien hecha para aquel que pudiera beber en ella un consuelo a su imaginación taciturna, para aquel cuya alma desamparada pudiera haberse hecho un Edén de ese lago velado.
Procuró entonces reanudar el sueño, y logró conseguirlo, después de dar vueltas y más vueltas sobre los mullidos colchones, que eran lo menos seis ó siete, con lo que el tal lecho parecía un catafalco, y era menester para escalarlo subirse antes en una silla.
Éstos, que se encontraban autorizados por los condes de Urgel[1] para administrarse por sí mismos pronta y severa justicia sobre aquellos malhechores, deliberaron un momento, pasado el cual, mandaron comparecer al delincuente á fin de notificarle su sentencia.
TEMPRANO Y CON SOL El empleado que despachaba los billetes en la taquilla de la estación del Norte de Madrid, no pudo reprimir un movimiento de sorpresa cuando la infantil vocecita pronunció, en tono imperativo: --¡Dos billetes de primera para París...!
Todos los días se le veía{80-2} subir con sus compañeros á una de las cuatro torres que flanqueaban en sus ángulos el cuadrado castillo, para descubrir en la inmensa extensión de terreno que abarcaba su vista, si le llegaba socorro de los suyos; ¡pero en vano!
Todos rieron de buena gana,[52] pero el señor Martínez, calmando a sus amigos con un gesto, dijo: --Para llenar ese déficit está el carbón.[53] El carbón ha suministrado las tres quintas partes de las exportaciones de la Gran Bretaña para la América latina.
El pago al contado o dentro de 30 días impera en este país hasta en el mercado internacional, al punto de que muchas casas en Filipinas, Cuba y Centro y Sud América se ven en la necesidad de mantener depósitos en bancos de este país para atender a sus compras.
Más allá se destaca el avellano con sus racimos de frutas, ora verdes, ora amarillas, ora rojas o negras, según el grado de madurez que han alcanzado, convidando a los niños con sus sabrosas almendras, que a la vez les sirven para su alimento y para sus juegos.
Porque yo creo que por muchos conjures que recitara la bruja y muchas señales que usted viese en las nubes, y en cuanto le rodeaba, los espíritus malignos se mantendrían[1] quietecitos cada cual en su águjero; sin mezclarse para nada en las cosas de la tierra.
que en mi profundo dolor presiento males prolijos; que en este afán angustioso, _lloro, más que por mi esposo, por el padre de mis hijos.»_ Supla esta bella estrofa las frases que yo no encuentro para pintar la desolación de aquella escena.
Al siguiente día quedaron destituidos de sus empleos los cuatro capitanes, que por respeto[13] no habían arrestado al virrey, y los que los reemplazaron fueron bastante enérgicos para no andarse en contemplaciones,[14] poniendo en breve término a los desórdenes.
Dos caminos se nos ofrecen aquí para entrar a la América del Sur: el del Mar Caribe y el del Pacífico, este último en vapores de bandera chilena o peruana.[72] En el primer caso nuestro destino es Cartagena; en el segundo Buenaventura, ambos puertos de Colombia.
En 1833, estuve de dependiente de comercio en Valparaíso, ganaba una onza mensual, y de ella destinaba media para pagar al profesor de inglés Richard, y dos reales semanales al sereno del barrio para que me despertase a las dos de la mañana a estudiar mi inglés.
Entonces el beso de esas mujeres materiales me quemaba como un hierro candente, y las apartaba de mí con disgusto, con horror, hasta con asco; porque entonces, como ahora, necesitaba un soplo de brisa del mar para mi frente calurosa, beber hielo y besar nieve...
Tienen estas gentes una aptitud 20 extraordinaria para la música y el baile, y su conversación es pintoresca, ingeniosa y algo propensa 25 al chiste.
A veces los agricultores de un distrito, no pudiendo tener cada uno su propia[8] trilladora, se asocian entre sí,[9] formando sociedades agrícolas cooperativas para comprar una máquina en común.[10] --¿Se conoce en esas comarcas lo que aquí se llaman _options_?
Vengamos al caso: dieron las cuatro y nos hallamos solos los convidados.{137-1} Desgraciadamente para mí, el señor de X., que debía divertirnos tanto, gran conocedor de esta clase de convites, había tenido la habilidad de ponerse malo aquella mañana; el famoso T.
Entonces el beso de esas mujeres materiales me quemaba como un hierro candente, y las apartaba de mí con disgusto, con horror, hasta con asco; porque entonces, como ahora, necesitaba un soplo de 'brisa del mar para mi frente calurosa, beber hielo y besar nieve...
Ya estaba dispuesto para hacerse á la vela el _barco de la hora_, humilde falucho que sale todas las mañanas para Cádiz á las nueve en punto, conduciendo pasajeros, así como el _barco de la carga_ sale todas las noches á las doce, conduciendo frutas y legumbres....
Por la noche, al referirle el portero los nombres de las personas que habían estado a la puerta, pronunció el de la hermana de la señora, y entonces la señora dijo: --Ya te he dicho que para mi hermana siempre estoy en casa, hombre; debiste haberla dejado entrar.
Acaso nadie, teniendo como tenía Bolívar tan múltiples ocupaciones que apenas si[3] le daban tiempo para tomar la pluma o amalgamar ideas, pudiera producir tanta hermosura, tanto párrafo sorprendente por la forma y por el fondo, tantas metáforas e imágenes preciosas.
Sinforoso que el de los pájaros se sentaba en una silla para alimentar al loro con más comodidad, él se sentó también á la entrada de la tienda, y allí se estuvo cerca de una hora, diciendo de vez en cuando: --Conque ya lo sabe usted: dos pesetas y un perro grande.
No hay, no habrá en millares de años, temperamento, ni fuerza, ni carácter, ni entereza, que sobrepujen las cualidades extraordinarias de aquel atleta del ideal que tenía los resortes de la concepción y del hecho encarnados en sí: apto para mandar y apto para ejecutar.
Pero hai demasiada sangre para que al traves de ella se sienta y se mire.{196-1} Los cuchillos se chocan, el corvo entra cada vez hasta la empuñadura y la sangre corre cerro abajo en un delgado chorro que va rodeando las piedras y abriéndose paso al traves de las matas.
Por último, después de terminar este minucioso reconocimiento del lugar en que se encontraba, agazapose en un ribazo junto á unos chopos de copas elevadas y obscuras, á cuyo pie crecían unas matas de lentisco, altas lo bastante para ocultar á un hombre echado en tierra.
y aunque me duele abusar tanto de su amistad le ruego que si es posible me envie tres ó cuatro duros para esperar el envio del dinero que aguardamos el cual es seguro pero no sabemos que dia vendrá y aqui tenemos al medico en casa y atenciones que no esperan un momento.
Sabiendo que los cristianos de otras poderosas naciones, se aprestaban á partir juntos en una formidable armada[1] á un país maravilloso para conquistar el sepulcro de Nuestro Señor Jesucristo, que los moros tenían en su poder,[2] se determinó á marchar en su seguimiento.
Todo eso de aduanas y carabineros y barquillas de la Tabacalera, no lo ha creado Dios; lo inventó el gobierno para hacernos daño á los pobres, y el contrabando no es pecado, sino un medio muy honroso de ganarse el pan exponiendo la piel en el mar y la libertad en tierra.
Pudiérase pensar que eran{92-2} las flores que lo habían exigido de Flora para dar á las abejas este castigo, semejante al que recibió la mujer de Lot; si fuese dable atribuir á las flores deseos de venganza, ni resentimiento porque gozasen otros de la miel de su corazón.
La prensa, que es periódica, tiene poco alimento para el reportaje en la vida regular y monótona de Bogotá; con frecuencia el Magdalena se ha regado con exceso,[4] los vapores que traen la correspondencia se varan, y se pasan dos o tres semanas sin tener noticias del mundo.
El tío Traga-santos ya comprendió la filosofía de este otro cuentecillo, pero continuó en su vano empeño de complacer á todos los que le pedían que sirviese de medianero entre ellos y el Santo, porque no tenía cara para negar nada á nadie, y era aficionadísimo al ten-con-ten.
si no hay más que, one needs only to; no hay para qué decir que se fastidiaban, it is needless to say were bored; no haya cuidado, don't worry, never fear, let there be no fear; que no haya más que oir, that nothing else can be heard; he aquí, here is (_or_ are); behold, lo.
El puerto de Maracaibo es uno de los más importantes de Venezuela, desde el 5 punto de vista comercial, pues no sólo sirve para puerto de salida a los productos del país, sino también al café y otros frutos valiosos de la parte oriental de Colombia.
Entretanto, levántase en la humilde nave de la iglesia el catafalco para la misa de difuntos[2]: monumento fúnebre, triste y severo, que servirá para avivar más y más en los corazones de los asistentes, el fervor piadoso y la unción de que han menester[3] en sus oraciones ....
repitió su interlocutor como admirándose de la buena fortuna del recién venido; eso es lo que se llama llegar y besar el santo.{151-1} --Será tal vez algún antiguo amor de la corte que le sigue á Toledo para hacerle más soportable el ostracismo, añadió otro de los del grupo.
De posada en posada, arrojado de todas poco después de haber entrado, metiéndose en la cama para que le lavasen la única camisa que tenía, el calzado roto, los pantalones con hilachas por debajo, sin cortarse el pelo y sin afeitarse, rodó Juan por Madrid no sé cuánto tiempo....
Los dos hombres examinaron el cuadro con cuidado, hablaron en secreto algunos minutos y después el comprador dijo al prendero: 40 --Doy cuarenta mil reales por el cuadro y cuatro mil reales para Vd., si quiere venderlo.
No quiere esto decir que[6] las desprecie, ni que de ellas se prive en absoluto; que no es él tan descortés y mal criado[7] para negarse a comer con quien le invita, ni a fumar un tabaco[8] cuando se le ofrece, ni a _tomar una copa_[9] cuando haya alguno que le convide y pague.
Por suerte la demanda de carne para tasajo no ha cesado nunca, y este hecho ha impedido se produjera[2] una crisis en el negocio de ganado, como habría sucedido si la raza criolla se hubiera depreciado por falta de mercado al comenzar la demanda de animales de razas superiores.
Allí era el[7] salir apresuradamente las señoritas a los balcones, armadas de sus jarros, echando agua con una mano sobre aquellos peripuestos donceles, y defendiéndose con la otra de los proyectiles que ellos les arrojaban, con toda mesura,[8] a barajar, para no[9] lastimarlas.
Llegaron las dos, y como yo conocía ya á mi Braulio, no me pareció conveniente acicalarme demasiado para ir á comer; estoy seguro de que se hubiera picado: no quise sin embargo excusar un frac de color y un pañuelo blanco, cosa indispensable en un día de días en semejantes casas.
Principia el hombre con un paseo hacia la pareja, como para invitarla; ella cede y le sigue; y así a los manejos de la música, ejecutan varias figuras en que, ya se retiran desdeñosos, ya se buscan y se acercan; pero al tiempo de encontrarse la mujer da una media vuelta[4] y huye.
Somos ciudadanos de nuestro tiempo y de nuestra patria y venimos a pedirte cuenta de nuestro destino y de nuestro porvenir.» Los espíritus reaccionarios se sintieron conmovidos y se alarmaron con el levantado pensamiento del valiente reformador y lo procesaron para amordazarlo.
Igualmente el mate frío, es decir, tibio, es detestable, sólo sirve para producir dolores de vientre.[3] Sin embargo, la misma yerba puesta en maceración con agua fría, nos da una bebida agradable que no tiene los inconvenientes del mate frío y que lleva el nombre de _tererere_.
II Traga-santos vendió hasta los clavos de su casa para realizar su propósito de reedificar la ermita de San Isidro; y como aquello no bastase, anduvo de pueblo en pueblo pidiendo limosna para tan santa obra, por cierto con mucho fruto, particularmente en Cabezudo y Barbaruelo.
Salieron a escoger algún sitio a propósito para establecerse; pero tardaban tanto 5 tiempo en[236] resolverse a[237] ocupar aquella inhospitalaria y fría zona, que el capitán del buque se vió precisado[238] a recordarles que tenía que regresar a Europa.
Un domingo, su hermana mayor, que le quería mucho, obtuvo permiso de los labradores, á quienes servía de pastora, para ir á ver al desdichado enfermito, y le trajo una florecita azul que había cogido en el campo, y que por casualidad había salido de la tierra con una parte de raíz.
Y esa fué la razón por la cual, hace ya bastante tiempo, en ese reino más allá de la mar un soplo descendió de una nube, y heló a mi bella Annabel Lee; de suerte que sus padres vinieron y se la llevaron lejos de mí para encerrarla en un sepulcro, en ese reino más allá de la mar.
Y luego agregó en tono grave:--Y si las relaciones internacionales no se organizan[43] de acuerdo con el ideal universal de paz, mucho me temo[44] que la América toda, y no sólo la del norte, necesite una marina de guerra bastante poderosa para defender su independencia económica.
Lamentos, palabras, nombres, cantares, yo no sé lo que he oído en aquel rumor cuando me he sentado solo y febril sobre el peñasco, á cuyos pies saltan las aguas de la fuente misteriosa para estancarse en una balsa profunda, cuya inmóvil superficie apenas riza el viento de la tarde.
El pueblo se prosternó respetuosamente, y ya no se oía sino el canto sagrado, el alegre tañido de las campanas y el tamboril y el pito de la danza que iba bailando delante del Santo Sacramento.[1] Entonces empezó a arder un castillo de pólvora,[2] preparado para la primera estación.
El tío Paciencia se quedó en su banco cavilando y ponderando todo lo que acababa de ver y oír.--¡Zapatazos!--dijo para sí.--He pasado toda mi vida sufriendo con santa paciencia todos los trabajos y humillaciones de la tierra, creyendo que en el cielo todos los hombres serían iguales.
En todas ellas hubo docenas de docenas de conventos, cuyos piadosos moradores atravesaban este valle de lágrimas sostenidos por su fe y por los copiosos tragos y valientes tajadas con que procuraban conservarse robustos para entrar con pie firme en la mansión de los bienaventurados.
La voz de la tía Casca, aguda y estridente, dominaba el tumulto de todas las otras voces que se reunían para acusarla, dándole en el rostro con sus delitos, y siempre gimiendo, siempre sollozando, seguía poniendo á Dios y á los santos Patronos del lugar por testigos de su inocencia.
Pablo González tenía un mastín de lomo rojo, ojos claros, y potentes colmillos; se llamaba Tony, y era inseparable compañero de su amo en todas las excursiones que con su jaca rabona y la escopeta colgada de la grupa hacía desde su pueblo á los montes y dehesas para comprar ganados.
Y ya abría el marqués la boca para pronunciar: «Jacinto se quedará, porque me hace falta á mí,» cuando á su vez apareció en el marco de la puerta la rubicunda faz del cochero, que sin pedir autorización y con insolente regocijo venía á despedirse de su amo, porque él se largaba ¡ea!
La llamó, sin que él mismo supiese para qué, y como la moza entrase{49-1} al corral, de repente el indiano, al contemplarla tan linda é indefensa--pues la mujer que lleva una herrada no puede oponerse á demasías--la tomó una mano y la besó, como haría algún galán del teatro antiguo.
La tiranía detesta a los iluminadores de conciencias y misioneros de la verdad, y cuando no halla medio para silenciarlos, reduciéndolos a la impotencia, los persigue, los insulta, haciéndolos vivir errantes como los israelitas a través del desierto melancólico, de nostálgicos ideales.
Todas las noches, al salir de casa con la guitarra colgada del cuello, se le ocurría el mismo pensamiento:--«Si Santiago estuviese en Madrid y me oyese cantar, me conocería por la voz.» Y esta esperanza, mejor dicho, esta quimera, era lo único que le daba fuerzas para soportar la vida.
Y no se limitan sus funciones a comprar, por ejemplo, una lata en cuatro reales para venderla después en cuatro duros; no señor; además de esto suele dedicarse a soldar lo despegado, remendar lo roto y a enderezar entuertos[1] y abolladuras, siempre que[2] se le pague como corresponde.
Capítulo 17 1 ESTAS cosas habló Jesús, y levantados los ojos al cielo, dijo: Padre, la hora es llegada; glorifica á tu Hijo, para que también tu Hijo te glorifique á ti; 2 Como le has dado la potestad de toda carne, para que dé vida eterna á todos los que le diste.
Mientras la ciencia á descubrir no alcance Las fuentes de la vida, Y en el mar ó en el cielo haya un abismo Que al cálculo resista;[4] Mientras la humanidad siempre avanzando No sepa á do camina;[5] Mientras haya un misterio para el hombre, ¡Habrá poesía!
Al oir estas palabras el pastor, que caminaba delante de mí para mostrarme la senda, se detuvo un poco, y fijando en los míos sus asombrados ojos, como para conocer si me burlaba, exclamó con un acento de buena fe pasmosa:--¡Que no le parezco á usted de edad bastante para haberla conocido!
Todo cuanto[195] tenía le parecía poco para aliviar aquel gran dolor, y no hallando a mano cosa de más estima,[196] tomó su caja de colores y la entregó a la infeliz madre, diciendo: 15 --Cójala usted; algo le darán por ella: es todo lo que tengo aquí.
Estos comercios no se diferencian de las tiendas que tan familiares son a toda persona civilizada.[55] En la América latina como aquí, las casas de negocios tienen a veces un surtido variadísimo[56] de existencias, que exhiben en todas las formas imaginables para[57] atraer los compradores.
See p.16, note 3.] Tornó empero á dominarse, cerró los ojos para no verla, extendió la mano con un movimiento convulsivo y le arrancó la ajorca de oro, piadosa ofrenda de un santo arzobispo; la ajorca de oro cuyo valor equivalía á una fortuna.[2] [Footnote 2: equivalía á una fortuna.
Convino en[125] ello el buen muchacho persa; la madre 10 entonces le fué cosiendo las monedas en el interior de la ropa, para que pudiera llevarlas con más facilidad sin perderlas,[126] y terminada esta operación, le dijo: --Prométeme ahora no decir jamás una mentira.
Las mantenía en la ladera de un monte y en sitio apartado de las tierras de cultivo, para que no hicieran daño a[57] los sembrados, pero a distancia conveniente para que el padre y sus 5 empleados pudiesen acudir en defensa del rebaño y del pastor en caso de peligro.
para, for, to, in order to; -- con, to, amongst; estar --, to be about to; la cosa no era -- menos, nothing less could be expected; -- nada, in any (_or_ no) respect; at all; -- que, so that, in order that; no hay -- qué decir que se fastidiaban, it is needless to say they were bored; ¿-- que?
Sepa Ud.,[6] sin embargo, que hallará oficinas de sanidad en las principales ciudades, cuyos inspectores tienen a su cargo la vigilancia de los domicilios privados, de las casas de comercio y edificios públicos, para asegurarse de que se cumplen las leyes que protejen la salud de la población.
Y este es el trayecto que a la inversa podremos elegir para nuestro viaje imaginario, sólo que nos apearemos en Concepción, situado en la rica región carbonífera de Chile, desde donde emprenderemos el viaje marítimo a Punta Arenas, en el estrecho de Magallanes, la ciudad más austral del mundo.
Al aparecer éste bajo el macizo arco de la portada de su prisión, completamente vestido de todas armas y cubierto el rostro con la visera, un sordo y prolongado murmullo de admiración y de sorpresa se elevo de entre las compactas masas del pueblo, que se abrían con dificultad para dejarle paso.
Es el caso, que[7] el núcleo de la colonia le era en aquellos momentos contrario; mas aquel orador sorprendente tenía recursos extraordinarios, y aprovechando mi presencia, simpática para los cubanos que conocían al poeta,[8] hizo de mí una presentación ornada de las mejores galas de su estilo.
II En la época á que se remonta la relación de esta historia, tan verídica como extraordinaria, lo mismo que al presente, para los que no sabían apreciar los tesoros del arte que encierran sus muros la ciudad de Toledo no era mas que un poblacón destartalado, antiguo, ruinoso é insufrible.
II En la época á que se remonta la relación de esta historia, tan verídica como extraordinaria, lo mismo que al presente, para los que no sabían apreciar los tesoros del arte que encierran sus muros, la ciudad de Toledo no era más que un poblachón destartalado, antiguo, ruinoso é insufrible.
Los asesinatos se multiplicaban; las muchachas desaparecían, y los niños eran arrancados de las cunas á pesar de los lamentos de sus madres, para servirlos[1] en diabólicos festines, en que, según la creencia general, los vasos sagrados[2] sustraídos de las profanadas iglesias servían de copas.
Ningún hombre la había besado hasta entonces; solamente su primo le había dado un beso á traición, pero le costó caro, porque le dejó caer dos vasos de limón sobre la cabeza: hasta en los juegos de prendas hacía que pusieran las manos delante,{28-2} para que no le tocasen la cara con los labios.
Me pareció algo ridículo y depresivo, pero me di[4] como excusa para resignarme el que los egipcios no se creyeron deshonrados por adorar al insigne Apis, y que además no estaba el camino de la Sierra, después de un invierno feroz,[5] para hacer la gracia de[6] subirlo a pie, ni siquiera en mula.
Podemos continuar nuestro viaje en ferrocarril desde la capital hasta Puerto Barrios, en la costa del Atlántico, donde llegamos tras de doce horas de viaje por una región digna de ser conocida[44] _por_ lo interesante que es[45] para el hombre de negocios a quien le atraen las empresas agrícolas.
Apenas le vió su camarada, salió á su encuentro para saludarle, y con él se adelantaron casi todos los que á la sazón se encontraban en el corrillo, en quienes habían despertado la curiosidad y la gana de conocerle los pormenores que ya habían oído referir acerca de su carácter original y extraño.
Dom Pedro II reinó hasta el año de 1889, en que el pueblo brasileño tomó las medidas para cambiar la forma de su gobierno, 25 de la monarquía en la república, lo cual se verificó sin efusión de sangre, el 15 de noviembre de aquel año, día en que fué proclamada la república.
incluir las tintorerías, los pequeños talleres donde se plancha, se limpia y se compone ropa; los talleres de grabado para la impresión de tarjetas de visita y papel de carta; y aun[41] las casas de baños públicos con sus baños de ducha, de inmersión y turco-romanos; sus piletas de natación, etc.
Y al reaparecer en esta crisis de elaboración de nuestros pueblos los elementos que lo constituyeron, el criollo independiente es el que domina y se asegura, no el indio de espuela,[3] marcado de la fusta,[4] que sujeta el estribo, y le pone adentro el pie, para que se vea más alto[5] a su señor.
Apenas le vió su camarada, salió á su encuentro para saludarle, y con él se adelantaron casi todos los que á la sazón se encontraban en el corrillo; en quienes habían despertado la curiosidad y la gana de conocerle, los pormenores que ya habían oído referir acerca de su carácter original y extraño.
Es verdad que en una gran zona del continente la cosecha es deficiente en cantidad y pobre en calidad, razón por la cual hay que importar gran parte del maíz que consume la población; pero esto mismo es un aliciente para iniciar en los países menos adelantados el cultivo perfeccionado de ese cereal.
Por las ventanillas de los wagones de tercera clase[2] asomaban sus rostros tostados y barbudos esos _rotos_ que componen la masa flotante de los trabajadores de Chile y que se llevan a viajes[3] para uno y otro punto, en la agricultura o en las minas, ora cavando en el norte, ora segando en el sur.
Traga-santos, horrorizado, no quiso oir el resto de la frase, y se apresuró á volver á la ermita para pedir al Santo, con los ojos arrasados en lágrimas, que detuviese con su intercesión la mano de Dios, sin duda levantada ya para castigar terriblemente al pueblo español por aquellos sacrilegios.....
Algunas ramas de la higuera iban a frotarse contra las murallas de la casa, y calentadas allí por la reverberación del sol, sus frutos se anticipaban a la estación, ofreciendo para el 23 de noviembre, cumpleaños de mi padre, su contribución de sazonadas brevas para aumentar el regocijo de la familia.
En algunos, el estudio del problema del regadío está a cargo de comisiones permanentes y en ellos se han levantado empréstitos de muchos millones de dólares para llevar a cabo trabajos de largo aliento.[2] Obras para regar una extensión de dos millones de hectáreas han dejado ya de ser[3] una novedad.
Poco á poco fué extinguiéndose en ella aquel acompasado son, que es el último vibrar de la vida, y al fin todo calló, como calla la máquina del reloj que se para; y la linda Celinina fué un gracioso bulto, inerte y frío como mármol, blanco y transparente como la purificada cera que arde en los altares.
menos, _adv._, less, least; except, with the exception of; á lo --, at least; al --, at least; la cosa no era para --, nothing less could be expected; no poder (por) -- de, not to be able to help; sobre más ó --, more or less; approximately, nearly, about; vuelven -- de los que van, fewer return than go.
Pero no importa; el capataz quiere llegar solo a las casas del administrador y pronunciar las palabras sacramentales de todas las tardes: --No hai novedad en el ganado.--Y despues agrega en voz baja al oido de su hijo:--Me llevarás a mi casita para morir tranquilo en mi cama, porque estoi mui cansado.
Neira ya no es temible para los otros y todos sus esfuerzos se concretan a estrangular a Alegria que se retuerce desesperadamente en el suelo, mientras sus vigorosos dedos apretan{197-1} y apretan el pescuezo ensangrentado del traidor, y se sumen entre las secas fauces que todavia lanzan ronquidos de ira.
El costo de la vida es relativamente elevado en Río de 25 Janeiro, en cuanto a la compra de lo necesario para quien allí reside permanentemente, pero no así en cuanto a lo que se cobra en los hoteles que no es más de lo que se paga en los de las grandes ciudades de los Estados Unidos.
Cuando el viaje de su protector le lleva a Londres, la escuela del dómine Brondeby es para él como un lugar fantástico que despierta en su sér extrañas reminiscencias; después, en la fuerza de su genio, el recuerdo de aquella morada y del viejo profesor han de hacerle producir una de sus subyugadoras páginas.
De todo lo cual resulta, lector, aun sin mi decidida afición á reparar en achaques de costumbres, más de lo suficiente para que comprendas cómo, sin poner trabajo alguno de mi parte, y sin que en mi obsequio se le tomara nadie,{175-2} pude adquirir los datos que apunté en las primeras páginas de este bosquejo.
Esto se prolonga mas de lo que pensamos y he escrito á Gaspar y á Valera que solo pagó la mitad del importe del cuadro Gaspar he sabido que salio ayer para Aguas Buenas y tardará en recibir mi carta Valera espero enviará ese pico pero suele gastar una calma desesperante en este apuro recurro una vez mas á vd.
Que siendo para él, añadió, caso de conciencia el atajar mal tamaño, lo había consultado con personas de reconocido saber y consejo; de cuya consulta resultaba causante de aquellas dolencias inflamatorias y congestiones apopléticas el vino{120-1} puro y añejo y potencioso que sin tasa alguna los monjes bebían.
Á fuer de buen cazador y práctico en el oficio, antes de elegir un punto á propósito para colocarse al acecho de las reses, anduvo un gran rato de acá para allá examinando las trochas y las veredas vecinas, la disposición de los árboles, los accidentes del terreno, las curvas del río y la profundidad de sus aguas.
Como quiera que la iglesia del convento estaba completamente desmantelada, los soldados que ocupaban el resto del edificio habían creído que las puertas le eran ya poco menos que inútiles, y un tablero hoy, otro mañana, habían ido arrancándolas pedazo á pedazo para hacer hogueras con que calentarse por las noches.
Como quiera que la iglesia del convento estaba completamente desmantelada, los soldados que ocupaban el resto del edificio habían creído que las puertas le eran ya poco menos que inútiles, y un tablero hoy, otro mañana, habían ido arrancandolas pedazo á pedazo para hacer hogueras con que calentarse por las noches.
El tabernero, ya junto al puente de Toledo, cuando iba perdiendo toda esperanza de rescatarlas y se cansaba de seguirlas, vió á la orilla opuesta á dos de sus mejores parroquianos y les hizo señas para que se lanzaran al río á detenerlas; pero los parroquianos le contestaron, también por señas, que no se atrevían.
Parecióles al principio que los criados disputaban, pero á los diez segundos de atender se convencieron de que no eran sino voces de júbilo, tan desentonadas y delirantes, que el marqués, amostazado y teniendo por comprometida su dignidad, despachó al capellán para informarse de lo que ocurría é imponer silencio.
necesita una pieza especial de mobiliario, verbigracia, una manija para una gaveta, un candado, clavos, tornillos, o herramientas de uso casero como un martillo, una lima, unas tenazas o alicates, ¿dónde los compra Ud.?[4] --Esas mercaderías menudas de hierro y acero se adquieren en la ferretería o quincallería.
Un día que el cielo amenazaba lluvia, se le presentaron sucesivamente sus dos hijos, y le dijo el labrador: --Padre, yo vengo á pedirle á usted un favor, y es que interceda con la gloriosa Santa Ana para que alcance de su Divino Nieto que llueva de firme, porque si no llueve, se me pierde la cosecha y me arruino.
casado o soltero?--pregunta el portero a mi camarada.--Casado, contesta él.--Pues pase Vd., que basta ya esta penitencia para ganar el cielo, por gordos que sean los pecados que se hayan cometido.--Estuve yo para colarme dentro detrás de mi compañero, pero el portero, deteniéndome por la oreja, me pregunta:--¿Es Vd.
Los aplausos vinieron entusiásticos, y él aprovechó el instante para sincerarse de las sabidas acusaciones, y como ya tenía ganado al público, y como pronunció en aquella ocasión uno de los más hermosos discursos de su vida, el éxito fué completo y aquel auditorio, antes hostil, le aclamó vibrante y prolongadamente.
Al igual que en la meseta de Méjico y en los altos valles, altozanos, sierras bajas y collados que se alzan al pie de la cordillera en la América Central, Colombia, Ecuador y Perú, aquí se ven hermosas tierras de pastoreo, adecuadas para la cría del ganado, producción de granos y frutas propias de las zonas templadas.
En el país funcionan muchos frigoríferos y otros muchos están en proyecto.[287] Aun cuando la Gran Bretaña recibió la mayor porción de los 20 productos animales que por valor de 300,000,000 de dólares se exportaron en 1913, para los Estados Unidos se despachan grandes cargamentos de los mismos.
I --¿Véis ése de la capa roja y la pluma blanca en el fieltro, que parece que trae sobre su justillo todo el oro de los galeones de Indias;[1] aquél que baja en este momento de su litera para dar la mano á esa otra señora, que después de dejar la suya, se adelanta hacia aquí, precedida de cuatro pajes con hachas?
Contenía 15 colores para pintar a la aguada y al óleo,[192] platillos de porcelana para fundir y mezclar los colores, pinceles, lápices, y cuanto se necesita para pintar o para imitar jugando a los pintores.[193] Pepito la cogió cariñosamente y bajó con ella al 20 jardín.
Los oficiales del ejército francés, que á juzgar por los actos de vandalismo[1] con que dejaron en ella triste y perdurable memoria de su ocupación, de todo tenían menos de artistas ó arqueólogos, no hay para que decir que se fastidiaban soberanamente en la vetusta ciudad de los Césares.[2] [Footnote 1: vandalismo.
Y el muchacho, que sabe por experiencia que su padre no amenaza en vano, á pesar de las señas que le hace su madre para que calle, cierra los ojos y dice rápidamente, como si le quemaran la boca las palabras: --Mi madre trajo esta mañana un cuartillo de aguardiente, y tiene la botella escondía en el jergón de la cama.
Con este objeto señalamos esta comarca para teatro de nuestras expediciones futuras, y escogimos como punto el más á proposito para nuestras reuniones el abandonado castillo del Segre, lugar seguro, no tanto por su posición fuerte y ventajosa, como por hallarse defendido contra el vulgo por las supersticiones y el miedo.
Los conventos de monjas son raros y las profesiones no abundan, al contrario de lo que en Chile sucede, donde las comunidades de mujeres se multiplicaron desde el origen de la colonia: servían de asilo a las mujeres, demasiado numerosas para una población masculina constantemente diezmada por la guerra con los Araucanos.
El campo de batalla era la sala prudentemente desamueblada desde el día anterior, sin alfombra, sin cortinas, sin ningún adorno, en fin, más que la gran tina del baño[19] colmada de agua, el baño de asiento,[20] la tinaja, los tachos grandes de la cocina, y todo cuanto cacharro pudiera servir para tener mucha agua a mano.
Todo en ella sonreía: sus hermosos cabellos con los cuales jugaba el viento, el talle de diosa, el desnudo pie aprisionado en pequeños zapatos, las lindas manecitas que atraían hacia sí la colgante rama para aspirar las flores, la pura frente, los blancos dientes que asomaban entre sus labios rojos,--todo en ella era bello.
The name of the principal square of the town.] De qué arte se valieron los acometedores de esta empresa para llevarla á término, ni nadie se lo acertaba á explicar, ni ellos mismos podían decirlo; pero el hecho era que, gracias á la oración del santo ó al valor de sus devotos, la cosa había sucedido tal como se refería.
El saco tenía un letrero que decía: «Este oro es para el que quite la piedra.» 20 El muchacho se fué contentísimo con su tesoro, y el hombre rico volvió también a su castillo, gozoso de haber encontrado a un hombre de provecho, que no huía de los trabajos difíciles.
LA AJORCA DEL ORO I Ella era hermosa, hermosa con esa hermosura que inspira el vértigo; hermosa con esa hermosura que no se parece en nada á la que soñamos en los ángeles, y que, sin embargo, es sobrenatural; hermosura diabólica, que tal vez presta el demonio á algunos seres para hacerlos sus instrumentos en la tierra.
No siendo tampoco necesario para las sencillas gentes campesinas que allí moran ninguno de los requisitos que sirven en los edificios labrados para ser cómodamente habitados, el Castillo del Último Moro permanece en el mismo ser y estado marcial, escueto y fuerte que tuvo, y es digna tumba del que lo defendió hasta su muerte.
El raro traje de los indios muy humildes, que se ven especialmente en el mercado central, es muy interesante; sus artículos y mercancías, esparcidos en el suelo, dan al que anda 5 en busca de objetos curiosos, así como al estudiante de sociología, un campo muy variado y apropiado para investigación.
La Historia General de Chile es la síntesis suprema de nuestros grandes progresos en la literatura histórica _ad narrandum_.[10] Es el gran monumento, que al fin del interesante camino de nuestra producción intelectual se levanta para decir que la obra gloriosa de exhumación de todo el pasado nacional está, por fin, terminada.
Una tarde en que Chaviri estaba seguro de ser espiado, después de pasar pacientemente una hora echando su caña en el sitio donde solía ponerse para que las gentes le vieran, miró á su alrededor con gesto receloso, levantóse, recogió su aparejo, y se fué _río abajo_, donde la orilla forma un recodo oculto entre espinos y zarzales.
Ver Alvar desde su ventana, que daba al paseo de los Melancólicos, que un ladronzuelo arrebataba la capa á un melancólico, y salir desempedrando las calles de Madrid del Sur, pregonando el robo, no para tener el gusto de que acudiesen á perseguir al ladrón, sino para tener el gusto de dar la noticia antes que nadie, todo era uno.
El torrente de luz que se desprendía de los altares para llenar sus ámbitos, chispeaba en los ricos joyeles de las damas que, arrodillándose sobre los cojines de terciopelo que tendían los pajes y tomando el libro de oraciones de manos de las dueñas,[1] vinieron á formar un brillante círculo alrededor de la verja del presbiterio.
Enternecido por tanta sencillez y tan fiel y amorosa obediencia, virtió él lágrimas de piedad y de afecto, y nunca tuvo corazón para descubrir a su hija que la imagen que veía en el espejo era el trasunto de su propia dulce figura, que el poderoso y blando lazo del amor filial hacía cada vez más semejante a la de su difunta madre.
Todos los precios comerciales se dan con 30 relación al[304] milreis de papel, que tiene el valor de 32.4 centavos de dólar de los Estados Unidos, es decir, es como de tres milreis por un dólar, reservándose el milreis de oro, que vale 54 centavos, para las transacciones financieras e internacionales.
Después de una introducción ó exordio elogiando el tino y la prudencia con que había resuelto el capítulo cuestiones delicadas, celebró que todos los ánimos estuviesen unidos para cuanto fuese provechoso espiritual ó temporalmente á la orden, comparándola á una gran madre cuyo mejor adorno y corona son los buenos y virtuosos hijos.
Pero el hado, ó los hados (que así se invocan en singular como en plural) le obligaban á beber veneno, y Sebastián, hecho un héroe, entre el asombro de la aldea y las bascas del propio espanto, se informó de la feona, pidió á la feona, encargó las galas para la feona y avisó al cura y preparó la ceremonia de los feos desposorios...
Por hacerme partícipe de sus costumbres estas pobres gentes,{174-1} hasta me despierta á mí al mismo tiempo que á ellas el penetrante é intraducible grito de _¡apuyááá!_{175-1} con que les llama, á las tres de la mañana en verano y á las cinco en invierno, para ir á la mar, otro marinero que tiene por esta obligación algunos gajes.
Pedro hizo un esfuerzo para seguir en su camino, llego á la verja, y subió la primera grada de la capilla mayor.[1] Alrededor de esta capilla están las tumbas de los reyes,[2] cuyas imágenes de piedra, con la mano en la empuñadura de la espada, parecen velar noche y día por el santuario á cuya sombra descansan todos por una eternidad.
Mientras el niño vivió, ningún cuidado faltó á la humilde planta: él le daba todo lo que la angosta ventana dejaba pasar de aire y de luz: y cada noche la regaba, despidiéndose de ella con dulces palabras como de una amiga; y la florecita azul se llenó de hojas, y fué un hermoso adorno para el pobre tiestecillo donde la habían plantado.
Si conforme soy yo quien se lo encuentra y se entera de lo que pasaba, hubieran sido los _migueletes_, habría dado vuestras señas{40-1} y las de nuestra guarida, como me las ha dado á mí, y estaríamos ya todos en la cárcel.--¡Ved las consecuencias de robar sin matar!--Conque basta ya de sermón y enterrad ese cadáver para que no apeste.
La deuda de todas las repúblicas juntas no es para imponer miedo a ningún hacendista, y todo el mundo tiene la convicción, tanto en Europa como en América, de que para enjugarla en pocos años, no tanto necesitan los sudamericanos de un largo período de paz completa, como de costumbres morigeradas en todos los ramos de la administración.
Ni siquiera se atrevía ya á pedirle que intercediese con Dios para que le concediese esto ó lo otro ó lo de más allá,{111-4} sino que se limitaba á pedirle que intercediese para que Dios le concediera lo que fuese más justo, como que el tío Traga-santos decía, y decía muy bien: --No lo echemos á perder otra vez pidiendo cosas injustas.
A consecuencia de haber destruido un ciclón gran parte de los productos de la Antilla francesa llamada Martinica, en la primera mitad del siglo XVIII, quiso 5 el monarca francés auxiliar de algún modo a los agricultores de aquel país, y les envió dos plantas de café para que propagaran su cultivo en dicha Antilla.
Al cabo de un rato, y como para entrar en conversación, llamó el guarda á Mariquita; pero ésta, en lugar de acudir, se refugió al lado de su hermana, y se abrazó á sus faldas, en cuyos pliegues desapareció su diminuta persona, sin que de ella se percibiese más que su carita,{87-2} que miraba con ceño y desconfianza al que la había llamado.
X.--VAPORES _Vocabulary relating to =Shipping=_ --Aunque los armadores latino-americanos se han dedicado preferentemente a comprar en Europa vapores de segunda mano, es indudable que pueden ser buenos clientes de los astilleros norteamericanos, especialmente en la adquisición de embarcaciones propias para[1] el comercio de cabotaje.
EL BESO I Cuando una parte del ejército francés se apodero á principios de este siglo[1] de la historica Toledo,[2] sus jefes, que no ignoraban el peligro á que se exponían en las poblaciones españolas diseminándose en alojamientos separados, comenzaron por habilitar para cuarteles los más grandes y mejores edificios de la ciudad.
Entonces aseguró un extremo de ésta en el interior de la torre, y se fué deslizando,[32] agarrado a ella, desde la ventana hasta el pie del muro, donde le aguardaba 5 su mujer, llena de alegría y al mismo tiempo de asombro, al pensar que un mísero escarabajo había servido para[33] realizar una obra tan importante.
Entre las sombras, á lo lejos, ya subiendo las retorcidas cuestas del peñón del Segre, ya vagando entre las ruinas del castillo, ya cerniéndose al parecer en los aires, se veían correr, cruzarse, esconderse y tornar á aparecer para alejarse en distintas direcciones unas luces misteriosas y fantásticas cuya procedencia nadie sabía explicar.
Se acordaba de su pueblo, de sus parientes y amigos, y hasta del mulo que había dejado en la posada, y para entretener el tiempo contaba y recontaba por los dedos las fanegas de trigo y arrobas de aceite que había vendido últimamente, y las que le restaban por vender, y las ganancias positivas y las probables que de tal tráfico alcanzaría.
Y por una especie de milagro que honra a los argentinos, hubiérase dicho que los hombres se habían puesto de acuerdo para[12] desaparecer, poco a poco, hasta no dejar en los palcos sino los ramilletes de damas color de abril, de damas flores, en el gran panorama que habría hecho larga y místicamente palpitar el alma del caballero Lohengrin.
Esa cruz es la que hoy habéis visto, y á la cual se encuentra sujeto el diablo que le presta su nombre; ante ella, ni las jóvenes colocan en el mes de Mayo[1] ramilletes de lirios, ni los pastores se descubren al pasar, ni los ancianos se arrodillan, bastando apenas las severas amonestaciones del clero para que los muchachos no la apedreen.
La tía Casca era famosa en todos estos contornos, y me bastó distinguir sus greñas blancuzcas que se enredaban alrededor de su frente como culebras, sus formas extravagantes, su cuerpo encorvado y sus brazos disformes, que se destacaban angulosos y obscuros sobre el fondo de fuego del horizonte, para reconocer en ella á la bruja de Trasmoz.
Acometen a los rebaños de ovejas y cabras, y no pocas veces dan caza a los becerros, cuando los encuentran separados de sus madres, lo cual hacen[2] juntándose algunos de ellos; porque precipitándose entonces de improviso sobre el becerro, le rodean con las alas abiertas, le pican los ojos para que no pueda huir, y le destrozan en un momento.
Cuando el organista bajó de la tribuna, la muchedumbre que se agolpo á la escalera fué tanta, y tanto su afán por verle y admirarle, que el asistente temiendo, no sin razón, que le ahogaran entre todos, mando á algunos de sus ministriles para que, vara en mano, le fueran abriendo camino hasta llegar al altar mayor, donde el prelado le esperaba.
Hallábase no ha muchos años, y suponemos que aun hoy día se hallará, en el mismo estado en que lo tuvieron los árabes,{79-3} sin más variación que haberse convertido en molino de aceite el local que probablemente fué cuadra, en trojes lo que sería{79-4} almacén, y en estancia para los trabajadores campesinos lo que sería cuartel de las tropas.
Interminables y de mal gusto fueron los cumplimientos con que para dar y recibir cada plato nos aburrimos unos á otros.--Sírvase usted.--Hágame usted el favor.--De ninguna manera.--No lo recibiré.--Páselo usted á la señora.--Está bien ahí.--Perdone usted.--Gracias.--Sin etiqueta, señores, exclamó Braulio, y se echó el primero con su propia cuchara.
Nadie osaba tocarle; pero corrían mil fábulas acerca de aquel objeto, causa incesante de hablillas y terrores para los que le miraban llamear durante el dia, herido por la luz del sol, ó creían percibir en las altas horas de la noche el metálico son de sus piezas, que chocaban entre sí cuando las movía el viento, con un gemido prolongado y triste.
El secretario aprovechaba la confusión para hacer sus excursiones al fondo de la casa, en busca del fulano de los mates[7] que los tenía cebados en hilera y por cuyas bombillas pasaba alternativamente sus labios como quien[8] toca la zampoña; luego, limpiándose con la manga del levitón, entraba más serio que un obispo en el salón de su dependencia.
En el invierno los lobos se reunen en manadas junto al enebro que la protege, para lanzarse sobre las reses; los bandidos esperan á su sombra á los caminantes, que entierran á su pie después que los asesinan; y cuando la tempestad se desata, los rayos tuercen su camino para liarse, silbando, al asta de esa cruz y romper los sillares de su pedestal.
Los rábanos, berengenas, lechugas y otros manjares por el mismo órden con que se alimentaban los penitentes solitarios, eran poco adecuados para criar mantecas; y aunque algunos tenían un cuervo ú otro caritativo pajarraco que diariamente les llevaba un pan, tampoco medraban mucho, pues el pan seco, más que otra cosa, es mortificación y abstinencia.
Colocaron dentro á Celinina, sosteniendo su cabeza en preciosa y blanda almohada, para que no estuviese en postura violenta, y después que la acomodaron bien en su fúnebre lecho, cruzaron sus manecitas, atándolas con una cinta, y entre ellas pusiéronle un ramo de rosas blancas, tan hábilmente hechas por el artista, que parecían hijas del mismo Abril.
En realidad ya no lo era, porque no tenía más obligaciones que las que ella misma quería imponerse, limitándose éstas á vigilar el servicio y mantener el orden, para lo cual su presencia era bastante, tales eran el respeto y el afecto que le profesaba la servidumbre, que dió en llamarla cariñosamente «Tía Juana», nombre que no tardó en generalizarse.
Aunque serena, la noche fruncirá su ceño, y las estrellas, de lo alto de sus tronos celestes, no bajarán más sus miradas con un resplandor parecido al de la esperanza que se concede a los mortales; pero sus órbitas rojas, desprovistas de todo rayo, serán para tu corazón marchito como una quemadura, como una fiebre que querrá unirse a ti para siempre.
El suelo es fértil, el clima templado, la precipitación de lluvia suficiente y oportuna para el crecimiento gradual de los cultivos; los cambios de tiempo no son raros, pero su intensidad es limitada; los ríos, arroyos y lagos no escasean; y, además, el agricultor está seguro de encontrar, siempre una napa subterránea de agua apropiada para el regadío.
Junto con entrar en la 25 cárcel, supo el ladrón que se había capturado también a un compañero suyo que le ayudó en la expedición nocturna; y empezó a temer muy de veras, porque en verdad el dueño del caballo era poderoso y no se dormía en las pajas.[346] El juez creyó prudente visitar a su cómplice, para fortalecerle.
Uno de los que componían el tribunal con voz lenta é insegura, le preguntó su nombre, y todos prestaron el oído con ansiedad para no perder una sola palabra de su respuesta; pero el guerrero se limitó á encoger sus hombros ligeramente con un aire de desprecio e insulto, que no pudo menos de irritar á sus jueces, los que se miraron entre sí sorprendidos.
Al oir mis pasos alzó la cabeza, y aunque la bajó de nuevo casi en seguida, no fué tan pronto para que no hubiera observado que tenía una frente blanca y pura que adornaban hermosos cabellos castaños, ojos pardos que lanzaban miradas francas é inocentes, una boca pequeña, una nariz más graciosa que perfecta y unas mejillas coloreadas por un suave carmín.
Algunos países, y ciertas regiones dentro de un país, están más libres que otros de esa tradición y, por lo tanto, han comenzado a organizar la enseñanza secundaria como continuación de la primaria, con el propósito de que la mayor parte del pueblo pueda terminar en ella su educación después de haber adquirido conocimientos de valor práctico para la vida.
A veces se dan «quemazones» sensacionales, que pueden resultar en un buen negocio para quien las organiza, porque en muchos de tales casos se trata de géneros averiados comprados a bajísimo precio[74] o de artículos que se intentó[75] pasar de contrabando y que la aduana decomisó poniéndolos luego en remate donde los comerciantes los obtienen por casi nada.
Según ella, debía presentarme al día siguiente en casa, y pedirle al papá su mano: el papá diría que era muy niña, pero yo debía replicarle inmediatamente que no importaba nada: el papá insistiría en que era demasiado pronto, pero yo le presentaría el ejemplo de una tía, hermana de su mamá, que estaba jugando á las muñecas cuando la avisaron para ir á casarse.
Aunque heredero de una mediana fortuna, no debía entrar en posesión de ella hasta mi mayor edad; tenía muchos compañeros de estudios, pero ningún amigo; por lo tanto, excusado es decir que, hallándome casi solo en el mundo, me apresuré á aceptar con júbilo lo que mi padre me proponía, poniéndome en camino para este pueblo con el alma inundada de dulces emociones.
El tío Paciencia emprendió el camino del cielo muy contento con la esperanza de gozar eternamente de la gloria, de vivir en el mundo donde todos los hombres eran iguales, de encontrar allí a sus queridos amigos Mamerto y Macario, y de esperar la llegada del marqués para tener con él la anhelada conversación que ya se había repetido para sí mil veces durante su vida.
Ya de pie, y cerciorándose á tientas de que el arma estaba preparada, dió un paso hacia adelante, alargó el cuello por cima de los arbustos para dominar el remanso, y tendió la ballesta; pero en el mismo punto en que, á par de la ballesta, tendió la vista buscando el objeto que había de herir, se escapó de sus labios un imperceptible é involuntario grito de asombro.
Después levantó la tapa para que se oyera mejor, abrió con cuidado las puertas y ejecutó todas las maniobras conducentes á producir una sorpresa en la casa; pero todo ello con tal esmero, andando sobre la punta de los pies, hablando en falsete y haciendo tantas y tan graciosas muecas, que Juan al notarlo no pudo menos de reirse exclamando: ¡Siempre el mismo Santiago!
Dos años 25 después, entró Colón al servicio[220] de los Reyes Católicos, Fernando e Isabel, y ésta última aceptó resueltamente el gran proyecto, para cuya realización facilitó más tarde los recursos necesarios, a pesar de los informes desfavorables de los teólogos y de la desdeñosa incredulidad de la mayoría de los nobles de la Corte.
Al amanecer, el Manzanares bramaba de coraje por no tener á mano á los que le habían llamado aprendiz de río y otras picardías por el estilo, y Alvar se plantó de pechos á la ventana para ver la riada, y para ver si el Manzanares hacía alguna cosa que mereciera contarse, pues el pobre Alvar rabiaba por desquitarse del _fiasco_ que había hecho metiéndose á almanaquista.
El pobre compañero se revolvía como una lagartija, tendido en la proa, tentándose la pierna rota, lanzando alaridos y pidiendo por todos los santos un trago de agua: ¡para contemplaciones estaba el tiempo!{56-1} Nosotros fingíamos no oirle, atentos únicamente á nuestra faena, separando el cordaje y atando á la antena la vela de repuesto, que izamos á los diez minutos.
Defendíanse los hombres como podían, con las manos, con los sombreros, con lo que les caía al alcance, pero generalmente acababan por quedar vencidos, porque es irresistible una carga de jugadoras de ésas que se calientan en la refriega y ya no miran para atrás,[21] arrojando agua mientras tienen agua, y concluyendo a jarrazo limpio[22] cuando ya no tienen con qué mojar.
III Pocas palabras nos dijimos, era como una confidencia íntima y muda; palabras serias, pensamientos graves que la memoria para siempre turban; no recordamos que era el triste octubre, que era la noche (¡noche infausta y única!) no recordamos la región del Auber que tanto conoció mi desventura, ni el bosque fantasmático del Weir, la región espectral de la pavura.
Un envoltorio de fajina forma la caja del cuerpo, el cual se envuelve en unas tiras que, cuando vivían unidas, tuvieron 5 el honor de llamarse el _fustán_ de la señora; y a la altura de los hombros se ata en cruz una varilla flexible, para figurar los brazos, cubriendo todo aquello con unos jirones de poncho, de un color terro-indefinible.
A visit to the Eastern Pyrenees from the Spanish side is much more difficult than from France, as both traveling and hotel accommodations are sadly lacking.] Los blancos caseríos que la rodean, salpicados aquí y allá sobre una ondulante sábana de verdura, parecen á lo lejos un bando de palomas que han abatido su vuelo para apagar su sed en las aguas de la ribera.
Cada uno alegó sus méritos; yo expuse mis derechos: ya los unos murmuraban entre sí con ojeadas amenazadoras; ya los otros con voces descompuestas por la embriaguez habían puesto la mano sobre el pomo de sus puñales para dirimir la cuestión, cuando de repente oímos un extraño crujir de armas, acompañado de pisadas huecas y sonantes, que de cada vez se hacían más distintas.
EL CASTELLANO VIEJO POR DON MARIANO JOSÉ DE LARRA{132-1} Ya en mi edad pocas veces gusto de alterar el orden que en mi manera de vivir tengo hace tiempo establecido, y fundo esta repugnancia en que no he abandonado mis lares ni un solo día para quebrantar mi sistema, sin que haya sucedido el arrepentimiento más sincero al desvanecimiento de mis engañadas esperanzas.
Estos diálogos cortos iban exornados con una infinidad de miradas furtivas del marido para advertirle continuamente á su mujer alguna negligencia, queriendo darnos á entender entrambos á dos que estaban muy al corriente de todas las fórmulas que en semejantes casos se reputan en finura, y que todas las torpezas eran hijas de los criados, que nunca han de aprender á servir.
Lo cual (dicho sea para concluir dignamente) no significa que debáis creer en la infalibilidad de tales vaticinios, ni menos que fuera acertada regla de conducta la de _Parrón_, de matar á todos los que llegaban á conocerle...--Significa tan sólo que los caminos de la Providencia son inescrutables para la razón humana;--doctrina que, á mi juicio, no puede ser más ortodoxa.
Por consiguiente es preciso que el discípulo se esmere en[261] obtener desde el primer día una buena pronunciación junto con la construcción de frases, verbos regulares e irregulares que son el baluarte de una 5 lengua y finalmente la ortografía, que no debiera ofrecer para los más muchas dificultades, y vencido todo ello, podrá gritarse, ¡Victoria!
Barbaruelo y Cabezudo acordaron enviar cada cual una comisión á Animalejos para ver si por la intercesión del tío Traga-santos, á quien habían dado tanta limosna para reedificar la ermita, lograban de San Isidro que á su vez intercediese con Dios para que no cayera gota de agua y para que cayera á cántaros, y ambas comisiones se dirigieron casi simultáneamente á Animalejos.
Al fin, haciendo un esfuerzo supremo para serenarme, pude leer la sección de gacetillas, donde hallé una que decía: "=Suceso extraño= Los enfermeros del Hospital Provincial tienen la costumbre censurable de servirse de los alienados pacíficos que hay en aquel manicomio, para diferentes comisiones, entre ellas, la de transportar los cadáveres á la sala de autopsias.
The first words of the Lord's Prayer in Latin.] El zagal, después de guardarse en el zurrón un medio pan blanco y un trozo de came de jabalí, y en el estomago un valiente trago de vino que le dió por orden de su señor uno de los palafreneros, despidióse de don Dionís y su hija, y apenas anduvo cuatro pasos, comenzó á voltear la honda para reunir á pedradas los corderos.
Vístome y vuelvo á olvidar tan funesto día entre el corto número de gentes que piensan, que viven sujetas al provechoso yugo de una buena educación libre y desembarazada, y que fingen acaso estimarse y respetarse mutuamente para no incomodarse, al paso que las otras hacen ostentación de incomodarse, y se ofenden y se maltratan, queriéndose y estimándose tal vez verdaderamente.
EL BESO POR DON GUSTAVO ADOLFO BÉCQUER{145-1} I Cuando una parte del ejército francés se apoderó á principios de este siglo{145-2} de la histórica Toledo, sus jefes, que no ignoraban el peligro á que se exponían en las poblaciones españolas diseminándose en alojamientos separados, comenzaron por habilitar para cuarteles los más grandes y mejores edificios de la ciudad.
LA ROMANZA ¡Oh romanza que gustas cantar, la frente adormecida y las alas plegadas, entre las hojas verdes agitadas a lo lejos sobre algún lago umbrío, tú has sido para mí un papagayo de vivos colores, un pájaro muy familiar; tú me has enseñado a leer mi alfabeto, a balbucear todas mis primeras palabras, mientras que, niño de mirada sagaz, me hundía en huraños bosques.
Sin embargo, ninguno de ellos nos lleva a la vecina república de Honduras, y esta es la razón por la cual[54] deberemos regresar a Acajutla para tomar el primer vapor que salga[55] para Amapala, principal puerto de Honduras en el Pacífico, el cual gozará de una gran prosperidad cuando llegue a este punto el ferrocarril interoceánico, que arranca de Puerto Cortés en el Atlántico.
Interceda usted con el Santo para que á su vez interceda con Dios; que estoy seguro de que ni el Santo le niega á usted nada ni al Santo le niega nada Dios.{100-3} Traga-santos, por más que protestase no ser lo santo que{100-4} se suponía, sino por el contrario, el mayor de los pecadores, accedía á aquel ruego, y rara era la vez que su intercesión no diese maravillosos frutos.
Encontrábanse entonces alguno u otro defecto en las obras de los clásicos griegos y latinos; pero hoy se buscan y desentierran faltas de personas vivientes: citábanse los nombres de los difuntos de siglos atrás[5] para encomiarlos; hoy se recuerdan los nombres y apellidos de los que en nuestros días murieron, para hollar su memoria y deslustrar sus pasadas acciones ...; _¡o tempora!
Cuénteme usted como pasó eso, porque debe ser curioso, añadí, mostrando toda la credulidad y el asombro suficiente, para que el buen hombre no maliciase que sólo quería distraerme un rato, oyendo sus sandeces; pues es de advertir que hasta que no me refirió los pormenores del suceso, no hice memoria de que, en efecto, yo había leído en los periódicos de provincia una cosa semejante.
ser, to be, become; á no --, unless it be; á no -- por, were it not for; -- cosa de, to be sufficient cause to, be enough to; de no --, if not; no -- cosa, not to be small (_or_ few in number), to be large (_or_ numerous); la cosa no era para menos, nothing less could be expected; por --, since it was; sea, be it so; como no sea, unless it be; no sea que, for fear that; lest; sea ...
Y mientras éste se desembarazaba del capote para prepararse á darle de firme á su pandero, y aquél apercibía sus sonajas, y todos se disponían á hacer bulla á más y mejor, solo alguno que otro se aventuraba á defender tibiamente al extraño personaje, cuyo porte orgulloso y pedantesco hacía tan notable contraposición con la modesta apariencia y la afable bondad del difunto maese Pérez.
Los españoles en aquel entonces,[357] en lugar de valerse de[358] la habilidad e inteligencia de sus naturales los aztecas para formar una colonia permanente, fueron deslumbrados por la abundancia del oro y siguieron 20 robando a los indígenas durante más de 300 años todos los metales que poseían y no les dieron en cambio ni educación, ni un buen gobierno.
Á poco se esparció una voz por el lugar,--una de esas voces que parecen formarse en las nubes, y que llegan á la tierra como aerólitos consistentes y compactos,--de que aquel hombre, que parecido al huracán había venido sin saberse de dónde, ni á dónde iba, andaba á salto de mata, prestado y forastero en todas partes, para burlar á la justicia que le buscaba con objeto de echarle mano.
No sé quién refirió á mi tía nuestros amores; ello es que los supo, que me amonestó con dureza, amenazándome con hacerme marchar á Madrid, después de escribírselo todo á mi padre; y desde entonces la joven no volvió á mi casa, y tuve diariamente que saltar las tapias de su jardín para verla y hablarle sin que su madre lo advirtiera, pues también se oponía á nuestras amorosas relaciones.
aullaba la bruja; y uno de los mozos, que con la una mano la había asido de las greñas, mientras tenía en la otra la navaja que procuraba abrir con los dientes, la contestaba rugiendo de cólera: ¡Ah, bruja de Lucifer, ya es tarde para lamentaciones, ya te conocemos todos!--¡Tú hiciste un mal á mi mulo, que desde entonces no quiso probar bocado, y murió de hambre dejándome en la miseria!
Decía así, en una letra inglesa, crecida, hecha con mucho cuidado y el papel rayado para no torcer: _Tan bien ustez me gusta á mí no crea que juego con muñecas era de mi ermanita._{16-2} Aunque sonreí al leer el billete amoroso, no dejó de causarme sensación dulce y amable, que muy pronto hizo sitio á otra melancólica, al recordar que me estaban prohibidas para siempre tales aventuras.
Según colegía de la proximidad de las voces y del cercano chasquido de las ramas que crujían al romperse para dar paso á aquella turba de locuelas, iban á salir de la espesura á un pequeño rellano que formaba el monte en el sitio donde yo estaba oculto, cuando enteramente á mis espaldas, tan cerca ó más que me encuentro de vosotros, oí una nueva voz fresca, delgada y vibrante, que dijo ...
En primer lugar tiene para ellos una importancia militar de primera magnitud para la nación, pues ésta podrá en caso de 10 guerra proteger ambas costas, las del Pacífico y las del Atlántico, sin que tenga necesidad de dar la vuelta[272] por el estrecho de Magallanes y quizás así se vea obligada a construir una nueva escuadra con que proteger una u otra costa.
Traspasados de dolor padre y madre, quisieron engañarla, para que tuviese una alegría en aquel instante de suprema aflicción, y presentándole los pavos, le dijeron:--«Mira, hija de mi alma, aquí tienes la mulita y el bueyecito.» Pero Celinina, aun acabándose, tuvo suficiente claridad en su entendimiento para ver que los pavos no eran otra cosa que pavos, y los rechazó con agraciado gesto.
Of two adverbs modifying the same word, the first may drop the ending =mente=.] =EL JUEZ LADRÓN Y EL LADRÓN JUEZ= No he querido saber en cuál de nuestras ciudades hispanoamericanas, había muchos años ha, un juez, el cual era hombre de ésos que no le piden tanto a Dios, porque saben ingeniarse maravillosamente para anular la distancia entre sus manos y las cosas ajenas.
Dulces envueltos en cáscaras de papel rizado; mandarinas, que son los niños de pecho de las naranjas; castañas arropadas en mantillas de papel de plata; cajitas que contienen glóbulos de confitería homeopática; figurillas diversas á pie y á caballo: cuanto Dios crió para que lo perfeccionase luego la Mahonesa ó lo vendiese Scropp,{74-1} ha sido puesto allí por una mano tan generosa como hábil.
of_ =pagar= =país= _m._ country =pájaro= _m._ bird =palabra= _f._ word; =tener palabra= to keep one's word =palacio= _m._ palace =pan= _m._ bread; =pan tierno= fresh bread; =pan duro= stale bread =panal= _m._ honey-comb =pañuelo= _m._ handkerchief =papá= _m._ papa =para= for, in order to; =para que= in order that =paraguas= _m._ umbrella =parece= _3 sing.
Presenta siempre ante los ojos del lector al hombre moral: son sus sentimientos, sus ideas, sus pensamientos, sus pasiones en lucha,[20] sus impresiones más fugitivas las que hacen todo el gasto.[21] ¡Y qué delicadeza de observación, qué maravillosa facultad de adivinación, en algunas escenas, qué pinceladas tan maestras y felices para comunicar cuerpo, vida y movimiento al personaje que retrata!
Los tres tiros de mulas hallábanse ya enganchados; el cochero ocupaba su puesto en el alto pescante, y empuñaba con mano firme el abundante manojo de las mugrosas riendas; el sota tenía por la brida el par de mulas delanteras para impedir que partieran antes de tiempo; y dos mozos alumbraban la escena con otras tantas gruesas y resinosas hachas, que despedían tanta luz como chispas y espeso humo.
Una tormenta espantosa estaba á punto de estallar; empero todos los convidados á porfía probamos á aplacar aquellas disputas, hijas del deseo de dar á entender la mayor delicadeza, para lo cual no fué poca parte la manía de Braulio y la expresión concluyente que dirigió de nuevo á la concurrencia acerca de la inutilidad de los cumplimientos, que así llama él al estar bien servido y al saber comer.
Todas las diligencias que el dueño del caballo hizo al principio fueron infructuosos para encontrarlo; pero bien pronto las sospechas de todo el mundo recayeron precisamente en el que había servido de[345] instrumento al 20 juez, porque nadie ignoraba la clase de hombre que era y como el agraviado señor tenía influencia en el gobierno, consiguió poner en la cárcel al sospechoso.
Hizo Colón un tercer viaje desde Europa a la parte de la isla dominicana, llamada por él La Española, y ensanchó sus descubrimientos; pero las envidias y rivalidades 5 que se habían desarrollado contra él en la Corte, dieron por resultado[222] su prisión, realizada en nombre de los reyes por un juez llamado Bobadilla, que le mandó para España, cargado de cadenas, en el año 1500.
Permanecía largas horas arrodajada en un tapiz, herencia de mi tía, esperando que terminase la confesión de los fieles, porque ella siempre se quedaba de última, para tener tiempo de escudriñar los más ocultos repliegues de su conciencia, en busca de algún pecadillo olvidado que poder{188-2} llevar al tribunal de la penitencia; y es dable sospechar que más de una vez le suministré yo el deseado pretexto.
La emoción que sintió al divisar materialmente los campos donde se realizó el poema, á la par sencillo, maravilloso y santo, de la vida de Isidro y su santa compañera María de la Cabeza, es para pensada, y no para referida.{96-1} --¡Señor--decía para sí,--qué felices son los madrileños, que tienen la gloria de poder llamar compatriota suyo al bendito Isidro, y poco menos á la bendita María de la Cabeza!
Su mamá le había dado jurisdicción sobre ellos hasta para castigarles, pero no quería usar de ella porque tenía miedo de que le perdiesen el cariño:{23-2} que la mamá se arreglara como pudiese.{23-3} Después habló del papá, que era muy serio, pero muy bueno; lo único que la tenía apesadumbrada era que parecía querer más á los chicos que á ellas.{23-4} La mamá, en cambio, mostraba predilección por las niñas.
Siguióle un plato de ternera mechada, que Dios maldiga,{139-1} y á éste otro y otros, y otros; mitad traídos de la fonda, que esto basta para que excusemos hacer su elogio; mitad hechos en casa por la criada de todos los días, por una vizcaína auxiliar tomada al intento para aquella festividad, y por el ama de la casa, que en semejantes ocasiones debe estar en todo, y por consiguiente suele no estar en nada.
Entre tanto, la comisión representativa que había concertado hablarle aquella tarde sobre el asunto del vino, iba subiendo lentamente la magnífica escalera, deteniéndose á cada cuatro ó cinco peldaños para conferenciar sobre el modo de abordar la cuestión á fin de que tuviese mejor éxito, y se oían cosas por el estilo: --Conviene pasarle la mano por el lomo, adularle y á cada tres palabras llamarle Reverencia.
Al oir estas palabras, el asombro se pintó en el rostro de cuantos se encontraban en el pórtico, que, mudos é inmóviles, hubieran permanecido en la posición en que se encontraban, Dios sabe hasta cuãndo, si la siguiente relación del aterrado guardián no les hubiera hecho agruparse en su alrededor para escuchar con avidez: Perdonadme, señores, decía el pobre alcaide; y yo no os ocultaré nada, siquiera sea en contra mia.
El cielo, que desde el amanecer se mantuvo cubierto y nebuloso, comenzaba á obscurecerse á medida que el sol, que antes transparentaba su luz á través de las nieblas, iba debilitándose, cuando, con la esperanza de ver su famoso castillo como término y remate de mi artística expedición, dejé á Litago[1] para encaminarme á Trasmoz,[2] pueblo del que me separaba una distancia de tres cuartos de hora por el camino más corto.
Esto me consoló algún tanto, y fué preciso ceder: un día malo, dije para mí, cualquiera lo pasa;{134-4} en este mundo para conservar amigos es preciso tener el valor de aguantar sus obsequios.--No faltarás si no quieres que riñamos.--No faltaré, dije con voz exánime y ánimo decaído, como el zorro que se revuelve inútilmente dentro de la trampa donde se ha dejado coger.--Pues hasta mañana; y me dió un torniscón por despedida.
Así, pues, y por el fundado temor de armar un tiberio, moderábanse los más vehementes, exponiendo con templanza sus opiniones; y aun los rectores, abades, priores ó provinciales se tentaban la ropa y lo meditaban despacio antes de proponer cualquiera reforma, por leve que fuera, ó de soltar alguna especie capaz de ser interpretada en mal sentido por los hermanos; y hacían bien, que no siempre está la Magdalena para tafetanes.
Pero el éxito alcanzado con la construcción del canal de Suez hizo pensar de nuevo en la conveniencia de construir un canal desde el océano Atlántico al Pacífico, y en el año 1870 envió el gobierno de los Estados Unidos dos comisiones de ingenieros a reconocer el terreno de los istmos de Darién en Colombia, y de Tehuantepec en Méjico, para determinar cuál de las dos vías presentaba menores dificultades y ofrecía mayores ventajas.
cosa, _f._, thing, matter, matter of importance, fact; -- de, about; desde habia -- de, for a matter of; for about; gran --, much, a great deal; -- hecha, settled, decided; -- imposible, impossible; la -- no era para menos, nothing less could be expected; publica, well-known, notorious; qué --, what; ser -- de, to be sufficient cause to; to be enough to; no ser --: not to be small (_or_ few in number), to be large (_or_ numerous).
Si al principio se hacen los esfuerzos requeridos y se consagra atención a la empresa, prestando ayuda[17] al suelo y al clima, haciendo crecer los árboles a la distancia que recomienda la experiencia, podando las plantas para evitar el desperdicio de la savia, y haciendo, en fin, otras cosas que por ahora se descuidan, no creo exagerado esperar un interés de treinta y tres por ciento a los pocos años de establecida la plantación.
En el trascurso de más de tres siglos estos hijos degenerados de una raza valiente y numerosa, ignorantes de su origen, de sus derechos y de su propia miseria, celebran una fiesta cristiana contrahaciendo momentáneamente los usos de sus mayores y se ríen representando el terror de sus padres en aquellos días aciagos en que sus opresores los aniquilaban para formar colonias europeas sobre los despojos de una grande y poderosa nación.
Impulsado de un pensamiento religioso, espontáneo é indefinible, eché maquinalmente pie á tierra, me descubrí, y comencé á buscar en el fondo de mi memoria una de aquellas oraciones que me enseñaron cuando niño; una de aquellas oraciones que, cuando más tarde se escapan involuntarias de nuestros labios, parece que aligeran el pecho oprimido, y semejantes á las lágrimas, alivian el dolor, que también toma estas formas para evaporarse.
Aquí entran[66] no sólo azulejos para los cuartos de baño y la cocina[67]; mosaicos para las veredas o aceras,[68] el zaguán, los patios,[69] corredores y galerías[70]; baldosas para los patios interiores y azoteas; pizarras para el techo; sino también frisos de mármol, pedestales para jardines, objetos de cemento armado,[71] de piedra o de terracotta, cristales, vidrios de color para puertas-cancelas,[72] banderolas, ojos de buey, etc.
A MI MADRE (_Soneto_) Porque siento que allá arriba, en el cielo, los ángeles que se hablan dulcemente al oído, no pueden encontrar entre sus radiantes palabras de amor una expresión más ferviente que la de «_madre_», he ahí por qué, desde hace largo tiempo os llamo con ese nombre querido, a ti que eres para mí más que una madre y que llenáis el santuario de mi corazón en el que la muerte os ha instalado, al libertar el alma de mi Virginia.
No queriendo dar á entender que desconocía este enérgico modo de anunciarse, ni desairar el agasajo de quien sin duda había creído hacérmele más que mediano, dejándome torcido para todo el día, traté sólo de volverme por conocer quién fuese tan mi amigo para tratarme tan mal; pero mi castellano viejo es hombre que cuando está de gracias no se ha de dejar ninguna en el tintero.{133-1} ¿Cómo dirá el lector que siguió dándome pruebas de confianza y cariño?
Por esto se haría mal en no apreciar lo que es muy bueno, sólo porque no llega al apogeo ó ideal de la perfección, en vista de que esto sólo lo hallamos, en realidad, en la vida de los entes privilegiados que han merecido el dictado de Santos, y ficticiamente, en las creaciones de los poetas, que hacen bien en presentarlo para enaltecer á la humanidad, pero que harían mal si lo presentasen para desprestigiar y deprimir á aquello que no se eleva á tanto.
Al instante dos o tres jinetes hienden el grupo que entre todos han arrinconado en algún ángulo del corralón; colocan sus cabalgaduras rozándose con un costado del animal, que por huir del que se acerca, se abre paso entre los otros, y emprende una veloz carrera en que el jinete le sigue, animándolo con la voz y sin apartarse una línea hasta dejarlo en otro corral, cuya puerta despejan los que la ocupan para dar paso al animal, volviendo a cerrarla inmediatamente.
Levantados, por fin, los manteles, empeñábase el señor de Lopera en retener á su huésped y amigo, ponderándole y ensalzando hasta el séptimo cielo la grandeza, hermosura y excelencias de la ciudad de los califas; pero toda su elocuencia fueron sermones en desierto y escribir sobre la arena: el señor Frutos permaneció firme en su propósito; y aún no eran las nueve de la mañana, cuando, caballero en su mulo, le aguijaba sin cesar para verse cuanto antes en su pueblo.
Iba de un lado para otro, llevando papeles, entregando cartas y notas--dando explicaciones,--escuchando pacientemente las preguntas que le dirigían y sonriéndose con malicia con alguno de su confianza,[4] cuando pasaba por delante de una serie de personajes adustos, graves, que estaban sentados en hilera simétrica, en un rincón de la sala, fumando con desahogo, hablándose a hurtadillas[5] con monosílabos, y dirigiendo de tiempo en tiempo sus ojos desconfiados a la puerta.
Así para expresar que un hombre es valiente, dice él: «es como las armas»[8]; que un hombre es vivo: que «es como la luz»[9]; para hablar de una mujer linda, «es como las estrellas»; para indicar un caballo rápido, «es como águila»; para elogiar a un individuo firme que no cede a los embates de la mala fortuna, «es como cuadro».[10] Cuando habla de su caballo le llama «mancarrón»; a su mujer «la china»[11]; a sus amigos «aparceros»; a los muchachos del campo, «charabones».
El día de San Isidro el tío Traga-santos cubría de flores aquellas sagradas ruinas; colocaba sobre ellas una mesita cubierta con un blanco mantel; en este sencillo é improvisado altar ponía, entre dos velas, una tosca imagen de San Isidro hecha de barro, circunstancia que para él constituía su mayor mérito, pues se la habían llevado de Madrid, y suponía que aquel barro procedía de la tierra regada con el sudor del santo labrador, y pasaba casi todo el día rezando entre aquellas ruinas.
Mientras las señoras visitaban la casa y recibían á los numerosos amigos que acudieron al saber su llegada, Fernando, que se había obstinado en no subir al piso superior, me llamó, me hizo sentar á su lado, y empezó la prometida historia en estos términos: --Hace once años, cuando sólo tenía yo veinte, y había acabado la carrera de abogado en Madrid, mi padre me envió una temporada á este pueblo para que hiciese una visita á su única hermana, que es esa señora á quien acabas de ver.
Ya la presea estaba en su poder: sus dedos crispados la oprimían con una fuerza sobrenatural, sólo restaba huir, huir con ella: pero para esto era preciso abrir los ojos, y Pedro tenía miedo de ver, de ver la imagen, de ver los reyes de las sepulturas, los demonios de las cornisas, los endriagos de los capiteles, las fajas de sombras y los rayos de luz que semejantes á blancos y gigantescos fantasmas, se movían lentamente en el fondo de las naves, pobladas de rumores temerosos y extraños.
Este sucedido, tan pequeña cosa en el hecho, y tan grande en su significación, fue comunicado con la más sincera sencillez al que lo refiere, por el mismo cura que en él actúa, que lo relataba sólo para probar que el hombre no cumple tan fácilmente como lo concibe un mal propósito;{93-2} y sin hacer valer que al digno apóstol de la palabra de Dios, al firme sostenedor de las virtudes evangélicas, le respeta el hombre, por perverso que sea, si no ha renegado del bautismo que le hizo cristiano.
Lo de cierto que pudiera haber en estas murmuraciones, nadie pudo nunca decirlo, porque la verdad era que don Dionís tuvo una vida bastante azarosa en su juventud, y después de combatir largo tiempo bajo la conducta del monarca aragonés,[2] del cual recabó entre otras mercedes el feudo del Moncayo,[3] marchóse á Palestina,[4] en donde anduvo errante algunos años, para volver por último á encerrarse en su castillo de Veratón,[5] con una hija pequeña, nacida sin duda en aquellos países remotos.
III Niñas de las cercanas aldeas, lírios silvestres que crecéis felices al abrigo de vuestra humildad; si en la mañana del santo Patrono de estos lugares, al bajar al valle de Montagut á coger tréboles y margaritas con que embellecer su retablo, venciendo el temor que os inspira el sombrío monasterio que se alza en sus peñas, habéis penetrado en su claustro mudo y desierto para vagar entre sus abandonadas tumbas, á cuyos bordes crecen las margaritas más dobles y los jacintos mas azules, oidme.
Mientras esto decía el montero, Constanza, que así se llamaba la hermosa hija de don Dionís, se había aproximado al grupo de los cazadores, y como demostrase su curiosidad por conocer la extraordinaria historia de Esteban, uno de éstos se adelantó hasta el sitio en donde el zagal daba de beber á su ganado, y le condujo á presencia de su señor, que para disipar la turbación y el visible encogimiento del pobre mozo, se apresuro á saludarle por su nombre, acompañando el saludo con una bondadosa sonrisa.
Como á esta sazón notase don Dionís que entre unas y otras las horas del calor eran ya pasadas y el vientecillo de la tarde comenzaba á mover las hojas de los chopos y á refrescar los campos, dió orden á su comitiva para que aderezasen las caballerías que andaban paciendo sueltas por el inmediato soto; y cuando todo estuvo á punto, hizo seña á los unos para que soltasen las traíllas, y á los otros para que tocasen las trompas, y saliendo en tropel de la chopera, prosiguió adelante la interrumpida caza.
El tío Traga-santos fué oyendo á unos y á otros, y como no tenía cara para negar nada á nadie, y de unos y otros había recibido limosna para reedificar la ermita de San Isidro, fué diciendo á todos amén, imitando al devoto del cuento del señor Cura, pidiendo al Santo que hiciera lo que le diese la gana: creyó haber encontrado, en lo posible, aquel medio, que consistía en pedir á San Isidro que no lloviese tanto como querían los de Barbaruelo ni tan poco como querían los de Cabezudo y los de Animalejos.
Era imposible seguirlas en sus ágiles movimientos, imposible abarcar con una mirada los infinitos detalles del cuadro que formaban, unas corriendo, jugando y persiguiéndose con alegres risas por entre el laberinto de los árboles; otras surcando el agua como un cisne, y rompiendo la corriente con el levantado seno; otras, en fin, sumergiéndose en el fondo, donde permanecían largo rato para volver á la superficie, trayendo una de esas flores extrañas que nacen escondidas en el lecho de las aguas profundas.
No por 5 esto el tal Minos se tenía por[338] un ladrón; lejos de eso, vivía fieramente orgulloso de su honradez; porque en honor de la verdad debo decir que jamás rebajó su dignidad al extremo de ejecutar por sus propias manos ninguna substracción; y si bien es cierto que para esto se 10 valía de[339] otros individuos dirigidos por él, también lo es que todo lo hacía con el fin de ver hasta donde llegaba la sagacidad con que para tan difícil arte le dotara el cielo.
No preposition is used with this verb in Spanish when its object is a thing.] [Note 28: =desde lo alto=, _from above_.] [Note 29: =ser aficionado a=, _to be fond of, devoted to_.] [Note 30: =dejar caer=, _to drop_.] [Note 31: =servirse de=, _to make use of_.] [Note 32: =irse deslizando=, _to go sliding_.] [Note 33: =servir para=, _to be useful for_.] UN CUENTO DE UN PERRO =Haz bien y no mires a quien= La rueda de un carruaje hirió la pata de un hermoso perro de San Bernardo.
El pobre moro sintió sus ojos arrasados en lágrimas, y estrechó á su hija contra su corazón, y la perdonó, diciendo: --Guárdate, hija mía, de pedir otra vez por los cristianos, y aún de compadecerlos, porque entonces no habrá misericordia para ti; que el santo Profeta ha escrito: «Exterminado será el creyente que no extermine á los infieles.» III Cantaban los pájaros, era azul el cielo, era el sol dorado, se abrían las flores, y el aura de la mañana llevaba al palacio del rey moro el perfume de los jardines.
Por dondequiera se ven ramos y coronas de flores, cirios de blanquísima cera, tiendecillas donde se venden frutas secas, pan blanco sin levadura salpicado de manchitas rojas y azules, _toqueres_ de maíz y pastas dulces de leche, para las ofrendas que deben ponerse en los sepulcros el día 2 de noviembre, el ambiente se perfuma con las rosas y esencias traídas de los bosques, y en el atrio de la parroquia, en las puertas de las casas, enormes ramas verdes indican que allí va a rendirse culto a la memoria de algún muerto.
El padre del Tuerto, tío _Bolina_ llamado, porque siempre al andar se ladeó de la derecha, sigue, á pesar de sus años, bregando con la mar, como el tío Tremontorio; y no por afición á ella, como diría muy serio un poeta del riñón de Castilla ó de la Mancha,{165-1} acostumbrado á mandar las maniobras y á conjurar tormentas desde un escenario, ó en el estanque del Retiro, sino porque viven de lo que pescan, y sólo pescan para vivir exponiendo la vida cien veces al año en el indómito mar de Cantabria, sobre una frágil lancha.
La fiesta religiosa había traído á ella una multitud inmensa de fieles; pero ya ésta se había dispersado en todas direcciones; ya se habían apagado las luces de las capillas y del altar mayor, y las colosales puertas del templo habían rechinado sobre sus goznes para cerrarse detrás del último toledano, cuando de entre las sombras, y pálido, tan pálido como la estatua de la tumba en que se apoyó un instante mientras dominaba su emoción, se adelantó un hombre que vino deslizándose con el mayor sigilo hasta la verja del crucero.
Miraculous tales are related of several of the images of Christ in Toledo, of the _Cristo de la Luz_, of the _Cristo de la Vega_, and others, as well as of the image we have to deal with here.] Los caballeros, después de saludar respetuosamente la imagen de Cristo, quitándose los birretes y murmurando en voz baja una corta oración, reconocieron el terreno con una ojeada, echaron á tierra sus mantos, y apercibiéndose mutuamente para el combate y dándose la señal con un leve movimiento de cabeza, cruzaron los estoques.
Cuando se escribe para el público no basta querer decir las cosas, sino que es necesario decirlas, y decirlas bien, y el que no sirva para eso, que reserve toda su literatura, de{111-2} soltero para escribir á la novia, y de casado para apuntar la ropa que lleva la lavandera.{111-3} El tío Traga-santos se subió á su ermita y se puso á orar al Santo, incurriendo en la tontería de no pedirle misericordia por lo malo del manifiesto, porque suponía que habiendo sido el Santo un sencillo y rústico labrador, no entendía de esas cosas.
See note 1 above.] [Note 17: =al pasar la gente=, _when the people passed_.] [Note 18: =dar un rodeo=, _to walk round_.] [Note 19: =seguir el camino=, _to continue on one's way_.] [Note 20: =tropezar con=, _to run across or stumble upon_.] [Note 21: =decir para sí=, _to say to one's self_.] [Note 22: =esforzarse para= (followed by the infinitive), _to make a great effort to_.] =LA MONA= Subió una mona a un nogal, Y cogiendo una nuez verde, En la cáscara la muerde, Con que le supo muy mal.
Cuando llegaron, se coló la avispa por el agujero de la llave, y se puso á picar al _Carlanco_, ya en los ojos, ya en las narices, de manera que lo desatentó, y echó á correr que echaba incendios;{86-3} y yo Pasé por la cabreriza, Y allí me dieron dos quesos, Uno para mí, y el otro Para el que escuchare aquesto.{86-4} III Apenas concluía la contadora su cuento, cuando entró el guarda, que sin decir palabra, se acercó á ellas, puso su escopeta á su lado, se apoyó en el pilar del pozo, y se puso á picar un cigarro.
Bailarín más excelente 195 No se ha visto ni verá." Echó el oso, al oír esto, Sus cuentas allá entre sí, Y con ademán modesto Hubo de exclamar así: 200 "Cuando me desaprobaba La mona, llegué a dudar: Mas ya que el cerdo me alaba Muy mal debo de bailar." Guarde para su regalo 205 Esta sentencia un autor: Si el sabio no aprueba, malo; Si el necio aplaude, peor.
Cuando después de escuchar las palabras que dejo referidas, me incorporé con prontitud para sorprender á la persona que las había pronunciado, una corza blanca como la nieve salió de entre las mismas matas en donde yo estaba oculto, y dando unos saltos enormes por cima de los carrascales y los lentiscos, se alejó seguida de una tropa de corzas de su color natural, y así estas como la blanca que las iba guiando, no arrojaban bramidos al huir, sino que se reían con unas carcajadas, cuyo eco juraría que aún me está soñando en los oídos en este momento.
El padre, algún tiempo antes de morir, había conseguido que le diesen [á Juan] una plaza de organista en una de las iglesias de Madrid, retribuida con catorce reales diarios: no era bastante, como se comprende, para sostener una casa abierta, por modesta que fuese; así que, pasados los primeros quince días, nuestro ciego vendió por algunos cuartos, muy pocos por cierto, el humilde ajuar de su morada, despidió á la criada y se fué de pupilo á una casa de huéspedes pagando ocho reales; los seis restantes le bastaban para atender á las demás necesidades.
Tuvo un capellán que amén de decirle la misa los domingos y fiestas, le leía y comentaba los periódicos políticos; un capataz que dirigía hábilmente las faenas agrícolas; un cochero obeso y flegmático que gobernaba solemnemente las dos mulas de la carretela; una ama de llaves silenciosa, solícita; un ayuda de cámara traído de Madrid, discreto y puntual; y por último, una cocinera limpia como el oro, con primorosas manos para todos los guisos de aquella antigua cocina nacional, que satisfacía el estómago sin irritarlo y lisonjeaba el paladar sin pervertirlo.
exclamaron en coro los oficiales que rodeaban al capitán; y como éste se dispusiera á hacerlo así, todos prestaron la mayor atención á sus palabras, mientras él comenzó la historia en estos terminos: --Dormía esta noche pasada como duerme un hombre que trae en el cuerpo trece[1] leguas de camino, cuando he aquí que en lo mejor del sueño me hizo despertar sobresaltado é incorporarme sobre el codo un estruendo horrible, un estruendo tal, que me ensordeció un instante para dejarme después los oídos zumbando cerca de un minuto, como si un moscardón me cantase á la oreja.
ESTRELLAS FIJAS (TO HELEN) I Te vi un punto; era una noche de julio, noche tibia y perfumada, noche diáfana, de la Luna plena y límpida, límpida como tu alma, descendían sobre el parque adormecido gráciles velos de plata; ni una ráfaga el infinito silencio y la quietud perturbaban; en el parque evaporaban las rosas los perfumes de sus almas, para que los recogieras en aquella noche mágica; para que tú lo aspiraras su último aliento exhalaban, como en una muerte extática; y era una selva encantada, y era una noche de ensueños y claridades fantásticas!
exclamaron en coro los oficiales que rodeaban al capitán; y como éste se dispusiera á hacerlo así, todos prestaron la mayor atención á sus palabras, mientras él comenzó la historia en estos términos: --Dormía esta noche pasada como duerme un hombre que trae en el cuerpo trece{152-1} leguas de camino, cuando he aquí que en lo mejor del sueño me hizo despertar sobresaltado é incorporarme sobre el codo un estruendo horrible, un estruendo tal, que me ensordeció un instante para dejarme después los oídos zumbando cerca de un minuto, como si un moscardón me cantase á la oreja.
Una criada toda azorada retira el capón en el plato de su salsa; al pasar sobre mí hace una pequeña inclinación, y una lluvia maléfica de grasa desciende, como el rocío sobre los prados, á dejar eternas huellas en mi pantalón color de perla; la angustia y el aturdimiento de la criada no conocen término; retírase atolondrada sin acertar con las excusas; al volverse tropieza con el criado, que traía una docena de platos limpios y una salvilla con las copas para los vinos generosos, y toda aquella máquina viene al suelo con el más horroroso estruendo y confusión.--¡Por San Pedro!
Una vez que se reponen, conocida y hasta celebrada la causa de la sorpresa que han experimentado, para hallar entonces motivo de charla, porque las mujeres no callan sino cuando duermen, si bien las hay que hasta hablan en sueños, pregunta una la hora que es; otra añade que tiene frío; y alguna, sintiendo así como[10] _una penita_ en el estómago,[11] según lo asevera, trata de buscar algo que la conforte: pero es lo malo, que[12] han concluido ya con todo, los que están en el comedor dejando sólo los huesos de las aceitunas; por lo que, no hay otro recurso que hacer chocolate.
En los torneos del Zocodover,[1] en los juegos florales de la corte, siempre que se les había presentado coyuntura para rivalizar entre sí en gallardía ó donaire, la habían aprovechado con afán ambos caballeros, ansiosos de distinguirse á los ojos de su dama; y aquella noche, impelidos sin duda por un mismo afán, trocando los hierros por las plumas y las mallas por los brocados y la seda, de pie junto al sitial donde ella se reclinó un instante después de haber dado una vuelta por los salones, comenzaron una elegante lucha de frases enamoradas é ingeniosas, ó epigramas embozados y agudos.
yo te doy gracias, exclamo respirando, como el ciervo que acaba de escaparse de una docena de perros, y que oye ya apenas sus ladridos; para de aquí en adelante no te pido riquezas, no te pido empleos, no honores; líbrame de los convites caseros y de días de días: líbrame de estas casas en que es un convite un acontecimiento; en que sólo se pone la mesa decente para los convidados; en que creen hacer obsequios cuando dan mortificaciones; en que se hacen finezas; en que se dicen versos; en que hay niños; en que hay gordos; en que reina, en fin, la brutal franqueza de los castellanos viejos.
Rudo en el lenguaje, de una rudeza natural, escribió «El Gaucho Martín Fierro,» completado más tarde con «La Vuelta de Martín Fierro,» poemas que son un exponente nítido del espíritu criollo, ameno para la charla, que suele matizar con sentencias e imágenes tanto más poéticas cuanto no pertenecen al género metafórico, de que tanto se abusa en los tiempos que corren.[38] Hernández fué poeta a su manera.[39] Carecía de ese «gay decir»[40] tan celebrado en Estanislao del Campo, pero dominaba en absoluto lo que éste rara vez logró: la agudeza filosófica de los dichos populares.[41] Como dice José M.
Si pregunta su nombre a alguno, y este responde, «soy fulano, para servir a usted»,[24] él le replica, «para servir a Dios».[25] Si entra a una pulpería y le convida un extraño: «gracias, amigo, a pagar lo que guste».[26] Cuando da las señas de un paraje cercano, no dice más allá sino «más allasito»; cuando se despide de los que estima, no dice adiós, sino «adiosito»; cuando quiere afirmar que no conoce absolutamente nada de un asunto, dice: «¡no sé cosísima ninguna!» Sobresale también en buscar el lado ridículo de las cosas, y sus sátiras son a veces divertidas, pero las más de las veces sangrientas.
El comedor está amueblado como en todas partes.[136] En las casas de alguna importancia[137] los estilos que predominan son el inglés y el francés: una mesa, generalmente de extensión, para que no tome[138] más espacio del que[139] se necesita según el número[140] de comensales, sillas de madera tallada y a veces con asiento de cuero, una heladera, un aparador en cuya parte superior se guarda[141] a la vista[142] la loza, los cristales, etc., reservándose las gavetas para los cubiertos, y el armario inferior para los manteles y servilletas o algunos fiambres y otras provisiones, inclusive vinos y licores.
En la confusión de su delirio, y sobre el revuelto oleaje de su pensamiento, flotaba, como el único objeto salvado de un cataclismo, la idea fija del deseo que no había sido satisfecho; de aquella codiciada mula y de aquel suspirado buey, que aun proseguían en estado de esperanza.{68-1} El papá salió medio loco, corrió por las calles; pero en mitad de una de ellas se detuvo y dijo: «¿Quién piensa ahora en figuras de nacimiento?» Y corriendo de aquí para allí, subió escaleras, y tocó campanillas, y abrió puertas sin reposar un instante, hasta que hubo juntado siete ú ocho médicos, y les llevó á su casa.
Lo mismo sucede en habiéndoseles cambiado el alimento[2]; en habiéndose aumentado o disminuido las horas de trabajo; en habiéndose introducido una máquina, un instrumento, un proceder cualquiera, que a la vez que los asombra, facilita y minora las faenas; en anunciando los aguinaldos sobre las cercas y los matorrales que pronto llegarán los amos; en concediéndoseles un pedazo de tierra para que hagan, concluida la zafra, sus _conucos_; en dejándoles desmochar _guano_ para cubrir los _bohíos_; la ocasión que se mata una res para partirla en raciones; la ocasión que se muda el mayoral que los apuraba demasiado.
El cuarto de baño queda al cuidado de[80] otra casa especialista, cuya[81] tarea consiste en la instalación de la bañadera y de los lavatorios o lavabos (éstos pueden ser de hierro esmaltado, porcelana, loza o loza-piedra), el retrete, las repisas, toallero, espejos, amén _de_[82] un pequeño armario para las medicinas caseras y útiles de tocador que debe tenerse siempre a mano.[83] Mientras[84] estas operaciones tienen[85] lugar, los pintores blanquean o pintan las paredes a la cal,[86] al fresco o al óleo y, en esta última forma, las puertas y ventanas, las que reciben[87] luego una mano de barniz cada una.
El ruiseñor lanzaba entre la enramada algunas notas sueltas, á fin de ensayar su melodiosa garganta para los divinos nocturnos con que obsequia al mes de las flores; el azahar exhalaba de su pequeño y puro cáliz su deleitable fragancia, la que unida al canto del ruiseñor, á la dulzura de la atmósfera, y á la delicada luz de la luna, hacían de aquella sencilla y rústica naturaleza el Edén más poético; y sobre todo este concierto terrestre, la alta torre de la iglesia esparcía dulce y solemnemente las campanadas de la Oración, y el campesino que conserva su fe pura como la atmósfera que respira, descubríase la cabeza y rezaba.
The jewels of this Virgin, presents for the most part from crowned heads and high church dignitaries, are in fact of immense value.] Ya la presea estaba en su poder: sus dedos crispados la oprimían con una fuerza sobrenatural, sólo restaba huir, huir con ella: pero para esto era preciso abrir los ojos, y Pedro tenía miedo de ver, de ver la imagen, de ver los reyes de las sepulturas, los demonios de las cornisas, los endriagos de los capiteles, las fajas de sombras y los rayos de luz que semejantes á blancos y gigantescos fantasmas, se movían lentamente en el fondo de las naves, pobladas de rumores temerosos y extraños.
Cerca de una hora hacía que la conversación giraba alrededor de este asunto, y ya comenzaba á interpretarse de diversos modos la ausencia del recién venido, á quien uno de los presentes, antiguo compañero suyo de colegio, habia citado para el Zocodover, cuando en una de las boca-calles de la plaza apareció al fin nuestro bizarro capitán despojado de su ancho capotón de guerra, luciendo un gran casco de metal con penacho de plumas blancas, una casaca azul turquí con vueltas rojas y un magnífico mandoble con vaina de acero, que resonaba arrastrándose al compás de sus marciales pasos y del golpe seco y agudo de sus espuelas de oro.
Cerca de una hora hacía que la conversación giraba alrededor de este asunto, y ya comenzaba á interpretarse de diversos modos la ausencia del recién venido, á quien uno de los presentes, antiguo compañero suyo de colegio, había citado para el Zocodover, cuando en una de las boca-calles de la plaza apareció al fin nuestro bizarro capitán despojado de su ancho capotón de guerra, luciendo un gran casco de metal con penacho de plumas blancas, una casaca azul turquí con vueltas rojas y un magnífico mandoble con vaina de acero, que resonaba arrastrándose al compás de sus marciales pasos y del golpe seco y agudo de sus espuelas de oro.
A Latin phrase meaning a _rare bird_.] [Note 167: =por fortuna=, _fortunately_.] [Note 168: =de par en par=, _widely_.] [Note 169: =para colmo de todas sus desdichas=, _to cap the climax_.] [Note 170: The preposition =a=, which usually precedes the direct personal object when specific, may be omitted, as here, when the same preposition has been used for the same or different reason immediately before.] [Note 171: =atenerse a=, _to expect_.] =EL LEÑADOR HONRADO= =Quien todo lo quiere, todo lo pierde= En una pobre choza construída en el centro de un bosque, vivía un leñador con su esposa y sus hijos.
Así estuvo algún tiempo removiéndose y queriendo inútilmente sacar la cabeza fuera de la corriente buscando un poco de aire, hasta que al fin se desplomó muerta; muerta del todo, pues los que la habíamos visto caer y conocíamos de lo que es capaz una hechicera tan astuta como la tía Casca, no apartamos de ella los ojos hasta que completamente entrada la noche, la obscuridad nos impidió distinguirla, y en todo este tiempo no movió pie ni mano; de modo que si la herida y los golpes no fueron bastantes á acabarla, es seguro que se ahogo en el riachuelo cuyas aguas tantas veces había embrujado en vida para hacer morir nuestras reses.
Él marcó todos los rumbos definitivos: Al maestro, la cultura que se refleja en el espíritu del niño que educa; al agricultor, la obligación de aliviar a la tierra, en su faena sagrada, con la aplicación de los métodos e instrumentos más perfeccionados; al ganadero, la adopción de las razas superiores; al comercio, la actividad y la honradez; a los administradores de la cosa pública,[1] las manos limpias e impecables; al ejército, por fin, en páginas y actos que no debemos olvidar, el campo circunscripto, pero glorioso, de su acción legítima, el estudio y la preparación constante para responder al alto y noble fin de su institución.
El susto fué general, y la alarma llegó á su colmo cuando un surtidor de caldo, impulsado por el animal furioso, saltó á inundar mi limpísima camisa: levántase rápidamente á este punto el trinchador con ánimo de cazar el ave prófuga, y al precipitarse sobre ella, una botella que tiene á la derecha, con la que tropieza su brazo, abandonando su posición perpendicular, derrama un abundante caño de Valdepeñas sobre el capón y el mantel; corre el vino, auméntase la algazara, llueve la sal sobre el vino para salvar el mantel; para salvar la mesa se ingiere por debajo de él una servilleta, y una eminencia se levanta sobre el teatro de tantas ruinas.
They fourished from the eleventh to the latter part of the thirteenth century, principally in the south of France, Catalonia, Aragon, and northern Italy." _Century Dict._ Belief in the marvelous, and hence in fairies, likewise characterized these poets.] --Pues no paró aquí la cosa, continuó el zagal, cuando Constanza hubo concluido; sino que otra vez, habiéndome colocado en otro escondite por donde indudablemente habían de pasar los ciervos para dirigirse á la cañada, allá al filo de la media noche me rindió un poco el sueño, aunque no tanto que no abriese los ojos en el mismo punto en que creí percibir que las ramas se movían á mi alrededor.
It is the ancient Mons _Caunus_, celebrated in history for the defeat of the Celtiberians in the time of the consul Tiberius Sempronius Gracchus (governor of Hither Spain from 181 to 178 B.C.).] Fija la mirada en aquel fantástico ejercito de nubes que parecían correr al asalto de la peña sobre cuyo pico íba á morir la bruja, yo estaba esperando por instantes cuando se abrían sus senos para abortar á la diabólica multitud de espíritus malignos, comenzando una lucha horrible al borde del derrumbadero, entre los que estaban allí para hacer justicia en la bruja y los demonios que, en pago de sus muchos servicios, vinieran á ayudarla en aquel amargo trance.
La recuerdo como si la viera: un maiten enorme tendia parte de sus ramas sobre la casita blanca con techo de totora; en el corredor, eternamente la Andrea,{191-1} su mujer, lavando en la artesa una ropa mas blanca que la nieve; una montura llena de pellones y amarras colgada sobre un caballete de palo; y dos gansos chillones y provocativos en la puerta, amagando eternamente nuestras medias rojas que parecian indignarles.{191-2} Cada año, cuando a vuelta de los exámenes llegábamos a las casas de los Sauces, nuestra primera visita era a la Andrea, que suspendia el jabonado de la ropa para lanzar un par de gritos de sorpresa y llorar despues como una chica consentida.
This would more commonly be expressed, "=Luego que hubo cesado=."] [Note 227: =quedarse vencido=, _to be conquered_.] [Note 228: =llevar ventaja a=, _to get the better of_.] [Note 229: =ponerse en salvo=, _to seek safety_.] [Note 230: =darse cuenta de=, _to notice, become aware of_.] [Note 231: =a favor de=, _under the protection of_.] [Note 232: =hacerse al mar=, _to set out to sea_.] =EL "MAYFLOWER"= En una hermosa mañana de julio de 1620 habían decidido los Puritanos embarcarse para América, y se arrodillaban a orillas del mar, cerca de Delfthaven, mientras el Reverendo Robinson dirigía sus plegarias al cielo para que les concediera un buen viaje.
En toda la travesía no se encuentra una gota de agua, ni se ve ni se puede contar con un parapeto que le permita ampararse para descansar un momento del incómodo y frío viento que penetra por sobre todo abrigo; que del mismo modo no encontrará un árbol, un peñasco, un algo[1] que le resguarde por un instante del calor del sol que le abrasa y le persigue con una intensidad que parece va aumentando segundo por segundo.[2] Entonces es el gran momento de la contemplación: la vista se pierde sin distinguir señal alguna; el camino está por todas partes abierto, sin valla que se interponga; cielo y tierra son uniformes en color y en aspecto; de un lado todo celeste, de otro lado blanquizco, amarillento.
Los caballeros arrojaban a manos llenas[13] cartuchos de confites, y ahí era el gritar y manotear de los chicuelos, que estaban a[14] los desperdicios, lanzándose en masa sobre la vereda cuando algún cartucho no llegaba a su destino, empujándose, pateándose por agarrar la codiciada presa, mientras los jugadores hacían toda clase de esfuerzos para barajar las coronas que en cambio de los confites les llovían, retribuyendo ellos todavía el obsequio con cajas especiales, de antemano destinadas a fulana y a zutana, a quienes las enviaban por medio de sus sirvientes, no atreviéndose a correr el albur de que[15] al arrojarlas cayesen entre la turba multa[16] de arrapiezos que andaban a caza de[17] gangas.
Embebido en mis pensamientos, me sorprendí varias veces á mí mismo riendo como un pobre hombre de mis propias ideas, y moviendo maquinalmente los labios: algún tropezón me recordaba de cuando en cuando que para andar por el empedrado de Madrid no es la mejor circunstancia la de ser poeta ni filósofo; más de una sonrisa maligna, más de un gesto de admiración de los que á mi lado pasaban, me hacía reflexionar que los soliloquios no se deben hacer en público; y no pocos encontrones que al volver las esquinas di con quien tan distraída y rápidamente como yo las doblaba,{132-3} me hicieron conocer que los distraídos no entran en el número de los cuerpos elásticos, y mucho menos de los seres gloriosos é impasibles.
sonándome aún las últimas palabras de aquella temerosa relación, teniendo junto á mi á aquel hombre que tan de buena fe imploraba la protección divina para llevar á cabo crímenes espantosos, viendo á mis pies el abismo negro y profundo en donde se revolvía el agua entre las tinieblas, imitando gemidos y lamentos, y en lontananza el castillo tradicional,[1] coronado de almenas obscuras, que parecían fantasmas asomadas á los muros, sentí una impresión angustiosa, mis cabellos se erizaron involuntariamente, y la razón, dominada por la fantasía, á la que todo ayudaba, el sitio, la hora y el silencio de la noche, vaciló un punto, y casi creí que las absurdas consejas de las brujerías y los maleficios pudieran ser posibles.
Daban apoyo y fortaleza al audaz pensamiento de 5 Colón las sugestivas narraciones de Marco Polo, célebre viajero veneciano, y muy especialmente la carta geográfica y los consejos de Toscanelli, sabio florentino 10 con quien se hallaba en correspondencia.[217] [Illustration: _Fotografía del modelo hecho para la Exposición Colombina de 1893._ LA SANTA MARÍA] En 1484 se 15 trasladó Colón a[218] España, después de haber pedido inútilmente a varios 20 soberanos de Europa auxilios para realizar su gigantesca empresa.
Valles angostos, erizados de colosales fragmentos de granito que las tempestades habian arrancado de la cumbre de las montañas, alegres campiñas, cubiertas de un tapiz de verdura y sembradas de blancos caseríos; desiertos sin límites, donde hervían las arenas calcinadas por los rayos de un sol de fuego; vastas soledades, llanuras inmensas, regiones de eternas nieves, donde los gigantescos témpanos asemejaban, destacándose sobre un cielo gris y obscuro, blancos fantasmas que extendían sus brazos para asirle por los cabellos al pasar; todo esto, y mil y mil otras cosas que yo no podré deciros, vió en su fantástica carrera, hasta tanto que envuelto en una niebla obscura; dejó de percibir el ruido que producían los cascos del caballo al herir la tierra.
Dos mesas de algarrobo indestructibles, que vienen pasando de mano en mano[1] desde los tiempos en que no había otra madera en San Juan que los algarrobos de los campos, y algunas sillas de estructura desigual, flanqueaban la sala, adornando las lisas murallas dos grandes cuadros al óleo de Santo Domingo y San Vicente Ferrer, de malísimo pincel,[2] pero devotísimos y heredados a causa del hábito domínico.[3] A poca distancia de la puerta de entrada, elevaba su copa verdinegra la patriarcal higuera, que sombreaba aún en mi infancia aquel telar de mi madre, cuyos golpes y traqueteo de husos, pedales y lanzadera, nos despertaba antes de salir el sol para anunciarnos que un nuevo día llegaba, y con él, la necesidad de hacer, por el trabajo, frente[4] a las necesidades.
Capítulo 1 1 PABLO, siervo de Jesucristo, llamado [á ser] apóstol, apartado para el evangelio de Dios, 2 Que él había antes prometido por sus profetas en las santas Escrituras, 3 Acerca de su Hijo, (que fué hecho de la simiente de David según la carne; 4 El cual fué declarado Hijo de Dios con potencia, según el espíritu de santidad, por la resurrección de los muertos), de Jesucristo Señor nuestro, 5 Por el cual recibimos la gracia y el apostolado, para la obediencia de la fe en todas las naciones en su nombre, 6 Entre las cuales sois también vosotros, llamados de Jesucristo: 7 A todos los que estáis en Roma, amados de Dios, llamados santos: Gracia y paz tengáis de Dios nuestro Padre, y del Señor Jesucristo.
Si le entusiasma alguna aventura heroica que le cuentan, demuestra su admiración por el héroe con esta exclamación: «¡Ah criollo!» Si él narra algún lance en que un ginete bien montado[12] evitó un sablazo o una lanzada, ladeando el caballo, dice que «soslayó el pingo».[13] No dice «tome usted», sino «velay»; al mate le llama «el verde»,[14] a los tragos de caña o de ginebra «gorgoritos,» al telégrafo eléctrico «el chismoso»,[15] al ferrocarril en señal de admiración, «el bárbaro».[16] Pero donde agota todo el repertorio de sus dichos, es en la enumeración de las cualidades de un caballo que estima, y así dice: «es aseadito para andar»,[17] «es el peón de la casa»,[18] «es mi crédito», «es seguidor en el camino», «es liberal por donde lo busquen»,[19] «a donde quiera endereza»,[20] etc.
Á cualquiera otro menos molido que el oficial de dragones, el cual traía una jornada de catorce leguas en el cuerpo, ó menos acostumbrado á ver estos sacrilegios como la cosa más natural del mundo, hubiéranle bastado dos adarmes de imaginación para no pegar los ojos en toda la noche en aquel obscuro é imponente recinto, donde las blasfemias de los soldados que se quejaban en alta voz del improvisado cuartel, el metálico golpe de sus espuelas que resonaban sobre las antes losas sepulcrales del navimento, el ruido de los caballos que piafaban impacientes, cabeceando y haciendo sonar las cadenas con que estaban sujetos á los pilares, formaban un rumor extraño y temeroso que se dilataba por todo el ámbito de la iglesia y se reproducía cada vez más confuso repetido de eco en eco en sus alias bóvedas.
Á cualquiera otro menos molido que el oficial de dragones, el cual traía una jornada de catorce leguas en el cuerpo, ó menos acostumbrado á ver estos sacrilegios como la cosa más natural del mundo, hubiéranle bastado dos adarmes de imaginación para no pegar los ojos en toda la noche en aquel obscuro é imponente recinto, donde las blasfemias de los soldados que se quejaban en alta voz del improvisado cuartel, el metálico golpe de sus espuelas que resonaban sobre las antes losas sepulcrales{148-1} del pavimento, el ruido de los caballos que piafaban impacientes, cabeceando y haciendo sonar las cadenas con que estaban sujetos á los pilares, formaban un rumor extraño y temeroso que se dilataba por todo el ámbito de la iglesia y se reproducía cada vez más confuso repetido de eco en eco en sus altas bóvedas.
NOTES: [Note 233: =de una vez=, _at one time_.] [Note 234: =disponer para=, _to arrange for_.] [Note 235: =encontrarse con=, _to come upon, to find_.] [Note 236: =tardar en=, _to be long about, to be slow in_.] [Note 237: =resolverse a=, _to decide to_.] [Note 238: =verse precisado a=, _to be compelled to_.] [Note 239: =poner por nombre=, _to name_.] [Note 240: =estar a punto de=, _to be about to_.] [Note 241: =trabajar de firme=, _to work hard, steadily_.] [Note 242: =servir de alegría=, _to serve as a joy_.] [Note 243: =tener que vivir=, _to have to live_.] [Note 244: =hacer frente a=, _to face_.] [Note 245: =echar raíces=, _to take root_.] =EMILIO CASTELAR= Nació en la ciudad de Cádiz (España) el día 8 de noviembre de 1832 y falleció el 25 de mayo de 1899.
Sin embargo, abundan cada día más las casas que venden ropa hecha, tanto para hombres como para[25] damas.[26] También es verdad que se ven guanterías y casas de prendas para hombre,[27] en mayor número que en la Unión; pero no faltan las tiendas modernas con sus departamentos de calzado, lencería, ropa blanca para señoras, bonetería (medias y artículos de punto), mercería (agujas, alfileres, horquillas, botones, hilo, algodón, sedas), perfumería (lociones para el cabello, esencias, jabones de tocador), artículos de juego y de _sport_, de viajes (valijas, neceseres, baúles de camarote, baúles-cómodas, mundos, canastas de picnic); departamentos de menaje, donde se venden todos los utensilios necesarios al ama de casa; departamentos de mueblería; y hasta departamentos sanitarios, los cuales proporcionan a Ud.
Estrechado, sin embargo, por las interrogaciones de su señor y por los ruegos de Constanza, que parecía la más curiosa é interesada en que el pastor refiriese sus estupendas aventuras, decidióse éste á hablar, mas no sin que antes dirigiese á su alrededor una mirada de desconfianza, como temiendo ser oído por otras personas que las que allí estaban presentes, y de rascarse tres ó cuatro veces la cabeza tratando de reunir sus recuerdos ó hilvanar su discurso, que al fin comenzo dó esta manera: --Es el caso, señor, que según me dijo un preste de Tarazona,[1] al que acudí no ha mucho, para consultar mis dudas, con el diablo no sirven juegos, sino punto en boca, buenas y muchas oraciones á San Bartolomé,[2] que es quien le conoce las cosquillas, y dejarle andar; que Dios, que es justo y está allá arriba, proveerá á todo.
Los botes ligeros, con sus vientres blancos y azules y el mástil graciosamente inclinado, formaban una fila avanzada al borde de la playa, donde se deshacían las olas y una delgada lámina de agua bruñía el suelo, cual si fuese de cristal; detrás, con la embetunada panza sobre la arena, estaban las negras barcas del _bou_, las parejas que aguardaban el invierno para lanzarse al mar, barriéndolo con su cola de redes; y en último término los laúdes en reparación, los abuelos, junto á los cuales agitábanse los calafates, embadurnándoles los flancos con caliente alquitrán, para que otra vez volviesen á emprender sus penosas y monótonas navegaciones por el Mediterráneo; unas veces á las Baleares con sal, otras á la costa de Argel con frutas de la huerta levantina, y muchas con melones y patatas para los soldados rojos de Gibraltar.
Figueroa_ (CHILENO) =Mármol, José= (1818-1871) «Amalia», esa obra maestra[46] de José Mármol,[47] es un libro esencialmente porteño, y americano por extensión; para juzgarlo es preciso un criterio nuestro, argentino, pues siempre valdrá mucho más para los conocedores del teatro de los hechos, que para los que, ignorando los caracteres, las costumbres y la topografía del cuadro, aplican en su examen elementos generales de crítica, y subordinan el conjunto, como obra de arte, a los preceptos de escuela.[48] Bajo este aspecto no sería difícil que[49] en muchos puntos flaquease la «Amalia», porque su estilo no es rigurosamente académico, ni el plan del drama está trazado con precisión; no obstante, lo que allí aparece rebelde a la exigencia artística, es muchas veces lo que mejor expresa un carácter o acaba de acentuar un acontecimiento.
NOTES: [Note 98: =tener noticia de=, _to learn, to be informed_.] [Note 99: =hábil para=, _skillful in_.] [Note 100: =hacer la prueba=, _to make the test_.] [Note 101: =disfrazarse de=, _to disguise one's self as_.] [Note 102: =ponerse en camino=, _to set forth_.] [Note 103: =seguir su camino=, _to continue one's way_.] [Note 104: =dar señales de=, _to give signs of, to make a move to_.] [Note 105: =haber de=, _to be to, to have to_.] [Note 106: =enterarse de=, _to be informed about, to find out about_.] [Note 107: =poner en claro=, _to set right_.] [Note 108: =aguardar turno=, _to await one's turn_.] [Note 109: =disputarse algo=, _to quarrel over something_.] [Note 110: =apoderarse de=, _to seize, to take possession of_.] [Note 111: =tocar su vez a uno=, _to be one's turn_.] [Note 112: =suceder=, _to happen_.
Mientras iba ensartando estas cosas con voz insinuante y melíflua, le oía el capítulo como quien oye llover desde lugar cubierto; unos parecían mirar con grande atención las pinturas de los muros y bóveda, medio dormidos otros cabeceaban haciendo reverencias, y muchos con las manazas cruzadas sobre la barriga y hartos ya de plática, decían para su sayo: «¿cuándo se acabará esto y tocarán á refectorio?» Pero el discurso no llevaba trazas de concluirse tan pronto; antes, al contrario, de unas reflexiones nacían otras; como las aguas vivas de manantial abundante, las palabras con rapidez asombrosa brotaban de los labios del orador, que siempre había sido hombre de gran facundia, y en aquella ocasión lo era más todavía, de suerte que el aburrido auditorio tenía casi agotada la paciencia, y sólo por ciertos respetos no daba mayores señales de su disgusto.
El tío Traga-santos cerró por dentro la puerta de la ermita, reforzándola con los bancos y oyendo á la irritada muchedumbre gritar: «¡Cerquemos la ermita de paja y leña y peguémosle fuego, para que muera achicharrado en ella ese hipócrita y pastelero tío Traga-santos!»; el pobre tío Traga-santos cogió la preciosa imagen de San Isidro, y saltando por la ventana de la trasera con felicidad tan milagrosa, que nadie le vió, ni se hicieron él ni el Santo el menor daño, logró salir á la vega á la luz del fuego que devoraba el hermoso edificio levantado por él sobre un montón de gloriosas ruinas, á costa de tanto amor y trabajo, y tomó el camino de la inmigración al compás de las maldiciones é improperios del vulgo, cuyo amor había creído alcanzar con el ten-con-ten, ó lo que es lo mismo, procurando complacer á todos, sin ocurrírsele que sólo se debe complacer al que lo merece.
Los oficiales del ejército francés, que á juzgar por los actos de vandalismo con que dejaron en ella triste y perdurable memoria de su ocupación, de todo tenían menos de{149-1} artistas ó arqueólogos, no hay para qué decir que se fastidiaban soberanamente en la vetusta ciudad de los Césares.{149-2} En esta situación de ánimo la más insignificante novedad, que viniese á romper la monótona quietud de aquellos días eternos é iguales, era acogida con avidez entre los ociosos; así es que la promoción al grado inmediato de uno de sus camaradas, la noticia del movimiento estratégico de una columna volante, la salida de un correo de gabinete ó la llegada de una fuerza cualquiera á la ciudad, convertíanse en tema fecundo de conversación y objeto de toda clase de comentarios, hasta tanto que otro incidente venía á sustituirle, sirviendo de base á nuevas quejas, críticas y suposiciones.
En los anchurosos patios, alrededor de inmensas hogueras, y diseminados sin orden ni concierto, se veía una abigarrada multitud de pajes, soldados, ballesteros y gente menuda, quienes, éstos aderezando sus corceles y sus armas y disponiendolos para el combate; aquéllos saludando con gritos ó blasfemias las inesperadas vueltas de la fortuna, personificad a en los dados del cubilete, los otros repitiendo en coro el refrán de un romance de guerra, que entonaba un juglar acompañado de la guzla; los de más allá comprando á un romero conchas,[2] cruces y cintas tocadas en el sepulcro de Santiago,[3] ó riendo con locas carcajadas de los chistes de un bufón, ó ensayando en los clarines el aire bélico para entrar en la pelea, propio de sus señores, ó refiriendo antiguas historias de caballerías ó aventuras de amor, ó milagros recientemente acaecidos, formaban un infernal y atronador conjunto imposible de pintar con palabras.
De repente empezó á llover con violencia, pero cesó la lluvia á corto rato; y ¡cuál no sería el asombro{97-4} del sencillo creyente vecino de Animalejos cuando vió que una porción de mujeres, cuyos puestos de dulces, juguetes de niños, campanillas y santos de barro y todo género de baratijas había averiado la lluvia, se encaminaban irritadas hacia la ermita, recogiendo piedras del suelo y se ponían á apedrear á una imagen de San Isidro colocada sobre el pórtico de la ermita, llenando de improperios al Santo porque, según decían, le habían llenado de cuartos el cepillo y habían quemado en su altar no sé cuántas velas para que hiciera que no lloviese,{98-1} y el Santo era tan desagradecido, que había hecho precisamente todo lo contrario!{98-2} --¡Pero no ven ustedes qué judiada la de esa gente!--exclamó Traga-santos escandalizado, dirigiéndose á un grupo de lugareños de ambos sexos que estaban á su lado presenciando aquella sacrílega pedrea.
Tiene el más completo desprecio por los dormilones, así es que de los que duermen siesta antes del medio día, dice «duermen la siesta del burro»[31] y cuando quiere satirizar a alguno que ha sido desgraciado en la guerra, dice que «lo agarraron durmiendo.» El poncho, muy superior a la capa española por la facilidad en cubrirse con él, y la desenvoltura en que deja los movimientos; el _chiripá_ que aventaja al pantalón para el hombre que está todo el día a caballo, la bota de potro, fabricada por él mismo con un cuero de ese animal y cómodamente dispuesta para no estrecharle; el pañuelo del cuello que sirve de adorno y además de filtro para tomar agua en los arroyos y cañadas, por cuya razón siempre es de seda; el lazo, las boleadoras y el _facón_, que sirven para defenderse del hombre y de los enemigos; el recado con todas sus _pilchas_[32] que constituyen la silla y la cama del viajero, hacen que el gaucho, así vestido y pertrechado, lleve consigo a donde quiera que vaya, sus menesteres, su casa y su fortuna.
Mil y mil leguas de ferrocarriles se entretejerán de punta a punta de la isla; las ruedas de los barcos de vapor surcarán día y noche las aguas espumosas del mar, muchos ríos se canalizarán; los terrenos pantanosos se desecarán y sobre ellos crecerán lozanas plantas; no habrá espacio que no esté sembrado de caña, de café o de tabaco; la población se decuplará; al lado de cada puerto se levantará una ciudad elegantemente delineada y construida; se abrirán, donde ahora hay caminos intransitables, largas y bellas calzadas; se echarán sobre los ríos muchedumbre de soberbios puentes; se introducirán todos los días máquinas e instrumentos para sacar de la tierra los frutos que atesora; se mejorarán las razas de todos los animales útiles; las siembras mismas se harán con aquel orden y aquella simetría que son un indicio claro de los adelantos de los pueblos; las groseras chozas de nuestros labradores se convertirán en graciosas habitaciones rodeadas de árboles y de flores; todos los artículos se abaratarán y se pondrán al alcance aun de las clases más pobres.
Dijo el cuervo: «¡Nunca más!» «Eh, profeta--dije--o duende, mas profeta al fin, ya seas ave o diablo--ya te envíe la tormenta, ya te veas por los ábregos barrido a esta playa, desolado pero intrépido a este hogar por los males devastado, dime, dime, te lo imploro: ¿Llegaré jamás a hallar algún bálsamo o consuelo para el mal que triste lloro?» Dijo el cuervo: «¡Nunca más!» «Oh, profeta--dije--o diablo--Por ese ancho combo velo de zafir que nos cobija, por el mismo Dios del Cielo a quien ambos adoramos, dile a esta alma adolorida, presa infausta del pesar, si jamás en otra vida la doncella arrobadora a mi seno he de estrechar, la alma virgen a quien llaman los arcángeles Leonora!» Dijo el cuervo: «¡Nunca más!» «Esa voz, oh, cuervo, sea la señal de la partida, grité alzándome:--¡Retorna, vuelve a tu hórrida guarida, la plutónica ribera de la noche y de la bruma!...
Those in italics appear between underscores (_)] FRASES DE USO COMÚN EN LA CLASE =Saludos y despedidas= =Buenos días, profesor, profesora.= _Good morning, teacher._ =Buenas tardes.= _Good afternoon._ =Buenas noches.= _Good evening, good night._ =¿Cómo está usted?= } =¿Cómo lo pasa usted?= } _How are you?_ =¿Cómo se encuentra usted?= } =¿Qué tal?= } =¡Hasta luego!= } _See you later!_ =¡Hasta más tarde!= } =¡Hasta la vista!= _Till we meet again!_ =¡Adiós!= _Good-bye!_ =Asistencia y puntualidad= =Voy a pasar lista a la clase.= _I am going to call the roll._ =Juan Brown.= =Presente.= _John Brown._ _Here._ =¿Quién está ausente?= _Who is absent?_ =¿Quién sabe la causa de la ausencia de la señorita Smith?= _Who knows why Miss Smith is absent?_ =¿Por qué llega usted tarde?= _Why are you late?_ =¿Cómo se llama usted?= _What is your name?_ =Me llamo Pedro Smith, para servirle a usted.= _My name is Peter Smith, at your service._ =Fórmulas de cortesía= =Haga usted el favor de= } (más el infinitivo).
RELATED WORDS: =Mecanógrafo=, _typewriter_ (_the person_); =taquígrafo=, _stenographer_; =máquina con caracteres en español=, _typewriter with Spanish keyboard_; =máquina de escribir de escritura visible=, _typewriter with visible writing_; =teclado=, _keyboard_; =tecla para mayúsculas=, _(shift) key for capitals_; =tecla para minúsculas=, _key for small letters_; =cifras=, _numerals_; =signos=, _signs_; =palanca= (_lever_) =de retroceso=, _back spacer_; =palanca de espacios=, _spacer_; =espacios sencillos=, _single spacing_; =espacios dobles=; =espacios triples=; =papel de máquina=; =papel carbón= or =de calcar=; =papel de estarcir=, _stencil paper_; =cinta=, _ribbon_; =cinta de un color=; =cinta de dos colores=; =color negro=, =rojo=, =púrpura=; =coma=; =dos puntos=, _colon_; =punto y coma=; =punto=; =puntos suspensivos=; =acento=; =acento agudo=; =acento grave=; =acento circunflejo=; =paréntesis=; =abrir el paréntesis=; =cerrar el paréntesis=; =signo de interrogación=; =signo de admiración=; =guión=, _hyphen_; =subrayado=, _underlined_; =apóstrofo=; =raya oblicua=, _slant bar_; =signo de etcétera=; =signo de tanto por ciento=; =signo de pesos=.
El se muere _por plantarle una fresca al lucero del alba_,{135-1} como suele decir, y cuando tiene un resentimiento, _se le espeta á uno cara á cara_:{135-2} como tiene trocados todos los frenos, dice de los cumplimientos que ya sabe lo que quiere decir _cumplo y miento_;{135-3} llama á la urbanidad hipocresía, y á la decencia monadas; á toda cosa buena le aplica un mal apodo; el lenguaje de la finura es para él poco más que griego; cree que toda la crianza está reducida á decir _Dios guarde á ustedes_ al entrar en una sala, y añadir _con permiso de usted_ cada vez que se mueve, á preguntar á cada uno por toda su familia, y á despedirse de todo el mundo; cosas todas que así se guardará él de olvidarlas, como de tener pacto con franceses.{136-1} En conclusión, hombre de estos que no saben levantarse para despedirse sino en corporación con alguno ó algunos otros; que han de dejar humildemente debajo de una mesa su sombrero, que llaman _su cabeza_; y que cuando se hallan en sociedad, por desgracia, sin un socorrido bastón, darían cualquier cosa por no tener manos ni brazos, porqué en realidad no saben dónde ponerlos, ni qué cosa se puede hacer con los brazos en una sociedad.
Lo bien que[248] comprendía Castelar las condiciones americanas se ve por el trozo de elocuencia que sigue: /F HEROÍSMO AMERICANO EN LA ABOLICIÓN DE LA ESCLAVITUD F/ Los Estados Unidos han invocado el Dios de la 5 libertad; han aceptado la guerra como un gran castigo por el pecado nacional de la esclavitud; han hablado a los dueños de esclavos en el sublime lenguaje de los antiguos profetas; se han desposeído de sus bienes para romper sus ergástulas; han dado su pura sangre sajona, 10 su blanca piel por la dignidad y por la libertad de aquellos negros, menos estimados que los perros; han ensangrentado el Misisipí; han cubierto de ruinas las llanuras y las montañas de Virginia; han inmolado en la cruzada de la dignidad y de la igualdad humanas un 15 millón de hombres que, las madres americanas, inclinadas las frentes sobre el Evangelio, han visto morir en la tierra, pero renacer en el cielo; y sobre las ruinas de Richmond, entre el choque de dos mundos, se han derretido las cadenas de tres millones de esclavos y se 20 ha levantado, como el epílogo de un gran poema, que está aguardando el genio de Homero aumentado por el genio del Dante, rejuvenecidos ambos por la savia del Nuevo Mundo; se ha levantado como epílogo de este poema el sacrificio de Lincoln, de ese segundo Cristo de 25 los negros.
¿y para qué?
¿Y para qué?
4.{25-4} =para ...
--¿Y para ello ...?
[25] =tanto para ...
¿Qué es para mí la vida?
--Pues para eso, mire Vd.
--¿Y para eso tanto ruido?
--Un corvo para ño Neira...
¡Sí, las hay para mí, infeliz!
¿En qué se apoyaba para andar?
=Page 56.=--1.{56-1} =¡para ...
¿Cómo obtener dinero para comer?
¿Qué decía para sí en la calle?
¿Qué hizo para robar a la gente?
--¿Uva para vino o para la mesa?
=para=, for, in order to, about.
[21] Note peculiar use of =para=.
=Page 96.=--1.{96-1} =es para ...
¿Dónde tendía la caña para pescar?
=Page 98.=--1.{98-1} =para que ...
[32] =para mencionar=, _to mention_.
¿Qué hizo el marqués para calmarle?
¿Se sentaron en sillas para hacerlo?
¿Eran ya muy formales para corretear?
= Estados Unidos._) =pa= = =para=.
=sobrevenir= (=para=), to fall (upon).
345.] Ya estaba para acabar el día.
[35] =eso queda para=, _that is left to_.
¿Hay muchas fábricas para la exportación?
¿Qué hizo para distraer sus melancolías?
=siempre=, always; =para ----=, for ever.
--Pues yo he recetado para diez enfermos.
--¿Salen de la Habana vapores para Méjico?
=instar á=, =instar para que=, to urge to.
=siempre=, always; =para ----=, forever.
¿De qué se valió el muchacho para salvarse?
¿Qué emplea un artista para pintar cuadros?
=fecha,= date; =para esa --,= by that time.
¿Qué dijo para sí cuando estaba en la calle?
=hábil=, skilful; =---- para=, skilful in.
¡Con dos reales que la dé para sal!{50-1}...
=adentro,= within; =para mis --s,= to myself.
¡Y que haya madre que para{33-2} tales hijos!
¿Qué motivo racional hay para que así no sea?
--¿Qué sistema se sigue para trillar el trigo?
¿Sería bastante para vivir modestamente aquí?
=adentro=, within; =para sus --s=, to himself.
11 Digo pues: ¿Han tropezado para que cayesen?
[7] =Tengo para mí que,= _I am convinced that_.
[9] =para no,= _so as not to; in order not to_.
¿En qué estado se coge un cordero para matarlo?
¿Qué hacer[157] para evitar aquella catástrofe?
¿Hay sitio para tantos instrumentos mortíferos?
¿Qué razón tenía para hallar la noche tan larga?
¿No bastaría por sí sola para dar fama al autor?
=¿qué?= what, which; =¿para qué?= =¿por qué?= why?
40 Y no queréis venir á mí, para que tengáis vida.
6 Mas esto decían tentándole, para poder acusarle.
--Pues, lo que su merced ve ¿para qué lo pregunta?
¿Qué dijo el muchacho para sí cuando vió la piedra?
¿Qué hacían hijo y padre para dar gusto a la gente?
[81] =está para unirse=, _is about to be connected_.
_El discípulo:_--Tenemos la quinta lección para hoy.
¿Le producía la propiedad lo bastante para hacerlo?
¿Qué hicieron Fernando e Isabel para ayudar a Colón?
11 Porque no hay acepción de personas para con Dios.
--Ni yo de sembrar para no coger: ¿está Vd., Varmen?
¡Bonito soy yo para que nadie pase hambre en mi casa!
=peligroso -a (para)=, dangerous (to), perilous (to).
(El tintero) es para (las niñas), no es para (Lopera).
--¿Abren los bancos créditos para girar al descubierto?
¿Qué hizo este cura para conseguir diezmos y primicias?
=broma=, _f._, joke; =no es para ----s=, it is no joke.
=capote=, _m._, cloak; =---- para lluvia=, raincoat.
=sayo,= loose blouse or coat; =para su --,= to oneself.
[138] =para que no tome=, _so that it will not take up_.
--¿Qué pasos hay que[12] dar para[13] edificar una casa?
¿Se estará ensayando ahora para algún sermón de empeño?
35 ¿O quién le dió á él primero, para que le sea pagado?
[21] =no miran para atrás,= _do not think of retreating_.
[57] =para.= VARIANTS: =A fin de=; =con el propósito de=.
[6] =para quien, como Ud.,= _for one who, like yourself_.
¿Cuándo fué inaugurado el canal para el tráfico general?
=esforzarse (para, en)=, 34, to try hard, make an effort.
33 Estas cosas os he hablado, para que en mí tengáis paz.
--Sí, señora, ha salido, pero me dijo anoche que para Vd.
¿Qué ventajas proporciona el canal para los sudamericanos?
«Hasta su misterio es matemático para su propio espíritu».
80 Los tres osos fueron a la puerta para mirar tras ella.
25 Mas ahora parto para Jerusalem á ministrar á los santos.
--Mi general, me llamo Jaime, para servir a vuestra señoría.
¿Qué hizo uno de los americanos, para hacer entender al mozo?
¿Quién sabe si no le daré lugar para que llegue á la fuente?
8 No era él la luz, sino para que diese testimonio de la luz.
[12] =se habían puesto de acuerdo para,= _they had agreed to_.
[23] =que para poco en su casa,= _who is very seldom at home_.
[24] =fulano, para servir a usted,= _so-and-so, to serve you_.
¡Bueno es _El Socarrao_ para dejarse atrapar teniendo viento!
¿Cuál es el mayor castigo para un bígamo?--Tener dos suegras.
36 Respondió él, y dijo: ¿Quién es, Señor, para que crea en él?
--¿Hay campo para[4] la instalación de nuevas líneas eléctricas?
28 Y dijéronle: ¿Qué haremos para que obremos las obras de Dios?
¡Que vuelva, que vuelva por aquí á pedir limosna para su ermita!
--¿Basta con eso para ser recibido en la intimidad de la familia?
¿Por qué le faltan al autor las fuerzas para abrazar a su amigo?
31 Entonces volvieron á tomar piedras los Judíos para apedrearle.
[29] =artículos menudos para la casa=, _minor household articles_.
16 Así que entonces lo entregó á ellos para que fuese crucificado.
--Maniatado para siempre, porque ya no podré combatir contra Vds.
¿Crees acaso que he venido á matar ciervos para festines de lobos?
¿Que hicieron los jesuitas para evitar la esclavitud de los indios?
7 Porque ninguno de nosotros vive para sí, y ninguno muere para sí.
--¿Hay buenos campos para exhibiciones públicas de juegos atléticos?
4.] En fin, ¿para qué tengo de ponderarle lo que esta noche oirá?
--Y á la palomita blanca, ¿qué recado le das para María, Mariquilla?
20 Mas antes, oh hombre, ¿quién eres tú, para que alterques con Dios?
15 --Hago un comedero para ti y para mamá cuando seáis viejos.
19 Pues las ramas, dirás, fueron quebradas para que yo fuese ingerido.
6 Mas esto decía para probarle; porque él sabía lo que había de hacer.
¿Qué tienen que remontar los buques para llegar a su parte más elevada?
¿Se quedó nuestro amigo para admirar la grandeza y hermosura de Córdoba?
--La zona del caucho es demasiado extensa[9] para ser[10] bien conocida.
=colmo,= summit, limit; =para --= =de aflicción,= to complete her sorrow.
35 Y el siervo no queda en casa para siempre: el hijo queda para siempre.
35 --¿Quién te ha dado permiso para cortar esta flor?--le dijo el oso.
4 Porque el fin de la ley es Cristo, para justicia á todo aquel que cree.
¿De qué puede Méjico valerse para adelantar el desarrollo de sus recursos?
¿Qué cosas son necesarias para= (or =a fin de= or =con el objeto de=) ...?
3 Porque los magistrados no son para temor al que bien hace, sino al malo.
¡Cuántas flores y arbustos delicados que envidiamos para nuestros jardines!
¡Una cadena de trabajos y privaciones!--¡Pero debo vivir para mis hijos!...
17 Por eso me ama el Padre, porque yo pongo mi vida, para volverla á tomar.
[27] =prendas= (or =artículos=) =para hombre=, _men's wear_, _haberdashery_.
¡Oh, si yo pudiese coger viva una corza blanca para ofrecérsela á mi señora!
=propósito=, _m._, plan, intention, agreement; =a ---- para=, suitable for.
=disponer (para)=, 13, to provide, arrange for; =----se a=, to get ready to.
=preciso -a=, necessary; =lo preciso para=, only what was necessary in order.
8 Que si vivimos, para el Señor vivimos; y si morimos, para el Señor morimos.
[Illustration] Con esto escapó precipitadamente diciendo para sí:--¡Cáspita!
--¿Es fácil obtener subvenciones o primas para las empresas que se establecen?
=estuve=), to be; =---- para=, to be on the point of; =----se=, to stay out.
30 Dijéronle entonces: ¿Qué señal pues haces tú, para que veamos, y te creamos?
36 Entre tanto que tenéis la luz, creed en la luz, para que seáis hijos de luz.
[2] =es preciso estar en Cuba para ver ...,= _one has to be in Cuba to see_ ....
¡He debido traerme á _Manuela_, para comérmela esta noche y guardar las pepitas!
29 Y ahora os lo he dicho antes que se haga; para que cuando se hiciere, creáis.
(esto es, para traer abajo á Cristo:) 7 O, ¿quién descenderá al abismo?
--¿Qué diligencias hay que hacer para[25] edificar una casa en la América latina?
20 Y muchos de ellos decían: Demonio tiene, y está fuera de sí; ¿para qué le oís?
32 Porque Dios encerró á todos en incredulidad, para tener misericordia de todos.
--¿Cuál es el procedimiento que se usa para percibir el importe[76] de las ventas?
--¿Se utiliza el agua subterránea para remediar la falta de agua en la superficie?
10 Cuando hacía frío decía:--Hace frío; este tiempo no es bueno para mis viñas.
(esto es, para volver á traer á Cristo de los muertos.) 8 Mas ¿qué dice?
¿no sabes que tengo potestad para crucificarte, y que tengo potestad para soltarte?
15 --Ven, Pedro--le dijo.--Lleva a tu abuela esos quesos que hice para ella.
50 Este es el pan que desciende del cielo, para que el que de él comiere, no muera.
15 Porque ejemplo os he dado, para que como yo os he hecho, vosotros también hagáis.
25 Decían entonces unos de los de Jerusalem: ¿No es éste al que buscan para matarlo?
--Poco; aunque no habría razón para que la producción fuera allí tan escasa como es.
--Tal vez ciertas tierras no se prestan para el cultivo de las especies comestibles.
--¡Eso no!--esclaman todas--de luto riguroso,[9] todavía no es tiempo para otra ropa.
=gobierno=, _m._, government; =para su gobierno=, for one's guidance, for one's good.
[R] Especie de arca muy grande de madera, que servía antiguamente para guardar víveres.
--En bruto, o sucia, para emplear el término corriente; esto es, con la grasa o _jubre_.
¿Cómo me he de componer para complaceros á ambos, si me pedís cosas enteramente opuestas?
_Pónganse en lugar de las rayas las palabras necesarias para completar la comparación_: 1.
¡Hay que hacer con él una{109-1} que sea sonada para que no vuelva á venderse al oro de...
16.--VIAJANDO EN BUEY --Ya está listo su buey para subir a la Nevada, me dijo el guía.
=buen(o),= good, well, very well; =hacer --,= to prove; =-- es para,= he is not the one to.
=servicio=, _m._, servants taken collectively; =entrada para el ----=, delivery entrance.
19 Desde ahora os lo digo antes que se haga, para que cuando se hiciere, creáis que yo soy.
--Sí--gritó él con precipitación, tendiendo la 5 mano para cogerla.
15 La mujer le dice: Señor, dame esta agua, para que no tenga sed, ni venga acá á sacar[la].
24 A éste, pues, hizo señas Simón Pedro, para que preguntase quién era aquél de quien decía.
34 Empero yo no tomo el testimonio de hombre; mas digo esto, para que vosotros seáis salvos.
--Según eso, las escuelas agrícolas para varones deben de hallarse en un estado floreciente.
--Tal vez en regiones donde se cultivan reducidas cantidades de grano para el consumo local.
--¡Caramba!--dijo para sí después de cavilar largo rato.--La vaca es más grande que la cabra.
¡Dejar á ese hombre, para que se fuera, como se fué, dando gritos por los caminos reales!...
10 Porque con el corazón se cree para justicia; mas con la boca se hace confesión para salud.
11 Estas cosas os he hablado, para que mi gozo esté en vosotros, y vuestro gozo sea cumplido.
2 Que si Abraham fué justificado por las obras, tiene de qué gloriarse; mas no para con Dios.
51 De cierto, de cierto os digo, que el que guardare mi palabra, no verá muerte para siempre.
¿Qué material se emplea= (or =se utiliza=) =para hacer?= [49] =es decir=, _that is to say_.
19 Y por ellos yo me santifico á mí mismo, para que también ellos sean santificados en verdad.
=servir= (i), to serve; =servir de=, to serve as; =no sirve para nada=, he is good for nothing.
25 Mas para que se cumpla la palabra que está escrita en su ley: Que sin causa me aborrecieron.
38 Porque he descendido del cielo, no para hacer mi voluntad, mas la voluntad del que me envió.
--Celina--le dice su ama cariñosamente,--lame á este caballero para manifestarle tus simpatías.
--No tantos como ingleses o alemanes, para no mencionar a los españoles, franceses e italianos.
[7] =lo que no obsta para...,= _a fact which does not prevent_ (_Buenos Aires_) _from being..._.
7 Este vino por testimonio, para que diese testimonio de la luz, para que todos creyesen por él.
--Te ruego que me lleves en tu caballo hasta la plaza, para que los camellos no me atropellen.
13 Mas ahora vengo á ti; y hablo esto en el mundo, para que tengan mi gozo cumplido en sí mismos.
46 Yo [la] luz he venido al mundo, para que todo aquel que cree en mí no permanezca en tinieblas.
--¿Se da a la mujer una enseñanza profesional fuera de la que se exige para ejercer el magisterio?
¡Vaya, que el tío Traga-santos está agradecido á las limosnas que le dimos para levantar la ermita!
¿Para cuántos de mis lectores será su libro--=«Ariel»=--como para mí lo ha sido, una revelación?...
=aquí,= here; =-- mismo,= right here; =de -- para allí,= here and there, from one place to another.
=decir=, 6, to say; =---- entre sí, para sí=, to say to oneself; =¡no digo yo!= well, I declare!
4 Mas os he dicho esto, para que cuando aquella hora viniere, os acordéis que yo os lo había dicho.
3 Respondió Jesús: Ni éste pecó, ni sus padres: mas para que las obras de Dios se manifiesten en él.
31 Y yo no le conocía; mas para que fuese manifestado á Israel, por eso vine yo bautizando con agua.
--Aquí no hay sitio para todo ese equipaje--dice la señora estrechando á la perra contra su corazón.
--Muy bien,--dijo el zapatero y dio a cada uno de sus hijos un caballo y cien duros para la jornada.
=sin=, without; =---- qué ni para qué=, without cause; =---- embargo=, notwithstanding, however.
36 Porque estas cosas fueron hechas para que se cumpliese la Escritura: Hueso no quebrantaréis de él.
* * * Un hombre muy rico envió por un médico para curarle de su enfermedad, que era pura aprensión.
31 Empero para que conozca el mundo que amo al Padre, y como el Padre me dió el mandamiento, así hago.
21 Mas el que obra verdad, viene á la luz, para que sus obras sean manifestadas que son hechas en Dios.
¡Cuidado que el tal Traga-santos agradece lo que Animalejos ha hecho para ayudarle á levantar la ermita!
24 Hasta ahora nada habéis pedido en mi nombre: pedid, y recibiréis, para que vuestro gozo sea cumplido.
7 Por tanto, sobrellevaos los unos á los otros, como también Cristo nos sobrellevó, para gloria de Dios.
--Mejor sería que le llevaseis cargado hasta el pueblo próximo, para evitar que se muera en el camino.
¡Parece mentira que ustedes se entusiasmen con esa algarabía alemana que sólo sirve para hacer dormir!...
25 El que ama su vida, la perderá; y el que aborrece su vida en este mundo, para vida eterna la guardará.
8 Mas Dios encarece su caridad para con nosotros, porque siendo aún pecadores, Cristo murió por nosotros.
--Sáqueme usted tela para un gabán--dice con aire de hombre superior.--Quiero que sea buena, ¿sabe usted?
13 Y todo lo que pidiereis al Padre en mi nombre, esto haré, para que el Padre sea glorificado en el Hijo.
2 Y preguntáronle sus discípulos, diciendo: Rabbí, ¿quién pecó, éste ó sus padres, para que naciese ciego?
21 ¿O no tiene potestad el alfarero para hacer de la misma masa un vaso para honra, y otro para vergüenza?
22 Y yo, la gloria que me diste les he dado; para que sean una cosa, como también nosotros somos una cosa.
7 Respondióle Felipe: Doscientos denarios de pan no les bastarán, para que cada uno de ellos tome un poco.
--Una vez sola,--dijo en tono suplicante;--una sola para saber si Teresa permite que me case con Cristina.
=para,= for, in order to; =-- que,= in order that; =-- con,= for, to, towards; =-- bajo= (= =abajo=), down.
=pelar=, to cut the hair; to pluck feathers; to peel; to shell; =agua para ----=, scalding water.
6 El que hace caso del día, háce[lo] para el Señor: y el que no hace caso del día, no lo hace para el Señor.
=para=, for, in order to; =decir para sí=, to say to one's self; =para que=, in order that; =¿para qué?= why?
[13] =¿Qué pasos hay que dar para...?= _What steps must be taken to...?_ VARIANTS: =¿Qué debe hacerse para...?
17 Porque no envió Dios á su Hijo al mundo, para que condene al mundo, mas para que el mundo sea salvo por él.
¡Conque faltan dos horas y media todavía para amanecer, si es que alguna vez amanece en esta maldita población!
--También se la aplica a levantar, por medio de bombas, el agua de los terrenos bajos para regar tierras altas.
=servir=, 29, to serve; =---- de=, to serve as; =---- para=, to be useful for; =----se de=, to make use of.
--Nada, que aquella noche no pude dormir de{29-1} remordimientos y al día siguiente tomé el tren para mi pueblo.
15 Y entendiendo Jesús que habían de venir para arrebatarle, y hacerle rey, volvió á retirarse al monte, él solo.
--Carga tu burro con todo el oro que quieras--dijo el negro--y compra todo lo que creas necesario para las bodas.
--¡Con qué placer nos asomábamos por cima de las verdes frondas para vernos retratadas en la temblorosa corriente!
--Sí; mucho.[7] --Espero que el hecho de ser extranjero no será un impedimento para el ejercicio del corretaje.
--Supongo[52] que a estos últimos acude el público para comprar[53] alimento y vestido.[54] --Así es, en efecto.
23 Y aun ellos, si no permanecieren en incredulidad, serán ingeridos; que poderoso es Dios para volverlos á ingerir.
39 Y dijo Jesús: Yo, para juicio he venido á este mundo: para que los que no ven, vean; y los que ven, sean cegados.
--Para mí, prosiguió con voz trémula el infeliz, en quien todos reconocieron al alcaide de las prisiones; para mí...
] Extraña, horrible fué la operación, en tanto que la candente armadura perdía su forma para tomar la de una cruz.
26 Porque Macedonia y Acaya tuvieron por bien hacer una colecta para los pobres de los santos que están en Jerusalem.
3 Y dijéronle sus hermanos: Pásate de aquí, y vete á Judea, para que también tus discípulos vean las obras que haces.
--Guarda--le dijo--tu último juguete: si alguna vez te desprendes de[198] él, que sea para hacer una buena obra.
16 Dijo entonces Tomás, el que se dice el Dídimo, á sus condiscípulos: Vamos también nosotros, para que muramos con él.
9 Porque Cristo para esto murió, y resucitó, y volvió á vivir, para ser Señor así de los muertos como de los que viven.
¡son aquellos amigos que por siempre nos dejaron, caros amigos para siempre idos, fuera del Tiempo y fuera del Espacio!
2 Todo pámpano que en mí no lleva fruto, le quitará: y todo aquel que lleva fruto, le limpiará, para que lleve más fruto.
36 Y el que siega, recibe salario, y allega fruto para vida eterna; para que el que siembra también goce, y el que siega.
--Eso pensaba yo: debí de haberle sido{21-4} simpática, porque si no, la verdad es que tenía motivo para ponerse furioso.
=Cambio de tiempos= Léase este cuento en voz alta, haciendo los cambios necesarios para decirlo todo en tiempo presente.
--No por cierto[31]; y se les llama, casas de compra y venta o establecimientos para la venta de artículos de segunda mano.
--Tío Traga-santos--le dijo el Párroco,--ésas son cosas muy delicadas para hombres de tan poco entendimiento como nosotros.
2 En la casa de mi Padre muchas moradas hay: de otra manera os [lo] hubiera dicho: voy, pues, á preparar lugar para vosotros.
90 Como seguían los caminos intransitables el moro tenía que aceptar la hospitalidad que le ofrecieron para aquella noche.
¡Lástima que no tenga á mano un almacén de comestibles y una bodega para esperar el día comiendo y bebiendo, aunque reventase!
28 Después de esto, sabiendo Jesús que todas las cosas eran ya cumplidas, para que la Escritura se cumpliese, dijo: Sed tengo.
59 Tomaron entonces piedras para tirarle: mas Jesús se encubrió, y salió del templo; y atravesando por medio de ellos, se fué.
--Moscón, dile al diablo que sepa para su gobierno que está en la iglesia San Miguel, que es quien con él se las sabe barajar.
--Quedan en Iquique, y para visitarlos habría que elegir las líneas de La Paz al puerto de Arica, llegando a Iquique por agua.
35 Y el que [lo] vió, da testimonio, y su testimonio es verdadero: y él sabe que dice verdad, para que vosotros también creáis.
13 Y el Dios de esperanza os llene de todo gozo y paz creyendo, para que abundéis en esperanza por la virtud del Espíritu Santo.
--Lo creo de veras, lo creo, porque no tiene cuerda para un trimestre; aunque imagino que la última vez se me olvidó arreglarlo.
=como,= as, as if, if, as for being; =-- que,= as if; =-- quiera que,= in view of the fact that; =--para,= as if to, in order to.
10 Al ver la piedra dijo para sí:[21] --La noche va a ser obscura, y algún vecino se va a lastimar contra esa piedra.
3 Y si me fuere, y os aparejare lugar, vendré otra vez, y os tomaré á mí mismo: para que donde yo estoy, vosotros también estéis.
4 Entonces Pilato salió otra vez fuera, y díjoles: He aquí, os le traigo fuera, para que entendáis que ningún crimen hallo en él.
8 ¿Y por qué no [decir] (como somos blasfemados, y como algunos dicen que nosotros decimos): Hagamos males para que vengan bienes?
--Hace once años que mi tía es una madre para mí; once años que sé lo que es el amor filial: ¿querías que me casase lejos de ella?
10 Ocupa una de las situaciones más propias para servir de[278] punto de escala a la navegación entre los dos continentes.
38 Mas si las hago, aunque á mí no creáis, creed á las obras; para que conozcáis y creáis que el Padre está en mí, y yo en el Padre.
42 Que yo sabía que siempre me oyes; mas por causa de la compañía que está alrededor, lo dije, para que crean que tú me has enviado.
--No tanto el de los limpiabotas, quienes prefieren trabajar en puestos al aire libre, para atraer marchantes entre los transeuntes.
--¡Deteneos!{34-2} (exclamó _Parrón_.) No se trata de eso _todavía_.--Os llamo para preguntaros qué le habéis _tomado_ á este hombre.
10 El ladrón no viene sino para hurtar, y matar, y destruir: yo he venido para que tengan vida, y para que [la] tengan en abundancia.
2 Así que, el que se opone á la potestad, á la ordenación de Dios resiste: y los que resisten, ellos mismos ganan condenación para sí.
31 Estas empero son escritas, para que creáis que Jesús es el Cristo, el Hijo de Dios; y para que creyendo, tengáis vida en su nombre.
14 Yo sé, y confío en el Señor Jesús, que de suyo nada hay inmundo: mas á aquel que piensa alguna cosa ser inmunda, para él es inmunda.
4 Y oyéndolo Jesús, dijo: Esta enfermedad no es para muerte, mas por gloria de Dios, para que el Hijo de Dios sea glorificado por ella.
_B, C._ _Escríbase, o refiérase delante de la clase, para la gacetilla de mañana, un suelto_ (article) _que no pase de cuarenta palabras.
¡Se lloraba al padre, al esposo, al hijo, que se iban, quizá para siempre; pero que, al irse, se llevaban el pan de los que se quedaban!
5 Y como alzó Jesús los ojos, y vió que había venido á él grande multitud, dice á Felipe: ¿De dónde compraremos pan para que coman éstos?
57 Y los pontífices y los Fariseos habían dado mandamiento, que si alguno supiese dónde estuviera, lo manifestase, para que le prendiesen.
=siempre=, always, ever, still; =como siempre=, as usual; lo =de siempre=, the usual occurrence, the same thing; =para siempre=, for ever.
6 Y estaban allí seis tinajuelas de piedra para agua, conforme á la purificación de los Judíos, que cabían en cada una dos ó tres cántaros.
--, nothing; not anything; en --, in any respect; at all; -- menos, nothing less; para --, in any respect; at all; pues --, but no; not so.
110 La niña dijo que quería ir con él y la madre del Norte le regaló una gallina de oro y trigo de oro para vender en caso de necesidad.
--Será tal vez algún antiguo amor de la corte que le sigue á Toledo para hacerle más soportable el ostracismo, añadió otro de los del grupo.
¡He ahí á ese piadoso y gran pueblo orando en alta voz para glorificar al Santo y pedirle el remedio y el consuelo de los males de la patria!
5 --Conserva uno, si quieres, para recuerdo,--le dijo;--pero los restantes es preciso que hoy mismo los repartas entre tus hermanos.
--Debido a lo cual[5] la corpulencia de las ovejas sudamericanas tal vez fué haciéndose[6] inferior a la requerida para el comercio de carnes.
--Hasta que suspendíamos nuestra monótona charla para oir embebecidas las quejas del ruiseñor, que había escogido nuestro tronco por escabel.
=par=, _m._, pair, couple; =a ----es=, in pairs; =de ---- en ----=, wide, =para=, for, to, in order to; =---- que=, in order that, so that.
5 Porque mientras estábamos en la carne, los afectos de los pecados que eran por la ley, obraban en nuestros miembros fructificando para muerte.
[6] =hacer la gracia de.= From _gracia_, 'A funny, foolish act.' VARIANT: =Hacer la locura de.= [7] =para mi gobierno,= _for my own guidance_.
--¡Nunca!...Ya el viento que nos dejó reposar un punto vuelve á soplar, y ya me siento estremecida para levantarme de la tierra y seguir con él.
=faltar=, to lack, be lacking, fail, give way; =faltar á la verdad=, not to tell the truth; =faltan dos horas para=, it will be two hours before.
16 Porque no me avergüenzo del evangelio: porque es potencia de Dios para salud á todo aquel que cree; al Judío primeramente y también al Griego.
¡Yo saldré para Cádiz hoy por la mañana en el _barco de la hora_, y maravilla será que no atrape al ratero y recupere á las hijas de mi trabajo!
«Esta buena pieza es la que ha causado el destrozo», dije para mis adentros, lanzándole una mirada iracunda que la muñeca aparentó no comprender.
18 El creyó en esperanza contra esperanza, para venir á ser padre de muchas gentes, conforme á lo que [le] había sido dicho: Así será tu simiente.
¡Vengan enhorabuena esos extranjeros, cuyos apellidos nos han servido para bautizar todos los accidentes geográficos de la costa patagónica[2] ...
15 ¡Qué alegría la del gran navegante, y qué grandioso hecho el de completar el dominio del mundo, para la ciencia y para la civilización!
--No ignora V., madre María, que su hija murió hace diez años y que yo pagué su entierro para que su hermoso cuerpo descansase en este campo santo.
16 Porque de tal manera amó Dios al mundo, que ha dado á su Hijo unigénito, para que todo aquel que en él cree, no se pierda, mas tenga vida eterna.
18 No hablo de todos vosotros: yo sé los que he elegido: mas para que se cumpla la Escritura: El que come pan conmigo, levantó contra mí su calcañar.
--¡Qué atrasado de noticias está Ud.![1] En Buenos Aires funciona ya un subterráneo y hay dos más en construcción, aparte de uno especial para carga.
25 Volvió Colón a España, para dar cuenta a los reyes de las tierras descubiertas, de donde llevó algunos habitantes, oro y frutos preciosos.
--Cuando es preciso[10] vender una propiedad a fin _de_[11] dividir una herencia o para satisfacer una demanda entablada por los acreedores del dueño.
«Haz lo que debas y suceda lo que suceda.» Así terminó el cura los consejos paternales que le dió, para que siguiese impávida en la senda de la virtud.
29 Porque los unos pensaban, por que Judas tenía la bolsa, que Jesús le decía: Compra lo que necesitamos para la fiesta: ó, que diese algo á los pobres.
--Está bien, hijo, y con esta condición voy a absolverte; porque si no hicieses la restitución, no habría 5 perdón para tu alma.
¿Por qué no seré yo bastante rico para pasar la 5 vida tumbado sobre un blando lecho, provisto de cortinas que me libren de los mosquitos?
¡Ves que la pieza está herida, que es la primera que cae por mi mano, y abandonas el rastro y la dejas perder para que vaya á morir en el fondo del bosque!
--No hay duda que aunque no sea más que la ilusión de hallarse junto á una mujer de este calibre, es lo suficiente para no pegar los ojos en toda la noche.
¿Qué había pasado entre los dos amantes para que se arrastrara al fin á poner por obra una idea que sólo el concebirla había erizado sus cabellos de horror?
¿Que había pasado entre los dos amantes para que se arrastrara al fin á poner por obra una idea que sólo el concebirla había erizado sus cabellos de horror?
[17] =aseadito para andar,= from _aseado_, 'clean,' 'neat.' A horse which is ready to be taken to any public concourse without fear of its soiling the floor.
15 --Y no sólo parece, sino que es un robo, y el robo es un gran pecado, hijo mío; por manera que es menester arrepentirse de corazón,[327] para....
17 Porque la Escritura dice de Faraón: Que para esto mismo te he levantado, para mostrar en ti mi potencia, y que mi nombre sea anunciado por toda la tierra.
21 Para que todos sean una cosa; como tú, oh Padre, en mí, y yo en ti, que también ellos sean en nosotros una cosa: para que el mundo crea que tú me enviaste.
23 Si recibe el hombre la circuncisión en sábado, para que la ley de Moisés no sea quebrantada, ¿os enojáis conmigo porque en sábado hice sano todo un hombre?
=para=, for, to, in order to, toward, wherefore, to the end that; =---- con=, toward; =---- que=, in order that, that; =---- sí=, to _or_ for one's self.
23 Yo en ellos, y tú en mí, para que sean consumadamente una cosa; que el mundo conozca que tú me enviaste, y que los has amado, como también á mí me has amado.
27 Mis ovejas oyen mi voz, y yo las conozco, y me siguen; 28 Y yo les doy vida eterna y no perecerán para siempre, ni nadie las arrebatará de mi mano.
34 Respondióle la gente: Nosotros hemos oído de la ley, que el Cristo permanece para siempre: ¿cómo pues dices tú: Conviene que el Hijo del hombre sea levantado?
6 Mas ahora estamos libres de la ley, habiendo muerto á aquella en la cual estábamos detenidos, para que sirvamos en novedad de espíritu, y no en vejez de letra.
14 Entonces, pues, Jesús les dijo claramente: Lázaro es muerto; 15 Y huélgome por vosotros, que yo no haya estado allí, para que creáis: mas vamos á él.
=con=, with, toward; =para ----=, toward; =---- tal que=, provided that; =---- que=, so then; =---- todo= _or_ =todo eso=, nevertheless, notwithstanding.
[7.13] =le=, 'at him.' [7.16] =se la arrancaré=, 'I shall take it off of him.' [7.19] =para sí=, 'to himself.' [7.25] =hay que=, 'I must' (lit., 'one must').
--Moscón, dijo á su vez Mariquilla albóndiga, díle al diablo que mi _mae_ Ana me ha puesto una cruz de retama macho al cuello para librarme de él y de la erisipela.
--El clima es allí demasiado frío,--contestó Smith.--Y en Australia y el Sur de África la lluvia es insuficiente para mantener los prados donde se apacenta el ganado.
15 Porque no habéis recibido el espíritu de servidumbre para [estar] otra vez en temor; mas habéis recibido el espíritu de adopción, por el cual clamamos, Abba, Padre.
17 Y si hijos, también herederos; herederos de Dios, y coherederos de Cristo; si empero padecemos juntamente [con él], para que juntamente [con él] seamos glorificados.
--Sí, señor; pues la enseñanza industrial para la mujer ha pasado de la etapa filantrópica a la económica, aunque sólo en algunos centros, que son contados[12] todavía.
10 Y hallé que el mandamiento, [intimado] para vida, [para mí] era mortal: 11 Porque el pecado, tomando ocasión, me engañó por el mandamiento, y por él me mató.
4 Porque las cosas que antes fueron escritas, para nuestra enseñanza fueron escritas; para que por la paciencia, y por la consolación de las Escrituras, tengamos esperanza.
2 Y no os conforméis á este siglo; mas reformaos por la renovación de vuestro entendimiento, para que experimentéis cuál sea la buena voluntad de Dios, agradable y perfecta.
7 Entonces Jesús dijo: Déjala: para el día de mi sepultura ha guardado esto; 8 Porque á los pobres siempre los tenéis con vosotros, mas á mí no siempre me tenéis.
--No se hacen esas especulaciones en la Argentina y le diré por qué: El agricultor no retiene su trigo para venderlo cuando mejor le parezca, como se hace en Estados Unidos.
[4] =¿Hay campo para...?= _Is there a field for...?_ VARIANT: =Hay oportunidades (lugar) para.= [5] _tramway._ This word is extensively used in Latin America for _tranvía_.
51 Yo soy el pan vivo que he descendido del cielo: si alguno comiere de este pan, vivirá para siempre; y el pan que yo daré es mi carne, la cual yo daré por la vida del mundo.
9 Y David dice: Séales vuelta su mesa en lazo, y en red, Y en tropezadero, y en paga: 10 Sus ojos sean obscurecidos para que no vean, Y agóbiales siempre el espinazo.
=sí= yes; =contestó que sí= he answered yes; =dijo que sí= he said yes =si= if =siempre= always; =para siempre= forever; =siempre que= whenever =sienta= _impv.
--Pues bien: el conocimiento de esta topografía del suelo de Méjico, unido al del régimen de los vientos, nos da la clave para comprender las regiones climatéricas[7] de ese país.
¡Que en mal hora muera{33-4} si no tenía gana de encontrarte el gitanico{33-5} para decirte la buenaventura y darte un beso en esa mano de emperador!--¡También yo soy de los tuyos!
18 Así que, de la manera que por un delito [vino la culpa] á todos los hombres para condenación, así por una justicia [vino la gracia] á todos los hombres para justificación de vida.
=Cambio de tiempos= Léase en voz alta los dos primeros párrafos de este trozo, cambiando a la vez los tiempos de los verbos que se hallen allí para decirlo todo en tiempo presente.
30 También son elegidos por votación popular y por cuatro años el presidente y dos vicepresidentes, no pudiendo el primero ser nombrado de nuevo para el período inmediato.
--¡Sí!, prosiguió el anciano; por vuestros padres, por vuestros deudos, por las lágrimas de la que el cielo destina para vuestra esposa, por las de un servidor que os ha visto nacer ...
16 ¿No sabéis que á quien os prestáis vosotros mismos por siervos para obedecer[le], sois siervos de aquel á quien obedecéis, ó del pecado para muerte, ó de la obediencia para justicia?
4 Porque somos sepultados juntamente con él á muerte por el bautismo; para que como Cristo resucitó de los muertos por la gloria del Padre, así también nosotros andemos en novedad de vida.
36 Respondió Jesús: Mi reino no es de este mundo: si de este mundo fuera mi reino, mis servidores pelearían para que yo no fuera entregado á los Judíos: ahora, pues, mi reino no es de aquí.
_Repítanse las frases siguientes, usando el condicional para expresar probabilidad o suposición en el pasado_ (_Ejemplo_: Me parece que el niño tenía once años=el niño tendría once años): 1.
--¡Pero, señores![49]--exclamó riendo el norteamericano,--¡a ese paso[50] los papeles se trocarán[51] y el déficit en el tonelaje estará en contra de nuestras exportaciones para Sud América!
4 Así también vosotros, hermanos míos, estáis muertos á la ley por el cuerpo de Cristo, para que seáis de otro, [á saber], del que resucitó de los muertos, á fin de que fructifiquemos á Dios.
10 Un día el dueño del castillo se levantó muy temprano, colocó una gran piedra en el camino de la aldea, y se escondió cerca de allí para ver lo que ocurría al pasar[17] la gente.
--Ese hecho produjo una crisis económica profunda en tales labores; pero dió al gobierno la oportunidad de poner en práctica un plan de colonización agrícola para atraer al inmigrante europeo.
16 Ni tampoco de la manera que por un pecado, [así] también el don: porque el juicio á la verdad [vino] de un [pecado] para condenación, mas la gracia [vino] de muchos delitos para justificación.
20 Esto sirvió de alegría[242] y de estímulo a los del _Mayflower_; pero desgraciadamente el nuevo buque no traía provisiones, y las que los colonos tenían no eran bastantes para todos.
--Yo no veo en ello sino razones, y muy poderosas,[5] para establecer pesquerías en esos países, a menos que haya[6] motivo para que el pescado sea allí menos aceptable que en el resto del mundo.
¡Que esta cámara sea transformada en una más melancólica y yo rogaré a Dios que la deje dormir para siempre, los ojos cerrados, mientras que a su alrededor errarán los fantasmas de oscuros velos!
12 Cuando estaba con ellos en el mundo, yo los guardaba en tu nombre; á los que me diste, yo los guardé, y ninguno de ellos se perdió, sino el hijo de perdición; para que la Escritura se cumpliese.
_Apréndase de memoria esta fábula._ Es muy importante que el profesor corrija la pronunciación de los discípulos, para que no aprendan nada de memoria, a menos que estén seguros de la pronunciación.
22 Mira, pues, la bondad y la severidad de Dios: la severidad ciertamente en los que cayeron; mas la bondad para contigo, si permanecieres en la bondad; pues de otra manera tú también serás cortado.
24 Padre, aquellos que me has dado, quiero que donde yo estoy, ellos estén también conmigo; para que vean mi gloria que me has dado: por cuanto me has amado desde antes de la constitución del mundo.
¡De seguro, cuando fueron á verle los de Cabezudo le alargaron buenas amarillas para que pidiese que no lloviera, y el muy tunante pidió al Santo que lloviese sólo un poco para cubrir el expediente!
--Señor--contestó la buena mujer llorando,--¡qué quiere usted que haga sino rezar!{101-2} ¡En este instante quizá luchan á muerte mi hijo y el toro, y naturalmente, rezo para que venza mi pobre hijo!
23 Y como los soldados hubieron crucificado á Jesús, tomaron sus vestidos, é hicieron cuatro partes (para cada soldado una parte); y la túnica; mas la túnica era sin costura, toda tejida desde arriba.
=96.=--[96.12] =poco después de obscurecido=, 'a little after dark.' =97.=--[97.5] =Es que=, 'the fact is that.' [97.8] =para en ella padecer hambre==_para padecer hambre en ella_.--=No ha oído V.
11 Porque os deseo ver, para repartir con vosotros algún don espiritual, para confirmaros; 12 Es á saber, para ser juntamente consolado con vosotros por la común fe vuestra y juntamente mía.
36.--EL LLANERO[1] Sus ocupaciones principales son la crianza y pastoreo de los ganados, la pesca y la caza; si bien[2] algunos cultivan pequeñas porciones de terreno para obtener raíces comestibles.
13 Mas no quiero, hermanos, que ignoréis que muchas veces me he propuesto ir á vosotros (empero hasta ahora he sido estorbado), para tener también entre vosotros algún fruto, como entre los demás Gentiles.
24 Y dijeron entre ellos: No la partamos, sino echemos suertes sobre ella, de quién será; para que se cumpliese la Escritura, que dice: Partieron para sí mis vestidos, Y sobre mi vestidura echaron suertes.
16 No me elegisteis vosotros á mí, mas yo os elegí á vosotros; y os he puesto para que vayáis y llevéis fruto, y vuestro fruto permanezca: para que todo lo que pidiereis del Padre en mi nombre, él os lo dé.
70, note 1.] El rey de Castilla[1] marchaba á la guerra de moros,[2] y para combatir con los enemigos de la religión había apellidado en son de guerra á todo lo más florido de la nobleza de sus reinos.
15 El pequeño buque llamado _Speedwell_ no era propio para la navegación trasatlántica y sólo había de llevarlos a Southampton, donde los esperaba el _Mayflower_, para conducirlos al Nuevo Mundo.
--Lo que este hombre dice es mentira,--dijo el aceitero.--Vino él a comprarme aceite, me dijo que le cambiara una moneda de oro, y al sacar yo la bolsa para complacerle, quiso apoderarse de[110] ella.
=Sinopsis de verbos= Escríbase una sinopsis de los verbos _crecer_, _extraer_, _conocer_ en los tiempos simples y compuestos de indicativo y de subjuntivo, usando para esto la primera persona del singular.
12 Porque no hay diferencia de Judío y de Griego: porque el mismo que es Señor de todos, rico es para con todos los que le invocan: 13 Porque todo aquel que invocare el nombre del Señor, será salvo.
--Así no más.[18] Precisamente te llamaba para pedirte ciertos datos con el objeto de transmitirlos adonde tú sabes[19] en la esperanza de constituir la compañía telefónica de que te hablé hace algunos meses.
--He oído decir que en el Brasil la tierra cafetera se cultiva hasta que, hallándose agotada, no produce más, y que entonces se abandona la plantación para esquilmar de la misma manera las tierras inmediatas.
(contestó _Parrón_ muy lentamente.) Vas á quedarte en mi poder...--¡Si en todo el mes que entra no me ahorcan, te ahorco yo á ti, tan cierto como ahorcaron á mi padre!--Si muero para esa fecha, quedarás libre.
26.--EL LUTO Ya han pasado dos meses y las niñas están cansadas del encierro, y abren algún tanto y por un momento, un postigo, para ver _algo_ de la calle y oír el órgano que toca en la esquina o en otra parte.
55 Y la Pascua de los Judíos estaba cerca: y muchos subieron de aquella tierra á Jerusalem antes de la Pascua, para purificarse; 56 Y buscaban á Jesús, y hablaban los unos con los otros estando en el templo.
=estar=, 7, to be; understand (familiar); =---- a punto de=, to be about to; =---- de vuelta=, to return, be back; =---- en proyecto=, to be planned; =---- lucido=, to be in a fine fix; =---- para=, to be about to.
12 Así que, hermanos, deudores somos, no á la carne, para que vivamos conforme á la carne: 13 Porque si viviereis conforme á la carne, moriréis; mas si por el espíritu mortificáis las obras de la carne, viviréis.
¡Lo que es de esta hecha voló la lluvia!{98-3} ¡Y nosotros, pedazos de burros, que hemos andado diez leguas y hemos gastado un dineral en misas y luces y limosna al Santo para que lloviera, pues tenemos el campo quemado!...
¡Antes de quince días, ni á represadas podemos moler, y este verano los de Cabezudo ganan el oro y el moro con la molienda, y á nosotros nos tiene que asar á contribuciones el Ayuntamiento para levantar las cargas del pueblo!
31 Entonces los Judíos, por cuanto era la víspera [de la Pascua], para que los cuerpos no quedasen en la cruz en el sábado, pues era el gran día del sábado, rogaron á Pilato que se les quebrasen las piernas, y fuesen quitados.
--Mire usted, señor Cura, lo que yo quería decir era que es imposible que llueva á gusto de todos, y que lo más que yo pude hacer fué pedir á San Isidro que intercediese con Dios para que lloviese como más conviniese á todos.
8.--BARTOLOMÉ MITRE[A] Tuve la fortuna de conocer íntimamente a este ilustre americano, en 1883, cuando vino a Chile por última vez, no ya en campaña política sino en gira de placer,[2] para visitar a sus viejas amistades.
19 Humana cosa digo, por la flaqueza de vuestra carne: que como para iniquidad presentasteis vuestros miembros á servir á la inmundicia y á la iniquidad, así ahora para santidad presentéis vuestros miembros á servir á la justicia.
¿Hay nada más ridículo que estas gentes que quieren pasar por finas en medio de la más crasa ignorancia de los usos sociales, que para obsequiarle le obligan á usted á comer y beber por fuerza y no le dejan medio de hacer su gusto?
--Convengo en que sería difícil para una compañía completamente extraña reunir un núcleo de abonados suficientemente grande e importante como para inducir a los abonados de otras compañías a abandonar el servicio que de ellas reciben.
118, note 1.] Como dejo dicho, así en la plaza Mayor, como en las calles por donde el prisionero debía atravesar para dirigirse al punto en que sus jueces se encontraban, la impaciente multitud hervía como un apiñado enjambre de abejas.
--La ley así lo establece en la gran mayoría de las repúblicas de que tratamos; pero son tantos los inconvenientes con que se tropieza para dar instrucción a todos los niños en edad escolar,[5] que las contravenciones a la ley quedan impunes.
25 Padre justo, el mundo no te ha conocido, mas yo te he conocido; y éstos han conocido que tú me enviaste; 26 Y yo les he manifestado tu nombre, y manifestaré[lo aún]; para que el amor con que me has amado, esté en ellos, y yo en ellos.
12 Porque todos los que sin ley pecaron, sin ley también perecerán; y todos los que en la ley pecaron, por la ley serán juzgados: 13 Porque no los oidores de la ley son justos para con Dios, mas los hacedores de la ley serán justificados.
=tafetán,= _m._, taffeta; =no está la Magdalena para tafetanes= _is used when speaking of one who is ill-humored or angry, and consequently not in the mood to grant favors_ (_cf._ =no está la dama para tafetanes,= '_the lady does not care for finery_').
--Barcos de vapor, es decir, vapores de río para pasajeros y vapores-correos que hacen el servicio fluvial en el interior de la Argentina y Paraguay y, además, entre los puertos marítimos de las costas australes argentinas, aun llegando hasta el Brasil.
--La caña prospera en todos los países de este continente, aun cuando algunos de ellos, como el Paraguay y otros, la cultivan principalmente para extraer de ella el alcohol, que se llama también aguardiente de caña, ron, _chinguirito_ o simplemente caña.
=NIÑOS PRECOCES= =Quien mucho duerme poco aprende= Cuando un niño, por su aplicación y excepcionales condiciones, logra hacerse superior a los de su edad, el vulgo, para demostrar su admiración, suele lanzar la frase:--Este niño vivirá poco.
13 Respondió Jesús y díjole: Cualquiera que bebiere de esta agua, volverá á tener sed; 14 Mas el que bebiere del agua que yo le daré, para siempre no tendrá sed: mas el agua que yo le daré, será en él una fuente de agua que salte para vida eterna.
25 --Solamente le falta la muleta, para que sea _ño Cucho_ el Cojo, en mismita persona,--contesta la mujer, dando una gran carcajada.[293] Tal fué la escena que, poco más o menos, pasó un día, en uno de los vallecitos de la costa de Colchagua.
20 La ley empero entró para que el pecado creciese; mas cuando el pecado creció, sobrepujó la gracia; 21 Para que, de la manera que el pecado reinó para muerte, así también la gracia reine por la justicia para vida eterna por Jesucristo Señor nuestro.
51 Mas esto no lo dijo de sí mismo; sino que, como era el sumo pontífice de aquel año, profetizó que Jesús había de morir por la nación: 52 Y no solamente por aquella nación, mas también para que juntase en uno los hijos de Dios que estaban derramados.
13.--HIDALGO Y MORELOS Como en aquellos tiempos,[1] es decir, bajo la dominación española, en las que hoy son repúblicas independientes, no se abría para los americanos otra carrera que la del sacerdocio, Morelos recibió las órdenes[2] y sirvió varios curatos.
--Las carreras de caballos, las cuales han estimulado mucho la mejora del ganado equino; la corrida de la sortija; el pato: juego en el cual varios ginetes se persiguen para arrebatar de las manos de uno de ellos un pato muerto o un objeto que represente este animal.
23 Mas ahora no teniendo más lugar en estas regiones, y deseando ir á vosotros muchos años há, 24 Cuando partiere para España, iré á vosotros; porque espero que pasando os veré, y que seré llevado de vosotros allá, si empero antes hubiere gozado de vosotros.
9 Porque testigo me es Dios, al cual sirvo en mi espíritu en el evangelio de su Hijo, que sin cesar me acuerdo de vosotros siempre en mis oraciones, 10 Rogando, si al fin algún tiempo haya de tener, por la voluntad de Dios, próspero viaje para ir á vosotros.
--Emporios de artículos menudos para la casa.[29] En ellos se vende vajilla de loza o porcelana, cubiertos, artículos de mesa y de cocina, tales como cacerolas, sartenes, pavas o peroles, ollas, calderas, cafeteras, teteras, aparte de convoyes para el aderezo de la ensalada.
30 Porque como también vosotros en algún tiempo no creísteis á Dios, mas ahora habéis alcanzado misericordia por la incredulidad de ellos; 31 Así también éstos ahora no han creído, para que, por la misericordia para con vosotros, ellos también alcancen misericordia.
_Léase repetidas veces este poema en voz alta._ UN JUEZ MORO =Al mentiroso conviene ser memorioso= Un emir de Argel tuvo noticia de[98] que había cerca de la ciudad un juez muy hábil para[99] descubrir la verdad, y quiso hacer la prueba[100] por sí mismo.
* * * Footnotes to Un Alma: [Q] _Entregados_ llamamos en Costa Rica á los niños del pueblo que por cualquier motivo confían las autoridades á familias respetables, para que los eduquen, mantengan y vistan basta su mayor edad, á trueque de los servicios que prestan en la casa.
19 Empero sabemos que todo lo que la ley dice, á los que están en la ley lo dice, para que toda boca se tape, y que todo el mundo se sujete á Dios: 20 Porque por las obras de la ley ninguna carne se justificará delante de él; porque por la ley [es] el conocimiento del pecado.
--Porque antes de terminar la senda, me dijo con el tono más natural del mundo, tendríais que costear el precipicio á que cayó la maldita bruja que le da su nombre, y en el cual se cuenta que anda penando el alma que, después de dejar el cuerpo, ni Dios ni el diablo han querido para suya.
¿Quién sabía si la bruja aprovechaba aquellos instantes para hacer uno de esos terribles conjuros que sacan á los muertos de sus sepulturas, estremecen el fondo de los abismos y traen á la superficie de la tierra, obedientes á sus imprecaciones, hasta á los más rebeldes espíritus infernales?
15 Mas os he escrito, hermanos, en parte resueltamente, como amonestándoos por la gracia que de Dios me es dada, 16 Para ser ministro de Jesucristo á los Gentiles, ministrando el evangelio de Dios, para que la ofrenda de los Gentiles sea agradable, santificada por el Espíritu Santo.
--Porque para la fabricación del nitrato es indispensable el alto calor de los inmensos hornos eléctricos--contestó mister Smith.--Sin embargo, no creo que esta forma costosa de fabricación se usara en la preparación de nitrato para abonos, de los cuales, por otra parte, no podemos prescindir.
5 Porque si fuimos plantados juntamente en [él] á la semejanza de su muerte, así también [lo seremos á la] de su resurrección: 6 Sabiendo esto, que nuestro viejo hombre juntamente fué crucificado con [él], para que el cuerpo del pecado sea deshecho, á fin de que no sirvamos más al pecado.
--Á él voy, contestó con calma Esteban, que después de dar una gran voz acompañada de un silbido para que se agruparan los corderos, que no perdía de vista y comenzaban[1] á desparramarse por el monte, torno á rascarse la cabeza y prosiguió así: [Footnote 1: que no perdía de vista y comenzaban.
[Footnote 1: parecía is parenthetic in sense as used here.] El caballero que acababa de abandonar el alcázar para dirigirse al Zocodover era Alonso Carrillo, que en razón al puesto de honor que desempeñaba cerca de la persona del rey, había tenido que acompañarle en su cámara hasta aquellas horas.
] Asi pensando y discurriendo pasó Garcés la tarde, y cuando ya el sol comenzó á esconderse por detras de las vecinas lomas y don Dionís mando volver grupas á su gente para tornar al castillo, separóse sin ser notado de la comitiva y echo en busca del zagal por lo más espeso é intrincado del monte.
35.--MI EDUCACIÓN Tenía mis libros sobre la mesa del comedor, apartábalos para que sirvieran el almuerzo, después para la comida, en la noche para la cena; la vela se extinguía a las dos de la mañana, y cuando la lectura me apasionaba, me pasaba[1] tres días sentado registrando en el diccionario.
12 No reine, pues, el pecado en vuestro cuerpo mortal, para que le obedezcáis en sus concupiscencias; 13 Ni tampoco presentéis vuestros miembros al pecado por instrumentos de iniquidad; antes presentaos á Dios como vivos de los muertos, y vuestros miembros á Dios por instrumentos de justicia.
123, 1.22.] Ni por ésas.[1] [Footnote 1: Ni por ésas = 'Nor did these (threats) avail.'] La indignación llegó á su colmo, hasta el punto que uno de sus guardas, lanzándose sobre el reo, cuya pertinacia en callar bastaría para apurar la paciencia á un santo, le abrió violentamente la visera.
--Todo eso está muy bueno,[41]--dijo sonriendo el señor Matienzo, que hasta entonces no había hablado;--pero de nada valdría[42] el que los Estados Unidos poseyeran las fuentes de abastecimiento de sus mercados si al mismo tiempo no dispusieran de una marina mercante para el transporte de los productos.
8 Digo, pues, que Cristo Jesús fué hecho ministro de la circuncisión por la verdad de Dios, para confirmar las promesas [hechas] á los padres, 9 Y para que los Gentiles glorifiquen á Dios por la misericordia; como está escrito: Por tanto yo te confesaré entre los Gentiles, Y cantaré á tu nombre.
--Por mi parte,[20] preveo un enorme campo de acción para los capitales que hayan de emplearse en instalaciones hidroeléctricas,--dijo el señor Souza.--En la América latina la substitución del vapor por la electricidad[21] en la generación de fuerza trae una economía mucho mayor que en los Estados Unidos.
5 Mas por tu dureza, y por tu corazón no arrepentido, atesoras para ti mismo ira para el día de la ira y de la manifestación del justo juicio de Dios; 6 El cual pagará á cada uno conforme á sus obras: 7 A los que perseverando en bien hacer, buscan gloria y honra é inmortalidad, la vida eterna.
15 Si me amáis, guardad mis mandamientos; 16 Y yo rogaré al Padre, y os dará otro Consolador, para que esté con vosotros para siempre: 17 Al Espíritu de verdad, al cual el mundo no puede recibir, porque no le ve, ni le conoce: mas vosotros le conocéis; porque está con vosotros, y será en vosotros.
29 Porque á los que antes conoció, también predestinó para que fuesen hechos conformes á la imagen de su Hijo, para que él sea el primogénito entre muchos hermanos; 30 Y á los que predestinó, á éstos también llamó; y á los que llamó, á éstos también justificó; y á los que justificó, á éstos también glorificó.
_Por_ lo pronto, haremos el viaje _por_ poco dinero; no será necesario hacer preparativos para la partida ni escribir de antemano[8] cartas[9] o poner telegramas[10] a los hoteles para retener habitaciones.[11] --Tampoco será preciso consultar la guía de ferrocarriles para saber la hora de salida y llegada de los trenes.
108, note 3] En este punto del diálogo, terció don Dionís, y con una desesperante gravedad á través de la que se adivinaba toda la ironía de sus palabras, comenzó á darle al ya asendereado mozo los consejos más originates del mundo, para el caso de que se encontrase de manos á boca con el demonio convertido en corza blanca.
10 Y no sólo esto; mas también Rebeca concibiendo de uno, de Isaac nuestro padre, 11 (Porque no siendo aún nacidos, ni habiendo hecho aún ni bien ni mal, para que el propósito de Dios conforme á la elección, no por las obras sino por el que llama, permaneciese;) 12 Le fué dicho que el mayor serviría al menor.
18 Porque no osaría hablar alguna cosa que Cristo no haya hecho por mí para la obediencia de los Gentiles, con la palabra y con las obras, 19 Con potencia de milagros y prodigios, en virtud del Espíritu de Dios: de manera que desde Jerusalem, y por los alrededores hasta Ilírico, he llenado [todo] del evangelio de Cristo.
2, note 2.] Ahora que estoy en mi celda tranquilo, escribiendo para ustedes la relación de estas impresiones extrañas, no puedo menos de maravillarme y dolerme de que las viejas supersticiones tengan todavía tan hondas raíces entre las gentes de las aldeas, que den lugar á sucesos semejantes; pero, ¿por qué no he de confesarlo?
¡Y con qué santo regocijo y piadoso recogimiento de espíritu discurrirán por aquellos campos, pondrán su planta donde Isidro y María pusieron la suya, y se inclinarán á cada paso á besar aquella tierra, que Isidro regó con su sudor y los ángeles santificaron con su presencia, bajando á ella para regir el arado del bendito labrador!
--Pues, hija, repuso el cura, «Haga yo lo que deba, y haga Dios lo que quiera.»{91-3} IV Del lado opuesto del pueblo se extiende un pinar, al que se llega por un prado de roja arena, que cubre un césped{91-4} tan corto y espeso, que parece lo ha tejido la naturaleza para avergonzar á los tejedores de las más afamadas alfombras.
--Entonces, respondí asombrado á mi vez de la credulidad de aquel pobre hombre, daré crédito á lo que usted dice, sin objetar palabra; aunque á mí se me había figurado, añadí recalcando estas últimas frases para ver el efecto que le hacían, que todo eso de las brujas y los hechizos no eran sino antiguas y absurdas patrañas de las aldeas.
* * * * * En estos últimos tiempos, el eterno Cóndor de los tiempos ha estremecido de tal modo mi cielo hasta en sus alturas, agrandando el tumulto producido por el pasaje y la huida de los años, y tengo tan obstinadamente los ojos fijos en el inquietante horizonte, que no me queda tiempo para mis dulces ocios.
--Pero hay títulos y títulos,[15]--observó el señor Jiménez.--Sería conveniente que los norteamericanos invirtieran sus capitales en nuestros ferrocarriles, ante todo[16]; luego en empréstitos nacionales; en servicios urbanos; en instalaciones hidroeléctricas y en fábricas para la manufactura de artículos para el mercado de los Estados Unidos.
19 Y no se enflaqueció en la fe, ni consideró su cuerpo ya muerto (siendo ya de casi cien años), ni la matriz muerta de Sara; 20 Tampoco en la promesa de Dios dudó con desconfianza: antes fué esforzado en fe, dando gloria á Dios, 21 Plenamente convencido de que todo lo que había prometido, era también poderoso para hacerlo.
(From _Más Honor que Honores_.) LA AJORCA DE ORO I Ella era hermosa, hermosa con esa hermosura que inspira el vértigo; hermosa con esa hermosura que no se parece en nada á la que soñamos en los ángeles, y que, sin embargo, es sobrenatural; hermosura diabólica, que tal vez presta el demonio á algunos seres para hacerlos sus instrumentos en la tierra.
150.] El tiempo que faltaba para emprender el camino de la frontera y concluir de ordenar las huestes reales, discurría en medio de fiestas públicas, lujosos convites y lucidos torneos, hasta que, llegada al fin la víspera del día señalado de antemano por S.A.[1] para la salida del éjercito, se dispuso un postrer sarao, con el que debieran terminar los regocijos.
--Eso han comenzado a hacer las sociedades cooperativas, construyendo silos donde el trigo pueda guardarse en depósito, elevadores de granos para uniformar los tipos del cereal, bancos agrícolas que hagan préstamos al agricultor con un interés moderado, complementando todo esto con el aseguro de sus cosechas contra el granizo, la langosta y otros muchos contratiempos.
¡Yo os aseguro que hice cuanto estaba de mi parte{108-2} para complacer á Cabezudo, que quería no cayese gota de agua; á Animalejos, que quería cayese sólo un chaparrón; y á Barbaruelo, que quería lloviese si Dios tenía que!{108-3} Dios lo puede hacer todo, pero á veces lo hace tan indirectamente, que parece no hacer nada ó hacer todo lo contrario de lo que se le pide.
10 Los ingleses no eran aguerridos, ni tenían organizadas bastantes fuerzas para el combate; pero pensaron en la necesidad de hacerse fuertes para la defensa, y para ello les faltaba un jefe.[201] Eligieron rey a Alfredo, un caballero bueno, justo y 15 prudente, que nunca mentía, que estudiaba mucho y que amaba la ciencia y la verdad.
503.] Las cuencas del Moncayo[1] repitieron de eco en eco el bramido de las trompas, el latir de la jauría desencadenada y las voces de los pajes resonaron con nueva furia, y el confuso tropel de hombres, caballos y perros se dirigió al punto que Iñigo, el montero mayor de los marqueses de Almenar,[2] señalara,[3] como el más á propósito para cortarle el paso á la res.
[100.28] =aguardando á que amanezca=, 'waiting for dawn' (lit., 'waiting that it should dawn').--=todavía debe de tardar un poquillo=, 'there must still be some time [before dawn].' =101.=--[101.8] =faltan dos horas=, etc.,=_dos horas y media faltan todavía_ =para amanecer= ('before dawn').--=si es que alguna vez amanece=, 'if it ever does dawn.' [101.12] =será=, fut.
¿Por qué vino tu imagen a mi memoria, Stella, alma, dulce reina mía, tan presto ida para siempre, el día en que, después de recorrer el hirviente Broadway, me puse a leer los versos de Poe, cuyo nombre de Edgar, harmonioso y legendario, encierra tan vaga y triste poesía, y he visto desfilar la procesión de sus castas enamoradas a través del polvo de plata de un místico ensueño?
--Tocamos aquí un tema interesante,--dijo a esta altura del diálogo[6] el brasileño, señor Souza.--Tengo para mí que[7] la doctrina de Monroe ha de llegar alguna vez a complementarse con una organización comercial, económica y hasta militar, que permita al continente abastecerse a sí mismo, dándole al mismo tiempo los medios necesarios para ampliar y defender sus rutas comerciales.
25 Y al que puede confirmaros según mi evangelio y la predicación de Jesucristo, según la revelación del misterio encubierto desde tiempos eternos, 26 Mas manifestado ahora, y por las Escrituras de los profetas, según el mandamiento del Dios eterno, declarado á todas las gentes para que obedezcan á la fe; 27 Al sólo Dios sabio, sea gloria por Jesucristo para siempre.
[102.22] =de puro aburrido y hambriento=, 'purely from being bored and hungry.' =103.=--[103.2] =en=, 'by.' [103.3] =¡Que yo me divierto!= 'amuse myself!' The =que= introduces a repetition of what the first speaker said, as if it were: _¡dices que yo me divierto!_ [103.10] =no tiene cuerda para un trimestre=, 'it can not be wound up to run three months.' See also _cuerda_, in Vocab.
--Pudiera ocurrir en alguna región donde el tráfico no puede sostener por sí solo los gastos de la empresa; pero en ciudades como Buenos Aires, en la que sólo una compañía transporta al año más de cuatrocientos millones de pasajeros y donde ya se han invertido más de cien millones de pesos en la instalación de esos servicios, no son necesarios los incentivos artificiales para atraer los capitales.
--En las habitaciones, de madera, y los pisos pueden ser lisos, es decir,[49] sin dibujos, o de parquet, y en este caso[50] se escogen los motivos, las guardas, etc., al gusto del propietario.[51] --Una herrería se encarga de las verjas para puertas y portones y de los demás objetos de fierro.[52] --¿Se[53] usa todavía poner rejas en las ventanas,[54] como se las ve[55] en grabados _de_ España?
16 Por tanto [es] por la fe, para que [sea] por gracia; para que la promesa sea firme á toda simiente, no solamente al que es de la ley, mas también al que es de la fe de Abraham, el cual es padre de todos nosotros, 17 (Como está escrito: Que por padre de muchas gentes te he puesto) delante de Dios, al cual creyó; el cual da vida á los muertos, y llama las cosas que no son, como las que son.
22 ¿Y qué, si Dios, queriendo mostrar la ira y hacer notoria su potencia, soportó con mucha mansedumbre los vasos de ira preparados para muerte, 23 Y para hacer notorias las riquezas de su gloria, [mostrólas] para con los vasos de misericordia que él ha preparado para gloria; 24 Los cuales también ha llamado, [es á saber], á nosotros, no sólo de los Judíos, mas también de los Gentiles?
11 Y recibió la circuncisión por señal, por sello de la justicia de la fe que tuvo en la incircuncisión: para que fuese padre de todos los creyentes no circuncidados, para que también á ellos les sea contado por justicia; 12 Y padre de la circuncisión, no solamente á los que son de la circuncisión, mas también á los que siguen las pisadas de la fe que fué en nuestro padre Abraham antes de ser circuncidado.
=haber,= to have; =hay,= there is (are); =-- de= _or_ =que,= to have to, must, will; =ha de estar,= is to be; =había,= there was (were); =no hay para qué decir= _or_ =no hay que decir,= it is needless to say; =no se ha de decir,= it shall not be said; =no hay que hablarle,= it is useless to speak to him; =lo que hay que hacer,= what is to be done; =dos años ha,= two years ago; =no ha muchos años,= not many years ago.
25 Porque no quiero, hermanos, que ignoréis este misterio, para que no seáis acerca de vosotros mismos arrogantes: que el endurecimiento en parte ha acontecido en Israel, hasta que haya entrado la plenitud de los Gentiles; 26 Y luego todo Israel será salvo; como está escrito: Vendrá de Sión el Libertador, Que quitará de Jacob la impiedad; 27 Y este es mi pacto con ellos, Cuando quitare sus pecados.
¡Pero yo le preguntaré luego cuántas son cinco![297] Diciendo esto, pensó poner en ejecución su premeditado 25 proyecto, para lo cual llevaba siempre un lazo en la mano; y mientras hacía la _armada_, se fué arrastrando, poquito a poquito, hacia el ladrón, quien parecía no cuidarse del[298] peligro en que estaba, pues lejos de ocultarse, seguía moviéndose, a vista de su enojado enemigo.
122, note 1.] Concluída esta breve introducción histórica, el héroe de la fiesta guardó silencio durante algunos segundos como para coordinar sus recuerdos, y prosiguió así: --Pues es el caso, que en aquel tiempo remote, esta villa y algunas otras formaban parte del patrimonio de un noble barón, cuyo castillo señorial se levantó por muchos siglos sobre la cresta de un peñasco que baña el Segre, del cual toma su nombre.
* * * * * I Nobles caballeros, sencillos pastores, hermosas niñas que escucháis mi relato, si os maravilla lo que os cuento, no creáis que es una fábula tejida á mi antojo para sorprender vuestra credulidad; de boca en boca ha llegado hasta mí esta tradición, y la leyenda del sepulcro[1] que aún subsiste en el monasterio de Montagut, es un testimonio irrecusable de la veracidad de mis palabras.
42, note 1.] En efecto, era así, pues á poco de haberse oído la esquililla, empezaron á saltar por entre las apiñadas matas de cantueso y tomillo, y á descender á la orilla opuesta del riachuelo, hasta unos cien corderos, blancos como la nieve, detrás de los cuales, con su caperuza calada para libertarse la cabeza de los perpendiculares rayos del sol, y su atillo al hombro en la punta de un palo, apareció el zagal que los conducía.
--Se refiere, prosiguió el montero, á que, según él afirma, y lo jura y perjura por todo lo más sagrado del mundo, los ciervos que discurren por estos montes, se han dado de ojo para no dejarle en paz, siendo lo más gracioso del caso, que en más de una ocasión les ha sorprendido concertando entre sí las burlas que han de hacerle, y después que estas burlas se han llevado á término, ha oído las ruidosas carcajadas con que las celebran.
--Porque soy yo mismo el pobre niño enfermo que andaba con muletas, y que había nacido sólo para sufrir; Dios me ha pagado esos dolores, que han durado poco en la tierra, dándome todas las alegrías del Paraíso: pero la dicha que hoy disfruto no me ha hecho olvidar mis alegrías de la tierra, y daría yo la más bella estrella del cielo que habito por esta pobre florecita azul que acabo de encontrar, y que voy á trasplantar á los jardines celestiales.
[108.17] =ó una=, 'or a whole one.' [108.19] =tendrá usted aunque=, 'you shall have [what you want] even if.' [108.20] =rellena=, 'stuffed.' Note the intensive particles _re_ and _rete_: _rebueno_, 'very good,' _retebueno_, 'very, very good.'--=¡Bonito soy yo para que nadie pase!= 'I should be a fine fellow to let any one suffer.' [108.24] =en ver devorar á su amigo y huésped=: =amigo= and =huésped= are subjects of =devorar=, as well as objects of ver.
--Ninguna.[109] El moblaje _de_ la sala, que es donde reciben los dueños[110] de casa, se compone de un juego del que forman parte[111] un sofá, dos sillones, varias sillas, un piano de cola, vertical o de los llamados mecánicos, mesas de todos tamaños, consolas, canapés, taburetes, escabeles y unas cuantas banquetas para apoyar los pies.[112] La repisa de la chimenea puede estar adornada con floreros, estatuitas, algún[113] reloj u otro[114] objeto semejante.
«Esta fea--pensó--se ha fabricado para mí expresamente, y si no cargo con ella, habré de arruinarme ó morir.» Lo malo es que á la salida de misa había visto también el indiano á la niña de la fuente, y no hay que decir si, con su ropa dominguera y su cara de pascua, y por la fuerza del contraste, le pareció bonita, dulce, encantadora, máxime cuando, bajando los ojos y con mimoso dengue, la moza le preguntó «si hoy no quería _agüiña_ bien fresca.» ¡Vaya si la quería!
¡Y su corazón se estremeció de espanto cuando supo que en aquellos benditos campos había que establecer todos los años, al llegar el día consagrado á glorificar al santo y sencillo labrador, que hasta cuidaba de las avecillas del cielo, un juzgado y un hospital para reprimir el crimen y proteger á sus víctimas!{97-2} Bebió el agua milagrosa, mezclándola con las lágrimas que arrancaban á sus ojos la piedad y el dolor, y penetró en el santuario, donde pasó orando y llorando la mayor parte de la mañana.
* * * * * (The scene is at Arcos [Andalusia] in the home of a humble workman.) El tío Cohete era un pobre hombre, muy honrado, muy bueno y muy sencillo, que se hacía el gracioso, con el fin de sacar alguna limosna para las monjas, de que era demandante; remedaba á la perfección el canto de todos los pájaros, el ladrido del perro, el maullido del gato, y sobresalía en imitar el silbido y chasquido del cohete, lo que le había valido el sobrenombre por el que era conocido.
--Esa provisión es digna de todo elogio,[19]--dijo mister Smith--En los Estados Unidos no procedemos así, pues los ferrocarriles se han acogido a las oportunidades ofrecidas por los diferentes estados, pero no se han firmado contratos, y en consecuencia el gobierno no se halla facultado para indagar la situación financiera de los ferrocarriles, salvo en los casos en que los tribunales declaran no existir relación equitativa entre los ingresos procedentes de la explotación de un ferrocarril y el capital invertido.
--Sí, mucho, para la producción de luz, de tracción y de fuerza motriz industrial, y tengo profunda fe[4] en el progreso de estas empresas en la América latina; en primer lugar porque no hay región en el mundo donde sean más copiosas las lluvias ni más numerosos los lagos elevados y los saltos de agua susceptibles de ser[5] utilizados; en segundo lugar, por la escasez de combustibles, que llega a veces a[6] hacer necesario el empleo de la leña para mover las locomotoras, sobre todo en los sitios alejados de los puertos.
119-120] Los astros menores de esta brillante constelación, formando un dorado semicírculo en torno de ambos galanes, reían y esforzaban las delicadas burlas; y la hermosa, objeto de aquel torneo de palabras, aprobaba con una imperceptible sonrisa los conceptos escogidos ó llenos de intención, que, ora salían de los labios de sus adoradores, como una ligera onda de perfume que halagaba su vanidad, ora partían como una saeta aguda que iba á buscar para clavarse en él, el punto más vulnerable del contrario, su amor propio.
52, note 3.] La fiesta religiosa había traído á ella una multitud inmensa de fieles; pero ya ésta se había dispersado en todas direcciones; ya se habían apagado las luces de las capillas y del altar mayor, y las colosales puertas del templo habían rechinado sobre sus goznes para cerrarse detrás del último toledano, cuando de entre las sombras, y pálido, tan pálido como la estatua de la tumba en que se apoyo un instante mientras dominaba su emoción, se adelantó un hombre que vino deslizándose con el mayor sigilo hasta la verja del crucero.
--Son casas que hacen cierto género de servicios; así[44] las agencias marítimas venden pasajes para los vapores; las de colocaciones proporcionan sirvientes, empleados, operarios y peones; las de mensajeros ponen a la disposición del cliente mandaderos para transmitir recados; las agencias de transportes realizan los servicios que en Norte América hacen los expresos; las de mudanza se encargan de transportar muebles cuando se cambia de domicilio; las agencias de alquileres procuran listas de casas desocupadas; las agencias o casas de cambio venden y compran moneda extranjera.
23 Y no solamente por él fué escrito que le haya sido imputado; 24 Sino también por nosotros, á quienes será imputado, [esto es], á los que creemos en el que levantó de los muertos á Jesús Señor nuestro, 25 El cual fué entregado por nuestros delitos, y resucitado para nuestra justificación Capítulo 5 1 JUSTIFICADOS pues por la fe, tenemos paz para con Dios por medio de nuestro Señor Jesucristo: 2 Por el cual también tenemos entrada por la fe á esta gracia en la cual estamos [firmes], y nos gloriamos en la esperanza de la gloria de Dios.
¡Que en el fondo del bosque viejo y sombrío, alguna gran tumba pueda abrirse para ella, alguna gran tumba que haya cerrado otras veces como alas sus negros «panneaux» triunfantes, por encima de los estandartes funerarios bordados con las armas de su ilustre familia;--alguna tumba lejana y aislada contra la portada de la cual ella haya en su infancia lanzado tantas piedras ociosas;--algún sepulcro cuya puerta sonora no le devuelva jamás nuevos ecos, a ella, pobre hija del pecado, que en otro tiempo se estremecía al pensamiento de que fueran los muertos quienes le respondiesen gimiendo!
* * * * * Cuál sería la base de todas mis meditaciones, se adivina fácilmente; qué remedio fué el primero que se me ocurriera para evitar males tan considerables como el que deploraba entonces, no debo decirlo aquí por dos razones: la primera, porque en mi buen deseo puedo equivocarme; y la segunda, porque, aunque acierte, no se ha de hacer caso alguno de mi teoría en las altas regiones donde se elabora la felicidad de los nietos del Cid.{181-1} Pobre pintor de costumbres,{181-2} aténgome á mi oficio: copiarlas como Dios me da á entender y hasta grabarlas en mi corazón.
[87.15] =para que no hubiera observado=, 'that I did not observe.' [87.26] =sin que mi tía lo advirtiese=, 'without my aunt's noticing it.' [87.27] =acabamos por=, 'we ended by,' or we came finally to.' [87.30] =acaecida hacía cuatro años=, 'which had occurred four years before.' =88.=--[88.1] _ello es_, 'the fact is.' [88.2] =amenazándome con hacerme marchar=, 'threatening to make me go away.' [88.3] =después de escribírselo todo=, 'after writing all about it.' [88.13] =mi tía= is subject of =no pudiendo oponerse=: note again that the subject of a participle regularly follows the participle.
241.] Al notar la precipitación con que todos hicieron el ademán de inclinarse, una imperceptible sonrisa de vanidad satisfecha asomó á los labios de la orgullosa doña Inés, que después de hacer un saludo general á los galanes que tanto empeño mostraban en servirla, sin mirar apenas y con la mirada alta y desdeñosa, tendió la mano para recoger el guante en la dirección que se encontraban Lope y Alonso, los primeros que parecían haber llegado al sitio en que cayera.[1] En efecto, ambos jóvenes habían visto caer el guante cerca de sus pies; ambos se habían inclinado con igual presteza á recogerle,[2] y al incorporarse cada cual le[2] tenía asido por un extremo.
13, note 1.] Ya enzarzado en lo más espeso y fragoso del monte, llevando del diestro la caballería por entre sendas casi impracticables, ora por las cumbres para descubrir la salida del laberinto, ora por las honduras con la idea de cortar terreno, anduve vagando al azar un buen espacio de tarde hasta que por último, en el fondo de una cortadura tropecé con un pastor, el cual abrevaba su ganado en el riachuelo que, después de deslizarse sobre un cauce de piedras de mil colores, salta y se retuerce allí con un ruido particular que se oye á gran distancia, en medio del profundo silencio de la naturaleza que en aquel punto y á aquella hora parece muda ó dormida.
28 Y como á ellos no les pareció tener á Dios en [su] noticia, Dios los entregó á una mente depravada, para hacer lo que no conviene, 29 Estando atestados de toda iniquidad, de fornicación, de malicia, de avaricia, de maldad; llenos de envidia, de homicidios, de contiendas, de engaños, de malignidades; 30 Murmuradores, detractores, aborrecedores de Dios, injuriosos, soberbios, altivos, inventores de males, desobedientes á los padres, 31 Necios, desleales, sin afecto natural, implacables, sin misericordia: 32 Que habiendo entendido el juicio de Dios que los que hacen tales cosas son dignos de muerte, no sólo las hacen, mas aun consienten á los que las hacen.
=Volver a= plus an infinitive expresses repetition of the act of that infinitive.] [Note 67: =oír hablar de=, _to hear (spoken) of_.] [Note 68: =acercarse a=, _to approach_.] [Note 69: =en contra de=, _against_.] [Note 70: =dar motivo para=, _to give reason for_.] [Note 71: =habituarse a=, _to get used to, become accustomed to_.] [Note 72: =pensar en=, _to think of_.] [Note 73: =faltar algo a uno=, _to lack something_.] [Note 74: =sin cortar=, _uncut_.] [Note 75: =disputarse algo=, _to quarrel over something_.] =EL ÁRABE HAMBRIENTO= Perdido en un desierto Un árabe infeliz, ya medio muerto Del hambre y la fatiga, Se encontró un envoltorio de vejiga.
21 Mas ahora, sin la ley, la justicia de Dios se ha manifestado, testificada por la ley y por los profetas: 22 La justicia de Dios por la fe de Jesucristo, para todos los que creen en él: porque no hay diferencia; 23 Por cuanto todos pecaron, y están distituídos de la gloria de Dios; 24 Siendo justificados gratuitamente por su gracia, por la redención que es en Cristo Jesús; 25 Al cual Dios ha propuesto en propiciación por la fe en su sangre, para manifestación de su justicia, atento á haber pasado por alto, en su paciencia, los pecados pasados, 26 Con la mira de manifestar su justicia en este tiempo: para que él sea el justo, y el que justifica al que es de la fe de Jesús.
29, note 2.] Este venerable ermitaño, á cuya prudencia y proverbial sabiduría encomendaron los vecinos de Bellver la resolución de este difícil problema, después de implorar la misericordia divina por medio de su santo Patrono, que, como ustedes no ignoran, conoce al diablo muy de cerca, y en más de una ocasión le ha atado bien corto,[1] les aconsejó que se emboscasen durante la noche al pie del pedregoso camino que sube serpenteando por la roca, en cuya cima se encontraba el castillo, encargándoles al mismo tiempo que ya allí, no hiciesen uso de otras armas para aprehenderlo que de una maravillosa oración que les hizo aprender de memoria, y con la cual aseguraban las cronicas que San Bartolome habia hecho al diablo su prisionero.' [Footnote 1: le ha atado bien corto...
=dar=, 5, to give; =---- a=, to open upon; =---- a entender=, to make known, indicate; =---- apoyo=, to assist; =---- comienzo a=, to begin; =---- una carcajada=, to burst out laughing; =---- con=, to come upon; =---- crédito a=, to believe; =---- cuenta=, to render account; =---- chasco a=, to play a joke on; =---- de comer a=, to feed; =---- disgusto(s) a=, to displease; =---- (las) gracias=, to thank; =---- gusto=, to please; =---- ímpetu a=, to encourage, aid; =---- incremento a=, to increase; =---- lástima a=, to inspire pity in; =---- miedo=, to make afraid; =---- motivo para=, to give reason for; =---- muestra de=, to show indication of; =---- parabienes a=, to congratulate; =---- pena=, to grieve; =---- por resultado=, to result in; =---- un rodeo=, to walk around; =---- señales de=, to give signs of; =---- tumbos=, to stagger; =----se cuenta de=, to become aware of, to notice; =----se por=, to consider oneself as; =----se trazas de=, to scheme.
19.--EL ZUM-ZUM El zum-zum es una especie de colibrí, el pájaro más chico y precioso de todos los de la isla de Santo Domingo, que a no ser por[1] su cola y piquito, apenas tendría dos pulgadas de longitud: no es posible describir ni retratar con exactitud los contornos de su exiguo y aguzado cuerpo, la belleza y brillo metálico de sus colores cambiantes en sus finísimas plumas, sus alitas infatigables, sus rápidos y continuos movimientos, su graciosa volubilidad; nuestros mismos ojos no tienen bastante perspicacia para admirarle, porque jamás se fija; siempre en el aire, expresando un silbido tenue como cuando se desprende la punta de la lengua de los labios cerrados, entreabierta la boca[2]: ya atraviesa con la rapidez del rayo, ya se cierne sin percibirse casi su veloz aleteo (cuyo zumbido originó su nombre), libando la miel de los _aguinaldos_, de los _díctamos_ o de las rosas, sin dignarse posar en parte alguna: tan silvestre, libre y fugaz, que no puede existir dos días en jaula sin morir....
8.--DESCRIPCIÓN DE VENEZUELA Sus aguas son muchas, claras y saludables, pues no hay amagamiento de serranía ni ceja de montaña que no brote[1] cristalinos arroyos, que cruzando la tierra con la frescura de sus raudales, la fecundan de calidad,[2] que no hay cosa que en ella se siembre que con admiración no produzca, ayudando a su fertilidad la variación de su temperamento, pues a cortas distancias, según la altura o bajío que hace la tierra, se experimenta frío, cálido o templado, y de esta variedad de temples se origina su mayor excelencia, pues lo que en un sitio no produce, en otro se multiplica, y lo que en una parte se esteriliza, en otra se fecunda, y así abunda de[3] trigo, maíz, arroz, algodón, tabaco, azúcar, de que se fabrican regaladas y exquisitas conservas; cacao, en cuyo trato tienen sus vecinos asegurada su mayor riqueza; frutas, así indianas como europeas; legumbres de todos géneros, y finalmente de todo cuanto puede apetecer la necesidad para el sustento, o desear el apetito para el regalo.
} =Gracias.= =Muchas gracias.= =Mil gracias.= _Thank you._ =De nada.= =No hay de que.= _Don't mention it._ =Dispénseme usted.= =Con permiso suyo.= _Excuse me._ =La lección de lectura= =Póngase usted de pie.= _Rise._ =¿Cuál es la lección para hoy?= _What is the lesson for to-day?_ =Abra usted el libro.= _Open your book._ =Lea usted.= _You may read._ =¿Lo entiende usted?= _Do you understand it?_ =Traduzca usted al inglés.= _Translate into English._ =Dígame usted en español lo que acaba de leer.= _Tell me in Spanish what you have just read._ =Siga usted leyendo.= _Continue reading._ =Repita usted cuando le corrijo.= _Repeat when I correct you._ =Usted pronuncia muy bien.= _You pronounce very well._ =No lea usted tan de prisa.= _Do not read so fast._ =En el pizarrón= =Vaya usted al pizarrón.= _Go to the blackboard._ =Tome usted el borrador.= _Take the eraser._ =Borre usted la escritura.= _Erase the writing._ =Tome usted la tiza.= _Pick up the chalk._ =Escriba usted la oración.= _Write the sentence._ =¿Quién puede corregir las faltas?= _Who can correct the mistakes?_ =¿Es correcta la oración?= _Is the sentence correct?_ =La escritura es muy mala.= _The handwriting is very bad._ =¿Quién quiere hacer una pregunta?= _Who wishes to ask a question?_ =Está bien.= =Siéntese usted.= _All right._ _Be seated._ =Dictado y Puntuación= =Presten ustedes atención.= _Pay attention._ =Primero voy a leer el párrafo entero.= _I am going to read first the whole paragraph._ =Después de haber oído cada frase, escríbanla ustedes.= _After each phrase is read, write it down._ =Lean y corrijan ustedes cuidadosamente todo el párrafo.= _Read and correct with care the whole paragraph._ =Punto final, coma, punto y coma, dos puntos.= _Period, comma, semicolon, colon._ =Signos de admiración(¡!), signos de interrogación (¿?).= _Exclamation point, question mark._ =Principio de admiración (¡),= _first exclamation point_, =de interrogación= (=¿=), _first question mark;_ =fin de admiración= (=!=), _last exclamation point,_ =de interrogación (?),= _last question mark._ =Guión= (de división).
_Poesía_ 77 Colón 78 El combate de Diego Pérez 83 El Mayflower 86 Emilio Castelar 90 El cura y el sacristán 92 El español de varias partes 95 El canal de Panamá 100 Puerto Rico 104 La República Argentina 109 El espantajo 116 El Brasil 121 El café 127 Chile 130 El arrepentimiento de un penitente 135 Una visita a Costa Rica 140 Cuenca, la ciudad meridional del Ecuador 144 El juez ladrón y el ladrón juez 147 Méjico 153 El Perú 158 El alacrán de Fray Gómez 163 Venezuela 166 Refranes 170 Apéndice de verbos 172 Vocabulario 207 LISTA DE LOS GRABADOS La Giralda de Sevilla _Frontispicio_ Página Un Vendedor de Botijos 8 El Palacio Real de la Granja 12 Una Calle de una Aldea Española 16 Un Olivar de España 22 Una Ventana de la Alhambra 26 El Patio de los Arrayanes de la Alhambra 36 La Plaza Mayor, Burgos 46 Un Rincón de Sevilla 52 La Salida de las Cuadrillas 54 Pasto para las Bestias 58 Una Calle Sevillana 66 Cristóbal Colón 76 La Santa María 79 Una Brújula 82 El "Mayflower" en el Puerto de Plymouth 86 El Estadista Castelar 90 Un Rebaño de Ovejas en un Rancho Chileno 92 Las Esclusas de Pedro Miguel Miradas desde el Norte, Agosto de 1910 100 Las Esclusas de Gatún 100 El Corte de Culebra del Canal de Panamá 102 Vendedores de Sombreros, Puerto Rico 105 Las Palmas de Puerto Rico 106 Regatas de Buques en el Puerto de San Juan 106 El Acarreo do la Lana, Argentina 110 La Plaza de Congreso, Buenos Aires 112 Ganado de una Estancia Argentina 114 Mulas de Carga, los Andes 118 Panorama de la Bahía y Ciudad de Río de Janeiro 120 Secando el Café en el Brasil 126 Un Cafetal Brasileño 128 Vaqueros Chilenos 130 Un Yacimiento de Nitrato 132 Minando el Salitre 134 Llamas de los Andes 136 El Puerto de Valparaíso 138 Recogiendo las Bananas de Costa Rica 140 El Seminario de Cuenca 145 La Catedral de la Ciudad de Méjico 156 En la Región Minera del Perú 158 Una Tumba de los Incas 159 El Monte Misti y el Observatorio de Harvard 160 Un Aguador Inca 162 Un Cañón de los Andes en la Línea Ferroviaria de Oroya 164 Estatua de Bolívar, Plaza de Caracas, Caracas, Venezuela 166 En el Mercado de Caracas 168 MAPAS España 2 América del Sur 74 América Central 152 SECCIÓN DE CUENTOS EUROPEOS LECTURAS FÁCILES [Transcriber's note: The spelling and accentuation of the original work have been retained.
paran
Es con la mayor dificultad que los vapores se paran en ellos.
Son curiosos y se paran a las ventanas y puertas para atisbar lo que pasa en el interior.
Ya ves qué de[12] consecuencias se desprenden de un fenómeno, al parecer trivial.[13] Y no paran aquéllas aquí, pues el extranjero, por su parte, aprende en esas tierras que explota a apreciar las cualidades del nativo educado, su alto idealismo y su entusiasmo por las cosas que interesan a la inteligencia y al sentimiento.
paraba
Al cabo de un rato percibió que un transeunte se paraba delante de él y se sintió cogido por el brazo.
* * * * * Eran, pues, las diez y media de la mañana cuando aquel día se paraba _el tío Buscabeatas_ delante de un puesto de verduras del mercado de Cádiz, y le decía á un aburrido polizonte que iba con él: --¡Éstas son mis calabazas!--¡Prenda V.
paraba
Al cabo de un rato percibió que un transeunte se paraba delante de él y se sintió cogido por el brazo.
* * * * * Eran, pues, las diez y media de la mañana cuando aquel día se paraba _el tío Buscabeatas_ delante de un puesto de verduras del mercado de Cádiz, y le decía á un aburrido polizonte que iba con él: --¡Éstas son mis calabazas!--¡Prenda V.
paraban
Verdad es que la salud de la comunidad había mejorado y eran pocas las camas ocupadas en la enfermería; pero en tan grande ventaja no paraban mientes los frailes, sino que andaban resentidos y furiosos contra el nuevo jefe.
--Y lás mariposas blancas y las libélulas azules, que giran por el aire en extraños circulos, se paraban un momento en nuestros dentellados bordes á contarse los secretes de ese misterioso amor que dura un instante y les consume la vida.[1] [Footnote 1: y les consume la vida.
paró
El peón se paró.
En tal momento acertó á pasar por allí el gitano _Heredia_, el cual se paró, como todos, á ver aquella lucidísima tropa.
El mastín dió una carrera, se paró á unos doce pasos de la cabeza del caballo, y se echó atravesado en medio de la angosta vereda, ladrando siempre.
El cura se paró igualmente; pero con ánimo tan sereno, que al mirar al que le amenazaba, su rostro sólo expresaba la más completa calma, y la más pura dignidad.
La máquina paró y a la sombra de la parva cercana la gente se dispuso a tomar el café; un sol fuerte nos ahogaba tiñendo en llamaradas la campiña segada que parecía un inmenso cepillo de oro.
They fourished from the eleventh to the latter part of the thirteenth century, principally in the south of France, Catalonia, Aragon, and northern Italy." _Century Dict._ Belief in the marvelous, and hence in fairies, likewise characterized these poets.] --Pues no paró aquí la cosa, continuó el zagal, cuando Constanza hubo concluido; sino que otra vez, habiéndome colocado en otro escondite por donde indudablemente habían de pasar los ciervos para dirigirse á la cañada, allá al filo de la media noche me rindió un poco el sueño, aunque no tanto que no abriese los ojos en el mismo punto en que creí percibir que las ramas se movían á mi alrededor.
pararon
Y cuando ya la vela estaba próxima á consumirse del todo, oyó mi héroe á lo lejos el son de una guitarra, y luego el rasguear de otras tres ó cuatro que venían haciéndole consonancia y coro; y después, y ya más cerca, los tañedores se pararon, y una voz varonil entonó la copla siguiente: Es tu ventana, morena, ¡Ay!
pararía
Nada menos que eso: la vieja de Lucifer tenía siete vidas como los gatos.[2] Cayó por un derrumbadero donde cualquiera otro á quien se le resbalase un pie no pararía hasta lo más hondo, y ella, sin embargo, tal vez porque el diablo le quitó el golpe ó porque los harapos de las sayas la enredaron en los zarzales, quedó suspendida de uno de los picos que erizan la cortadura, barajándose y retorciéndose allí como un reptil colgado por la cola, ¡Dios, como blasfemaba!
pararía
Nada menos que eso: la vieja de Lucifer tenía siete vidas como los gatos.[2] Cayó por un derrumbadero donde cualquiera otro á quien se le resbalase un pie no pararía hasta lo más hondo, y ella, sin embargo, tal vez porque el diablo le quitó el golpe ó porque los harapos de las sayas la enredaron en los zarzales, quedó suspendida de uno de los picos que erizan la cortadura, barajándose y retorciéndose allí como un reptil colgado por la cola, ¡Dios, como blasfemaba!
he parado
Montéme en él, y no he parado hasta llegar aquí...
has parado
«Culpa no tiene quien hace lo que debe.» --¿Tú te has parado á considerar, prosiguió el guarda, lo que es, y lo que puede resultar de exasperar á fuerza de desprecios á un hombre como yo?
ha parado
Luego se lo acercó á una y otra oreja, lo puso donde estaba, y dijo: --Se ha parado.
Como quien dice: «No cabe más; apaga y vámonos.» CUADROS DE COSTUMBRES (FRAGMENTOS) I Todo el que ha surcado el Guadalquivir, ha parado su atención en los pueblecitos, que como vanguardia de la noble ciudad de Sevilla, se le presentan, si baja, á la derecha, si sube, á la izquierda del río.
pare
á su casa inmediatamente, y no se pare V.
Si le ofendes, me ofendes á mí: si luchas con él, lucharé á su lado; mi cuerpo será escudo que pare tus zarpazos.
21 La mujer cuando pare, tiene dolor, porque es venida su hora; mas después que ha parido un niño, ya no se acuerda de la angustia, por el gozo de que haya nacido un hombre en el mundo.
pares
Todas las aves con sus pares.
Prefieren el campo raso[2] a los bosques, y se asocian por pares y a veces en bandadas[3] de más de treinta individuos.
Como el tío Paciencia nunca había conseguido que las mujeres le amasen, mientras habían amado a pares al tío Macario, éste creía tener cierta superioridad sobre su amigo.
pare
á su casa inmediatamente, y no se pare V.
Si le ofendes, me ofendes á mí: si luchas con él, lucharé á su lado; mi cuerpo será escudo que pare tus zarpazos.
21 La mujer cuando pare, tiene dolor, porque es venida su hora; mas después que ha parido un niño, ya no se acuerda de la angustia, por el gozo de que haya nacido un hombre en el mundo.
para
Así tú para mí.
mordaza para mí.
sino también para=.
No sirve para nada.
para oír las óperas?
No sirves para nada...
como hay sitio para todo?
La cosa no era para menos.
Corre para informar al rey.
para ser=, _too vast to be_.
como para=; =no sólo para ...
hacer el tiempo para sus viñas.
Entró para buscar a la princesa.
para damas=, _ladies' clothing_.
Me acosté para dormir; no pude...
Me acosté para dormir; no pude....
como para.= VARIANTS: =Así para ...
Diciendo esto se levantó para irse.
Gritó para que ---- ---- ---- ----.
Tenla para contigo delante de Dios.
Hay también una mesa para el maestro.
intenta asir el cuchillo para matarme.
Y se despidió de[127] él para siempre.
Una mañana tenían sopa para el almuerzo.
Las piernas y los pies sirven para andar.
á ver si llegamos pronto á casa para que V.
VARIANTS: =Adaptadas=, =convenientes para=.
vestidos de abrigo ni patines para el hielo.
cal= = _no tiene dinero para comprar la cal_.
Y en seguida empezó a trabajar para quitarla.
Era muy claro que la cosa no era para bromas.
todo lo necesario[28] para el cuarto de baño.
El rey había enviado mucha gente para matarlo.
Ya tiene su merced bastante edad para saberlo.
Entonces volvía a su casa para comer y descansar.
No veo razón alguna para coartarles ese derecho.
para que demos respuesta á los que nos enviaron.
Se valió ---- otro hombre para cometer el crimen.
Pero vienes tú de mala casta para que seas buena.
Por fin venía para Estados Unidos cuando yo nací.
VARIANT: =Nadie tendría motivos para negar que ...
Y para convencerse, pregunten ustedes á sus papás.
Me han cerrado para siempre las puertas del cielo.
Perseveraremos en pecado para que la gracia crezca?
Ponte tu mejor sombrero para que no te reconozcan.
El hombre se sirvió ---- dinero para comprar un asno.
Esta meseta es muy apropiada para la cría de ovejas.
venido á honrar mi casa para en ella padecer hambre.
Lo prometo, si ello es necesario para mi salvación.
É iba á llamar á sus verdugos para entregarles su hija.
Nosotros no nos sentimos con fuerza y valor para ello.
para=, _and can there be a mother who gives birth to_.
Yo envié dinero para esa renovación--exclamó Fernando.
Aquello no era pelear para vivir; era vivir para pelear.
La lección para mañana es: Traducir las páginas 22 y 23.
Se cree que el rey lo puso allí para honrarle en muerte.
But they were too (=muy=) young to (=para=) travel alone.
En la sala de clase hay muchos bancos para los discípulos.
Era indudable que aquella labor no era nueva para ella.
Loncup, para la traducción del libro de Ingram por Mayer.
No ponía luz alguna para alumbrar la escalera y el portal.
Currín llevaba duplicados de sellos para obsequiar á Finita.
Quizás le he dado motivo para[70] ello, y debo explicarme.
Dejad al menos algunos bultos para justificar la aprehensión.
Le prometió grandes sumas de dinero para construir su palacio.
of_ =disponer=), disposed, ready; =dispuesto para=, ready to.
Otros van a la playa para refrescarse algunas semanas o meses.
Tía Juana era demasiado creyente para tener miedo á la muerte.
Después salí corriendo para llamar á los criados en mi auxilio.
Hasta el alcalde estaba aquí para servir en lo que fuera bueno.
Se va al Real para oír las óperas y los conciertos sinfónicos.
Tengo poder para ponerla, y tengo poder para volverla á tomar.
Pensaba que la casa era muy hermosa y quería entrar para verla.
Ya es tiempo de[291] hacer el _espantajo_ para los pájaros...
Apenas podían disponer para[234] el pasaje de ciento de ellos.
Durante la noche el joven tenía sed y salió del loro para beber.
Los camellos se usan para transportar mercancías por el desierto.
Por lo cual[21] la localidad es muy ventajosa para la industria.
Además se emplea este mineral para fabricar polvo y explosivos.
Produce un sonido seco y nervioso, y sirve para marcar el compás.
que las truchas han de tener las cuatro efes para ser magníficas?
Yo disimulé que estaba libre, y esperé una ocasión para escaparme.
cuán enorme es la demanda de manganeso para la industria del acero.
Entonces comenzó para el ciego una época miserable y angustiosa....
al carnicero que se llama David y compre al fiado carne para mañana.
Le dijo: --Si no me reconoces esta noche soy perdida para siempre.
Estos mandamientos se encierran en dos: Todo para mí, y nada para vos.
que en la América latina hay bancos de préstamos para construcciones.
Categorías, clases, grados, órdenes, todo eso se queda para la tierra.
pl._, bellows (of an organ); para darle á los --, to pump the bellows.
UNA LECCIÓN DE ESPAÑOL _El maestro_:--¿Qué lección tenemos para hoy?
Esas no son novedades para mí.= [9] =en el comercio,= _in the trade_.
No tenía motivo para negarme á recibirle en mi habitación algunos días.
Puedes venderlo, si quieres, o puedes conservarlo para guardar la casa.
Daría cualquier cosa por conocer un instrumento para poder tocarla toda.
El canal fué inaugurado para el tráfico general el 13 de agosto de 1914.
Yo se la arrancaría para ti, aunque me costase la vida ó la condenación.
Yo se la arrancaría para tí, aunque me costase la vida ó la condenación.
Dios le conserve en su silla tantos siglos como yo deseo de vida para mí.
Él compró comida y vestidos para su familia y volvió muy contento a casa.
Habiendo terminado la campaña victoriosa para nosotros, pedí mi licencia.
Soy muy pobre y vengo a buscar leña para mantener a mi mujer y a mi hija.
Yo contemplaba su triste sonrisa, demasiado fría, demasiado fría para mí.
A un parrandero que para poco en su casa,[23] le denomina «hombre gaucho».
Si la 15 niña quiere o no quiere, debes venir para decírmelo.
Con 20 frecuencia se emplean buzos para este trabajo.
Después fue derecha al rey que había salido para saber la causa del ruido.
Sepa quien para el público trabaja, Que tal vez a la plebe culpa en vano.
Aunque no tengo motivo para arrepentirme, no aconsejaré á nadie que lo haga.
Chapter Footnotes: [1] =embarcaciones propias para=, _ships suitable for_.
Hay también salas para conciertos sinfónicos, que atraen un público selecto.
Pero él estaba allí, y estaba allí para llevar á cabo su criminal propósito.
Pero, señora, si las truchas no tienen otra efe más, no sirven nada para mí.
vamos, que me parece que esta noche va á darnos que contar para muchos días.
Andábame días pasados por esas calles á buscar materiales para mis artículos.
Es terreno apropiado para este cultivo el de 200 a 800 metros de elevación.
La ciudad no es siempre la más interesante ni hospitalaria para el viajero.
Llevaba la leña a la ciudad y la cambiaba por comida para su mujer y su hija.
No hay árbol como el ombú para formar umbrosas alamedas o avenidas arboladas.
Ramón estuvo en Madrid no tuve razón para arrepentirme de mi condescendencia.
Arequipa es la segunda ciudad del Perú y es de mucho interés para el viajero.
quede= = _que tienen bastante para dar y para que les quede algún_ (=perfume=).
Dar el primero una noticia triste ó alegre, era para Alvar la felicidad suprema.
Cada barrio forma cabildo aparte, y no han querido para los dos un mismo patrono.
Capítulo 16 1 ESTAS cosas os he hablado, para que no os escandalicéis.
Casilda estaba muy triste, y se asomó á la ventana para distraer sus melancolías.
La madre del Oriente le regaló un peine de oro para vender en caso de necesidad.
Entonces el joven se presentó 65 en el palacio para buscar a la princesa.
Está estrechamente rodeado de olivos que le cercan apiñados, como para enterrarlo.
Estaba el posadero para ponerse muy colérico, cuando se le ocurrió una buena idea.
Las zorras le persiguen mucho para comérselo, porque les gusta más que un confite.
A estos comerciantes se dirigen los comisionistas para pedirles muestras del grano.
De ahí que para placar los furores del ají (pimiento picante) se beba mucha chicha.
El campesino se detuvo, y rasgándose la oreja dijo para sus adentros: --¡Canario!
He dejado para mí siete mil hombres, que no han doblado la rodilla delante de Baal.
Iban padre e hijo a pie,[1] para que el animal llegara menos fatigado a la feria.
Pero por eso vivimos aquí, orgullosos de nuestra América, para servirla y honrarla.
También la Europa necesitará ese mineral para mezclarlo con los suyos, menos puros.
Convenido así, fijaron la entrevista para aquella misma tarde á la hora en que el P.
Estaba ya al punto de irse el mozo para ejecutar la orden, cuando se detuvo pasmado.
VARIANT: =Sin dormir.= [3] =para hacerlos de una pieza,= _to make them a part of_.
Busqué el sombrero, metí por él la mano cerrada para desarrugarlo, me lo puse y salí.
Era 30 bastante valiente para matar moscas pero no para matar jabalíes.
Gritó entonces con todas sus fuerzas para que acudiese la gente; pero nadie le oyó.
La madre del Poniente dió a la niña una taza de oro para vender en caso de necesidad.
Les sometí a esta prueba para ver solamente a cuál de los dos reconocía el caballo.
No hago más que ver al cielo para saber inmediatamente lo que sucede sobre la tierra.
Pero debo añadir que de su breve expedición le quedó para toda su vida una costumbre.
Después de haber bebido algunas botellas de vino, llamaron a la huéspeda para pagarle.
Pero Neira ha vuelto a caer al suelo desfallecido y solo tiene fuerzas para quejarse.
que a veces se duda de la lealtad de los extranjeros para con el país donde se hallan?
Todas esas son tretas de que se valen los hombres para perder á las inocentes como tú.
Con esa suma me puedo comprar un traje nuevo para la feria y, además, un nuevo estuche.
Los oficiales, mudos y espantados, ni se atrevían á dar un paso para prestarle socorro.
que estos bancos oficiales prestan al público para la construcción de casas de familia.
Algunos gobiernos conceden libre entrada por sus aduanas a la maquinaria para las minas.
dijeron algunos; ¿para, el diablo, que habita dentro de la armadura del señor del Segre?
El buque hizo escala en el puerto de San Juan para que los viajeros ---- ---- ---- ----.
En Cuba, la operación de escogido y separación de hojas para capa y tripa se llama liga.
VARIANTS: =Falta mucho para que se termine=; =pasará mucho tiempo antes que se termine=.
Yo para esto he nacido, y para esto he venido al mundo, para dar testimonio á la verdad.
Cuando llegó la jaca, saltó por encima del perro para no pisar á su compañero de cuadra.
Muchos pantanos, charcas y esteros se han cegado, y rigen leyes estrictas para el riego.
Para todo el mundo es esta noche Noche-Buena,[1] pero para nadie mejor que para nosotros.
Son curiosos y se paran a las ventanas y puertas para atisbar lo que pasa en el interior.
Capítulo 14 1 RECIBID al flaco en la fe, [pero] no para contiendas de disputas.
there; de -- para allá, from point to point; hither and thither por --, in this direction.
VARIANT: =Que no le daban tiempo sino para.= [4] =sin dejar de ser,= _but not lacking_.
Basta descender cinco mil varas para pasar de los musgos del polo a las selvas del Ecuador.
El oro era para seducir á los carceleros, y las viandas eran para alimentar á los cautivos.
Hay muy pocas fábricas de artículos para la exportación, pero esta industria va en aumento.
Las escuelas de comercio se extienden igualmente, así las de varones como las para mujeres.
Los precios para un estreno son generalmente más altos que para una _réprise_ o repetición.
para su señor está en pie, ó cae: mas se afirmará; que poderoso es el Señor para afirmarle.
Alcéla en alto y la mostré á su dueño haciéndole seña de que iba á subir para entregársela.
El teatro de sus amores es nuevo y espléndido: nuevo para el arte, espléndido para la pasión.
En esa zona también se han establecido recientemente fábricas para el tejido[20] del algodón.
Lo único que deseo es un puesto en el sitio de más peligro para morir como soldado cristiano.
No 15 era bastante una mano para taparlo por completo, y metió las dos.
Su modo de dormir es un misterio, y hasta parece que el sueño no fuese para él una necesidad.
Pablo revolvió su caballo como para hacer frente al enemigo, apuntó su escopeta, é hizo fuego.
Pero los pobres están muy alegres, porque durante el invierno hace demasiado frío para ellos.
haz lo bueno, y tendrás alabanza de ella; 4 Porque es ministro de Dios para tu bien.
Tendió una mirada alrededor, y esta sola mirada fué bastante para darle á conocer lo que pasaba.
Tengo además razones particulares para que me guste más que ninguna otra, añadió bajando la voz.
cruzó la calzada para comprar algunas provisiones, dejando sola á su hijita en la torre del faro.
Al instante comprendió Gómez de Aguilar que se le presentaba una ocasión favorable para salvarse.
He aquí os digo: Alzad vuestros ojos, y mirad las regiones, porque ya están blancas para la siega.
Los amos de las barcas se calientan el caletre buscando un nombre bonito para pintarlo en la popa.
Nos casaríamos, y acto continuo nos iríamos á Jerez, para que conociese á sus amigas y á sus tíos.
Y el desventurado Tuerto se bajó para coger al menor de los muchachuelos, que le miraban llorando.
Es una función tan sagrada como la de las mismas Vestales para algunos _materos_ intransigentes....
Tenía casi ultimados mis negocios{18-1} y andaba preocupado con la elección del día para marcharme.
De gran acontecimiento artístico puede calificarse la función anunciada para esta noche en el Real.
No teniendo minas de carbón, ¿qué hacen los mejicanos para hacer andar las máquinas de sus fábricas?
Pablo recibió una carta, en la cual se le citaba para el día cuatro de mayo en el monte de Val-frío.
Pero llegó un día en que sobrevino tremendo infortunio para esta familia hasta entonces tan dichosa.
Se puso su vestido de domingo, tomó su sombrero y se fué al establo para llevar la vaca al mercado.
Y esto diciendo, comenzó á hacer en la bocina la señal del triunfo para que la oyesen sus servidores.
Abraham murió, y los profetas, y tú dices: El que guardare mi palabra, no gustará muerte para siempre.
Así le asegure para mañana el sufragio de los justos sedientos que no en vano acudieron a su cántaro.
Él les explicó el caso y la niña dijo que consentiría en casarse con el negro para salvar a su padre.
Has venido, ciertamente, de mares muy lejanos; ¿no eres una maravilla para los árboles de ese jardín?
preguntó Constanza notando que su montero no se encontraba allí para servirla como tenía de costumbre.
Advierte que te enseñé esa contestación para que la dieses cuando era preciso; ahora es otra cosa.
Cuando salimos, yo me tapé perfectamente porque la criada había traído uno para mí y otro para ella...
Pero en fin, ¿no tenia él en su silla un cuchillo que ya le habia servido muchas veces para defenderse?
Sus utilidades serían relativamente menores y por lo tanto la competencia habría sido ruinosa para él.
Yo le contesté apretándole el brazo y tirándole suavemente por la mano para encajárselo bien en el mío.
La mujer del tío Bolina está clavando unas _rabas_ de pulpo en la pared de su balcón, para que se oreen.
Positivamente deploré no haberme calzado mis espuelas para poder rasgarle los ijares al perezoso animal.
En estas fiestas es notable el _catimbao_ o máscara que sale de la procesión para asustar a los tímidos.
con, with, along with, by, among; para --, amongst; -- que, therefore, wherefore, so then; -- vida, alive.
De esta manera hablaron todos los órganos del cuerpo humano, resolviendo no trabajar más para el estómago.
Entonces me mezclé entre la gente, aguardando una ocasión para colarme dentro sin que me viera el portero.
Me recomendaron que le tuviera siempre a la vista,[85] y pusiese a calentar[86] el agua para la cena.
Por más que fuese{19-1} un poco díscolo y soberbio, al fin era amigo: tiempo me quedaba para ser alcalde.
Al día siguiente acudieron muchas personas para 5 conocer las resoluciones del juez.
Padre santo, á los que me has dado, guárdalos por tu nombre, para que sean una cosa, como también nosotros.
Vedlos, vedlos, los hipocritones, como se acercan ambos á la litera del Prelado para besarle el anillo....
for?' may be expressed by _¿por qué?_, _¿para qué?_, or _¿á qué?_, according to the meaning to be conveyed.
mi mujer y mi hija, y para que las pueda distinguir, me atrevo a advertirle que la de más edad es mi mujer.
Sus negocios le llamaban fuera de la casa; pero muy á menudo entraba en ella para ver cómo iba la enfermita.
Los teatros que para tales representaciones están construidos suelen tener orquestas de más de cien músicos.
Luchó con el desinterés y la pasión de un evangélico sacerdote bajado de los cielos para salvar los pueblos.
Quería tener el mejor arquitecto de Europa para construir este hermoso edificio y le buscó por todas partes.
Yo te di ayer al mediodía dos reales y medio{170-1} para comprarla, y la tabla no se cierra hasta las cuatro.
antes en{87-3} la tierra que siembra; que la tierra que sirve para viña, no sirve para olivar, contestó Varmen.
Entonces los nobles enviaron a un sabio romano para convencer a los obreros de que debían regresar a la ciudad.
Los Puritanos no habían podido conseguir dinero suficiente para trasladar de una vez[233] toda la colonia.
Cuando embarrancamos, cada uno agarró el fardo que tenía más á mano y echó á correr para esconderlo en su casa.
El paisaje del río es muy pintoresco, y la profundidad del agua suficiente para los buques de mayor calado.
La niña contestó: --Padre, yo miro todos los días en el espejo para ver a mi querida madre y hablar con ella.
Pedro hizo un esfuerzo para seguir en su camino, llegó á la verja, y subió la primera grada de la capilla mayor.
Traga-santos era hombre que se confundía y embrollaba cuando para entender las cosas necesitaba cavilar un poco.
VARIANTS: =Archivos= =para correspondencia=, _correspondence files_; =archivos para fichas=, _card index files_.
Yo, en mi calidad de cronista verídico, no añadiré ni una sola palabra de mi cosecha para caracterizarlos mejor.
Aquel hombre, que para ella no lo era, fué objeto de una adoración sin límites y reverenciado casi como un dios.
para comprender que el público latino-americano paga buenos precios cuando se le ofrecen espectáculos escogidos.
Seguid vuestro camino, y no vengáis á sacar de su sueño á las gentes honradas para decirles chanzonetas insulsas.
Y yo pensé entonces algo que no puedo recordar, y que, aunque lo recordase, no encontraría palabras para decirlo.
Con que, padre, hágame usted el favor de pedir á la gloriosa Santa Ana que interceda con Dios para que no llueva.
De todas las partes del carnero la más desdeñada es la pierna y en realidad no dejan de[6] tener razón para ello.
El portero abrió, no toda la puerta como cuando entró el marqués, sino lo justo para que pudiera entrar un hombre.
Subimos a la parva de Moisés para alcanzar las gavillas y los peones engrasaban en tanto[3] la máquina formidable.
A polite response to "Who are you?" or "What's your name?" [25] =para servir a Dios,= _to serve God_ (_not me_).
Pero entonces fueron a llamarlo para finalizar un negocio de cristalería, y la codicia le hizo abandonar su puesto.
Por fin se levantó, y dijo:--Tony, tu muerte será para mí un remordimiento que ha de acompañarme hasta el sepulcro.
En la plana superficie, ño Neira se habia desmontado para apretar la cincha de su mulato y echar una pitada al aire.
En ninguna manera; mas por el tropiezo de ellos [vino] la salud á los Gentiles, para que fuesen provocados á celos.
Nuestro joven oficial no tuvo, pues, que torcer Haves ni descorrer cerrojos para penetrar en el interior del templo.
Pero fué el entreacto, el primero de los entreactos, lo que para mí constituyó el verdadero espectáculo de la noche.
Esto se hace de intento[106] para darle mayor ventilación.[107] --¿Tiene el mobiliario alguna particularidad[108]?
Nuestro joven oficial no tuvo, pues, que torcer llaves ni descorrer cerrojos para penetrar en el interior del templo.
EL ESTUDIANTE DE SALAMANCA Un estudiante volvía desde Salamanca para su tierra después de haber concluido su curso.
Había nacido en Génova (el año de 1436), y desde muy niño[213] mostró inclinaciones naturales para la navegación.
Porque no me parece de tanta edad como para haber vivido en el tiempo en que las brujas andaban todavía por el mundo.
VARIANT: =A casa de una amiga suya.= [13] =pronto para la cita,= _quick and ready to quote; with an apt quotation_.
Brasil y Cuba consumían este producto en cantidades considerables para alimentar a los obreros negros de sus haciendas.
Son pequeños ríos y lagos que se utilizan para el transporte de productos y en gran parte para excursiones campestres.
Al cabo de un rato, cuando ya me disponía á dejar la silla para dar algunas vueltas, oí exclamar á Luisa: --¡Calla...
El que come, come para el Señor, porque da gracias á Dios; y el que no come, no come para el Señor, y da gracias á Dios.
Tenían una cama pequeña para el oso pequeño, una cama mediana para el oso mediano, y una cama grande para el oso grande.
Capítulo 10 1 HERMANOS, ciertamente la voluntad de mi corazón y mi oración á Dios sobre Israel, es para salud.
Clarke para publicar un grabado que copiaba al poeta en el tiempo en que éste trabajaba en la empresa de aquel caballero.
El chalán se quedó aturdido, porque aquella pérdida le colocaba en una situación difícil para hacer frente á sus negocios.
Él entró para buscarla; pero el rey le dijo que si no podía encontrarla dentro de tres días sería encerrado en el palacio.
Pienso que podría dar motivo al fraude si para eso bastara la declaración del comerciante o la presentación de la factura.
Presentábanle a su cómplice, o bien le hacían ciertas señas para ver si las comprendía, pero él contestaba:--_No veo_.
Todos se volvieron a mirarme, y en cada una de esas miradas había recompensa de sobra[10] para una acción que la mereciera.
Claro está que alguien había de sustituirle para que la comunidad no quedase convertida en un cuerpo acéfalo y disparatado.
Dictó después leyes sabias, e hizo educar e instruir 25 bien a sus vasallos para que aprendiesen a leerlas.
Sorprenden allí al viajero los enormes ingenios[19] para la elaboración del azúcar, provistos de la maquinaria más moderna.
Tenían una silla pequeña para el oso pequeño, una silla mediana para el oso mediano, y una silla grande para el oso grande.
Comprendí que aquella treta no serviría más que para agravar mi situación en el caso de que las sospechas recayesen sobre mí.
El zorro se deslizó mirando al hombre de reojo, y diciendo para sí:--Ahora que estás entretenido, voy á comerme tus gallinas.
En los campos hay que contentarse con él; pues no se puede por todas partes sacrificar el ganado mayor para la alimentación.
Entonces el rey dijo para sí: --Si este hombre puede hacerme un palacio tan magnífico, puede hacer lo mismo para otro rey.
Este es también el sitio para el corral _de_ aves domésticas y los pesebres para los caballitos[95] de los niños de la casa.
Indignados los pescadores, recurrieron al Juez para reclamar contra quien había echado al río indebidamente aquellos zapatos.
Límpiese usted los ojos para ver este gabán, y ahora sepan ustedes que con tela, forros, botones y hechura me ha costado....
que el cacao es de fácil conducción y que para su transporte no es absolutamente indispensable contar con buenas carreteras.
VARIANTS: =Con el tiempo=; =cuando le llegue su hora=; =de aquí a tantos años=; =para el año que viene=; =para de aquí a ...
Esos no querían la patria feliz, engrandecida, sino abierta por los cuatro cantos para satisfacer sus ambiciones y su codicia.
Necia afectación es ésta, si es mentira, dije yo para mí; y si verdad, gran torpeza convidar á los amigos á hacer penitencia.
Se agitaba trémula y sofocada en los brazos ardientes de la enfermedad, que la constreñía sacudiéndola para expulsar la vida.
the expression in the English nursery-tale, "and he huffed and he puffed." 2.{86-2} =para servir á Vd.=, _at your service_.
Currín y Finita, en cambio, se encontraban muy á menudo en la escalera, cuando él iba á clase y ella salía para su colegio....
It is a far cry to that!_ VARIANTS: =Hay que esperar para eso; falta mucho.= [40] =Puede decirse que,= _It may be said that_.
Nuevos y nuevos horizontes se abrían ante su vista; horizontes que se borraban para dejar lugar á otros más y más desconocidos.
Y últimamente, esperamos que la SBU, Hollman, y los demás corrijan sus textos para que sus publicaciones de la 1909 sean útiles.
le respondí mordiéndome los labios.--No importa, te daré una chaqueta mía; siento que no haya para todos.--No hay necesidad.--Oh!
También se inspeccionan los establos, caballerizas y corrales para hacer efectiva su limpieza y garantizar la salud de las reses.
Y en éstas y las otras llegamos á Manresa, donde hay varios viajeros esperando el tren para tomarlo poco menos que á la bayoneta.
Afortunadamente para entrambos cuidó muy bien el muchacho de no ponerse á tiro, y silbando á su ganado, desapareció por el bosque.
Diez años hace que te la has llevado, bien lo sé, y hoy me han dicho en el pueblo que vienes aquí para celebrar tu boda con otra.
Doña Nieves es muy económica, y se trata á lo pobre,{2-2} aunque posee hacienda bastante para regalarse y vivir como gran señora.
no lo ignora, ese producto, además de ser un abono excelente, es un elemento indispensable[27] para la fabricación de la pólvora.
Works: _El maestro de baile_ (play), _Cura de Aldea_ (play and novel), _El mártir del Gólgota_, _Un libro para mis nietos_, et al.
Pesaba mucho, pero el muchacho empujó, tiró y se 15 esforzó para[22] hacerla rodar hasta quitarla de en medio.
Por lo tanto, para realizar el mismo volumen de negocios que un fabricante europeo, el norteamericano necesitaría un capital mayor.
Vengo en comisión con estos hermanos á nombre de la comunidad, para decir á su Reverencia que ese vinillo que ahora se nos pone...
En Urquín se desprende un ramal que está para unirse[81] con el ferrocarril boliviano y más al sur con los ferrocarriles argentinos.
exclamo uno de los convidados tendiendo a su alrededor la vista, que el local es de los menos aproposito del mundo para una fiesta.
exclamó uno de los convidados tendiendo á su alrededor la vista, que el local es de los menos á propósito del mundo para una fiesta.
Habían traído muy escasos alimentos en el _Mayflower_, y sus abrigos eran demasiado delgados para la crueldad de aquel clima.
La hija de maese Pérez abrió con mano temblorosa la puerta de la tribuna para sentarse en el banquillo del órgano, y comenzó la Misa.
Muchos fueron los planes y tentativas que se idearon para realizar la construcción de una obra tan magna, pero todo fué en vano.
VARIANT: =Marcado por.= [5] =para que se vea más alto a su señor,= _so that his master may be seen the greater_ (_even greater_).
Yo me quedé en este sitio, queriendo verlo todo, y para mayor disimulo ayudaba á unos amigos que echaban al mar una lancha de pesca.
A los diez minutos se presentó el ayudante en la fonda.--Mi maestro me ordenó que viniera aquí para...--Sí, su maestro dice que es Vd.
Después, dé usted su papel a otro estudiante para que él (o ella) escriba en el pizarrón las respuestas que le parezcan convenientes.
Excusado es decir que doña Catalina pensaba renunciar para siempre á su habitación y á su lecho, temiendo el contagio de la enfermedad.
un gerente, auxiliado por un cuerpo de empleados, alquilando un local que pudiera servir de almacén para el depósito de las mercancías.
A ella confiaba de noche sus disgustos y penas del día, y en ella, al despertar, buscaba aliento y cariño para cumplir con sus deberes.
buscar un arquitecto o un ingeniero[28] para trazar el plano _de_ la futura casa, de acuerdo con sus deseos y dentro de la suma que Ud.
Llegué a la portería del cielo y encontré allí un gran número de personas que aguardaban para entregar el pasaporte para el otro mundo.
que las tierras adecuadas para apacentar rebaños en nuestro país son más escasas cada día, a causa de las exigencias de la agricultura.
Tenían un plato pequeño para el oso pequeño, un plato mediano para el oso 10 mediano, y un plato grande para el oso grande.
Después dé usted su papel a otro estudiante para que él (o ella) escriba en el pizarrón las contestaciones que le parezcan convenientes.
Después dé usted su papel a otro estudiante para que él (o ella) escriba en el pizarrón las contestaciones que le parezcan convenientes.
El alcaraván aprovechó la ocasión de que abriese la boca la zorra para decir _alcaraván comí_, y se voló diciendo: ¡á otro; que no á mí!
La inmigración, que primero afluyó al norte, hoy se dirige a las orillas del Plata,[2] para difundirse luego en el resto del continente.
No; sino que el pecado, para mostrarse pecado, por lo bueno me obró la muerte, haciéndose pecado sobremanera pecante por el mandamiento.
Notóse entonces que _Manuel_, el nuevo miguelete, dió un retemblido y retrocedió un poco, como para ocultarse detrás de sus compañeros...
Pedro no podía creer las noticias y sin decir nada a sus hijos, montó a caballo y se fue 5 a la finca para informarse del suceso.
Prudencia y discreción; y sobre todo 25 debes tener firmeza para repetir las palabras que te he dicho: _no oigo_.
IV Para el alma nutrida de pesares, para el transido corazón, acaso es el asilo de la paz suprema, del reposo y la calma en Eldorado.
Llevaba poco dinero, y así en todas las posadas ajustaba su bolsa con la huéspeda, para que no se le acabase antes de, concluir su viaje.
Así fué que se hizo un ovillo cuando se puso á cavilar para entender lo que el señor Cura Párroco le había querido decir con aquel cuento.
El águila se remontó, diciendo:--El hombre mató al león; hay que subir mucho para que no me alcance; ¿quién sabe si algún día me alcanzará?
Esos bancos prestan también sobre ciertos cultivos, y suelen adelantar dinero con hipoteca a industriales para el fomento de sus negocios.
Había para todos; para los de uniforme, pobrecitos que no saben cómo mantener su familia con dos pesetas, y para nosotros la gente de mar.
Lo único que haré será contarle á usted un cuento, y allá verá usted si le sirve de algo para resolver el problema que tanta guerra le da.
Mas si hicieres lo malo, teme: porque no en vano lleva el cuchillo; porque es ministro de Dios, vengador para castigo al que hace lo malo.
Tiene refranes particulares de su cosecha[28] para caracterizar todas las circunstancias de que se ven aquéllos a quienes profesa ojeriza.
Durante algunos meses vivió el ciego sin salir á la calle más que para cumplir su obligación; de casa á la iglesia, y de la iglesia á casa.
Entré en la iglesia, me arrodillé en el sitio más oscuro y apartado, y rogué a Dios me diera fuerzas para no olvidarme de que era cristiano.
Las aves y los ríos, el mar y la mujer, el amor y la libertad, le brindan temas fecundos y prodigiosos para sus cantos de melodía infinita.
No te detengas[149] en ninguna parte, para que estés de vuelta[150] antes que tu padre venga a comer, desde el molino en donde trabaja.
preguntó la tornera.--Madre, soy una cabrita para servir á Vd.{86-2}--¿Una cabrita aquí, en este convento de avispas descalzas y recoletas?
Una compañía que obtuvo una concesión 10 para explotarlos construyó allí una gran refinería, así como un ferrocarril.
Aceptada una[34] de las ofertas recibidas, se firma el contrato[35] y se solicita de la municipalidad el permiso para construir el edificio.
Al oír que rehusó la entrada a un pobre diablo por haber sido demasiado aficionado a los toros, comprendí que ya no había esperanza para mí.
En cambio, hay otras para quienes una carta de recomendación o de simple presentación basta para considerar al recién llegado como un amigo.
En Haití, por ejemplo, el suelo es muy apropiado para el cultivo del tabaco, porque en ciertas regiones es arenoso, pedregoso y poco húmedo.
Llamóle el Cadí para exigirle la tercera parte que correspondía al Sultán, y costó mucho dinero al avaro el librarse de las garras del Cadí.
Mariquilla se acercó andando de puntillas, y hablando muy quedo para no ahuyentarla, dijo: --Palomita; que le des muchas memorias á María.
Ya no seguí, pues, la calle de las Infantas como acostumbraba después de almorzar, ni aun para ir á la de Valverde, donde vivían unos amigos.
El carnicero decía: --Fuí a comprar aceite, y al sacar la bolsa para pagarlo, este hombre me sujetó la mano para quitarme el dinero.
El gobierno de Venezuela en distintas ocasiones ha otorgado concesiones a compañías extranjeras para explotar los criaderos de perlas.
Hace pocos días tuvo que comprar una jaula para un jilguero que le enviaron de Cuzcurrita, su tierra natal, y se fué á la plaza de Santa Ana.
Su compañero que era más juicioso y reflexivo, dijo para sí: --Aquí hay misterio, y no me apartaré de este sitio hasta haberlo averiguado.
Doce años acababa de cumplir.[185] Había terminado sus estudios de primera enseñanza, y se iba a matricular para el primer curso de latín.
Ella me miró de una manera particular, y sacó de la sala un banquito para que me sentase en el empedrado, desde el cual dominaba yo la escena.
Los faros se colocan generalmente en las rocas más elevadas, cerca de la orilla del mar, ó en los puntos en que hay peligro para los buques....
Cada vez que nacía un príncipe o una princesa los tres solteros aumentaban los impuestos para comprar magníficos regalos para el recién nacido.
El pescado es, por otra parte, un producto caro, debido precisamente a la deficiencia de los medios que se emplean para pescarlo y conservarlo.
No se ve la escena, porque lo impide el humo de la cocina que sale á borbotones por el balconcillo, conductor único que para él hay en la casa.
Teresa se encontró admirablemente{24-2} y me pagaba los trabajos que había pasado para llevarla hasta allí con mil sonrisas y palabras amables.
Á los pocos días, habiendo salido Varmen al olivar para buscar una gallina que se había extraviado, se presentó de repente á su vista el guarda.
Allí se pisa la uva y se deposita el mosto en barriles, para que fermente y envejezca, hasta adquirir el preciado sabor y colorido del buen vino.
Cuando estuvo fuera, dando gracias a Dios de haber escapado, decía para sí:--Ese hombre es malo como un demonio; no quiero tener negocios con él.
Mis ojos no se apartaban casi nunca de su rostro: ella entornaba á menudo los suyos para dirigirme una sonrisa apretando al mismo tiempo mi mano.
Por fin, al pasar por un puente, hizo un esfuerzo el burro para recobrar su libertad, asustado por tanto alboroto, y cayó al agua y se ahogó.
Se elije por lo general el blanco[121] y los tintes claros[122] para el empapelado de las paredes, los visillos de las ventanas y los cortinados.
Á cada uno lo que sea suyo:{60-2} el mar, que es de Dios, para nosotros los pobres, que hemos de sacar el pan de él, aunque no quiera el gobierno.
Era armonioso y familiar, dotado de una prodigiosa memoria, y ágil y pronto para la cita,[13] para la reminiscencia, para el dato, para la imagen.
Me despierto y suspiro y vuelvo a dormirme para ensoñar hasta el día de la verdad, que el oro,--capaz de tantas locuras,--no podrá jamás comprar.
Se hila la lana para fabricar prendas de calidad inferior, aunque también se tejen géneros finos; pero para este objeto se importa la lana hilada.
Yo estoy por la fabricación artificial de los nitratos y creo que mi país debiera instalar en el Niágara una planta eléctrica para su elaboración.
Abrieron las siete llaves y la niña entró en el cuarto del príncipe; pero antes echaron algo en el vino del príncipe para 170 hacerle dormir.
En el Perú el ferrocarril de Oroya, el más alto del mundo, ofrece una oportunidad singular para conocer los Andes y estudiar la labor de sus minas.
No se olvidó por eso de[38] su bienhechor, a cuyo taller acudía con frecuencia, para mostrarle su 10 agradecimiento.
Había muerto de fatiga, había muerto cuando la carrera del herido jabalí comenzaba á acortarse; cuando bastaba un solo esfuerzo más para alcanzarlo.
Porque bajo su ala llevaba una oscura mezcla y mientras volaba, dejaba caer una esencia todopoderosa para consumir un alma que tan bien la conocía.
Allí lo fuí á buscar un día para ponerle sobre la tonsurada cabeza un cucurucho de papel azul, que le daba cierto airecito de astrólogo ó nigromante.
En esa misma jactancia de producción ganadera y agrícola, de fortuna fácil, de hartura para los hombres del mundo, está patente el deseo de ser útil.
Grandes ingenios de caña de azúcar cubren sus ricos valles donde se encuentran las mejores y más modernas maquinarias para la preparación del azúcar.
Á falta de personas formales los niños tomaban posesión del paseo, utilizándolo para los juegos del aro, de la cuerda, de la pelota y de escondite....
El hermano mayor aprendió a zapatero, el segundo estudió para astrólogo, el tercero se convirtió en un buen cazador y el hermano menor se hizo ladrón.
La buena fe les hacía considerar el Comité como un templo; su actitud era la de un testigo que espera la llegada del juez para prestar su declaración.
La cinchada se juega entre dos ginetes que atan los caballos entre sí con un lazo, tirando en opuestas direcciones para hacer retroceder al contrario.
La mejor vía para ir de Nueva York a Buenos Aires es la de los vapores que salen cada dos semanas para Bahía, Río de Janeiro, Santos y Montevideo.
para oir una cencerrada; porque personas que lo oyeron dicen que lo que hizo el dichoso organista de San Bartolomé en la catedral no fué otra cosa....
Vo no creo en Dios, y para darte una prueba voy á cumplirte lo que te he prometido; porque aunque poco rezador, soy amigo de no faltar á mis palabras.
Tiéndale el vínculo de sus rieles y de sus aguas transeuntes en nudo fraternal, así como el buen labrador forma para toda la familia el haz de espigas.
Voces fuertes y proféticas se levantan para siempre en nosotros y en toda ruina a la intención de los sabios, parecidas a los himnos de Memnon al Sol!
Ya funcionan en la América latina escuelas agrícolas para mujeres donde se les inculca los conocimientos que tienen relación con la granja y el hogar.
Debo advertir, sin embargo, que casi todos los ingenios tienen destilerías anexas para la fabricación de alcohol mediante la fermentación de las mieles.
Pase, vuecelencia, señor marqués, y verá que todo se ha preparado para el recibimiento del caballero más ilustre, piadoso, distinguido y rico de España.
Una vez acomodado en su nuevo escondite, esperó el tiempo suficiente para que las corzas estuvieran ya dentro del río, á fin de hacer el tiro más seguro.
De todos modos, cuento con la imaginación de mis lectores para hacerme comprender en este que pudiéramos llamar boceto de un cuadro que pintaré algún dia.
of_ =servir= =sesenta= sixty =setenta= seventy =sí= himself, herself, themselves; =para sí= to himself, etc.; =entre sí= within himself, etc.
Para esto rodean los de a caballo a un grupo de animales y el vaquero encargado de presidir la faena designa uno o varios de ese grupo para ser apartados.
Rezad un _Pater Noster_[2] y un _Ave Maria_[3] al arcángel San Miguel,[4] jefe de las milicias celestiales, para que os asista contra los malos espíritus.
Su fervor se traducía en interminables oraciones que mascullaba al paso que atendía á sus quehaceres, y para ella no había felicidad como ir á la iglesia.
Dejémosle descansar, mientras el señor Lopera da sus instrucciones al sirviente, que era un mozo listo y socarrón, y muy á propósito para seguir una broma.
El Sultán, enterado de las aventuras, rió con todos los cortesanos, y para satisfacer a Tamburí ordenó que en la plaza pública fueran quemados los zapatos.
En algunos países se dice que se le cultiva[7] sólo para usarlo como maloja, o sea como forraje; es decir, que únicamente se utilizan las hojas y el tallo.
En la mayoría de los países la ciudadanía debe solicitarse, y el tiempo de residencia necesaria para ello varía desde un año en Chile hasta diez en Panamá.
En mi coche penetran varios, y entre ellos una señora con una perra, á la que trata de ocultar en el seno para no incurrir en las iras de los empleados....
Fernando, pretextando que el calor que en el comedor hacía era sofocante, pidió permiso para retirarse un momento á la habitación inmediata, y yo le seguí.
La pobreza agobiaba á la pobre familia, y los padres trabajaban todo el día para llevar por la noche un poco de pan y leche para ellos y para sus hijos!...
La terrible noticia de la muerte de los dos fué para él como un escopetazo, y aquella misma noche se fué, tras sus amigos tomando el camino del otro mundo.
Neira se encojió de hombros; bien sabia él que al infeliz no le convenia ponérsele solo por delante; lo malo era que buscaria una cuadrilla para asaltarle.
Se adapta a grandes espectáculos porque su escenario es vasto y está muy bien aparejado de la maquinaria para obtener una _mise en scène_[2] irreprochable.
Y algunas veces se pone la palabra _oro_ después de una suma para indicar el peso de oro que tiene un valor fijo de 96-1/2 centavos (oro americano).
EL VIEJO Y EL ASNO =Mucho tiene que hacer quien ha de dar gusto a todos=[*] Un viejo español y su hijo llevaban un asno al mercado para venderlo.
En este momento se acordó de que era hora de encender las lámparas; pero ¿qué podía hacer la pobre niña estando las mechas demasiado altas para su estatura?
Tenían, además, un hermano, que era el primo que había sido su novio; éste ya era bachiller y se estaba preparando para entrar en el colegio de Artillería.
Esta vez, desesperado, Tamburí se propuso quemar los endiablados zapatos y los llevó a la azotea, donde se puso de vigilante para evitar que se los llevasen.
Conocidas ya sus fuerzas, se propuso conocer las del 15 enemigo, y para ello se metió en el mismo campamento danés, disfrazado de trovador.
El hierro de ese distrito es el más conocido de la república mencionada, aunque hasta ahora[20] se ha hecho muy poco para explotar sus abundantes yacimientos.
El nuevo gabinete, pasados algunos días, juzgó que Juan era un organista peligroso para el orden público, y procedió inmediatamente á dejar cesante á Juan....
En todos nuestros textos, letra itálica se reproduce entre corchetes [...], para que se convierte fácilmente el Nuevo Testamento a muchos diferentes formatos.
Porque Celinina tornara á la vida, hubiera él recorrido la tierra entera para recoger todos los bueyes y todas, absolutamente todas las mulas que en ella hay.
Capítulo 8 1 AHORA pues, ninguna condenación hay para los que están en Cristo Jesús, los que no andan conforme á la carne, mas conforme al espíritu.
Los tocadores de quena ejecutan dúos inolvidables para el que es capaz de percibir, dentro de tan imperfecto instrumento, el alma sollozante del indio triste.
Y en seguida tomó la puerta de Toledo y corrió hacia el río, para tener la gloria de ser el primer madrileño que viese la ballena que bajaba por el Manzanares.
Como lo ve Ud., este procedimiento es el más expeditivo para quien, como Ud.,[6] considera que sus negocios de exportación son asunto incidental[7]; pero si Ud.
Este oro era para los de Barbaruelo el de Cabezudo, para los de Cabezudo el de Barbaruelo, y para los de Animalejos el de cualquiera de los dos pueblos vecinos.
Repuestas las niñas del susto, emprendían el ataque provistas de sus jarros, pues buen cuidado tenían de no dejar sus armas para que el enemigo las aprovechase.
En esa ciudad el Teatro Colón, administrado por la Municipalidad, es uno de los coliseos más grandes del mundo, pues tiene capacidad para unos 3500 espectadores.
Entre otras conversaciones más ó menos rústicas que le divirtieron, oyó que todos sus criados proyectaban asociarse para echar un décimo á la lotería de Navidad.
Un silbido sonó y Alegria volvió la cabeza para ver si estaban todos.{195-1} Cinco hombres caminaban subiendo a saltos, y buscándose los cuchillos en la cintura.
Completan las reparticiones indispensables, vastos talleres mecánicos, herrería, carpintería, etc., para la fabricación y reparación de herramientas y maquinaria.
Cuando aconteció esta desgracia, no quiso por nada de este mundo separarse de la familia, bien que su ama la había legado haber de sobra para vivir independiente.
En 5 cuanto a su clima, es un lugar de recreo para todo el año, con verano en las tierras bajas y perpetua primavera en las secciones altas.
Sólo con esas cavilaciones que os persiguen, todas las mañanas tomáis la ballesta para enderezaros á la espesura y permanecer en ella hasta que el sol se esconde.
Varmen no prestaba atención ni á sus juegos ni á lo que decían: en cuanto á nosotros, no podemos pasar cerca de un grupo de niños sin detenernos para observarlos.
Y encima de esto y por contera y remate, ¡no tener palabra ni ojos sino para el mando y para lanzar miradas que dejaban al más osado hecho una estatua de piedra!
El año de cincuenta y ocho vine á Madrid con una comisión del Ayuntamiento de Valencia para gestionar la rebaja de la cuota de consumos.{12-1} Tenía yo entonces...
EL HOMBRE La influencia de Poe en el arte universal ha sido suficientemente honda y transcendente para que su nombre y su obra no sean a la continua recordados.
El Superior no dijo palabra á nadie, limitándose á poner en su vino más agua todavía para ver si lograba conseguir algún fruto con la muda elocuencia del ejemplo.
exclamó Teobaldo al oirle; déjame en paz; ó ya que no he encontrado una sola pieza durante el día, te suelto mis perros y te cazo como á un jabalí para distraerme.
Se conserva soltero, porque entre su lancha, sus campañas y sus redes, que teje con mucho primor, nunca le quedó un cuarto de hora libre para buscar una compañera.
Tengo que subir un tramo de la escalera para llegar al primer piso, dos tramos de la escalera para llegar al segundo piso y tres tramos para llegar al tercer piso.
Algo extraño é invisible ocurrió en aquella habitación; me pareció escuchar un confuso aleteo, se obscureció mi vista y tuve que apoyarme en el armario para no caer.
De vez en cuando se inclinaba para examinar las matas, con la detención de esos hombres de la naturaleza que ven las huellas de los animales impresas sobre la yerba.
decía la joven fijando sus desencajados ojos en el banquillo, de donde se había levantado asombrada para agarrarse con sus manos convulsas al barandal de la tribuna.
Para sentirla, basta un buen corazón como el tuyo y el mío; para pintarla con su verdadero colorido, se necesita la fresca imaginación de un poeta, y yo no la tengo.
Se asoció después a[130] otros viajeros para pasar juntos por los sitios de mayor peligro, y caminando así dieron un día con[131] un grupo de bandidos árabes.
A orillas del Tigre, en la Argentina, y en las cercanías de Rancagua y de Santiago, en Chile, hay grandes establecimientos para la preparación de frutas en conserva.
En una palabra: mis vecinos tienen el balcón por casa, excepto para dormir y vestirse; y ni aun en estas dos ocasiones quieren prescindir totalmente de la publicidad.
Entonces le condujeron ante el Cadí para que lo 10 juzgara; pero después de un examen muy detenido no resultó nada en contra del[69] derviche.
Los días en que mi amigo no tiene convidados se contenta con una mesa baja, poco más que banqueta de zapatero, porque él y su mujer, como dice, ¿para qué quieren más?
Vuestro padre está en el cielo, y desde allí, antes que á daros sustos, bajará á inspirar á su hija en esta ceremonia solemne para el objeto de tan especial devoción.
El marqués alzó la voz, diciendo que era preciso tener el diablo en el cuerpo para largarse á tales horas y con una cuarta de nieve, á lo cual respondieron unánimes D.
El tiempo fué pasando 25 y para colmo de todas sus desdichas[169] la calle se iba llenando de gente que acudía a ver[170] los famosos americanos.
Es evidente que a los bancos les conviene realizar esas operaciones, porque de ese modo colocan en el exterior los fondos que necesitan para las operaciones de cambio.
Has de saber que aunque en el Cielo tenemos juegos eternos y siempre deliciosos, el Abuelo nos manda al mundo esta noche para que enredemos un poco en los Nacimientos.
Sus padres no podían sacrificar ni una hora de sus tareas para llevarle al campo: el trabajo de los padres es rudo y despótico, y ocupa todos los instantes de su vida.
Afortunadamente para mí, había podido escoger con tiempo un buen número en la banqueta delantera, junto a la ventanilla; así es que relativamente quedé bien instalado.
Concluida una expedición, vuelve al instante a emprender otra, sin detenerse más tiempo que el necesario para completar su nueva carga de embudos, cafeteras y faroles.
Repítote que no tengas miedo.[347] Es preciso tener valor para estas cosas 20 porque el cobarde no pasa el río.[348] --Ya sabe usted que soy valiente.
Su altura de más de 7000 pies le proporciona un clima delicioso y ofrece un lugar saludable para los que se dirigen a Bolivia o a las altas 20 mesetas.
Al ver el obstáculo que acababa de oponerle, erizó las cerdas y se recogió para asaltarme; pero fué el último esfuerzo que tentó porque le enterré la bala en el corazón.
El Cadí fué también a bañarse aquella mañana y en el mismo establecimiento, y como Tamburí saliera del baño antes que él, se dirigió a la pieza inmediata para vestirse.
Pero el jabalí, al que sólo divisaba á intervalos entre los espesos matorrales, tomaba á desaparecer de su vista para mostrársele de nuevo fuera del alcance de su armas.
Consideró, con todo, que tan prodigiosa alhaja tenía sobrado precio para uso de diario, y la guardó en su cajita y la ocultó con cuidado entre sus mas estimados tesoros.
Del mercado de frutos pasa la lana a los almacenes, donde se la clasifica y embala o empaqueta en fardos para ser exportada a Francia, Bélgica, Alemania y Estados Unidos.
La agudeza del estudiante agradó tanto a la huéspeda, que no sólo le presentó las truchas graciosamente, sino también le llenó la alforja para lo que le restaba de camino.
Pero hoy con el Registro Civil[12] el bautizo va perdiendo su importancia por más que[13] todavía hoy sirve para borrar el pecado original, pero ya no es lo que era antes.
El interior lo formaba, como las granjas del Norte, una sola y vasta pieza; en el testero había un hogar para fuego de leña, que servía de cocina, de estrado y de comedor.
Entonces Fernando de Lesseps y otros ingenieros franceses trazaron el proyecto de un canal por el istmo de Panamá y formaron una compañía por acciones para llevarlo a cabo.
Joven y robusto ni volvió la cabeza para oir la melodía de las sirenas posadas en el escollo.{46-2} Lenta y dura compresión atrofió al parecer sus sentidos y sentimientos.
Tú me ayudarás á desvanecer el misterio que envuelve á esa criatura, que al parecer solo para mí existe, pues nadie la conoce, ni la ha visto, ni puede darme razón de ella.
Gerónimo, buen ánimo y vete a pedirle el dinero a Fray Gómez; que si él lo quiere, mendicante 5 y pobre como es, medio encontrará para sacarte del apuro.
Hubiérase necesitado un pecho de roca y un corazón de hielo para permanecer impasible un día y otro al lado de aquella mujer singular por su belleza y sus raros atractivos.
Las flores de los jardines quieren las brisas de primavera para ostentarse: en las cabezas de las mujeres, quieren las alegrías, que no todas tienen, ¡ni aun en la juventud!
Llegó al fin; pero al llegar, sus cabellos se erizaron de horror, las palabras se anudaron en su garganta, y tuvo que agarrarse al tronco de un árbol para no caer á tierra.
Neira no faltaba ninguno a su ronda del cerro y paso a paso regresaba al caer la tarde para llegar hasta la casa del administrador y decir que no habia novedad en el ganado.
Comía lo preciso para no morirse de hambre en alguna taberna de los barrios bajos, y dormía por cuatro cuartos entre mendigos y malhechores en un desván destinado á este fin.
Era divertido verla seguir con mirada atenta y solícita las vueltas que el padre daba dentro de la iglesia, para acudir á la menor señal de que sus servicios eran necesarios.
No le había gustado la avidez con que sus criados hablaban del dinero que podía caerles.--¡Esa gente--decíase el marqués--no aguardaría sino á llenar la bolsa para plantarme!
Del lado de afuera del pretil había una gran cantidad de flores, que se inclinaban hacia adentro del gran salón de verdura, como para buscar la sombra, ó para lucir sus galas.
Entonces, puestas a un lado las armas, se visitaban y regalaban amistosamente y se 15 ofrecían para curar las heridas las medicinas que cada uno tenía.
Por consiguiente, los compradores deben tener suficiente práctica para apreciar el rendimiento de la lana que compran; es decir, el peso a que quedará reducida una vez lavada.
A ELENA Elena, tu belleza es para mí como esas barcas niceanas de otro tiempo que sobre una mar profunda llevaban dulcemente al viajero, cansado, hacia su ribera natal.
En otros, cualquier banco está autorizado para emitir billetes siempre que garantice sus emisiones, depositando oro, bonos del tesoro u otros títulos en la Tesorería nacional.
J., ya no encerraban generoso vino, consolador de penas y fatigas, sino una especie de aguachirle semejante al de los barreños que en las tabernas sirven para fregar los vasos.
Primeramente es preciso para llenar las condiciones de sabor deseado que el pedazo sea cortado en las partes firmes de la pierna del buey, allí donde la carne es más resistente.
Usamos como referencia una 1909 impresa por la SBBE para la SBA en 1922, la cual tiene el formato "angosto" que ya no se imprime, probablemente por su tipo de letra tan pequeña.
Es difícil tenerla enjaulada si no se ha criado en casa, a causa quizá de ser de una naturaleza tan viva que no se para jamás, pues hasta para cantar va saltando o revoloteando.
Nada diré de las flores y la yerba que esmaltan el suelo, de la frutilla silvestre, ni de la infinidad de plantas medicinales que los campesinos recogen para curar sus dolencias.
Su padre tenía la misma profesión que él; yo no le conocí, pero mi senora madre, que santa gloria haya,[2] dice que le llevaba siempre al órgano consigo para darle á los fuelles.
El buen gusto, el sentido de la oportunidad, la elegancia y la sutileza para descubrir círculos concéntricos interiores son características que sólo ofrece la literatura francesa.
El interés y emoción del público eran extraordinarios, y no menos la solemnidad con que los migueletes se despedían de sus familias y amigos para marchar á tan importante empresa.
Un buen anciano que tenía un hijo labrador y otro tratante en granos, era muy devoto de Santa Ana por cuya intercesión había logrado de Dios muchos beneficios para sus dos hijos.
Dan impulsos de traer á aquellos parajes una colmena, para probar si la vista del hogar doméstico las hace romper el encanto que las tiene convertidas en pequeñas y mudas estatuas.
Hubiera sido gran dicha para Traga-santos poder colocar en él la antigua imagen; pero esta imagen había desaparecido, y fueron vanos todos los esfuerzos que hizo para dar con ella.
Pero tengo lástima de ti y sólo te condeno a quince días de cárcel y a una multa para el tesoro del Sultán, y al pago de los destrozos que has causado en la cúpula de la mezquita.
Temperamento bravío, evangélico, forjado para el bien y para el martirio, consagró su vida a la patria: su gesto era siempre hermoso y justiciero en defensa de sus altos intereses.
elegir una persona que hable el castellano, y sobre todo que sea de una cultura y experiencia algo mayor de la que usualmente se requiere para tales trabajos en los Estados Unidos.
Su lenguaje no es italiano ni español, aunque participa de ambos; es una graciosa mezcolanza de palabras españolas italianizadas y vice-versa, formada por él para su uso particular.
Los únicos molinos que había en aquella comarca estaban en jurisdicción de estos dos pueblos, que tenían en los molinos de concejo un gran recurso para levantar las cargas públicas.
Pasé con él momentos inolvidables, luego me despedí.[14] El tenía que partir esa misma noche para Tampa, con objeto de arreglar no sé qué[15] preciosas disposiciones de organización.
Tales temores obligaban a nuestro chacarero a pasarse las noches enteras sin dormir, rondando en torno de su sembrado, para 10 ver si podía atrapar al ladrón.
Cada vez que este señor salía en coche de cuatro caballos decía para sí el tío Paciencia: --Cuando encuentre a vuecencia en el cielo, le diré: 'Amiguito, aquí todos somos iguales'.
Las fértiles y amplias pampas que se extienden desde el Atlántico hasta el pie de los Andes dan excelentes terrenos para millones de cabezas de ganado vacuno, lanar y caballar.
Uno u otro[9] método se prestaría al engaño; y para evitarlo, existe una tarifa llamada de avalúos, que no es sino[10] la lista de las mercaderías con los valores que tienen en plaza.
Aunque decente y aseada, era pequeña y no tenía patio; mas como el patio es una casi necesidad para los andaluces, servía de tal un espacio empedrado que ante la casa habían allanado.
Entonces el viejo zapatero preguntó a su segundo hijo, Ramón:--Y tú, Ramón ¿qué has aprendido?--Padre mío, estuve en Madrid y estudié para astrólogo y soy un astrólogo extra-ordinario.
Pero su perfil fino, sus flancos recogidos y la gallardía de su construcción, delataban una embarcación ligera y audaz, hecha para locas carreras, con desprecio á los peligros del mar.
Cuando le notificaron el cese, nuestro ciego no experimentó más emoción que la sorpresa; allá en el fondo casi se alegró, porque le dejaban más horas desocupadas para concluir su misa.
La más triste cosa del mundo era para la madre aquel pavo con patas de alambre clavadas en tablilla de barro, y que en sus frecuentes cambios de postura había perdido el pico y el moco.
La pobre Asunción, completamente abatida, no contestó nada; visto lo cual por su amiga, tomó asiento al lado; y la instó con mucha viveza para que le contase lo que la ponía tan triste.
Procopio un desaforado jayán, cetrino y barbudo, más adecuado para llevar una casa sobre la espalda ó tirar de una carreta, que para gozar en contemplaciones místicas y éxtasis divinos.
Y a propósito de nombres extraños, hay que mencionar la _achuca_ y el _chamote_, como se llaman dos plantas que en América Central y Perú respectivamente sirven para coagular el látex.
Ya varias veces le 5 había visto rondar en torno de[295] la huerta, y aun asomarse por los portillos de la cerca, como para elegir de antemano las mejores sandías.
En la humilde y perfumada violeta, en la oculta y misteriosa madreselva, en el dorado junco, en la rosa encendida y espléndida, halla fuente caudalosa para sus poemas de musical ternura.
Había anochecido ya, y le faltaba a[153] Pedro cerca de[154] una milla para llegar a su casa, cuando sintió un ruido 5 sordo que le hizo latir aceleradamente el corazón.
Vivía cerca de Valencia, en una casa de campo, y sólo venía á Madrid cuando algún asunto lo exigía: en esta ocasión era para gestionar el ascenso de un hijo, registrador de la propiedad.
Pero por un lado no tenía pretexto para hacerlo, sin faltar á esa urbanidad innata, pasada á deber{87-1} y á costumbre en el pueblo; y por otro, le urgía concluir lo que estaba haciendo.
Vino, pues, el Prior nuevo precedido de esta fama: anduviéronse los frailes con gran pulso para no deslizarse en la menor cosa, y el convento por lo tranquilo parecía una balsa de aceite.
Miguel á la que se advirtió el parentesco espiritual y obligaciones y para verdad lo firmé.--Antonio Lucena Cura." See La _Illustración Artística_, Barcelona, December 27, 1886, pp.
Y cuando ya voy de vuelta, deseando abrazarlos y pagar las deudas que para comer hayan hecho aquellos infelices, ¿cómo he de perder ese dinero, que es para mí un tesoro?--¡Piedad, señores!
Cuando alguna vez era montado el moro por algún otro ranchero, se mostraba tan mañoso y testarudo que ponía en peligro la vida del valiente, y le dejaba desganado para volver a cabalgarlo.
Lo verificamos usando primordialmente una 1909 impresa por la Sociedad Bíblica Británica y Extranjera (SBBE) para la Sociedad Bíblica Americana (SBA) en 1925, la cual compré en México D.F.
Porque, si ha llovido{106-3} ayer á mares, será porque al tío Traga-santos le untaron la mano los de Barbaruelo cuando estuvieron á verle para que pidiese á San Isidro esa condenada lluvia.
salas de recibo para el público, mesa de entradas y salidas, despacho del jefe y otros funcionarios superiores, secretaría, tesorería, contaduría, depósito, oficinas técnicas, archivo, etc.
También suele comprar calderas, pailas y sartenes viejas en una parte de la Isla, para venderlas por nuevas[3] en la otra, si es que no logra colocarlas en la misma parte donde las adquirió.
Las voces de los que parecían perseguirla sonaban cada vez más cerca, y de cuando en cuando la veía hacer una contorsión, encogerse ó dar un brinco para evitar los cantazos que le arrojaban.
Pero muchas veces el animal designado retrocede con velocidad en su carrera, da precipitadas vueltas y «saca lances» imprevistos para libertarse de la obstinada persecución del que lo sigue.
Son muy interesantes las leyes de policía sanitaria[9] con respecto al tráfico interprovincial, a la importación y exportación de animales vivos, para evitar el tránsito de animales enfermos.
Usaba de toda clase de ardides para observar si era acechado ó seguido, y prefería volver sin pesca al pueblo á exponerse por una imprudencia á que acertasen el sitio de la pesca maravillosa.
VARIANT: =Un día de días.= [6] =para convertirse en cristiano.= It is a common saying that the child is a Jew before being baptized, and a Christian after the ceremony has been performed.
Cada dos o tres días tenían que abrir una tumba para enterrar a un compañero, y cuando 25 llegó la primavera ya no quedaban más que cincuenta Puritanos en la colonia.
El Presidente y el Vicepresidente de la República son 5 nombrados por votación indirecta por un período de seis años y no pueden ser reelegidos para el período inmediato.
La razón principal que nosotros hemos empezado a verificar el texto digital de la 1909 es para que nosotros podamos imprimir el Evangelio de Juan (y otros libros) para la obra de evangelismo.
Cuando usted se acercó a él, el caballo volvió al instante la cabeza para mirarle mientras que cuando el mendigo lo tocó, encogió una pierna y miró hacia otro lado con ojos indiferentes.
En esta ciudad los dínamos se mueven a vapor, y por lo tanto, la electricidad es cara; lo que no obsta para[7] que Buenos Aires tenga una de las instalaciones eléctricas más grandes del mundo.
La exportación de carne y de ganado ha 15 alcanzado gigantescas proporciones, habiendo llegado a ser la Argentina el país que más carne congelada exporta para Europa.
Pero no lo es; ellas que expenden con profusión y entregan al inconstante aire su perfume con loca prodigalidad,--porque saben que tienen para dar y que les quede,{92-3}--no pueden ser avaras.
El guía me dió algunas explicaciones para mi gobierno.[7] Lo que en el buey sirve de bozal y de freno es un hico que se amarra a la argolla de hierro que se le pone en la nariz al pobre animal.
Mas aunque aplaudían la idea de la manifestación, no encontrando otra mejor para el fin propuesto, ninguno quería echar el cascabel al gato; esto es, ninguno quería llevar la palabra ante el P.
comprenderá, sin duda, señor Enríquez, que nuestro país tendría reparos en depender del extranjero para la provisión de una substancia tan preciosa[30] para la defensa nacional en caso de guerra.
Tamburí tuvo que cumplir su condena; pasó quince días en la cárcel; pagó dos mil cequíes de multa para el tesoro del Sultán y ciento cincuenta por las reparaciones que hubo que hacer en el tejado.
Y ¿no han visto aquel libraco verde que tiene el recaudador, de donde va cortando recibos, dejando allí pegado un tocón, para que luego pueda comprobarse si tal ó cual recibo es falso ó no lo es?
Á lo menos, tal es la común opinión de fisiólogos y médicos; pero no entraré yo á sustentarla para que no me roan los huesos tachándome de incrédulo y materialista y tal vez de otras cosas peores.
Cogió unos cuantos fósforos é hizo luz; probó si con una escalera podía alcanzar al lugar apetecido, pero aunque la puso sobre una mesa, vió que todavía le faltaba un poco para llegar á las mechas.
Como su parte más elevada está a 25 metros sobre el nivel del mar, para llegar a ella tendrán que remontar los buques tres esclusas por una vertiente y descender otras tantas por la otra vertiente.
Cuando éste predicaba, era todavía mayor el placer; y aunque las más de las veces no entendía los complicados conceptos de la plática, el eco de la voz amada era suficiente para llenarla de placer.
Después que la pobre madre saca los huevos, abren los polluelos su gran pico, pues son muy comilones, y la pobre pajarita, que cree que son sus hijos, se mata para poder criar los voraces cuneros.
En el Brasil, Argentina y Chile hay buenos campos de _golf_, y algunas estancias prestan atención a la cría de jacas para el juego del _polo_, que ha hecho ya muchos adeptos[6] entre los criollos.
La vieja del segundo piso, sin dejar de clavar las rabas, al conocer la voz de su nuera, contesta de muy mala gana: --¿Qué se te pudre?{166-1} --¿Tiene un grano de sal para freir unas _bogas_?
Mi buen hombre se restregaba los ojos, se palpaba el rostro, el pecho, los brazos, las manos, para convencerse de que estaba realmente despierto y en el uso cabal de todos sus sentidos y potencias.
Un millón de[315] toneladas se exporta 25 a Europa para abonar los campos de Alemania en los cuales se siembra la remolacha; una décima parte de esta cantidad llega a los Estados Unidos.
Pero mi corazón es más brillante que todas las estrellas del cielo, porque brilla para Annie, abrasado por la luz del amor de mi Annie, por el recuerdo de los bellos ojos luminosos de mi Annie....
Además de su extraordinaria longevidad, tiene el ombú tal fortaleza que no hay huracán que lo derribe[2]; y es su vitalidad tan prodigiosa que ni la sequedad ni el fuego tienen poder para destruirlo.
Los otros retratos, como el de Halpin para la edición de Amstrong, nos dan ya tipos de lechuguinos de la época, ya caras que nada tienen que ver con la cabeza bella e inteligente de que habla Clark.
Se ha hablado tanto de la resistencia que ponen los exportadores norteamericanos para imitar los procedimientos comerciales europeos, que me interesa sobremanera saber en qué consisten estos últimos.
de la Iglesia, dogmáticos ni apologistas; que estaba ayuno de Biblia Sacra y expositores, y que sólo sabía un poco de moral y el suficiente latín para leer el oficio de la misa y las horas canónicas.
Esta lucha no existe en la «María».[44] El grupo de sus actores es un grupo hermoso, demasiado hermoso, demasiado monótono en su belleza para que pueda llenar las condiciones dramáticas de la novela.
Poco después, marchan ambos para la huerta, el 15 marido con un palo alto en la mano, y la mujer con un atado de _útiles_ compuesto de lo más inútil que el rancho encierra.
Si volvía á casa más tarde que yo, entraba y se acostaba con tal cautela, que nunca me despertó; si se retiraba más temprano, me aguardaba leyendo para que pudiese acostarme sin temor de hacer ruido.
Sólo un asiento quedó desocupado en la banqueta de en medio, donde no hay más apoyo para la espalda del paciente,[6] que una movible correa que empuja, cede y aporrea como instrumento de inquisición.
Y así debía ser, porque el niño dejaba de ser judío para convertirse en cristiano.[6] Se le borraba el pecado original[7] con un poco de agua, sal y aceite, como si se tratara de preparar una lechuga.
Ésta comprende para la fermentación del mosto, grandes piletas de mampostería, provistas de sus respectivas compuertas y de un diafragma para la sumersión del orujo, durante el proceso de fermentación.
Este _batey_ está compuesto de muchas y numerosas casas; semeja el parque de recreo de una ciudad, y aun le sobrepuja; porque es preciso estar en Cuba para ver[2] esta vegetación que lo limita y rodea.
Para alabar o para vituperar las personas o las cosas, tiene recursos de lenguaje, giros poéticos, expresiones originales que hieren los sentimientos, penetrando de un modo especial en la inteligencia.
Altozano es una palabra bogotana para designar simplemente el alto de la catedral, que ocupa todo un lado de la plaza Bolívar, colocado sobre cinco o seis gradas, y de un ancho de diez a quince metros.
En la parte opuesta había pesebres para las bestias, saltaderos para las gallinas, y paja fresca para comodidad de los animales, que en el campo son tan constantes y bienhechores compañeros del hombre.
Así, pues, los que llegaban á la ermita para solicitar algún beneficio, lo primero que hacían era dirigirse á Traga-santos diciéndole: --Tío Traga-santos, yo necesito esto, ó lo otro, ó lo de más allá.
El caballo detuvo su galope frente a la casa del administrador, donde casi todos los vivientes del fundo, alarmados por la larga demora de Neira, se aprovisionaban de luces para ir al cerro en su busca.
Lo doblaba hasta convertirlo en un arco, me azotaba los pantalones, lo blandía á guisa de florete, tocaba con él en la espalda de los tertulios para preguntarles cualquier cosa, lo dejaba caer al suelo.
Una tarde, una hermosa tarde de invierno, de las que sólo se ven en este Madrid, salí de casa después de almorzar con el objeto de hacer algunas visitas y también para espaciarme por esas calles de Dios.
XI Cuando recobrando el ánimo, abrió los ojos un instante para arrojar en torno suyo una mirada inquieta, se encontró lejos, muy lejos de Montagut, y en unos lugares, para él completamente extraños.
Al principio creí que aquella circunspección procedía de considerarse ya demasiado formales para corretear, y me pareció cómica: pero observando mejor, me convencí de que algo serio pasaba entre ellas....
Esto diciendo, armó su ballesta, no sin haberla[1] hecho antes la señal de la cruz en la punta de la vira, y colocándosela á la espalda se dirigió á la poterna del castillo para tomar la vereda del monte.
Mi tío desde su asiento examina el género, lo frota, lo mira al trasluz, lo estira, lo encoge, lo acerca á la nariz, se lo pasa por los párpados para ver si es suave, y, por último, pregunta: --¿Á cómo?
Ningún cenobita de los antiguos tiempos tuvo jamás barriga prominente ni mofletes rubicundos, aunque al retirarse de la sociedad para vivir angélicamente en el desierto, estuviese reventando de puro gordo.
que no sea dicho jamás: mi cuarto está oscuro, mi lecho es estrecho; porque jamás ningún hombre durmió en lecho igual--y para _dormir_ verdaderamente, es en un lecho como éste en el que hay que acostarse.
Además de[123] la mesa central, de las sillas y de alguna que otra[124] mecedora o silla de hamaca, se ven pedestales con jarros _de_ flores y perchas para dejar los abrigos, sombreros, paraguas y bastones.
Remontando el Tapajos hasta sus fuentes, bastaría un canal para unir sus aguas con el Paraguay a la altura de Cuyabá; desde allí puede navegarse hasta Buenos Aires en embarcaciones de calado cada vez mayor.
EL CANAL DE SUEZ El proyecto del canal moderno a través del istmo de Suez, para facilitar el paso de los buques desde el Mediterráneo al Mar Rojo, nació de Napoleón el Grande durante su invasión de Egipto.
Las hojas pequeñas, las defectuosas y los recortes se destinan a la fabricación de tabacos cortados que reciben el nombre de picaduras, y se destinan a la fabricación de cigarrillos o para quemarlos en pipa.
XXIV.--OPORTUNIDADES COMERCIALES EN LA AMÉRICA LATINA --En verdad,--dijo el señor Jiménez--para la actividad comercial norteamericana no hay campo más apropiado que el continente mismo[1] en que vivimos.
Es éste, además, un gran puerto marítimo de donde parten más de cincuenta líneas de navegación para Europa y Estados Unidos, cuyos vapores hacen escalas en Montevideo, Santos, Río Janeiro, Bahía y Pernambuco.
No podía pensar en aquella niña sin sentir profunda melancolía, como si personificase mi juventud, mis ensueños de oro, todas mis ilusiones, que para siempre estaban separados de mí por barrera infranqueable.
Finita puso un dedo sobre los labios, como para indicar al chico que se recatase de la doncella; pero constándole á Currín que no había en el obsequio de los sellos malicia alguna, fué muy resuelto á entregarlos.
Largo rato anduvieron dando vueltas á través de las calles de Toledo, buscando un lugar á propósito para terminar sus diferencias; pero la obscuridad de la noche era tan profunda, que el duelo parecía imposible.
VARIANT: =El Río de la Plata.= 6.--LA EUROPA EN EL NUEVO MUNDO Los países de América tienen motivo para ser petulantes y confiados en su futuro.[1] El pasado les da derecho a serlo con su enseñanza.
Á la mañana siguiente, el pastor que no quiso «espantar la suerte,» hizo para el marqués de Torres-Nobles de Fuencar unas migas, y así pudo este noble señor comer caliente el primer día que se despertó millonario.
Capítulo 13 1 ANTES de la fiesta de la Pascua, sabiendo Jesús que su hora había venido para que pasase de este mundo al Padre, como había amado á los suyos que estaban en el mundo, amólos hasta el fin.
Una mirada solo bastó para hacer comprender a Neira que estaba frente a una emboscada: el gañan que tenia por delante era el que lo habia «sentenciado», y no habia sido tan necio para ir solo a buscarlo al cerro.
Ya iba á sentarse descorazonada y afligida cuando se acordó de un gran libro en que su padre acostumbraba leer; lo trajo, y colocándolo debajo de la escalera, la elevó lo suficiente para poder encender las mechas.
Además de las carreras de saltos con obstáculos, de velocidad o de resistencia, se corren en esas pistas carreras de motocicletas y bicicletas, si bien para este objeto especial algunas ciudades poseen velódromos.
Considérase que la matinita es la mejor de las dos, pues contiene todas las substancias que usan las fábricas de los Estados Unidos para 5 preparar la mejor clase de cacao o de chocolate.
Cuando al despuntar la mañana me veías tomar la ballesta y dirigirme al monte, no fué nunca para perderme entre sus matorrales en pos de la caza, no; iba á sentarme al borde de la fuente, á buscar en sus ondas ...
Lo que habían padecido aquellas pobres figuras en los últimos días, arrastradas de aquí para allí, puestas en esta ó en la otra forma, sólo Dios, la mamá y el purísimo espíritu que había volado al cielo lo sabían.
Torres Caicedo_ (COLOMBIANO) =Blest Gana, Alberto= (1831) Las novelas de Alberto Blest Gana[15] parecen escritas de propósito para vindicar a la sociedad Chilena de su tan gritada y compadecida esterilidad.
Algunas han dictado leyes de conversión señalando un plazo para que los bancos retiren sus emisiones y asegurando en el futuro emisiones garantizadas por los bancos de estado y las cajas de conversión o de emisión.
Después de todo, aquí nadie me conoce--me iba repitiendo á cada instante, á fin de comunicarme alientos para seguir paseando.--Además, yo no tengo nada que hacer ahora; y lo mismo da vagar por un lado que por otro.
estar, to be; -- de Dios, to be God's will, to be inevitable; para, to be about to; -- á punto, to be ready; to be on the point of, be about to; -- viendolo, to see it; to be present; estuve oyendo, I kept hearing.
Estos hipódromos tienen pistas muy bien cuidadas para carreras de caballos, de automóviles o de a pie, aunque estas últimas se llevan a cabo en campos atléticos que mantienen las sociedades deportivas y de gimnasia.
Teresa iba cogida{22-3} á mi brazo como al de un antiguo amigo, hablando sin cesar, riendo, sacudiéndome á veces fuertemente y deteniéndose á lo mejor delante de un escaparate, para hacerme mirar cualquier chuchería.
VI En la casa se apagaron al fin los rumores de la desesperación, como si el dolor, internándose en el alma, que es su morada propia, cerrara las puertas de los sentidos para estar más solo y recrearse en sí mismo.
Las gentes que conocían la santidad de Traga-santos y sabían lo mucho que{100-2} San Isidro le debía, eran de parecer que la mediación de Traga-santos era poderosísima y eficaz para obtener la del Santo para con Dios.
Desde la cumbre de 10 varias montañas se domina por completo el paisaje, y una de esas cumbres, la de Tarqui, fué elegida por los astrónomos franceses en 1742 para que sirviera de meridiano.
Los noventa días de la primera letra, el mes para que el comprador reciba el documento, el otro mes para que la letra enviada por el comprador llegue a Europa, y los tres meses para su maduración, hacen los ocho meses.
Below the arch was a picture in _azulejos_ representing Christ fallen with the cross and aided by Simon the Cyrenian.] ¿Reparasteis, al desembozarse para saludar á la imagen, la encomienda que brilla en su pecho?
En 1854, un ingeniero francés, Fernando de Lesseps, obtuvo del virrey de Egipto, Said-Bajá, una concesión a favor de una Compañía por espacio de noventa y nueve años para construir un canal navegable a través del istmo.
Era un sublime apasionado, un nervioso, uno de esos divinos semilocos necesarios para el progreso humano, lamentables cristos del arte, que por amor al eterno ideal tienen su calle de la amargura, sus espinas y su cruz.
El puchero es en suma el gran recurso culinario del país; contiene la solución del problema de la vida para todos, y todos pueden procurárselo, satisfaciendo el apetito de toda su familia con veinte centavos próximamente.
Los sábados los pasaba en vela[2] para hacerlos de una pieza con[3] los domingos; y después de mes y medio de lecciones, Richard me dijo que no me faltaba ya sino[4] la pronunciación, que hasta hoy he[5] podido adquirir.
Lope dió un paso adelante para recuperar el terreno perdido, tendió el brazo y los aceros se tocaron otra vez; mas al tocarse, la luz se tornó á apagar por sí misma, permaneciendo así mientras no se separaron los estoques.
Los infelices habitantes de la comarca, cada vez mas aburridos y desesperados, no acertaban ya con la determinación que debería tomarse para concluir de un todo con aquel orden de cosas, cada día más insoportable y triste.
Sin hacerlo punto discutible ni decir palabra á fraile alguno, había dispuesto el nuevo Prior que se sirviera en la mesa del refectorio el vino aguado, y en tal extremo como para refrescar el estómago en vez de acalorarlo.
Fijemos la atención en la antigua ciudad de Cuenca antes de la aparición del ferrocarril, es decir, antes de que la influencia moderna la despojó de ciertos encantos que resultan tan interesantes para muchas personas.
Sus palabras mismas demuestran que el punto de vista en que ustedes se colocan y que los lleva a buscar semejanzas en toda la América latina, también los inhabilita fatalmente para hacerse reflexiones como las que acaba Ud.
Aquello era cierto; por la noche Teresa se agravó tanto, que no pudo volver á su casa, y mi tía le ofreció su cuarto y su cama para que descansase; entonces estaba profundamente agradecida á los tiernos cuidados de la joven.
Quise hablar, para dar mayor seguridad de que no era nada lo que había pasado, que la muñeca conservaba íntegros sus miembros, y yo lo mismo, y que celebraba la ocasión de conocer una niña tan hermosa y simpática, etc., etc.
Tornó empero á dominarse, cerró los ojos para no verla, extendió la mano con un movimiento convulsivo y le arrancó la ajorca de oro, piadosa ofrenda de un santo arzobispo; la ajorca de oro cuyo valor equivalía á una fortuna.
Acostumbrado al uso constante de la fuerza y de los artificios para defender su existencia contra todo linaje de[6] peligros, es, por necesidad, astuto y cauteloso; pero injustamente se le ha comparado en esto a los beduinos.
Allí se dedicó exclusivamente á cuidar de su cuerpo, no menos arruinado que su casa; y como Fuencar le producía aún lo bastante para gozar de un mediano desahogo, organizó su servicio de modo que ninguna comodidad le faltase.
Aquí se hace una parada de tres días, y la carga y los pasajeros se trasbordan a lanchas o vapores de poco calado, sea para continuar por el Orinoco o por su afluente el Apure, hasta donde lo permita la profundidad del agua.
La misma palabra «gringo», procedente tal vez de _greenhorn_, probaría que lo más chocante a los ojos del nativo no es la calidad de extranjero sino la impericia del forastero, la dificultad que encuentra para «acriollarse».
Santiago no dejaba de moverse, dictando las órdenes oportunas, acercándose á cada instante al ciego para preguntarle con ansiedad: --¿Cómo te encuentras ahora, Juan?--¿Estás bien?--¿Quieres otro vino?--¿Necesitas más ropa?
Del ensayo resultó que para evitar el pronombre daba la pobrecilla infinidad de rodeos y se metía en una serie interminable de perífrasis: si se aventuraba á dirigirme un tú, lo hacía bajando la voz y pasando como sobre ascuas.
allá, there; más --, farther; beyond; on past; -- al filo de la media noche, just about midnight; -- por ..., back there in...; port --, in that direction, thither, there; de acá para --, from point to point; hither and thither.
Rogamos al señor decano del Hospital Provincial que tome medidas para que no se repitan estos hechos escandalosos.» Dejé caer el periódico de las manos, y fuí acometido de una risa convulsiva que degeneró en ataque de nervios.
Una multitud de ángeles alados, adornados con velos y anegados en lágrimas, se halla reunida en un teatro para contemplar un drama de esperanzas y de temores mientras la orquesta suspira por intervalos la música de las esferas.
Celinina abrió los ojos, que ya parecían cerrados para siempre; miró á su padre, y con la mirada tan sólo y un grave murmullo que no parecía venir ya de lenguas de este mundo, pidió á su padre lo que éste no había querido traerle.
En estos casos, para mantener la integridad de la reproducción, aún corcheteamos palabras inicialmente itálicas, pero para indicar la diferencia encerramos entre símbolos relativos <...> las palabras originalmente entre corchetes.
Mi primer movimiento fué arrojarme á la puerta para cerrar el paso, pero al asir sus hojas, sentí sobre mis hombros una mano formidable cubierta-con un guantelete, que después de sacudirme con violencia me derribó sobre el dintel.
Traga-santos confió estos disgustos é inconvenientes al señor Cura Párroco de Animalejos, que era hombre de mucho consejo, y le pidió el suyo para salir de los apuros en que los devotos le ponían á él, á San Isidro y á Dios mismo.
La abrió, y halló en ella cien ducados con un papel sobre el cual había estas palabras en latín: "Te declaro por heredero mío a tí, cualquiera que seas, que has tenido ingenio para entender el verdadero sentido de la inscripción.
Prior todos los puntos que habían de tratarse, dejando deliberadamente para lo último la reforma vinífera que pensaba plantear _pro salutem etiamque mores_, quiero decir, en beneficio de la salud y aun de la moral de los asociados.
sabrá[17] que algunos estancieros han hecho fortunas criando avestruces en semi-domesticidad, y que otros han introducido el de África, cuya pluma es más apreciada, sobre todo para fabricar esas boas de pluma que usan las señoras.
si en la soledad hay algunos genios que se recreen en contemplar las bellezas salvajes de una naturaleza vigorosa, magnífica y fecunda, yo les pido que sean propicios para vosotros, y que os preserven de la barbarie de los hombres.
Una sonora y estridente carcajada vino á sacarle al fin de su estupor; la corza blanca había aprovechado aquellos cortos instantes para acabarse de desenredar y huír ligera como un relámpago, riéndose de la burla hecha al montero.
and; -- no sea, unless it be; except; -- para, as if to; -- que, as; -- as if; inasmuch as; it was as if; he was as it were; -- quiera que, although; notwithstanding the fact that; tanto --, as much as; tal --, just as; tan --, as..
Cuando el joven acabó de hablarle, sus labios se removieron como para pronunciar algunas palabras, pero sólo exhalaron un suspiro, un suspiro débil, doliente, como el de la ligera onda que empuja una brisa al morir entre los juncos.
Uno de los arreadores de la aceituna le propuso á un hombre{81-1} que dijo ser{81-2} muy propio para el oficio, y el capataz le admitió sin conocerle y sin saber sus antecedentes, en vista de la apremiante necesidad que de él tenía.
El mozo estaba reventando de júbilo por haber comprendido lo que el artista 5 americano había dibujado, sólo que pensó en toros cuando leche era lo que deseaban pedirle los americanos para echar en su café.
Lo cual estaba ya dicho por Santo Tomás en estas palabras: «Si las cosas mismas no determinan el fin para sí, porque desconocen la razón del fin, es necesario que se les determine el fin por otro que sea determinador de la Naturaleza.
Singularmente al llegar la primavera menudeaban las dolencias de carácter inflamatorio, y cada apoplegía que estallaba era un súbito escopetazo que se llevaba un fraile al sepulcro, sin darle cinco minutos para rezar un Padre Nuestro.
Y para que aquí no falte nada y se parezca en todo a un jardín de aclimatación[7] nuestro--jardines que allí[8] solamente un gobierno puede sostener--veo manadas de ovejas y cabras y a lo lejos oigo el torpe gruñido de mansos cebones.
Se debió un aumento considerable de la población a la importación de africanos en los principios del Brasil, para formar base de una población de trabajo, y la mezcla de la sangre de aquéllos se nota en las regiones del norte.
Después de pasar muchas horas sollozando y pidiendo fuerzas á Dios para soportar su desdicha, resolvióse á implorar la caridad; pero todavía quiso el infeliz disfrazar la humillación, y decidió cantar por las calles de noche solamente.
El anciano reunió á sus dos hijos y exclamó, dirigiéndose á ellos: --Hijos míos, uno de vosotros me pide que interceda con la gloriosa Santa para que llueva de firme, y el otro, que interceda con la misma gran Santa para que no llueva.
Sus compañeras fueron una tras otra desamparando la casa, la una porque encontró marido, la otra para ir á buscarse la vida en otro lado; ella sola continuó sirviendo á mi tía con una fidelidad canina, hasta la muerte de la buena señora.
Después de esto, le sacaron los ojos, para que no pudiera dirigir ninguna otra obra; le cortaron los brazos, para que no pudiera trazar los planos; y también le cortaron la lengua, para que no pudiera comunicar a nadie sus conocimientos.
No se acostumbra vender en ellas sorbetes, refrescos u otras bebidas; eso queda para[35] las confiterías; tampoco[36] se despachan allí estampillas o sellos de correo, los cuales se expenden en las sucursales de la administración postal.
El ser[15] doctor es una aspiración general en ellos; con que[16] quien no es[17] médico,[18] abogado[19] o ingeniero,[20] estudia para[21] arquitecto,[22] agrimensor,[23] dentista,[24] farmacéutico,[25] veterinario,[26] oculista,[27] etc.
En ellos no sólo se ha franqueado ante la mujer las puertas de la universidad sino--lo que es más importante todavía--las de las escuelas profesionales, donde ella adquiere las artes manuales indispensables para su independencia económica.
Dícese que cuando el río suena, agua lleva;{94-2} pero aquella devoción de los animalejeños á San Isidro bastaba para desmentir, si no bastara su propia y sacrílega enormidad, la acusación de haber arcabuceado á San Isidro los animalejeños.
Después de desdoblar la madeja de seda, dejó caer[30] al pie de la torre una de las puntas, para que la mujer atase a 25 ella el cordel, y cuando cogió el cordel se sirvió el prisionero de[31] él para subir la soga.
El intercambio de la Argentina con todas las repúblicas hispanoamericanas juntas[31] es menor que el comercio entre la Argentina y Holanda, para mencionar[32] uno de los países de Europa con el cual el intercambio argentino es menos activo.
Es ocioso pensar en[31] aumentar nuestra producción agrícola si no acrecentamos la productividad del suelo, toda vez que[32] carecemos ya de tierras baldías que pudieran utilizarse para satisfacer la creciente demanda de productos agrícolas.
No pudiendo reembolsar el importe de sus ventas a la presentación de los documentos de aceptación de la mercadería, como lo hace el europeo con los suyos, habría debido aumentar su capital para llenar el vacío causado por las ventas a plazo.
Solamente se dió cuenta de su situación cuando al fin del mes se presentó la patrona en el cuarto á pedirle dinero; no lo tenía, porque ya no cobraba en la iglesia; fué necesario que llevase á empeñar el reloj de su padre para pagar la casa.
Excusado parece añadir que siguió la cosa como antes; el vino añejo se repartía con profusión para sumirse por los cien abismos de aquellas insaciables gargantas; las inflamaciones y apoplegías continuaban, y jamás se desocupaba la enfermería.
Y no porque entonces no hubiera cuentos y chismes, sino que la gente no se reunía _ex profeso_[2] para denigrar e infamar al prójimo, pues sólo lo hacían cuando buenamente se presentaba la ocasión,[3] por lo cual eran muchos los que escapaban.
La señora de López rezaba mentalmente para que Dios nos llevase con bien al término de nuestro viaje; Cristina fijaba sus hermosos ojos en Fernando que no reparaba en ello, y yo contemplaba la deliciosa campiña por la que rodaba nuestro coche.
Vestíme sobre todo lo más despacio que me fue posible, como se reconcilia al pie del suplicio el infeliz reo, que quisiera tener cien pecados más cometidos que contar para ganar tiempo: era citado á las dos, y entré en la sala á las dos y media.
Un día me dijo el médico: «Ya no hay remedio para este mal.» Y ella también murmuró á mi oído:--«Me muero, pero soy feliz, porque tú me amas y me amarás siempre.» --¡Oh, te lo juro!--exclamé;--mi corazón y mi mano no serán de otra mujer jamás.
En la región meridional, donde el clima cálido hace la gente perezosa, y donde no hay caminos buenos, muchos de sus habitantes se contentan con obtener suficiente maíz, fríjoles y arroz para satisfacer sus necesidades, y no trabajan ni desean más.
escuelas de viti-vinicultura, de sacaritecnia para el estudio del azúcar, de praticultura para el estudio de los prados y la alimentación del ganado, las de lechería, de fruticultura, escuelas forestales, de productos industriales tropicales, etc.
Jamás me perdonó el desacato para con el gran santo portugués, y me lo hizo expiar duramente excluyéndome de las golosinas y primores que solía hacer á menudo, aunque para ser verídico debo confesar que casi siempre lograba yo burlar su vigilancia.
Se llama de nombre tío Miguel; pero responde á todo el mundo por el mote de _Tremontorio_, corruptela de _promontorio_, mote que le dieron en su juventud por su gigantea corpulencia y por su vigor para tirar del remo contra corrientes y celliscas.
El punto de vista que ustedes han adoptado los prepara para advertir semejanzas, y no para descubrir diferencias, siendo así que[5] estas últimas están dando a los países latino-americanos la personalidad a que aspiran en la familia de las naciones.
Estaba muy enferma, y como había servido de madre á Fernando, éste había suplicado á la señora de López que la boda se celebrase en el pueblo, para evitar á su tía las molestias de un viaje que, aunque corto, hubiera sido sumamente penoso para ella.
Neira, con los ojos fruncidos para ver mejor, se colocó de un salto fuera de este círculo en que alevosamente le podian matar como un perro, pensando en defender su espalda y ese pedazo de su corazon que tras de ella se refujiaba llorando a gritos.
Planned many buildings and water systems, wrote "Cuentos para los Niños Grandes" and "La Guerra con España." =Bartrina, Joaquín María= (1850-1880), Spanish writer who sought to transplant the pessimistic spirit of Leconte de Lisle to Spanish soil.
Soñó que en su seno engendraba una serpiente, una serpiente monstruosa que, arrojando agudos silbidos, y ora arrastrándose entre la menuda hierba, ora replegándose sobre sí misma para saltar, huyó de su vista, escondiéndose al fin entre unas zarzas.
El médico sabía muy bien que no había tales carneros; y aunque los hubiera, semejantes austeridades enflaquecen y momifican el cuerpo, siendo más propias para dejarlo cacoquimio y exangüe, que para sobrecargarlo de carnazas y acres y gruesos humores.
Mande usted que me preparen una buena cazuela de sopas de ajo con un puñado de huevos, para hacer boca, y luego cualquiera cosilla, con tal de que sea mucho y substancioso, y media hogaza de pan ó una, y varios postres, y su correspondiente vino, y...
se hallaba oportunamente comprometido para otro convite; y la señorita, que tan bien había de cantar y tocar, estaba ronca en tal disposición que se asombraba ella misma de que se le entendiese una sola palabra,{137-2} y tenía un panadizo en un dedo.
Tiene éste muchas celditas que no están enjalbegadas, porque la comunidad es muy pobre, y no tiene para comprar la cal.{84-3} Pregunta por la Madre abadesa, que ésa soy yo,{84-4} y al punto saldré, y te serviré de muy buen agrado en lo que me ocupes.
De algún[129] tiempo a esta parte[130] se han popularizado los archivos[131] para la catalogación de documentos por el sistema vertical,[132] así como las fichas,[133] las máquinas _de_ escribir[134] en todos[135] los demás enseres modernos de oficina.
El cura, sin tener un talento sobresaliente, ni una santidad que llamase la atención, era uno de esos sacerdotes, cuyo carácter, inclinaciones, estudios, educación, ocupaciones y hábitos los hacen perfectamente aptos para el desempeño de su ministerio.
Es curioso el papel protector y casi paternal que desempeñan[307] estos gigantes del bosque, cubriendo y refugiando con sus capas verdes a los débiles arbustos, 10 para que florezcan en paz, sin temor a las inclemencias del tiempo.
La excitación de la alegría los fatiga, la tensión del entusiasmo se afloja, la energía para el placer se ablanda, la voluntad se deslíe, y entonces un vaho de sopor, una onda de languidez y de ternura los envuelve, los penetra, los sumerge dulcemente.
Pero todo esto, quizás por la misma solemnidad de su renombre, parecíame de lejos hecho más para sorprender que para seducir, y pensando en ello imaginábame algo como un vano alarde de[5] magnificencia argentina destinado a _épater_[6] al universo....
Era frecuente encontrarla en la calle llevando y trayendo floreros y candelabros para adornar los altares, y en vísperas de las grandes fiestas no volvía á salir de la iglesia ni para comer, afanada como una hormiga en los preparativos de la solemnidad.
Su libro fué quemado en la plaza pública por mano del verdugo y sus cenizas se aventaron a todos los horizontes.[2] La Inquisición resucitó por un momento para destruir la obra de un genio vindicador y rebelde, ya que no[3] podía aniquilar a su autor.
Además de los institutos para la enseñanza de la agricultura en general, empiezan allí a fundarse las escuelas regionales; es decir, las escuelas destinadas al estudio científico y la explotación económica de los productos de la región en que se hallan.
Después se sentaba con la jícara entre las piernas y lentamente saboreaba la bebida, interrumpiéndose á ratos para reprender á las muchachas cuando no hacían las cosas como Dios manda, porque no las toleraba frangolladas, gustándole mucho primor en todo.
El sol apenas asomaba ya un estremo de su disco rojo, que parecia mancha de sangre, y las sombras alargadas de los boldos duplicaban el número de peregrinos que escalaban el faldeo y parecian apurarse para que no les pillara la noche en tarea tan pesada.
Su corcel, más ligero ó más castigado que los de sus servidores, seguía tan de cerca á la res, que dos ó tres veces, dejándole la brida sobre el cuello al fogoso bruto, se había empinado sobre los estribos, y echádose al hombro la ballesta para herirlo.
En el ramo de la marina, aparte de las escuelas navales que preparan los oficiales de las respectivas escuadras, las hay de aplicación para los mismos, así como para pilotos, aprendices artilleros, torpedistas, mecánicos, marineros, grumetes y foguistas.
baste el ver como todo lo más florido de Sevilla, hasta el mismo señor arzobispo, vienen á un humilde convento para escucharle; y no se crea que solo la gente sabida y á la que se le alcanza esto de la solfa conocen su mérito, sino que hasta el populacho.
El nuevo organista, después de atravesar por en medio de los fieles que ocupaban las naves para ir á besar el anillo del prelado, había subido á la tribuna, donde tocaba unos tras otros los registros del órgano; con una gravedad tan afectada como ridícula.
El departamento contiguo, o que comunica directamente con la entrada exterior, les sirve para guarecerse de la intemperie y para evitar, con las dificultades que ofrece a los pájaros grandes, que los caranchos y otras aves de rapiña les saquen los hijuelos.
Él la amaba: la amaba con ese amor que no conoce freno ni límites; la amaba con ese amor en que se busca un goce y sólo se encuentran martirios; amor que se asemeja á la felicidad, y que, no obstante, parece infundir el cielo para la expiación de una culpa.
El sacerdote, sin embargo, se limitó á contestarle:--Haz lo que quieras, pero ten presente que hay un Dios que castiga y perdona, y que si muero á tus manos borrará mis culpas del libro de su indignación, para escribir tu nombre y hacerte expiar tu crimen.
Lleva el nombre de _hornero_ o _casero_ un pájaro amigo del hombre cuyas casas busca para construir en sus cornisas, en los árboles que las rodean o en los postes de sus corrales, un fuerte nido de barro que se asemeja exteriormente a un horno de cocer pan.
Á las cinco de la mañana se iba para misa, oyendo unas cuantas seguidas hasta la hora del desayuno; y como el templo estaba cercano, el día entero se lo pasaba en idas y venidas hasta el toque de oraciones, después del cual el sacristán cerraba las puertas.
Desdobláronse silenciosamente las servilletas, nuevas á la verdad, porque tampoco eran muebles en uso para todos los días, y fueron izadas por todos aquellos buenos señores á los ojales de sus fraques como cuerpos intermedios entre las salsas y las solapas.
La muerte reinaba en el seno de esa onda envenenada, y en su remolino había una tumba bien hecha para aquel que pudiera beber en ella un consuelo a su imaginación taciturna, para aquel cuya alma desamparada pudiera haberse hecho un Edén de ese lago velado.
Procuró entonces reanudar el sueño, y logró conseguirlo, después de dar vueltas y más vueltas sobre los mullidos colchones, que eran lo menos seis ó siete, con lo que el tal lecho parecía un catafalco, y era menester para escalarlo subirse antes en una silla.
Éstos, que se encontraban autorizados por los condes de Urgel[1] para administrarse por sí mismos pronta y severa justicia sobre aquellos malhechores, deliberaron un momento, pasado el cual, mandaron comparecer al delincuente á fin de notificarle su sentencia.
TEMPRANO Y CON SOL El empleado que despachaba los billetes en la taquilla de la estación del Norte de Madrid, no pudo reprimir un movimiento de sorpresa cuando la infantil vocecita pronunció, en tono imperativo: --¡Dos billetes de primera para París...!
Todos los días se le veía{80-2} subir con sus compañeros á una de las cuatro torres que flanqueaban en sus ángulos el cuadrado castillo, para descubrir en la inmensa extensión de terreno que abarcaba su vista, si le llegaba socorro de los suyos; ¡pero en vano!
Todos rieron de buena gana,[52] pero el señor Martínez, calmando a sus amigos con un gesto, dijo: --Para llenar ese déficit está el carbón.[53] El carbón ha suministrado las tres quintas partes de las exportaciones de la Gran Bretaña para la América latina.
El pago al contado o dentro de 30 días impera en este país hasta en el mercado internacional, al punto de que muchas casas en Filipinas, Cuba y Centro y Sud América se ven en la necesidad de mantener depósitos en bancos de este país para atender a sus compras.
Más allá se destaca el avellano con sus racimos de frutas, ora verdes, ora amarillas, ora rojas o negras, según el grado de madurez que han alcanzado, convidando a los niños con sus sabrosas almendras, que a la vez les sirven para su alimento y para sus juegos.
Porque yo creo que por muchos conjures que recitara la bruja y muchas señales que usted viese en las nubes, y en cuanto le rodeaba, los espíritus malignos se mantendrían[1] quietecitos cada cual en su águjero; sin mezclarse para nada en las cosas de la tierra.
que en mi profundo dolor presiento males prolijos; que en este afán angustioso, _lloro, más que por mi esposo, por el padre de mis hijos.»_ Supla esta bella estrofa las frases que yo no encuentro para pintar la desolación de aquella escena.
Al siguiente día quedaron destituidos de sus empleos los cuatro capitanes, que por respeto[13] no habían arrestado al virrey, y los que los reemplazaron fueron bastante enérgicos para no andarse en contemplaciones,[14] poniendo en breve término a los desórdenes.
Dos caminos se nos ofrecen aquí para entrar a la América del Sur: el del Mar Caribe y el del Pacífico, este último en vapores de bandera chilena o peruana.[72] En el primer caso nuestro destino es Cartagena; en el segundo Buenaventura, ambos puertos de Colombia.
En 1833, estuve de dependiente de comercio en Valparaíso, ganaba una onza mensual, y de ella destinaba media para pagar al profesor de inglés Richard, y dos reales semanales al sereno del barrio para que me despertase a las dos de la mañana a estudiar mi inglés.
Entonces el beso de esas mujeres materiales me quemaba como un hierro candente, y las apartaba de mí con disgusto, con horror, hasta con asco; porque entonces, como ahora, necesitaba un soplo de brisa del mar para mi frente calurosa, beber hielo y besar nieve...
Tienen estas gentes una aptitud 20 extraordinaria para la música y el baile, y su conversación es pintoresca, ingeniosa y algo propensa 25 al chiste.
A veces los agricultores de un distrito, no pudiendo tener cada uno su propia[8] trilladora, se asocian entre sí,[9] formando sociedades agrícolas cooperativas para comprar una máquina en común.[10] --¿Se conoce en esas comarcas lo que aquí se llaman _options_?
Vengamos al caso: dieron las cuatro y nos hallamos solos los convidados.{137-1} Desgraciadamente para mí, el señor de X., que debía divertirnos tanto, gran conocedor de esta clase de convites, había tenido la habilidad de ponerse malo aquella mañana; el famoso T.
Entonces el beso de esas mujeres materiales me quemaba como un hierro candente, y las apartaba de mí con disgusto, con horror, hasta con asco; porque entonces, como ahora, necesitaba un soplo de 'brisa del mar para mi frente calurosa, beber hielo y besar nieve...
Ya estaba dispuesto para hacerse á la vela el _barco de la hora_, humilde falucho que sale todas las mañanas para Cádiz á las nueve en punto, conduciendo pasajeros, así como el _barco de la carga_ sale todas las noches á las doce, conduciendo frutas y legumbres....
Por la noche, al referirle el portero los nombres de las personas que habían estado a la puerta, pronunció el de la hermana de la señora, y entonces la señora dijo: --Ya te he dicho que para mi hermana siempre estoy en casa, hombre; debiste haberla dejado entrar.
Acaso nadie, teniendo como tenía Bolívar tan múltiples ocupaciones que apenas si[3] le daban tiempo para tomar la pluma o amalgamar ideas, pudiera producir tanta hermosura, tanto párrafo sorprendente por la forma y por el fondo, tantas metáforas e imágenes preciosas.
Sinforoso que el de los pájaros se sentaba en una silla para alimentar al loro con más comodidad, él se sentó también á la entrada de la tienda, y allí se estuvo cerca de una hora, diciendo de vez en cuando: --Conque ya lo sabe usted: dos pesetas y un perro grande.
No hay, no habrá en millares de años, temperamento, ni fuerza, ni carácter, ni entereza, que sobrepujen las cualidades extraordinarias de aquel atleta del ideal que tenía los resortes de la concepción y del hecho encarnados en sí: apto para mandar y apto para ejecutar.
Pero hai demasiada sangre para que al traves de ella se sienta y se mire.{196-1} Los cuchillos se chocan, el corvo entra cada vez hasta la empuñadura y la sangre corre cerro abajo en un delgado chorro que va rodeando las piedras y abriéndose paso al traves de las matas.
Por último, después de terminar este minucioso reconocimiento del lugar en que se encontraba, agazapose en un ribazo junto á unos chopos de copas elevadas y obscuras, á cuyo pie crecían unas matas de lentisco, altas lo bastante para ocultar á un hombre echado en tierra.
y aunque me duele abusar tanto de su amistad le ruego que si es posible me envie tres ó cuatro duros para esperar el envio del dinero que aguardamos el cual es seguro pero no sabemos que dia vendrá y aqui tenemos al medico en casa y atenciones que no esperan un momento.
Sabiendo que los cristianos de otras poderosas naciones, se aprestaban á partir juntos en una formidable armada[1] á un país maravilloso para conquistar el sepulcro de Nuestro Señor Jesucristo, que los moros tenían en su poder,[2] se determinó á marchar en su seguimiento.
Todo eso de aduanas y carabineros y barquillas de la Tabacalera, no lo ha creado Dios; lo inventó el gobierno para hacernos daño á los pobres, y el contrabando no es pecado, sino un medio muy honroso de ganarse el pan exponiendo la piel en el mar y la libertad en tierra.
Pudiérase pensar que eran{92-2} las flores que lo habían exigido de Flora para dar á las abejas este castigo, semejante al que recibió la mujer de Lot; si fuese dable atribuir á las flores deseos de venganza, ni resentimiento porque gozasen otros de la miel de su corazón.
La prensa, que es periódica, tiene poco alimento para el reportaje en la vida regular y monótona de Bogotá; con frecuencia el Magdalena se ha regado con exceso,[4] los vapores que traen la correspondencia se varan, y se pasan dos o tres semanas sin tener noticias del mundo.
El tío Traga-santos ya comprendió la filosofía de este otro cuentecillo, pero continuó en su vano empeño de complacer á todos los que le pedían que sirviese de medianero entre ellos y el Santo, porque no tenía cara para negar nada á nadie, y era aficionadísimo al ten-con-ten.
si no hay más que, one needs only to; no hay para qué decir que se fastidiaban, it is needless to say were bored; no haya cuidado, don't worry, never fear, let there be no fear; que no haya más que oir, that nothing else can be heard; he aquí, here is (_or_ are); behold, lo.
El puerto de Maracaibo es uno de los más importantes de Venezuela, desde el 5 punto de vista comercial, pues no sólo sirve para puerto de salida a los productos del país, sino también al café y otros frutos valiosos de la parte oriental de Colombia.
Entretanto, levántase en la humilde nave de la iglesia el catafalco para la misa de difuntos[2]: monumento fúnebre, triste y severo, que servirá para avivar más y más en los corazones de los asistentes, el fervor piadoso y la unción de que han menester[3] en sus oraciones ....
repitió su interlocutor como admirándose de la buena fortuna del recién venido; eso es lo que se llama llegar y besar el santo.{151-1} --Será tal vez algún antiguo amor de la corte que le sigue á Toledo para hacerle más soportable el ostracismo, añadió otro de los del grupo.
De posada en posada, arrojado de todas poco después de haber entrado, metiéndose en la cama para que le lavasen la única camisa que tenía, el calzado roto, los pantalones con hilachas por debajo, sin cortarse el pelo y sin afeitarse, rodó Juan por Madrid no sé cuánto tiempo....
Los dos hombres examinaron el cuadro con cuidado, hablaron en secreto algunos minutos y después el comprador dijo al prendero: 40 --Doy cuarenta mil reales por el cuadro y cuatro mil reales para Vd., si quiere venderlo.
No quiere esto decir que[6] las desprecie, ni que de ellas se prive en absoluto; que no es él tan descortés y mal criado[7] para negarse a comer con quien le invita, ni a fumar un tabaco[8] cuando se le ofrece, ni a _tomar una copa_[9] cuando haya alguno que le convide y pague.
Por suerte la demanda de carne para tasajo no ha cesado nunca, y este hecho ha impedido se produjera[2] una crisis en el negocio de ganado, como habría sucedido si la raza criolla se hubiera depreciado por falta de mercado al comenzar la demanda de animales de razas superiores.
Allí era el[7] salir apresuradamente las señoritas a los balcones, armadas de sus jarros, echando agua con una mano sobre aquellos peripuestos donceles, y defendiéndose con la otra de los proyectiles que ellos les arrojaban, con toda mesura,[8] a barajar, para no[9] lastimarlas.
Llegaron las dos, y como yo conocía ya á mi Braulio, no me pareció conveniente acicalarme demasiado para ir á comer; estoy seguro de que se hubiera picado: no quise sin embargo excusar un frac de color y un pañuelo blanco, cosa indispensable en un día de días en semejantes casas.
Principia el hombre con un paseo hacia la pareja, como para invitarla; ella cede y le sigue; y así a los manejos de la música, ejecutan varias figuras en que, ya se retiran desdeñosos, ya se buscan y se acercan; pero al tiempo de encontrarse la mujer da una media vuelta[4] y huye.
Somos ciudadanos de nuestro tiempo y de nuestra patria y venimos a pedirte cuenta de nuestro destino y de nuestro porvenir.» Los espíritus reaccionarios se sintieron conmovidos y se alarmaron con el levantado pensamiento del valiente reformador y lo procesaron para amordazarlo.
Igualmente el mate frío, es decir, tibio, es detestable, sólo sirve para producir dolores de vientre.[3] Sin embargo, la misma yerba puesta en maceración con agua fría, nos da una bebida agradable que no tiene los inconvenientes del mate frío y que lleva el nombre de _tererere_.
II Traga-santos vendió hasta los clavos de su casa para realizar su propósito de reedificar la ermita de San Isidro; y como aquello no bastase, anduvo de pueblo en pueblo pidiendo limosna para tan santa obra, por cierto con mucho fruto, particularmente en Cabezudo y Barbaruelo.
Salieron a escoger algún sitio a propósito para establecerse; pero tardaban tanto 5 tiempo en[236] resolverse a[237] ocupar aquella inhospitalaria y fría zona, que el capitán del buque se vió precisado[238] a recordarles que tenía que regresar a Europa.
Un domingo, su hermana mayor, que le quería mucho, obtuvo permiso de los labradores, á quienes servía de pastora, para ir á ver al desdichado enfermito, y le trajo una florecita azul que había cogido en el campo, y que por casualidad había salido de la tierra con una parte de raíz.
Y esa fué la razón por la cual, hace ya bastante tiempo, en ese reino más allá de la mar un soplo descendió de una nube, y heló a mi bella Annabel Lee; de suerte que sus padres vinieron y se la llevaron lejos de mí para encerrarla en un sepulcro, en ese reino más allá de la mar.
Y luego agregó en tono grave:--Y si las relaciones internacionales no se organizan[43] de acuerdo con el ideal universal de paz, mucho me temo[44] que la América toda, y no sólo la del norte, necesite una marina de guerra bastante poderosa para defender su independencia económica.
Lamentos, palabras, nombres, cantares, yo no sé lo que he oído en aquel rumor cuando me he sentado solo y febril sobre el peñasco, á cuyos pies saltan las aguas de la fuente misteriosa para estancarse en una balsa profunda, cuya inmóvil superficie apenas riza el viento de la tarde.
El pueblo se prosternó respetuosamente, y ya no se oía sino el canto sagrado, el alegre tañido de las campanas y el tamboril y el pito de la danza que iba bailando delante del Santo Sacramento.[1] Entonces empezó a arder un castillo de pólvora,[2] preparado para la primera estación.
El tío Paciencia se quedó en su banco cavilando y ponderando todo lo que acababa de ver y oír.--¡Zapatazos!--dijo para sí.--He pasado toda mi vida sufriendo con santa paciencia todos los trabajos y humillaciones de la tierra, creyendo que en el cielo todos los hombres serían iguales.
En todas ellas hubo docenas de docenas de conventos, cuyos piadosos moradores atravesaban este valle de lágrimas sostenidos por su fe y por los copiosos tragos y valientes tajadas con que procuraban conservarse robustos para entrar con pie firme en la mansión de los bienaventurados.
La voz de la tía Casca, aguda y estridente, dominaba el tumulto de todas las otras voces que se reunían para acusarla, dándole en el rostro con sus delitos, y siempre gimiendo, siempre sollozando, seguía poniendo á Dios y á los santos Patronos del lugar por testigos de su inocencia.
Pablo González tenía un mastín de lomo rojo, ojos claros, y potentes colmillos; se llamaba Tony, y era inseparable compañero de su amo en todas las excursiones que con su jaca rabona y la escopeta colgada de la grupa hacía desde su pueblo á los montes y dehesas para comprar ganados.
Y ya abría el marqués la boca para pronunciar: «Jacinto se quedará, porque me hace falta á mí,» cuando á su vez apareció en el marco de la puerta la rubicunda faz del cochero, que sin pedir autorización y con insolente regocijo venía á despedirse de su amo, porque él se largaba ¡ea!
La llamó, sin que él mismo supiese para qué, y como la moza entrase{49-1} al corral, de repente el indiano, al contemplarla tan linda é indefensa--pues la mujer que lleva una herrada no puede oponerse á demasías--la tomó una mano y la besó, como haría algún galán del teatro antiguo.
La tiranía detesta a los iluminadores de conciencias y misioneros de la verdad, y cuando no halla medio para silenciarlos, reduciéndolos a la impotencia, los persigue, los insulta, haciéndolos vivir errantes como los israelitas a través del desierto melancólico, de nostálgicos ideales.
Todas las noches, al salir de casa con la guitarra colgada del cuello, se le ocurría el mismo pensamiento:--«Si Santiago estuviese en Madrid y me oyese cantar, me conocería por la voz.» Y esta esperanza, mejor dicho, esta quimera, era lo único que le daba fuerzas para soportar la vida.
Y no se limitan sus funciones a comprar, por ejemplo, una lata en cuatro reales para venderla después en cuatro duros; no señor; además de esto suele dedicarse a soldar lo despegado, remendar lo roto y a enderezar entuertos[1] y abolladuras, siempre que[2] se le pague como corresponde.
Capítulo 17 1 ESTAS cosas habló Jesús, y levantados los ojos al cielo, dijo: Padre, la hora es llegada; glorifica á tu Hijo, para que también tu Hijo te glorifique á ti; 2 Como le has dado la potestad de toda carne, para que dé vida eterna á todos los que le diste.
Mientras la ciencia á descubrir no alcance Las fuentes de la vida, Y en el mar ó en el cielo haya un abismo Que al cálculo resista;[4] Mientras la humanidad siempre avanzando No sepa á do camina;[5] Mientras haya un misterio para el hombre, ¡Habrá poesía!
Al oir estas palabras el pastor, que caminaba delante de mí para mostrarme la senda, se detuvo un poco, y fijando en los míos sus asombrados ojos, como para conocer si me burlaba, exclamó con un acento de buena fe pasmosa:--¡Que no le parezco á usted de edad bastante para haberla conocido!
Todo cuanto[195] tenía le parecía poco para aliviar aquel gran dolor, y no hallando a mano cosa de más estima,[196] tomó su caja de colores y la entregó a la infeliz madre, diciendo: 15 --Cójala usted; algo le darán por ella: es todo lo que tengo aquí.
Estos comercios no se diferencian de las tiendas que tan familiares son a toda persona civilizada.[55] En la América latina como aquí, las casas de negocios tienen a veces un surtido variadísimo[56] de existencias, que exhiben en todas las formas imaginables para[57] atraer los compradores.
See p.16, note 3.] Tornó empero á dominarse, cerró los ojos para no verla, extendió la mano con un movimiento convulsivo y le arrancó la ajorca de oro, piadosa ofrenda de un santo arzobispo; la ajorca de oro cuyo valor equivalía á una fortuna.[2] [Footnote 2: equivalía á una fortuna.
Convino en[125] ello el buen muchacho persa; la madre 10 entonces le fué cosiendo las monedas en el interior de la ropa, para que pudiera llevarlas con más facilidad sin perderlas,[126] y terminada esta operación, le dijo: --Prométeme ahora no decir jamás una mentira.
Las mantenía en la ladera de un monte y en sitio apartado de las tierras de cultivo, para que no hicieran daño a[57] los sembrados, pero a distancia conveniente para que el padre y sus 5 empleados pudiesen acudir en defensa del rebaño y del pastor en caso de peligro.
para, for, to, in order to; -- con, to, amongst; estar --, to be about to; la cosa no era -- menos, nothing less could be expected; -- nada, in any (_or_ no) respect; at all; -- que, so that, in order that; no hay -- qué decir que se fastidiaban, it is needless to say they were bored; ¿-- que?
Sepa Ud.,[6] sin embargo, que hallará oficinas de sanidad en las principales ciudades, cuyos inspectores tienen a su cargo la vigilancia de los domicilios privados, de las casas de comercio y edificios públicos, para asegurarse de que se cumplen las leyes que protejen la salud de la población.
Y este es el trayecto que a la inversa podremos elegir para nuestro viaje imaginario, sólo que nos apearemos en Concepción, situado en la rica región carbonífera de Chile, desde donde emprenderemos el viaje marítimo a Punta Arenas, en el estrecho de Magallanes, la ciudad más austral del mundo.
Al aparecer éste bajo el macizo arco de la portada de su prisión, completamente vestido de todas armas y cubierto el rostro con la visera, un sordo y prolongado murmullo de admiración y de sorpresa se elevo de entre las compactas masas del pueblo, que se abrían con dificultad para dejarle paso.
Es el caso, que[7] el núcleo de la colonia le era en aquellos momentos contrario; mas aquel orador sorprendente tenía recursos extraordinarios, y aprovechando mi presencia, simpática para los cubanos que conocían al poeta,[8] hizo de mí una presentación ornada de las mejores galas de su estilo.
II En la época á que se remonta la relación de esta historia, tan verídica como extraordinaria, lo mismo que al presente, para los que no sabían apreciar los tesoros del arte que encierran sus muros la ciudad de Toledo no era mas que un poblacón destartalado, antiguo, ruinoso é insufrible.
II En la época á que se remonta la relación de esta historia, tan verídica como extraordinaria, lo mismo que al presente, para los que no sabían apreciar los tesoros del arte que encierran sus muros, la ciudad de Toledo no era más que un poblachón destartalado, antiguo, ruinoso é insufrible.
Los asesinatos se multiplicaban; las muchachas desaparecían, y los niños eran arrancados de las cunas á pesar de los lamentos de sus madres, para servirlos[1] en diabólicos festines, en que, según la creencia general, los vasos sagrados[2] sustraídos de las profanadas iglesias servían de copas.
Ningún hombre la había besado hasta entonces; solamente su primo le había dado un beso á traición, pero le costó caro, porque le dejó caer dos vasos de limón sobre la cabeza: hasta en los juegos de prendas hacía que pusieran las manos delante,{28-2} para que no le tocasen la cara con los labios.
Me pareció algo ridículo y depresivo, pero me di[4] como excusa para resignarme el que los egipcios no se creyeron deshonrados por adorar al insigne Apis, y que además no estaba el camino de la Sierra, después de un invierno feroz,[5] para hacer la gracia de[6] subirlo a pie, ni siquiera en mula.
Podemos continuar nuestro viaje en ferrocarril desde la capital hasta Puerto Barrios, en la costa del Atlántico, donde llegamos tras de doce horas de viaje por una región digna de ser conocida[44] _por_ lo interesante que es[45] para el hombre de negocios a quien le atraen las empresas agrícolas.
Apenas le vió su camarada, salió á su encuentro para saludarle, y con él se adelantaron casi todos los que á la sazón se encontraban en el corrillo, en quienes habían despertado la curiosidad y la gana de conocerle los pormenores que ya habían oído referir acerca de su carácter original y extraño.
Dom Pedro II reinó hasta el año de 1889, en que el pueblo brasileño tomó las medidas para cambiar la forma de su gobierno, 25 de la monarquía en la república, lo cual se verificó sin efusión de sangre, el 15 de noviembre de aquel año, día en que fué proclamada la república.
incluir las tintorerías, los pequeños talleres donde se plancha, se limpia y se compone ropa; los talleres de grabado para la impresión de tarjetas de visita y papel de carta; y aun[41] las casas de baños públicos con sus baños de ducha, de inmersión y turco-romanos; sus piletas de natación, etc.
Y al reaparecer en esta crisis de elaboración de nuestros pueblos los elementos que lo constituyeron, el criollo independiente es el que domina y se asegura, no el indio de espuela,[3] marcado de la fusta,[4] que sujeta el estribo, y le pone adentro el pie, para que se vea más alto[5] a su señor.
Apenas le vió su camarada, salió á su encuentro para saludarle, y con él se adelantaron casi todos los que á la sazón se encontraban en el corrillo; en quienes habían despertado la curiosidad y la gana de conocerle, los pormenores que ya habían oído referir acerca de su carácter original y extraño.
Es verdad que en una gran zona del continente la cosecha es deficiente en cantidad y pobre en calidad, razón por la cual hay que importar gran parte del maíz que consume la población; pero esto mismo es un aliciente para iniciar en los países menos adelantados el cultivo perfeccionado de ese cereal.
Por las ventanillas de los wagones de tercera clase[2] asomaban sus rostros tostados y barbudos esos _rotos_ que componen la masa flotante de los trabajadores de Chile y que se llevan a viajes[3] para uno y otro punto, en la agricultura o en las minas, ora cavando en el norte, ora segando en el sur.
Traga-santos, horrorizado, no quiso oir el resto de la frase, y se apresuró á volver á la ermita para pedir al Santo, con los ojos arrasados en lágrimas, que detuviese con su intercesión la mano de Dios, sin duda levantada ya para castigar terriblemente al pueblo español por aquellos sacrilegios.....
Algunas ramas de la higuera iban a frotarse contra las murallas de la casa, y calentadas allí por la reverberación del sol, sus frutos se anticipaban a la estación, ofreciendo para el 23 de noviembre, cumpleaños de mi padre, su contribución de sazonadas brevas para aumentar el regocijo de la familia.
En algunos, el estudio del problema del regadío está a cargo de comisiones permanentes y en ellos se han levantado empréstitos de muchos millones de dólares para llevar a cabo trabajos de largo aliento.[2] Obras para regar una extensión de dos millones de hectáreas han dejado ya de ser[3] una novedad.
Poco á poco fué extinguiéndose en ella aquel acompasado son, que es el último vibrar de la vida, y al fin todo calló, como calla la máquina del reloj que se para; y la linda Celinina fué un gracioso bulto, inerte y frío como mármol, blanco y transparente como la purificada cera que arde en los altares.
menos, _adv._, less, least; except, with the exception of; á lo --, at least; al --, at least; la cosa no era para --, nothing less could be expected; no poder (por) -- de, not to be able to help; sobre más ó --, more or less; approximately, nearly, about; vuelven -- de los que van, fewer return than go.
Pero no importa; el capataz quiere llegar solo a las casas del administrador y pronunciar las palabras sacramentales de todas las tardes: --No hai novedad en el ganado.--Y despues agrega en voz baja al oido de su hijo:--Me llevarás a mi casita para morir tranquilo en mi cama, porque estoi mui cansado.
Neira ya no es temible para los otros y todos sus esfuerzos se concretan a estrangular a Alegria que se retuerce desesperadamente en el suelo, mientras sus vigorosos dedos apretan{197-1} y apretan el pescuezo ensangrentado del traidor, y se sumen entre las secas fauces que todavia lanzan ronquidos de ira.
El costo de la vida es relativamente elevado en Río de 25 Janeiro, en cuanto a la compra de lo necesario para quien allí reside permanentemente, pero no así en cuanto a lo que se cobra en los hoteles que no es más de lo que se paga en los de las grandes ciudades de los Estados Unidos.
Cuando el viaje de su protector le lleva a Londres, la escuela del dómine Brondeby es para él como un lugar fantástico que despierta en su sér extrañas reminiscencias; después, en la fuerza de su genio, el recuerdo de aquella morada y del viejo profesor han de hacerle producir una de sus subyugadoras páginas.
De todo lo cual resulta, lector, aun sin mi decidida afición á reparar en achaques de costumbres, más de lo suficiente para que comprendas cómo, sin poner trabajo alguno de mi parte, y sin que en mi obsequio se le tomara nadie,{175-2} pude adquirir los datos que apunté en las primeras páginas de este bosquejo.
Esto se prolonga mas de lo que pensamos y he escrito á Gaspar y á Valera que solo pagó la mitad del importe del cuadro Gaspar he sabido que salio ayer para Aguas Buenas y tardará en recibir mi carta Valera espero enviará ese pico pero suele gastar una calma desesperante en este apuro recurro una vez mas á vd.
Que siendo para él, añadió, caso de conciencia el atajar mal tamaño, lo había consultado con personas de reconocido saber y consejo; de cuya consulta resultaba causante de aquellas dolencias inflamatorias y congestiones apopléticas el vino{120-1} puro y añejo y potencioso que sin tasa alguna los monjes bebían.
Á fuer de buen cazador y práctico en el oficio, antes de elegir un punto á propósito para colocarse al acecho de las reses, anduvo un gran rato de acá para allá examinando las trochas y las veredas vecinas, la disposición de los árboles, los accidentes del terreno, las curvas del río y la profundidad de sus aguas.
Como quiera que la iglesia del convento estaba completamente desmantelada, los soldados que ocupaban el resto del edificio habían creído que las puertas le eran ya poco menos que inútiles, y un tablero hoy, otro mañana, habían ido arrancándolas pedazo á pedazo para hacer hogueras con que calentarse por las noches.
Como quiera que la iglesia del convento estaba completamente desmantelada, los soldados que ocupaban el resto del edificio habían creído que las puertas le eran ya poco menos que inútiles, y un tablero hoy, otro mañana, habían ido arrancandolas pedazo á pedazo para hacer hogueras con que calentarse por las noches.
El tabernero, ya junto al puente de Toledo, cuando iba perdiendo toda esperanza de rescatarlas y se cansaba de seguirlas, vió á la orilla opuesta á dos de sus mejores parroquianos y les hizo señas para que se lanzaran al río á detenerlas; pero los parroquianos le contestaron, también por señas, que no se atrevían.
Parecióles al principio que los criados disputaban, pero á los diez segundos de atender se convencieron de que no eran sino voces de júbilo, tan desentonadas y delirantes, que el marqués, amostazado y teniendo por comprometida su dignidad, despachó al capellán para informarse de lo que ocurría é imponer silencio.
necesita una pieza especial de mobiliario, verbigracia, una manija para una gaveta, un candado, clavos, tornillos, o herramientas de uso casero como un martillo, una lima, unas tenazas o alicates, ¿dónde los compra Ud.?[4] --Esas mercaderías menudas de hierro y acero se adquieren en la ferretería o quincallería.
Un día que el cielo amenazaba lluvia, se le presentaron sucesivamente sus dos hijos, y le dijo el labrador: --Padre, yo vengo á pedirle á usted un favor, y es que interceda con la gloriosa Santa Ana para que alcance de su Divino Nieto que llueva de firme, porque si no llueve, se me pierde la cosecha y me arruino.
casado o soltero?--pregunta el portero a mi camarada.--Casado, contesta él.--Pues pase Vd., que basta ya esta penitencia para ganar el cielo, por gordos que sean los pecados que se hayan cometido.--Estuve yo para colarme dentro detrás de mi compañero, pero el portero, deteniéndome por la oreja, me pregunta:--¿Es Vd.
Los aplausos vinieron entusiásticos, y él aprovechó el instante para sincerarse de las sabidas acusaciones, y como ya tenía ganado al público, y como pronunció en aquella ocasión uno de los más hermosos discursos de su vida, el éxito fué completo y aquel auditorio, antes hostil, le aclamó vibrante y prolongadamente.
Al igual que en la meseta de Méjico y en los altos valles, altozanos, sierras bajas y collados que se alzan al pie de la cordillera en la América Central, Colombia, Ecuador y Perú, aquí se ven hermosas tierras de pastoreo, adecuadas para la cría del ganado, producción de granos y frutas propias de las zonas templadas.
En el país funcionan muchos frigoríferos y otros muchos están en proyecto.[287] Aun cuando la Gran Bretaña recibió la mayor porción de los 20 productos animales que por valor de 300,000,000 de dólares se exportaron en 1913, para los Estados Unidos se despachan grandes cargamentos de los mismos.
I --¿Véis ése de la capa roja y la pluma blanca en el fieltro, que parece que trae sobre su justillo todo el oro de los galeones de Indias;[1] aquél que baja en este momento de su litera para dar la mano á esa otra señora, que después de dejar la suya, se adelanta hacia aquí, precedida de cuatro pajes con hachas?
Contenía 15 colores para pintar a la aguada y al óleo,[192] platillos de porcelana para fundir y mezclar los colores, pinceles, lápices, y cuanto se necesita para pintar o para imitar jugando a los pintores.[193] Pepito la cogió cariñosamente y bajó con ella al 20 jardín.
Los oficiales del ejército francés, que á juzgar por los actos de vandalismo[1] con que dejaron en ella triste y perdurable memoria de su ocupación, de todo tenían menos de artistas ó arqueólogos, no hay para que decir que se fastidiaban soberanamente en la vetusta ciudad de los Césares.[2] [Footnote 1: vandalismo.
Y el muchacho, que sabe por experiencia que su padre no amenaza en vano, á pesar de las señas que le hace su madre para que calle, cierra los ojos y dice rápidamente, como si le quemaran la boca las palabras: --Mi madre trajo esta mañana un cuartillo de aguardiente, y tiene la botella escondía en el jergón de la cama.
Con este objeto señalamos esta comarca para teatro de nuestras expediciones futuras, y escogimos como punto el más á proposito para nuestras reuniones el abandonado castillo del Segre, lugar seguro, no tanto por su posición fuerte y ventajosa, como por hallarse defendido contra el vulgo por las supersticiones y el miedo.
Los conventos de monjas son raros y las profesiones no abundan, al contrario de lo que en Chile sucede, donde las comunidades de mujeres se multiplicaron desde el origen de la colonia: servían de asilo a las mujeres, demasiado numerosas para una población masculina constantemente diezmada por la guerra con los Araucanos.
El campo de batalla era la sala prudentemente desamueblada desde el día anterior, sin alfombra, sin cortinas, sin ningún adorno, en fin, más que la gran tina del baño[19] colmada de agua, el baño de asiento,[20] la tinaja, los tachos grandes de la cocina, y todo cuanto cacharro pudiera servir para tener mucha agua a mano.
Todo en ella sonreía: sus hermosos cabellos con los cuales jugaba el viento, el talle de diosa, el desnudo pie aprisionado en pequeños zapatos, las lindas manecitas que atraían hacia sí la colgante rama para aspirar las flores, la pura frente, los blancos dientes que asomaban entre sus labios rojos,--todo en ella era bello.
The name of the principal square of the town.] De qué arte se valieron los acometedores de esta empresa para llevarla á término, ni nadie se lo acertaba á explicar, ni ellos mismos podían decirlo; pero el hecho era que, gracias á la oración del santo ó al valor de sus devotos, la cosa había sucedido tal como se refería.
El saco tenía un letrero que decía: «Este oro es para el que quite la piedra.» 20 El muchacho se fué contentísimo con su tesoro, y el hombre rico volvió también a su castillo, gozoso de haber encontrado a un hombre de provecho, que no huía de los trabajos difíciles.
LA AJORCA DEL ORO I Ella era hermosa, hermosa con esa hermosura que inspira el vértigo; hermosa con esa hermosura que no se parece en nada á la que soñamos en los ángeles, y que, sin embargo, es sobrenatural; hermosura diabólica, que tal vez presta el demonio á algunos seres para hacerlos sus instrumentos en la tierra.
No siendo tampoco necesario para las sencillas gentes campesinas que allí moran ninguno de los requisitos que sirven en los edificios labrados para ser cómodamente habitados, el Castillo del Último Moro permanece en el mismo ser y estado marcial, escueto y fuerte que tuvo, y es digna tumba del que lo defendió hasta su muerte.
El raro traje de los indios muy humildes, que se ven especialmente en el mercado central, es muy interesante; sus artículos y mercancías, esparcidos en el suelo, dan al que anda 5 en busca de objetos curiosos, así como al estudiante de sociología, un campo muy variado y apropiado para investigación.
La Historia General de Chile es la síntesis suprema de nuestros grandes progresos en la literatura histórica _ad narrandum_.[10] Es el gran monumento, que al fin del interesante camino de nuestra producción intelectual se levanta para decir que la obra gloriosa de exhumación de todo el pasado nacional está, por fin, terminada.
Una tarde en que Chaviri estaba seguro de ser espiado, después de pasar pacientemente una hora echando su caña en el sitio donde solía ponerse para que las gentes le vieran, miró á su alrededor con gesto receloso, levantóse, recogió su aparejo, y se fué _río abajo_, donde la orilla forma un recodo oculto entre espinos y zarzales.
Ver Alvar desde su ventana, que daba al paseo de los Melancólicos, que un ladronzuelo arrebataba la capa á un melancólico, y salir desempedrando las calles de Madrid del Sur, pregonando el robo, no para tener el gusto de que acudiesen á perseguir al ladrón, sino para tener el gusto de dar la noticia antes que nadie, todo era uno.
El torrente de luz que se desprendía de los altares para llenar sus ámbitos, chispeaba en los ricos joyeles de las damas que, arrodillándose sobre los cojines de terciopelo que tendían los pajes y tomando el libro de oraciones de manos de las dueñas,[1] vinieron á formar un brillante círculo alrededor de la verja del presbiterio.
Enternecido por tanta sencillez y tan fiel y amorosa obediencia, virtió él lágrimas de piedad y de afecto, y nunca tuvo corazón para descubrir a su hija que la imagen que veía en el espejo era el trasunto de su propia dulce figura, que el poderoso y blando lazo del amor filial hacía cada vez más semejante a la de su difunta madre.
Todos los precios comerciales se dan con 30 relación al[304] milreis de papel, que tiene el valor de 32.4 centavos de dólar de los Estados Unidos, es decir, es como de tres milreis por un dólar, reservándose el milreis de oro, que vale 54 centavos, para las transacciones financieras e internacionales.
Después de una introducción ó exordio elogiando el tino y la prudencia con que había resuelto el capítulo cuestiones delicadas, celebró que todos los ánimos estuviesen unidos para cuanto fuese provechoso espiritual ó temporalmente á la orden, comparándola á una gran madre cuyo mejor adorno y corona son los buenos y virtuosos hijos.
Pero el hado, ó los hados (que así se invocan en singular como en plural) le obligaban á beber veneno, y Sebastián, hecho un héroe, entre el asombro de la aldea y las bascas del propio espanto, se informó de la feona, pidió á la feona, encargó las galas para la feona y avisó al cura y preparó la ceremonia de los feos desposorios...
Por hacerme partícipe de sus costumbres estas pobres gentes,{174-1} hasta me despierta á mí al mismo tiempo que á ellas el penetrante é intraducible grito de _¡apuyááá!_{175-1} con que les llama, á las tres de la mañana en verano y á las cinco en invierno, para ir á la mar, otro marinero que tiene por esta obligación algunos gajes.
Pedro hizo un esfuerzo para seguir en su camino, llego á la verja, y subió la primera grada de la capilla mayor.[1] Alrededor de esta capilla están las tumbas de los reyes,[2] cuyas imágenes de piedra, con la mano en la empuñadura de la espada, parecen velar noche y día por el santuario á cuya sombra descansan todos por una eternidad.
Mientras el niño vivió, ningún cuidado faltó á la humilde planta: él le daba todo lo que la angosta ventana dejaba pasar de aire y de luz: y cada noche la regaba, despidiéndose de ella con dulces palabras como de una amiga; y la florecita azul se llenó de hojas, y fué un hermoso adorno para el pobre tiestecillo donde la habían plantado.
Si conforme soy yo quien se lo encuentra y se entera de lo que pasaba, hubieran sido los _migueletes_, habría dado vuestras señas{40-1} y las de nuestra guarida, como me las ha dado á mí, y estaríamos ya todos en la cárcel.--¡Ved las consecuencias de robar sin matar!--Conque basta ya de sermón y enterrad ese cadáver para que no apeste.
La deuda de todas las repúblicas juntas no es para imponer miedo a ningún hacendista, y todo el mundo tiene la convicción, tanto en Europa como en América, de que para enjugarla en pocos años, no tanto necesitan los sudamericanos de un largo período de paz completa, como de costumbres morigeradas en todos los ramos de la administración.
Ni siquiera se atrevía ya á pedirle que intercediese con Dios para que le concediese esto ó lo otro ó lo de más allá,{111-4} sino que se limitaba á pedirle que intercediese para que Dios le concediera lo que fuese más justo, como que el tío Traga-santos decía, y decía muy bien: --No lo echemos á perder otra vez pidiendo cosas injustas.
A consecuencia de haber destruido un ciclón gran parte de los productos de la Antilla francesa llamada Martinica, en la primera mitad del siglo XVIII, quiso 5 el monarca francés auxiliar de algún modo a los agricultores de aquel país, y les envió dos plantas de café para que propagaran su cultivo en dicha Antilla.
Al cabo de un rato, y como para entrar en conversación, llamó el guarda á Mariquita; pero ésta, en lugar de acudir, se refugió al lado de su hermana, y se abrazó á sus faldas, en cuyos pliegues desapareció su diminuta persona, sin que de ella se percibiese más que su carita,{87-2} que miraba con ceño y desconfianza al que la había llamado.
X.--VAPORES _Vocabulary relating to =Shipping=_ --Aunque los armadores latino-americanos se han dedicado preferentemente a comprar en Europa vapores de segunda mano, es indudable que pueden ser buenos clientes de los astilleros norteamericanos, especialmente en la adquisición de embarcaciones propias para[1] el comercio de cabotaje.
EL BESO I Cuando una parte del ejército francés se apodero á principios de este siglo[1] de la historica Toledo,[2] sus jefes, que no ignoraban el peligro á que se exponían en las poblaciones españolas diseminándose en alojamientos separados, comenzaron por habilitar para cuarteles los más grandes y mejores edificios de la ciudad.
Entonces aseguró un extremo de ésta en el interior de la torre, y se fué deslizando,[32] agarrado a ella, desde la ventana hasta el pie del muro, donde le aguardaba 5 su mujer, llena de alegría y al mismo tiempo de asombro, al pensar que un mísero escarabajo había servido para[33] realizar una obra tan importante.
Entre las sombras, á lo lejos, ya subiendo las retorcidas cuestas del peñón del Segre, ya vagando entre las ruinas del castillo, ya cerniéndose al parecer en los aires, se veían correr, cruzarse, esconderse y tornar á aparecer para alejarse en distintas direcciones unas luces misteriosas y fantásticas cuya procedencia nadie sabía explicar.
Se acordaba de su pueblo, de sus parientes y amigos, y hasta del mulo que había dejado en la posada, y para entretener el tiempo contaba y recontaba por los dedos las fanegas de trigo y arrobas de aceite que había vendido últimamente, y las que le restaban por vender, y las ganancias positivas y las probables que de tal tráfico alcanzaría.
Y por una especie de milagro que honra a los argentinos, hubiérase dicho que los hombres se habían puesto de acuerdo para[12] desaparecer, poco a poco, hasta no dejar en los palcos sino los ramilletes de damas color de abril, de damas flores, en el gran panorama que habría hecho larga y místicamente palpitar el alma del caballero Lohengrin.
Esa cruz es la que hoy habéis visto, y á la cual se encuentra sujeto el diablo que le presta su nombre; ante ella, ni las jóvenes colocan en el mes de Mayo[1] ramilletes de lirios, ni los pastores se descubren al pasar, ni los ancianos se arrodillan, bastando apenas las severas amonestaciones del clero para que los muchachos no la apedreen.
La tía Casca era famosa en todos estos contornos, y me bastó distinguir sus greñas blancuzcas que se enredaban alrededor de su frente como culebras, sus formas extravagantes, su cuerpo encorvado y sus brazos disformes, que se destacaban angulosos y obscuros sobre el fondo de fuego del horizonte, para reconocer en ella á la bruja de Trasmoz.
Acometen a los rebaños de ovejas y cabras, y no pocas veces dan caza a los becerros, cuando los encuentran separados de sus madres, lo cual hacen[2] juntándose algunos de ellos; porque precipitándose entonces de improviso sobre el becerro, le rodean con las alas abiertas, le pican los ojos para que no pueda huir, y le destrozan en un momento.
Cuando el organista bajó de la tribuna, la muchedumbre que se agolpo á la escalera fué tanta, y tanto su afán por verle y admirarle, que el asistente temiendo, no sin razón, que le ahogaran entre todos, mando á algunos de sus ministriles para que, vara en mano, le fueran abriendo camino hasta llegar al altar mayor, donde el prelado le esperaba.
Hallábase no ha muchos años, y suponemos que aun hoy día se hallará, en el mismo estado en que lo tuvieron los árabes,{79-3} sin más variación que haberse convertido en molino de aceite el local que probablemente fué cuadra, en trojes lo que sería{79-4} almacén, y en estancia para los trabajadores campesinos lo que sería cuartel de las tropas.
Interminables y de mal gusto fueron los cumplimientos con que para dar y recibir cada plato nos aburrimos unos á otros.--Sírvase usted.--Hágame usted el favor.--De ninguna manera.--No lo recibiré.--Páselo usted á la señora.--Está bien ahí.--Perdone usted.--Gracias.--Sin etiqueta, señores, exclamó Braulio, y se echó el primero con su propia cuchara.
Nadie osaba tocarle; pero corrían mil fábulas acerca de aquel objeto, causa incesante de hablillas y terrores para los que le miraban llamear durante el dia, herido por la luz del sol, ó creían percibir en las altas horas de la noche el metálico son de sus piezas, que chocaban entre sí cuando las movía el viento, con un gemido prolongado y triste.
El secretario aprovechaba la confusión para hacer sus excursiones al fondo de la casa, en busca del fulano de los mates[7] que los tenía cebados en hilera y por cuyas bombillas pasaba alternativamente sus labios como quien[8] toca la zampoña; luego, limpiándose con la manga del levitón, entraba más serio que un obispo en el salón de su dependencia.
En el invierno los lobos se reunen en manadas junto al enebro que la protege, para lanzarse sobre las reses; los bandidos esperan á su sombra á los caminantes, que entierran á su pie después que los asesinan; y cuando la tempestad se desata, los rayos tuercen su camino para liarse, silbando, al asta de esa cruz y romper los sillares de su pedestal.
Los rábanos, berengenas, lechugas y otros manjares por el mismo órden con que se alimentaban los penitentes solitarios, eran poco adecuados para criar mantecas; y aunque algunos tenían un cuervo ú otro caritativo pajarraco que diariamente les llevaba un pan, tampoco medraban mucho, pues el pan seco, más que otra cosa, es mortificación y abstinencia.
Colocaron dentro á Celinina, sosteniendo su cabeza en preciosa y blanda almohada, para que no estuviese en postura violenta, y después que la acomodaron bien en su fúnebre lecho, cruzaron sus manecitas, atándolas con una cinta, y entre ellas pusiéronle un ramo de rosas blancas, tan hábilmente hechas por el artista, que parecían hijas del mismo Abril.
En realidad ya no lo era, porque no tenía más obligaciones que las que ella misma quería imponerse, limitándose éstas á vigilar el servicio y mantener el orden, para lo cual su presencia era bastante, tales eran el respeto y el afecto que le profesaba la servidumbre, que dió en llamarla cariñosamente «Tía Juana», nombre que no tardó en generalizarse.
Aunque serena, la noche fruncirá su ceño, y las estrellas, de lo alto de sus tronos celestes, no bajarán más sus miradas con un resplandor parecido al de la esperanza que se concede a los mortales; pero sus órbitas rojas, desprovistas de todo rayo, serán para tu corazón marchito como una quemadura, como una fiebre que querrá unirse a ti para siempre.
El suelo es fértil, el clima templado, la precipitación de lluvia suficiente y oportuna para el crecimiento gradual de los cultivos; los cambios de tiempo no son raros, pero su intensidad es limitada; los ríos, arroyos y lagos no escasean; y, además, el agricultor está seguro de encontrar, siempre una napa subterránea de agua apropiada para el regadío.
Junto con entrar en la 25 cárcel, supo el ladrón que se había capturado también a un compañero suyo que le ayudó en la expedición nocturna; y empezó a temer muy de veras, porque en verdad el dueño del caballo era poderoso y no se dormía en las pajas.[346] El juez creyó prudente visitar a su cómplice, para fortalecerle.
Uno de los que componían el tribunal con voz lenta é insegura, le preguntó su nombre, y todos prestaron el oído con ansiedad para no perder una sola palabra de su respuesta; pero el guerrero se limitó á encoger sus hombros ligeramente con un aire de desprecio e insulto, que no pudo menos de irritar á sus jueces, los que se miraron entre sí sorprendidos.
Al oir mis pasos alzó la cabeza, y aunque la bajó de nuevo casi en seguida, no fué tan pronto para que no hubiera observado que tenía una frente blanca y pura que adornaban hermosos cabellos castaños, ojos pardos que lanzaban miradas francas é inocentes, una boca pequeña, una nariz más graciosa que perfecta y unas mejillas coloreadas por un suave carmín.
Algunos países, y ciertas regiones dentro de un país, están más libres que otros de esa tradición y, por lo tanto, han comenzado a organizar la enseñanza secundaria como continuación de la primaria, con el propósito de que la mayor parte del pueblo pueda terminar en ella su educación después de haber adquirido conocimientos de valor práctico para la vida.
A veces se dan «quemazones» sensacionales, que pueden resultar en un buen negocio para quien las organiza, porque en muchos de tales casos se trata de géneros averiados comprados a bajísimo precio[74] o de artículos que se intentó[75] pasar de contrabando y que la aduana decomisó poniéndolos luego en remate donde los comerciantes los obtienen por casi nada.
Según ella, debía presentarme al día siguiente en casa, y pedirle al papá su mano: el papá diría que era muy niña, pero yo debía replicarle inmediatamente que no importaba nada: el papá insistiría en que era demasiado pronto, pero yo le presentaría el ejemplo de una tía, hermana de su mamá, que estaba jugando á las muñecas cuando la avisaron para ir á casarse.
Aunque heredero de una mediana fortuna, no debía entrar en posesión de ella hasta mi mayor edad; tenía muchos compañeros de estudios, pero ningún amigo; por lo tanto, excusado es decir que, hallándome casi solo en el mundo, me apresuré á aceptar con júbilo lo que mi padre me proponía, poniéndome en camino para este pueblo con el alma inundada de dulces emociones.
El tío Paciencia emprendió el camino del cielo muy contento con la esperanza de gozar eternamente de la gloria, de vivir en el mundo donde todos los hombres eran iguales, de encontrar allí a sus queridos amigos Mamerto y Macario, y de esperar la llegada del marqués para tener con él la anhelada conversación que ya se había repetido para sí mil veces durante su vida.
Ya de pie, y cerciorándose á tientas de que el arma estaba preparada, dió un paso hacia adelante, alargó el cuello por cima de los arbustos para dominar el remanso, y tendió la ballesta; pero en el mismo punto en que, á par de la ballesta, tendió la vista buscando el objeto que había de herir, se escapó de sus labios un imperceptible é involuntario grito de asombro.
Después levantó la tapa para que se oyera mejor, abrió con cuidado las puertas y ejecutó todas las maniobras conducentes á producir una sorpresa en la casa; pero todo ello con tal esmero, andando sobre la punta de los pies, hablando en falsete y haciendo tantas y tan graciosas muecas, que Juan al notarlo no pudo menos de reirse exclamando: ¡Siempre el mismo Santiago!
Dos años 25 después, entró Colón al servicio[220] de los Reyes Católicos, Fernando e Isabel, y ésta última aceptó resueltamente el gran proyecto, para cuya realización facilitó más tarde los recursos necesarios, a pesar de los informes desfavorables de los teólogos y de la desdeñosa incredulidad de la mayoría de los nobles de la Corte.
Al amanecer, el Manzanares bramaba de coraje por no tener á mano á los que le habían llamado aprendiz de río y otras picardías por el estilo, y Alvar se plantó de pechos á la ventana para ver la riada, y para ver si el Manzanares hacía alguna cosa que mereciera contarse, pues el pobre Alvar rabiaba por desquitarse del _fiasco_ que había hecho metiéndose á almanaquista.
El pobre compañero se revolvía como una lagartija, tendido en la proa, tentándose la pierna rota, lanzando alaridos y pidiendo por todos los santos un trago de agua: ¡para contemplaciones estaba el tiempo!{56-1} Nosotros fingíamos no oirle, atentos únicamente á nuestra faena, separando el cordaje y atando á la antena la vela de repuesto, que izamos á los diez minutos.
Defendíanse los hombres como podían, con las manos, con los sombreros, con lo que les caía al alcance, pero generalmente acababan por quedar vencidos, porque es irresistible una carga de jugadoras de ésas que se calientan en la refriega y ya no miran para atrás,[21] arrojando agua mientras tienen agua, y concluyendo a jarrazo limpio[22] cuando ya no tienen con qué mojar.
III Pocas palabras nos dijimos, era como una confidencia íntima y muda; palabras serias, pensamientos graves que la memoria para siempre turban; no recordamos que era el triste octubre, que era la noche (¡noche infausta y única!) no recordamos la región del Auber que tanto conoció mi desventura, ni el bosque fantasmático del Weir, la región espectral de la pavura.
Un envoltorio de fajina forma la caja del cuerpo, el cual se envuelve en unas tiras que, cuando vivían unidas, tuvieron 5 el honor de llamarse el _fustán_ de la señora; y a la altura de los hombros se ata en cruz una varilla flexible, para figurar los brazos, cubriendo todo aquello con unos jirones de poncho, de un color terro-indefinible.
A visit to the Eastern Pyrenees from the Spanish side is much more difficult than from France, as both traveling and hotel accommodations are sadly lacking.] Los blancos caseríos que la rodean, salpicados aquí y allá sobre una ondulante sábana de verdura, parecen á lo lejos un bando de palomas que han abatido su vuelo para apagar su sed en las aguas de la ribera.
Cada uno alegó sus méritos; yo expuse mis derechos: ya los unos murmuraban entre sí con ojeadas amenazadoras; ya los otros con voces descompuestas por la embriaguez habían puesto la mano sobre el pomo de sus puñales para dirimir la cuestión, cuando de repente oímos un extraño crujir de armas, acompañado de pisadas huecas y sonantes, que de cada vez se hacían más distintas.
EL CASTELLANO VIEJO POR DON MARIANO JOSÉ DE LARRA{132-1} Ya en mi edad pocas veces gusto de alterar el orden que en mi manera de vivir tengo hace tiempo establecido, y fundo esta repugnancia en que no he abandonado mis lares ni un solo día para quebrantar mi sistema, sin que haya sucedido el arrepentimiento más sincero al desvanecimiento de mis engañadas esperanzas.
Estos diálogos cortos iban exornados con una infinidad de miradas furtivas del marido para advertirle continuamente á su mujer alguna negligencia, queriendo darnos á entender entrambos á dos que estaban muy al corriente de todas las fórmulas que en semejantes casos se reputan en finura, y que todas las torpezas eran hijas de los criados, que nunca han de aprender á servir.
Lo cual (dicho sea para concluir dignamente) no significa que debáis creer en la infalibilidad de tales vaticinios, ni menos que fuera acertada regla de conducta la de _Parrón_, de matar á todos los que llegaban á conocerle...--Significa tan sólo que los caminos de la Providencia son inescrutables para la razón humana;--doctrina que, á mi juicio, no puede ser más ortodoxa.
Por consiguiente es preciso que el discípulo se esmere en[261] obtener desde el primer día una buena pronunciación junto con la construcción de frases, verbos regulares e irregulares que son el baluarte de una 5 lengua y finalmente la ortografía, que no debiera ofrecer para los más muchas dificultades, y vencido todo ello, podrá gritarse, ¡Victoria!
Barbaruelo y Cabezudo acordaron enviar cada cual una comisión á Animalejos para ver si por la intercesión del tío Traga-santos, á quien habían dado tanta limosna para reedificar la ermita, lograban de San Isidro que á su vez intercediese con Dios para que no cayera gota de agua y para que cayera á cántaros, y ambas comisiones se dirigieron casi simultáneamente á Animalejos.
Al fin, haciendo un esfuerzo supremo para serenarme, pude leer la sección de gacetillas, donde hallé una que decía: "=Suceso extraño= Los enfermeros del Hospital Provincial tienen la costumbre censurable de servirse de los alienados pacíficos que hay en aquel manicomio, para diferentes comisiones, entre ellas, la de transportar los cadáveres á la sala de autopsias.
The first words of the Lord's Prayer in Latin.] El zagal, después de guardarse en el zurrón un medio pan blanco y un trozo de came de jabalí, y en el estomago un valiente trago de vino que le dió por orden de su señor uno de los palafreneros, despidióse de don Dionís y su hija, y apenas anduvo cuatro pasos, comenzó á voltear la honda para reunir á pedradas los corderos.
Vístome y vuelvo á olvidar tan funesto día entre el corto número de gentes que piensan, que viven sujetas al provechoso yugo de una buena educación libre y desembarazada, y que fingen acaso estimarse y respetarse mutuamente para no incomodarse, al paso que las otras hacen ostentación de incomodarse, y se ofenden y se maltratan, queriéndose y estimándose tal vez verdaderamente.
EL BESO POR DON GUSTAVO ADOLFO BÉCQUER{145-1} I Cuando una parte del ejército francés se apoderó á principios de este siglo{145-2} de la histórica Toledo, sus jefes, que no ignoraban el peligro á que se exponían en las poblaciones españolas diseminándose en alojamientos separados, comenzaron por habilitar para cuarteles los más grandes y mejores edificios de la ciudad.
LA ROMANZA ¡Oh romanza que gustas cantar, la frente adormecida y las alas plegadas, entre las hojas verdes agitadas a lo lejos sobre algún lago umbrío, tú has sido para mí un papagayo de vivos colores, un pájaro muy familiar; tú me has enseñado a leer mi alfabeto, a balbucear todas mis primeras palabras, mientras que, niño de mirada sagaz, me hundía en huraños bosques.
Sin embargo, ninguno de ellos nos lleva a la vecina república de Honduras, y esta es la razón por la cual[54] deberemos regresar a Acajutla para tomar el primer vapor que salga[55] para Amapala, principal puerto de Honduras en el Pacífico, el cual gozará de una gran prosperidad cuando llegue a este punto el ferrocarril interoceánico, que arranca de Puerto Cortés en el Atlántico.
Interceda usted con el Santo para que á su vez interceda con Dios; que estoy seguro de que ni el Santo le niega á usted nada ni al Santo le niega nada Dios.{100-3} Traga-santos, por más que protestase no ser lo santo que{100-4} se suponía, sino por el contrario, el mayor de los pecadores, accedía á aquel ruego, y rara era la vez que su intercesión no diese maravillosos frutos.
Encontrábanse entonces alguno u otro defecto en las obras de los clásicos griegos y latinos; pero hoy se buscan y desentierran faltas de personas vivientes: citábanse los nombres de los difuntos de siglos atrás[5] para encomiarlos; hoy se recuerdan los nombres y apellidos de los que en nuestros días murieron, para hollar su memoria y deslustrar sus pasadas acciones ...; _¡o tempora!
Cuénteme usted como pasó eso, porque debe ser curioso, añadí, mostrando toda la credulidad y el asombro suficiente, para que el buen hombre no maliciase que sólo quería distraerme un rato, oyendo sus sandeces; pues es de advertir que hasta que no me refirió los pormenores del suceso, no hice memoria de que, en efecto, yo había leído en los periódicos de provincia una cosa semejante.
ser, to be, become; á no --, unless it be; á no -- por, were it not for; -- cosa de, to be sufficient cause to, be enough to; de no --, if not; no -- cosa, not to be small (_or_ few in number), to be large (_or_ numerous); la cosa no era para menos, nothing less could be expected; por --, since it was; sea, be it so; como no sea, unless it be; no sea que, for fear that; lest; sea ...
Y mientras éste se desembarazaba del capote para prepararse á darle de firme á su pandero, y aquél apercibía sus sonajas, y todos se disponían á hacer bulla á más y mejor, solo alguno que otro se aventuraba á defender tibiamente al extraño personaje, cuyo porte orgulloso y pedantesco hacía tan notable contraposición con la modesta apariencia y la afable bondad del difunto maese Pérez.
Los españoles en aquel entonces,[357] en lugar de valerse de[358] la habilidad e inteligencia de sus naturales los aztecas para formar una colonia permanente, fueron deslumbrados por la abundancia del oro y siguieron 20 robando a los indígenas durante más de 300 años todos los metales que poseían y no les dieron en cambio ni educación, ni un buen gobierno.
Á poco se esparció una voz por el lugar,--una de esas voces que parecen formarse en las nubes, y que llegan á la tierra como aerólitos consistentes y compactos,--de que aquel hombre, que parecido al huracán había venido sin saberse de dónde, ni á dónde iba, andaba á salto de mata, prestado y forastero en todas partes, para burlar á la justicia que le buscaba con objeto de echarle mano.
No sé quién refirió á mi tía nuestros amores; ello es que los supo, que me amonestó con dureza, amenazándome con hacerme marchar á Madrid, después de escribírselo todo á mi padre; y desde entonces la joven no volvió á mi casa, y tuve diariamente que saltar las tapias de su jardín para verla y hablarle sin que su madre lo advirtiera, pues también se oponía á nuestras amorosas relaciones.
aullaba la bruja; y uno de los mozos, que con la una mano la había asido de las greñas, mientras tenía en la otra la navaja que procuraba abrir con los dientes, la contestaba rugiendo de cólera: ¡Ah, bruja de Lucifer, ya es tarde para lamentaciones, ya te conocemos todos!--¡Tú hiciste un mal á mi mulo, que desde entonces no quiso probar bocado, y murió de hambre dejándome en la miseria!
Decía así, en una letra inglesa, crecida, hecha con mucho cuidado y el papel rayado para no torcer: _Tan bien ustez me gusta á mí no crea que juego con muñecas era de mi ermanita._{16-2} Aunque sonreí al leer el billete amoroso, no dejó de causarme sensación dulce y amable, que muy pronto hizo sitio á otra melancólica, al recordar que me estaban prohibidas para siempre tales aventuras.
Según colegía de la proximidad de las voces y del cercano chasquido de las ramas que crujían al romperse para dar paso á aquella turba de locuelas, iban á salir de la espesura á un pequeño rellano que formaba el monte en el sitio donde yo estaba oculto, cuando enteramente á mis espaldas, tan cerca ó más que me encuentro de vosotros, oí una nueva voz fresca, delgada y vibrante, que dijo ...
En primer lugar tiene para ellos una importancia militar de primera magnitud para la nación, pues ésta podrá en caso de 10 guerra proteger ambas costas, las del Pacífico y las del Atlántico, sin que tenga necesidad de dar la vuelta[272] por el estrecho de Magallanes y quizás así se vea obligada a construir una nueva escuadra con que proteger una u otra costa.
Traspasados de dolor padre y madre, quisieron engañarla, para que tuviese una alegría en aquel instante de suprema aflicción, y presentándole los pavos, le dijeron:--«Mira, hija de mi alma, aquí tienes la mulita y el bueyecito.» Pero Celinina, aun acabándose, tuvo suficiente claridad en su entendimiento para ver que los pavos no eran otra cosa que pavos, y los rechazó con agraciado gesto.
Of two adverbs modifying the same word, the first may drop the ending =mente=.] =EL JUEZ LADRÓN Y EL LADRÓN JUEZ= No he querido saber en cuál de nuestras ciudades hispanoamericanas, había muchos años ha, un juez, el cual era hombre de ésos que no le piden tanto a Dios, porque saben ingeniarse maravillosamente para anular la distancia entre sus manos y las cosas ajenas.
Dulces envueltos en cáscaras de papel rizado; mandarinas, que son los niños de pecho de las naranjas; castañas arropadas en mantillas de papel de plata; cajitas que contienen glóbulos de confitería homeopática; figurillas diversas á pie y á caballo: cuanto Dios crió para que lo perfeccionase luego la Mahonesa ó lo vendiese Scropp,{74-1} ha sido puesto allí por una mano tan generosa como hábil.
of_ =pagar= =país= _m._ country =pájaro= _m._ bird =palabra= _f._ word; =tener palabra= to keep one's word =palacio= _m._ palace =pan= _m._ bread; =pan tierno= fresh bread; =pan duro= stale bread =panal= _m._ honey-comb =pañuelo= _m._ handkerchief =papá= _m._ papa =para= for, in order to; =para que= in order that =paraguas= _m._ umbrella =parece= _3 sing.
Presenta siempre ante los ojos del lector al hombre moral: son sus sentimientos, sus ideas, sus pensamientos, sus pasiones en lucha,[20] sus impresiones más fugitivas las que hacen todo el gasto.[21] ¡Y qué delicadeza de observación, qué maravillosa facultad de adivinación, en algunas escenas, qué pinceladas tan maestras y felices para comunicar cuerpo, vida y movimiento al personaje que retrata!
Los tres tiros de mulas hallábanse ya enganchados; el cochero ocupaba su puesto en el alto pescante, y empuñaba con mano firme el abundante manojo de las mugrosas riendas; el sota tenía por la brida el par de mulas delanteras para impedir que partieran antes de tiempo; y dos mozos alumbraban la escena con otras tantas gruesas y resinosas hachas, que despedían tanta luz como chispas y espeso humo.
Una tormenta espantosa estaba á punto de estallar; empero todos los convidados á porfía probamos á aplacar aquellas disputas, hijas del deseo de dar á entender la mayor delicadeza, para lo cual no fué poca parte la manía de Braulio y la expresión concluyente que dirigió de nuevo á la concurrencia acerca de la inutilidad de los cumplimientos, que así llama él al estar bien servido y al saber comer.
Todas las diligencias que el dueño del caballo hizo al principio fueron infructuosos para encontrarlo; pero bien pronto las sospechas de todo el mundo recayeron precisamente en el que había servido de[345] instrumento al 20 juez, porque nadie ignoraba la clase de hombre que era y como el agraviado señor tenía influencia en el gobierno, consiguió poner en la cárcel al sospechoso.
Hizo Colón un tercer viaje desde Europa a la parte de la isla dominicana, llamada por él La Española, y ensanchó sus descubrimientos; pero las envidias y rivalidades 5 que se habían desarrollado contra él en la Corte, dieron por resultado[222] su prisión, realizada en nombre de los reyes por un juez llamado Bobadilla, que le mandó para España, cargado de cadenas, en el año 1500.
Permanecía largas horas arrodajada en un tapiz, herencia de mi tía, esperando que terminase la confesión de los fieles, porque ella siempre se quedaba de última, para tener tiempo de escudriñar los más ocultos repliegues de su conciencia, en busca de algún pecadillo olvidado que poder{188-2} llevar al tribunal de la penitencia; y es dable sospechar que más de una vez le suministré yo el deseado pretexto.
La emoción que sintió al divisar materialmente los campos donde se realizó el poema, á la par sencillo, maravilloso y santo, de la vida de Isidro y su santa compañera María de la Cabeza, es para pensada, y no para referida.{96-1} --¡Señor--decía para sí,--qué felices son los madrileños, que tienen la gloria de poder llamar compatriota suyo al bendito Isidro, y poco menos á la bendita María de la Cabeza!
Su mamá le había dado jurisdicción sobre ellos hasta para castigarles, pero no quería usar de ella porque tenía miedo de que le perdiesen el cariño:{23-2} que la mamá se arreglara como pudiese.{23-3} Después habló del papá, que era muy serio, pero muy bueno; lo único que la tenía apesadumbrada era que parecía querer más á los chicos que á ellas.{23-4} La mamá, en cambio, mostraba predilección por las niñas.
Siguióle un plato de ternera mechada, que Dios maldiga,{139-1} y á éste otro y otros, y otros; mitad traídos de la fonda, que esto basta para que excusemos hacer su elogio; mitad hechos en casa por la criada de todos los días, por una vizcaína auxiliar tomada al intento para aquella festividad, y por el ama de la casa, que en semejantes ocasiones debe estar en todo, y por consiguiente suele no estar en nada.
Entre tanto, la comisión representativa que había concertado hablarle aquella tarde sobre el asunto del vino, iba subiendo lentamente la magnífica escalera, deteniéndose á cada cuatro ó cinco peldaños para conferenciar sobre el modo de abordar la cuestión á fin de que tuviese mejor éxito, y se oían cosas por el estilo: --Conviene pasarle la mano por el lomo, adularle y á cada tres palabras llamarle Reverencia.
Al oir estas palabras, el asombro se pintó en el rostro de cuantos se encontraban en el pórtico, que, mudos é inmóviles, hubieran permanecido en la posición en que se encontraban, Dios sabe hasta cuãndo, si la siguiente relación del aterrado guardián no les hubiera hecho agruparse en su alrededor para escuchar con avidez: Perdonadme, señores, decía el pobre alcaide; y yo no os ocultaré nada, siquiera sea en contra mia.
El cielo, que desde el amanecer se mantuvo cubierto y nebuloso, comenzaba á obscurecerse á medida que el sol, que antes transparentaba su luz á través de las nieblas, iba debilitándose, cuando, con la esperanza de ver su famoso castillo como término y remate de mi artística expedición, dejé á Litago[1] para encaminarme á Trasmoz,[2] pueblo del que me separaba una distancia de tres cuartos de hora por el camino más corto.
Esto me consoló algún tanto, y fué preciso ceder: un día malo, dije para mí, cualquiera lo pasa;{134-4} en este mundo para conservar amigos es preciso tener el valor de aguantar sus obsequios.--No faltarás si no quieres que riñamos.--No faltaré, dije con voz exánime y ánimo decaído, como el zorro que se revuelve inútilmente dentro de la trampa donde se ha dejado coger.--Pues hasta mañana; y me dió un torniscón por despedida.
Así, pues, y por el fundado temor de armar un tiberio, moderábanse los más vehementes, exponiendo con templanza sus opiniones; y aun los rectores, abades, priores ó provinciales se tentaban la ropa y lo meditaban despacio antes de proponer cualquiera reforma, por leve que fuera, ó de soltar alguna especie capaz de ser interpretada en mal sentido por los hermanos; y hacían bien, que no siempre está la Magdalena para tafetanes.
Pero el éxito alcanzado con la construcción del canal de Suez hizo pensar de nuevo en la conveniencia de construir un canal desde el océano Atlántico al Pacífico, y en el año 1870 envió el gobierno de los Estados Unidos dos comisiones de ingenieros a reconocer el terreno de los istmos de Darién en Colombia, y de Tehuantepec en Méjico, para determinar cuál de las dos vías presentaba menores dificultades y ofrecía mayores ventajas.
cosa, _f._, thing, matter, matter of importance, fact; -- de, about; desde habia -- de, for a matter of; for about; gran --, much, a great deal; -- hecha, settled, decided; -- imposible, impossible; la -- no era para menos, nothing less could be expected; publica, well-known, notorious; qué --, what; ser -- de, to be sufficient cause to; to be enough to; no ser --: not to be small (_or_ few in number), to be large (_or_ numerous).
Si al principio se hacen los esfuerzos requeridos y se consagra atención a la empresa, prestando ayuda[17] al suelo y al clima, haciendo crecer los árboles a la distancia que recomienda la experiencia, podando las plantas para evitar el desperdicio de la savia, y haciendo, en fin, otras cosas que por ahora se descuidan, no creo exagerado esperar un interés de treinta y tres por ciento a los pocos años de establecida la plantación.
En el trascurso de más de tres siglos estos hijos degenerados de una raza valiente y numerosa, ignorantes de su origen, de sus derechos y de su propia miseria, celebran una fiesta cristiana contrahaciendo momentáneamente los usos de sus mayores y se ríen representando el terror de sus padres en aquellos días aciagos en que sus opresores los aniquilaban para formar colonias europeas sobre los despojos de una grande y poderosa nación.
Impulsado de un pensamiento religioso, espontáneo é indefinible, eché maquinalmente pie á tierra, me descubrí, y comencé á buscar en el fondo de mi memoria una de aquellas oraciones que me enseñaron cuando niño; una de aquellas oraciones que, cuando más tarde se escapan involuntarias de nuestros labios, parece que aligeran el pecho oprimido, y semejantes á las lágrimas, alivian el dolor, que también toma estas formas para evaporarse.
Aquí entran[66] no sólo azulejos para los cuartos de baño y la cocina[67]; mosaicos para las veredas o aceras,[68] el zaguán, los patios,[69] corredores y galerías[70]; baldosas para los patios interiores y azoteas; pizarras para el techo; sino también frisos de mármol, pedestales para jardines, objetos de cemento armado,[71] de piedra o de terracotta, cristales, vidrios de color para puertas-cancelas,[72] banderolas, ojos de buey, etc.
A MI MADRE (_Soneto_) Porque siento que allá arriba, en el cielo, los ángeles que se hablan dulcemente al oído, no pueden encontrar entre sus radiantes palabras de amor una expresión más ferviente que la de «_madre_», he ahí por qué, desde hace largo tiempo os llamo con ese nombre querido, a ti que eres para mí más que una madre y que llenáis el santuario de mi corazón en el que la muerte os ha instalado, al libertar el alma de mi Virginia.
No queriendo dar á entender que desconocía este enérgico modo de anunciarse, ni desairar el agasajo de quien sin duda había creído hacérmele más que mediano, dejándome torcido para todo el día, traté sólo de volverme por conocer quién fuese tan mi amigo para tratarme tan mal; pero mi castellano viejo es hombre que cuando está de gracias no se ha de dejar ninguna en el tintero.{133-1} ¿Cómo dirá el lector que siguió dándome pruebas de confianza y cariño?
Por esto se haría mal en no apreciar lo que es muy bueno, sólo porque no llega al apogeo ó ideal de la perfección, en vista de que esto sólo lo hallamos, en realidad, en la vida de los entes privilegiados que han merecido el dictado de Santos, y ficticiamente, en las creaciones de los poetas, que hacen bien en presentarlo para enaltecer á la humanidad, pero que harían mal si lo presentasen para desprestigiar y deprimir á aquello que no se eleva á tanto.
Al instante dos o tres jinetes hienden el grupo que entre todos han arrinconado en algún ángulo del corralón; colocan sus cabalgaduras rozándose con un costado del animal, que por huir del que se acerca, se abre paso entre los otros, y emprende una veloz carrera en que el jinete le sigue, animándolo con la voz y sin apartarse una línea hasta dejarlo en otro corral, cuya puerta despejan los que la ocupan para dar paso al animal, volviendo a cerrarla inmediatamente.
Levantados, por fin, los manteles, empeñábase el señor de Lopera en retener á su huésped y amigo, ponderándole y ensalzando hasta el séptimo cielo la grandeza, hermosura y excelencias de la ciudad de los califas; pero toda su elocuencia fueron sermones en desierto y escribir sobre la arena: el señor Frutos permaneció firme en su propósito; y aún no eran las nueve de la mañana, cuando, caballero en su mulo, le aguijaba sin cesar para verse cuanto antes en su pueblo.
Iba de un lado para otro, llevando papeles, entregando cartas y notas--dando explicaciones,--escuchando pacientemente las preguntas que le dirigían y sonriéndose con malicia con alguno de su confianza,[4] cuando pasaba por delante de una serie de personajes adustos, graves, que estaban sentados en hilera simétrica, en un rincón de la sala, fumando con desahogo, hablándose a hurtadillas[5] con monosílabos, y dirigiendo de tiempo en tiempo sus ojos desconfiados a la puerta.
Así para expresar que un hombre es valiente, dice él: «es como las armas»[8]; que un hombre es vivo: que «es como la luz»[9]; para hablar de una mujer linda, «es como las estrellas»; para indicar un caballo rápido, «es como águila»; para elogiar a un individuo firme que no cede a los embates de la mala fortuna, «es como cuadro».[10] Cuando habla de su caballo le llama «mancarrón»; a su mujer «la china»[11]; a sus amigos «aparceros»; a los muchachos del campo, «charabones».
El día de San Isidro el tío Traga-santos cubría de flores aquellas sagradas ruinas; colocaba sobre ellas una mesita cubierta con un blanco mantel; en este sencillo é improvisado altar ponía, entre dos velas, una tosca imagen de San Isidro hecha de barro, circunstancia que para él constituía su mayor mérito, pues se la habían llevado de Madrid, y suponía que aquel barro procedía de la tierra regada con el sudor del santo labrador, y pasaba casi todo el día rezando entre aquellas ruinas.
Mientras las señoras visitaban la casa y recibían á los numerosos amigos que acudieron al saber su llegada, Fernando, que se había obstinado en no subir al piso superior, me llamó, me hizo sentar á su lado, y empezó la prometida historia en estos términos: --Hace once años, cuando sólo tenía yo veinte, y había acabado la carrera de abogado en Madrid, mi padre me envió una temporada á este pueblo para que hiciese una visita á su única hermana, que es esa señora á quien acabas de ver.
Ya la presea estaba en su poder: sus dedos crispados la oprimían con una fuerza sobrenatural, sólo restaba huir, huir con ella: pero para esto era preciso abrir los ojos, y Pedro tenía miedo de ver, de ver la imagen, de ver los reyes de las sepulturas, los demonios de las cornisas, los endriagos de los capiteles, las fajas de sombras y los rayos de luz que semejantes á blancos y gigantescos fantasmas, se movían lentamente en el fondo de las naves, pobladas de rumores temerosos y extraños.
Este sucedido, tan pequeña cosa en el hecho, y tan grande en su significación, fue comunicado con la más sincera sencillez al que lo refiere, por el mismo cura que en él actúa, que lo relataba sólo para probar que el hombre no cumple tan fácilmente como lo concibe un mal propósito;{93-2} y sin hacer valer que al digno apóstol de la palabra de Dios, al firme sostenedor de las virtudes evangélicas, le respeta el hombre, por perverso que sea, si no ha renegado del bautismo que le hizo cristiano.
Lo de cierto que pudiera haber en estas murmuraciones, nadie pudo nunca decirlo, porque la verdad era que don Dionís tuvo una vida bastante azarosa en su juventud, y después de combatir largo tiempo bajo la conducta del monarca aragonés,[2] del cual recabó entre otras mercedes el feudo del Moncayo,[3] marchóse á Palestina,[4] en donde anduvo errante algunos años, para volver por último á encerrarse en su castillo de Veratón,[5] con una hija pequeña, nacida sin duda en aquellos países remotos.
III Niñas de las cercanas aldeas, lírios silvestres que crecéis felices al abrigo de vuestra humildad; si en la mañana del santo Patrono de estos lugares, al bajar al valle de Montagut á coger tréboles y margaritas con que embellecer su retablo, venciendo el temor que os inspira el sombrío monasterio que se alza en sus peñas, habéis penetrado en su claustro mudo y desierto para vagar entre sus abandonadas tumbas, á cuyos bordes crecen las margaritas más dobles y los jacintos mas azules, oidme.
Mientras esto decía el montero, Constanza, que así se llamaba la hermosa hija de don Dionís, se había aproximado al grupo de los cazadores, y como demostrase su curiosidad por conocer la extraordinaria historia de Esteban, uno de éstos se adelantó hasta el sitio en donde el zagal daba de beber á su ganado, y le condujo á presencia de su señor, que para disipar la turbación y el visible encogimiento del pobre mozo, se apresuro á saludarle por su nombre, acompañando el saludo con una bondadosa sonrisa.
Como á esta sazón notase don Dionís que entre unas y otras las horas del calor eran ya pasadas y el vientecillo de la tarde comenzaba á mover las hojas de los chopos y á refrescar los campos, dió orden á su comitiva para que aderezasen las caballerías que andaban paciendo sueltas por el inmediato soto; y cuando todo estuvo á punto, hizo seña á los unos para que soltasen las traíllas, y á los otros para que tocasen las trompas, y saliendo en tropel de la chopera, prosiguió adelante la interrumpida caza.
El tío Traga-santos fué oyendo á unos y á otros, y como no tenía cara para negar nada á nadie, y de unos y otros había recibido limosna para reedificar la ermita de San Isidro, fué diciendo á todos amén, imitando al devoto del cuento del señor Cura, pidiendo al Santo que hiciera lo que le diese la gana: creyó haber encontrado, en lo posible, aquel medio, que consistía en pedir á San Isidro que no lloviese tanto como querían los de Barbaruelo ni tan poco como querían los de Cabezudo y los de Animalejos.
Era imposible seguirlas en sus ágiles movimientos, imposible abarcar con una mirada los infinitos detalles del cuadro que formaban, unas corriendo, jugando y persiguiéndose con alegres risas por entre el laberinto de los árboles; otras surcando el agua como un cisne, y rompiendo la corriente con el levantado seno; otras, en fin, sumergiéndose en el fondo, donde permanecían largo rato para volver á la superficie, trayendo una de esas flores extrañas que nacen escondidas en el lecho de las aguas profundas.
No por 5 esto el tal Minos se tenía por[338] un ladrón; lejos de eso, vivía fieramente orgulloso de su honradez; porque en honor de la verdad debo decir que jamás rebajó su dignidad al extremo de ejecutar por sus propias manos ninguna substracción; y si bien es cierto que para esto se 10 valía de[339] otros individuos dirigidos por él, también lo es que todo lo hacía con el fin de ver hasta donde llegaba la sagacidad con que para tan difícil arte le dotara el cielo.
No preposition is used with this verb in Spanish when its object is a thing.] [Note 28: =desde lo alto=, _from above_.] [Note 29: =ser aficionado a=, _to be fond of, devoted to_.] [Note 30: =dejar caer=, _to drop_.] [Note 31: =servirse de=, _to make use of_.] [Note 32: =irse deslizando=, _to go sliding_.] [Note 33: =servir para=, _to be useful for_.] UN CUENTO DE UN PERRO =Haz bien y no mires a quien= La rueda de un carruaje hirió la pata de un hermoso perro de San Bernardo.
El pobre moro sintió sus ojos arrasados en lágrimas, y estrechó á su hija contra su corazón, y la perdonó, diciendo: --Guárdate, hija mía, de pedir otra vez por los cristianos, y aún de compadecerlos, porque entonces no habrá misericordia para ti; que el santo Profeta ha escrito: «Exterminado será el creyente que no extermine á los infieles.» III Cantaban los pájaros, era azul el cielo, era el sol dorado, se abrían las flores, y el aura de la mañana llevaba al palacio del rey moro el perfume de los jardines.
Por dondequiera se ven ramos y coronas de flores, cirios de blanquísima cera, tiendecillas donde se venden frutas secas, pan blanco sin levadura salpicado de manchitas rojas y azules, _toqueres_ de maíz y pastas dulces de leche, para las ofrendas que deben ponerse en los sepulcros el día 2 de noviembre, el ambiente se perfuma con las rosas y esencias traídas de los bosques, y en el atrio de la parroquia, en las puertas de las casas, enormes ramas verdes indican que allí va a rendirse culto a la memoria de algún muerto.
El padre del Tuerto, tío _Bolina_ llamado, porque siempre al andar se ladeó de la derecha, sigue, á pesar de sus años, bregando con la mar, como el tío Tremontorio; y no por afición á ella, como diría muy serio un poeta del riñón de Castilla ó de la Mancha,{165-1} acostumbrado á mandar las maniobras y á conjurar tormentas desde un escenario, ó en el estanque del Retiro, sino porque viven de lo que pescan, y sólo pescan para vivir exponiendo la vida cien veces al año en el indómito mar de Cantabria, sobre una frágil lancha.
La fiesta religiosa había traído á ella una multitud inmensa de fieles; pero ya ésta se había dispersado en todas direcciones; ya se habían apagado las luces de las capillas y del altar mayor, y las colosales puertas del templo habían rechinado sobre sus goznes para cerrarse detrás del último toledano, cuando de entre las sombras, y pálido, tan pálido como la estatua de la tumba en que se apoyó un instante mientras dominaba su emoción, se adelantó un hombre que vino deslizándose con el mayor sigilo hasta la verja del crucero.
Miraculous tales are related of several of the images of Christ in Toledo, of the _Cristo de la Luz_, of the _Cristo de la Vega_, and others, as well as of the image we have to deal with here.] Los caballeros, después de saludar respetuosamente la imagen de Cristo, quitándose los birretes y murmurando en voz baja una corta oración, reconocieron el terreno con una ojeada, echaron á tierra sus mantos, y apercibiéndose mutuamente para el combate y dándose la señal con un leve movimiento de cabeza, cruzaron los estoques.
Cuando se escribe para el público no basta querer decir las cosas, sino que es necesario decirlas, y decirlas bien, y el que no sirva para eso, que reserve toda su literatura, de{111-2} soltero para escribir á la novia, y de casado para apuntar la ropa que lleva la lavandera.{111-3} El tío Traga-santos se subió á su ermita y se puso á orar al Santo, incurriendo en la tontería de no pedirle misericordia por lo malo del manifiesto, porque suponía que habiendo sido el Santo un sencillo y rústico labrador, no entendía de esas cosas.
See note 1 above.] [Note 17: =al pasar la gente=, _when the people passed_.] [Note 18: =dar un rodeo=, _to walk round_.] [Note 19: =seguir el camino=, _to continue on one's way_.] [Note 20: =tropezar con=, _to run across or stumble upon_.] [Note 21: =decir para sí=, _to say to one's self_.] [Note 22: =esforzarse para= (followed by the infinitive), _to make a great effort to_.] =LA MONA= Subió una mona a un nogal, Y cogiendo una nuez verde, En la cáscara la muerde, Con que le supo muy mal.
Cuando llegaron, se coló la avispa por el agujero de la llave, y se puso á picar al _Carlanco_, ya en los ojos, ya en las narices, de manera que lo desatentó, y echó á correr que echaba incendios;{86-3} y yo Pasé por la cabreriza, Y allí me dieron dos quesos, Uno para mí, y el otro Para el que escuchare aquesto.{86-4} III Apenas concluía la contadora su cuento, cuando entró el guarda, que sin decir palabra, se acercó á ellas, puso su escopeta á su lado, se apoyó en el pilar del pozo, y se puso á picar un cigarro.
Bailarín más excelente 195 No se ha visto ni verá." Echó el oso, al oír esto, Sus cuentas allá entre sí, Y con ademán modesto Hubo de exclamar así: 200 "Cuando me desaprobaba La mona, llegué a dudar: Mas ya que el cerdo me alaba Muy mal debo de bailar." Guarde para su regalo 205 Esta sentencia un autor: Si el sabio no aprueba, malo; Si el necio aplaude, peor.
Cuando después de escuchar las palabras que dejo referidas, me incorporé con prontitud para sorprender á la persona que las había pronunciado, una corza blanca como la nieve salió de entre las mismas matas en donde yo estaba oculto, y dando unos saltos enormes por cima de los carrascales y los lentiscos, se alejó seguida de una tropa de corzas de su color natural, y así estas como la blanca que las iba guiando, no arrojaban bramidos al huir, sino que se reían con unas carcajadas, cuyo eco juraría que aún me está soñando en los oídos en este momento.
El padre, algún tiempo antes de morir, había conseguido que le diesen [á Juan] una plaza de organista en una de las iglesias de Madrid, retribuida con catorce reales diarios: no era bastante, como se comprende, para sostener una casa abierta, por modesta que fuese; así que, pasados los primeros quince días, nuestro ciego vendió por algunos cuartos, muy pocos por cierto, el humilde ajuar de su morada, despidió á la criada y se fué de pupilo á una casa de huéspedes pagando ocho reales; los seis restantes le bastaban para atender á las demás necesidades.
Tuvo un capellán que amén de decirle la misa los domingos y fiestas, le leía y comentaba los periódicos políticos; un capataz que dirigía hábilmente las faenas agrícolas; un cochero obeso y flegmático que gobernaba solemnemente las dos mulas de la carretela; una ama de llaves silenciosa, solícita; un ayuda de cámara traído de Madrid, discreto y puntual; y por último, una cocinera limpia como el oro, con primorosas manos para todos los guisos de aquella antigua cocina nacional, que satisfacía el estómago sin irritarlo y lisonjeaba el paladar sin pervertirlo.
exclamaron en coro los oficiales que rodeaban al capitán; y como éste se dispusiera á hacerlo así, todos prestaron la mayor atención á sus palabras, mientras él comenzó la historia en estos terminos: --Dormía esta noche pasada como duerme un hombre que trae en el cuerpo trece[1] leguas de camino, cuando he aquí que en lo mejor del sueño me hizo despertar sobresaltado é incorporarme sobre el codo un estruendo horrible, un estruendo tal, que me ensordeció un instante para dejarme después los oídos zumbando cerca de un minuto, como si un moscardón me cantase á la oreja.
ESTRELLAS FIJAS (TO HELEN) I Te vi un punto; era una noche de julio, noche tibia y perfumada, noche diáfana, de la Luna plena y límpida, límpida como tu alma, descendían sobre el parque adormecido gráciles velos de plata; ni una ráfaga el infinito silencio y la quietud perturbaban; en el parque evaporaban las rosas los perfumes de sus almas, para que los recogieras en aquella noche mágica; para que tú lo aspiraras su último aliento exhalaban, como en una muerte extática; y era una selva encantada, y era una noche de ensueños y claridades fantásticas!
exclamaron en coro los oficiales que rodeaban al capitán; y como éste se dispusiera á hacerlo así, todos prestaron la mayor atención á sus palabras, mientras él comenzó la historia en estos términos: --Dormía esta noche pasada como duerme un hombre que trae en el cuerpo trece{152-1} leguas de camino, cuando he aquí que en lo mejor del sueño me hizo despertar sobresaltado é incorporarme sobre el codo un estruendo horrible, un estruendo tal, que me ensordeció un instante para dejarme después los oídos zumbando cerca de un minuto, como si un moscardón me cantase á la oreja.
Una criada toda azorada retira el capón en el plato de su salsa; al pasar sobre mí hace una pequeña inclinación, y una lluvia maléfica de grasa desciende, como el rocío sobre los prados, á dejar eternas huellas en mi pantalón color de perla; la angustia y el aturdimiento de la criada no conocen término; retírase atolondrada sin acertar con las excusas; al volverse tropieza con el criado, que traía una docena de platos limpios y una salvilla con las copas para los vinos generosos, y toda aquella máquina viene al suelo con el más horroroso estruendo y confusión.--¡Por San Pedro!
Una vez que se reponen, conocida y hasta celebrada la causa de la sorpresa que han experimentado, para hallar entonces motivo de charla, porque las mujeres no callan sino cuando duermen, si bien las hay que hasta hablan en sueños, pregunta una la hora que es; otra añade que tiene frío; y alguna, sintiendo así como[10] _una penita_ en el estómago,[11] según lo asevera, trata de buscar algo que la conforte: pero es lo malo, que[12] han concluido ya con todo, los que están en el comedor dejando sólo los huesos de las aceitunas; por lo que, no hay otro recurso que hacer chocolate.
En los torneos del Zocodover,[1] en los juegos florales de la corte, siempre que se les había presentado coyuntura para rivalizar entre sí en gallardía ó donaire, la habían aprovechado con afán ambos caballeros, ansiosos de distinguirse á los ojos de su dama; y aquella noche, impelidos sin duda por un mismo afán, trocando los hierros por las plumas y las mallas por los brocados y la seda, de pie junto al sitial donde ella se reclinó un instante después de haber dado una vuelta por los salones, comenzaron una elegante lucha de frases enamoradas é ingeniosas, ó epigramas embozados y agudos.
yo te doy gracias, exclamo respirando, como el ciervo que acaba de escaparse de una docena de perros, y que oye ya apenas sus ladridos; para de aquí en adelante no te pido riquezas, no te pido empleos, no honores; líbrame de los convites caseros y de días de días: líbrame de estas casas en que es un convite un acontecimiento; en que sólo se pone la mesa decente para los convidados; en que creen hacer obsequios cuando dan mortificaciones; en que se hacen finezas; en que se dicen versos; en que hay niños; en que hay gordos; en que reina, en fin, la brutal franqueza de los castellanos viejos.
Rudo en el lenguaje, de una rudeza natural, escribió «El Gaucho Martín Fierro,» completado más tarde con «La Vuelta de Martín Fierro,» poemas que son un exponente nítido del espíritu criollo, ameno para la charla, que suele matizar con sentencias e imágenes tanto más poéticas cuanto no pertenecen al género metafórico, de que tanto se abusa en los tiempos que corren.[38] Hernández fué poeta a su manera.[39] Carecía de ese «gay decir»[40] tan celebrado en Estanislao del Campo, pero dominaba en absoluto lo que éste rara vez logró: la agudeza filosófica de los dichos populares.[41] Como dice José M.
Si pregunta su nombre a alguno, y este responde, «soy fulano, para servir a usted»,[24] él le replica, «para servir a Dios».[25] Si entra a una pulpería y le convida un extraño: «gracias, amigo, a pagar lo que guste».[26] Cuando da las señas de un paraje cercano, no dice más allá sino «más allasito»; cuando se despide de los que estima, no dice adiós, sino «adiosito»; cuando quiere afirmar que no conoce absolutamente nada de un asunto, dice: «¡no sé cosísima ninguna!» Sobresale también en buscar el lado ridículo de las cosas, y sus sátiras son a veces divertidas, pero las más de las veces sangrientas.
El comedor está amueblado como en todas partes.[136] En las casas de alguna importancia[137] los estilos que predominan son el inglés y el francés: una mesa, generalmente de extensión, para que no tome[138] más espacio del que[139] se necesita según el número[140] de comensales, sillas de madera tallada y a veces con asiento de cuero, una heladera, un aparador en cuya parte superior se guarda[141] a la vista[142] la loza, los cristales, etc., reservándose las gavetas para los cubiertos, y el armario inferior para los manteles y servilletas o algunos fiambres y otras provisiones, inclusive vinos y licores.
En la confusión de su delirio, y sobre el revuelto oleaje de su pensamiento, flotaba, como el único objeto salvado de un cataclismo, la idea fija del deseo que no había sido satisfecho; de aquella codiciada mula y de aquel suspirado buey, que aun proseguían en estado de esperanza.{68-1} El papá salió medio loco, corrió por las calles; pero en mitad de una de ellas se detuvo y dijo: «¿Quién piensa ahora en figuras de nacimiento?» Y corriendo de aquí para allí, subió escaleras, y tocó campanillas, y abrió puertas sin reposar un instante, hasta que hubo juntado siete ú ocho médicos, y les llevó á su casa.
Lo mismo sucede en habiéndoseles cambiado el alimento[2]; en habiéndose aumentado o disminuido las horas de trabajo; en habiéndose introducido una máquina, un instrumento, un proceder cualquiera, que a la vez que los asombra, facilita y minora las faenas; en anunciando los aguinaldos sobre las cercas y los matorrales que pronto llegarán los amos; en concediéndoseles un pedazo de tierra para que hagan, concluida la zafra, sus _conucos_; en dejándoles desmochar _guano_ para cubrir los _bohíos_; la ocasión que se mata una res para partirla en raciones; la ocasión que se muda el mayoral que los apuraba demasiado.
El cuarto de baño queda al cuidado de[80] otra casa especialista, cuya[81] tarea consiste en la instalación de la bañadera y de los lavatorios o lavabos (éstos pueden ser de hierro esmaltado, porcelana, loza o loza-piedra), el retrete, las repisas, toallero, espejos, amén _de_[82] un pequeño armario para las medicinas caseras y útiles de tocador que debe tenerse siempre a mano.[83] Mientras[84] estas operaciones tienen[85] lugar, los pintores blanquean o pintan las paredes a la cal,[86] al fresco o al óleo y, en esta última forma, las puertas y ventanas, las que reciben[87] luego una mano de barniz cada una.
El ruiseñor lanzaba entre la enramada algunas notas sueltas, á fin de ensayar su melodiosa garganta para los divinos nocturnos con que obsequia al mes de las flores; el azahar exhalaba de su pequeño y puro cáliz su deleitable fragancia, la que unida al canto del ruiseñor, á la dulzura de la atmósfera, y á la delicada luz de la luna, hacían de aquella sencilla y rústica naturaleza el Edén más poético; y sobre todo este concierto terrestre, la alta torre de la iglesia esparcía dulce y solemnemente las campanadas de la Oración, y el campesino que conserva su fe pura como la atmósfera que respira, descubríase la cabeza y rezaba.
The jewels of this Virgin, presents for the most part from crowned heads and high church dignitaries, are in fact of immense value.] Ya la presea estaba en su poder: sus dedos crispados la oprimían con una fuerza sobrenatural, sólo restaba huir, huir con ella: pero para esto era preciso abrir los ojos, y Pedro tenía miedo de ver, de ver la imagen, de ver los reyes de las sepulturas, los demonios de las cornisas, los endriagos de los capiteles, las fajas de sombras y los rayos de luz que semejantes á blancos y gigantescos fantasmas, se movían lentamente en el fondo de las naves, pobladas de rumores temerosos y extraños.
Cerca de una hora hacía que la conversación giraba alrededor de este asunto, y ya comenzaba á interpretarse de diversos modos la ausencia del recién venido, á quien uno de los presentes, antiguo compañero suyo de colegio, habia citado para el Zocodover, cuando en una de las boca-calles de la plaza apareció al fin nuestro bizarro capitán despojado de su ancho capotón de guerra, luciendo un gran casco de metal con penacho de plumas blancas, una casaca azul turquí con vueltas rojas y un magnífico mandoble con vaina de acero, que resonaba arrastrándose al compás de sus marciales pasos y del golpe seco y agudo de sus espuelas de oro.
Cerca de una hora hacía que la conversación giraba alrededor de este asunto, y ya comenzaba á interpretarse de diversos modos la ausencia del recién venido, á quien uno de los presentes, antiguo compañero suyo de colegio, había citado para el Zocodover, cuando en una de las boca-calles de la plaza apareció al fin nuestro bizarro capitán despojado de su ancho capotón de guerra, luciendo un gran casco de metal con penacho de plumas blancas, una casaca azul turquí con vueltas rojas y un magnífico mandoble con vaina de acero, que resonaba arrastrándose al compás de sus marciales pasos y del golpe seco y agudo de sus espuelas de oro.
A Latin phrase meaning a _rare bird_.] [Note 167: =por fortuna=, _fortunately_.] [Note 168: =de par en par=, _widely_.] [Note 169: =para colmo de todas sus desdichas=, _to cap the climax_.] [Note 170: The preposition =a=, which usually precedes the direct personal object when specific, may be omitted, as here, when the same preposition has been used for the same or different reason immediately before.] [Note 171: =atenerse a=, _to expect_.] =EL LEÑADOR HONRADO= =Quien todo lo quiere, todo lo pierde= En una pobre choza construída en el centro de un bosque, vivía un leñador con su esposa y sus hijos.
Así estuvo algún tiempo removiéndose y queriendo inútilmente sacar la cabeza fuera de la corriente buscando un poco de aire, hasta que al fin se desplomó muerta; muerta del todo, pues los que la habíamos visto caer y conocíamos de lo que es capaz una hechicera tan astuta como la tía Casca, no apartamos de ella los ojos hasta que completamente entrada la noche, la obscuridad nos impidió distinguirla, y en todo este tiempo no movió pie ni mano; de modo que si la herida y los golpes no fueron bastantes á acabarla, es seguro que se ahogo en el riachuelo cuyas aguas tantas veces había embrujado en vida para hacer morir nuestras reses.
Él marcó todos los rumbos definitivos: Al maestro, la cultura que se refleja en el espíritu del niño que educa; al agricultor, la obligación de aliviar a la tierra, en su faena sagrada, con la aplicación de los métodos e instrumentos más perfeccionados; al ganadero, la adopción de las razas superiores; al comercio, la actividad y la honradez; a los administradores de la cosa pública,[1] las manos limpias e impecables; al ejército, por fin, en páginas y actos que no debemos olvidar, el campo circunscripto, pero glorioso, de su acción legítima, el estudio y la preparación constante para responder al alto y noble fin de su institución.
El susto fué general, y la alarma llegó á su colmo cuando un surtidor de caldo, impulsado por el animal furioso, saltó á inundar mi limpísima camisa: levántase rápidamente á este punto el trinchador con ánimo de cazar el ave prófuga, y al precipitarse sobre ella, una botella que tiene á la derecha, con la que tropieza su brazo, abandonando su posición perpendicular, derrama un abundante caño de Valdepeñas sobre el capón y el mantel; corre el vino, auméntase la algazara, llueve la sal sobre el vino para salvar el mantel; para salvar la mesa se ingiere por debajo de él una servilleta, y una eminencia se levanta sobre el teatro de tantas ruinas.
They fourished from the eleventh to the latter part of the thirteenth century, principally in the south of France, Catalonia, Aragon, and northern Italy." _Century Dict._ Belief in the marvelous, and hence in fairies, likewise characterized these poets.] --Pues no paró aquí la cosa, continuó el zagal, cuando Constanza hubo concluido; sino que otra vez, habiéndome colocado en otro escondite por donde indudablemente habían de pasar los ciervos para dirigirse á la cañada, allá al filo de la media noche me rindió un poco el sueño, aunque no tanto que no abriese los ojos en el mismo punto en que creí percibir que las ramas se movían á mi alrededor.
It is the ancient Mons _Caunus_, celebrated in history for the defeat of the Celtiberians in the time of the consul Tiberius Sempronius Gracchus (governor of Hither Spain from 181 to 178 B.C.).] Fija la mirada en aquel fantástico ejercito de nubes que parecían correr al asalto de la peña sobre cuyo pico íba á morir la bruja, yo estaba esperando por instantes cuando se abrían sus senos para abortar á la diabólica multitud de espíritus malignos, comenzando una lucha horrible al borde del derrumbadero, entre los que estaban allí para hacer justicia en la bruja y los demonios que, en pago de sus muchos servicios, vinieran á ayudarla en aquel amargo trance.
La recuerdo como si la viera: un maiten enorme tendia parte de sus ramas sobre la casita blanca con techo de totora; en el corredor, eternamente la Andrea,{191-1} su mujer, lavando en la artesa una ropa mas blanca que la nieve; una montura llena de pellones y amarras colgada sobre un caballete de palo; y dos gansos chillones y provocativos en la puerta, amagando eternamente nuestras medias rojas que parecian indignarles.{191-2} Cada año, cuando a vuelta de los exámenes llegábamos a las casas de los Sauces, nuestra primera visita era a la Andrea, que suspendia el jabonado de la ropa para lanzar un par de gritos de sorpresa y llorar despues como una chica consentida.
This would more commonly be expressed, "=Luego que hubo cesado=."] [Note 227: =quedarse vencido=, _to be conquered_.] [Note 228: =llevar ventaja a=, _to get the better of_.] [Note 229: =ponerse en salvo=, _to seek safety_.] [Note 230: =darse cuenta de=, _to notice, become aware of_.] [Note 231: =a favor de=, _under the protection of_.] [Note 232: =hacerse al mar=, _to set out to sea_.] =EL "MAYFLOWER"= En una hermosa mañana de julio de 1620 habían decidido los Puritanos embarcarse para América, y se arrodillaban a orillas del mar, cerca de Delfthaven, mientras el Reverendo Robinson dirigía sus plegarias al cielo para que les concediera un buen viaje.
En toda la travesía no se encuentra una gota de agua, ni se ve ni se puede contar con un parapeto que le permita ampararse para descansar un momento del incómodo y frío viento que penetra por sobre todo abrigo; que del mismo modo no encontrará un árbol, un peñasco, un algo[1] que le resguarde por un instante del calor del sol que le abrasa y le persigue con una intensidad que parece va aumentando segundo por segundo.[2] Entonces es el gran momento de la contemplación: la vista se pierde sin distinguir señal alguna; el camino está por todas partes abierto, sin valla que se interponga; cielo y tierra son uniformes en color y en aspecto; de un lado todo celeste, de otro lado blanquizco, amarillento.
Los caballeros arrojaban a manos llenas[13] cartuchos de confites, y ahí era el gritar y manotear de los chicuelos, que estaban a[14] los desperdicios, lanzándose en masa sobre la vereda cuando algún cartucho no llegaba a su destino, empujándose, pateándose por agarrar la codiciada presa, mientras los jugadores hacían toda clase de esfuerzos para barajar las coronas que en cambio de los confites les llovían, retribuyendo ellos todavía el obsequio con cajas especiales, de antemano destinadas a fulana y a zutana, a quienes las enviaban por medio de sus sirvientes, no atreviéndose a correr el albur de que[15] al arrojarlas cayesen entre la turba multa[16] de arrapiezos que andaban a caza de[17] gangas.
Embebido en mis pensamientos, me sorprendí varias veces á mí mismo riendo como un pobre hombre de mis propias ideas, y moviendo maquinalmente los labios: algún tropezón me recordaba de cuando en cuando que para andar por el empedrado de Madrid no es la mejor circunstancia la de ser poeta ni filósofo; más de una sonrisa maligna, más de un gesto de admiración de los que á mi lado pasaban, me hacía reflexionar que los soliloquios no se deben hacer en público; y no pocos encontrones que al volver las esquinas di con quien tan distraída y rápidamente como yo las doblaba,{132-3} me hicieron conocer que los distraídos no entran en el número de los cuerpos elásticos, y mucho menos de los seres gloriosos é impasibles.
sonándome aún las últimas palabras de aquella temerosa relación, teniendo junto á mi á aquel hombre que tan de buena fe imploraba la protección divina para llevar á cabo crímenes espantosos, viendo á mis pies el abismo negro y profundo en donde se revolvía el agua entre las tinieblas, imitando gemidos y lamentos, y en lontananza el castillo tradicional,[1] coronado de almenas obscuras, que parecían fantasmas asomadas á los muros, sentí una impresión angustiosa, mis cabellos se erizaron involuntariamente, y la razón, dominada por la fantasía, á la que todo ayudaba, el sitio, la hora y el silencio de la noche, vaciló un punto, y casi creí que las absurdas consejas de las brujerías y los maleficios pudieran ser posibles.
Daban apoyo y fortaleza al audaz pensamiento de 5 Colón las sugestivas narraciones de Marco Polo, célebre viajero veneciano, y muy especialmente la carta geográfica y los consejos de Toscanelli, sabio florentino 10 con quien se hallaba en correspondencia.[217] [Illustration: _Fotografía del modelo hecho para la Exposición Colombina de 1893._ LA SANTA MARÍA] En 1484 se 15 trasladó Colón a[218] España, después de haber pedido inútilmente a varios 20 soberanos de Europa auxilios para realizar su gigantesca empresa.
Valles angostos, erizados de colosales fragmentos de granito que las tempestades habian arrancado de la cumbre de las montañas, alegres campiñas, cubiertas de un tapiz de verdura y sembradas de blancos caseríos; desiertos sin límites, donde hervían las arenas calcinadas por los rayos de un sol de fuego; vastas soledades, llanuras inmensas, regiones de eternas nieves, donde los gigantescos témpanos asemejaban, destacándose sobre un cielo gris y obscuro, blancos fantasmas que extendían sus brazos para asirle por los cabellos al pasar; todo esto, y mil y mil otras cosas que yo no podré deciros, vió en su fantástica carrera, hasta tanto que envuelto en una niebla obscura; dejó de percibir el ruido que producían los cascos del caballo al herir la tierra.
Dos mesas de algarrobo indestructibles, que vienen pasando de mano en mano[1] desde los tiempos en que no había otra madera en San Juan que los algarrobos de los campos, y algunas sillas de estructura desigual, flanqueaban la sala, adornando las lisas murallas dos grandes cuadros al óleo de Santo Domingo y San Vicente Ferrer, de malísimo pincel,[2] pero devotísimos y heredados a causa del hábito domínico.[3] A poca distancia de la puerta de entrada, elevaba su copa verdinegra la patriarcal higuera, que sombreaba aún en mi infancia aquel telar de mi madre, cuyos golpes y traqueteo de husos, pedales y lanzadera, nos despertaba antes de salir el sol para anunciarnos que un nuevo día llegaba, y con él, la necesidad de hacer, por el trabajo, frente[4] a las necesidades.
Capítulo 1 1 PABLO, siervo de Jesucristo, llamado [á ser] apóstol, apartado para el evangelio de Dios, 2 Que él había antes prometido por sus profetas en las santas Escrituras, 3 Acerca de su Hijo, (que fué hecho de la simiente de David según la carne; 4 El cual fué declarado Hijo de Dios con potencia, según el espíritu de santidad, por la resurrección de los muertos), de Jesucristo Señor nuestro, 5 Por el cual recibimos la gracia y el apostolado, para la obediencia de la fe en todas las naciones en su nombre, 6 Entre las cuales sois también vosotros, llamados de Jesucristo: 7 A todos los que estáis en Roma, amados de Dios, llamados santos: Gracia y paz tengáis de Dios nuestro Padre, y del Señor Jesucristo.
Si le entusiasma alguna aventura heroica que le cuentan, demuestra su admiración por el héroe con esta exclamación: «¡Ah criollo!» Si él narra algún lance en que un ginete bien montado[12] evitó un sablazo o una lanzada, ladeando el caballo, dice que «soslayó el pingo».[13] No dice «tome usted», sino «velay»; al mate le llama «el verde»,[14] a los tragos de caña o de ginebra «gorgoritos,» al telégrafo eléctrico «el chismoso»,[15] al ferrocarril en señal de admiración, «el bárbaro».[16] Pero donde agota todo el repertorio de sus dichos, es en la enumeración de las cualidades de un caballo que estima, y así dice: «es aseadito para andar»,[17] «es el peón de la casa»,[18] «es mi crédito», «es seguidor en el camino», «es liberal por donde lo busquen»,[19] «a donde quiera endereza»,[20] etc.
Á cualquiera otro menos molido que el oficial de dragones, el cual traía una jornada de catorce leguas en el cuerpo, ó menos acostumbrado á ver estos sacrilegios como la cosa más natural del mundo, hubiéranle bastado dos adarmes de imaginación para no pegar los ojos en toda la noche en aquel obscuro é imponente recinto, donde las blasfemias de los soldados que se quejaban en alta voz del improvisado cuartel, el metálico golpe de sus espuelas que resonaban sobre las antes losas sepulcrales del navimento, el ruido de los caballos que piafaban impacientes, cabeceando y haciendo sonar las cadenas con que estaban sujetos á los pilares, formaban un rumor extraño y temeroso que se dilataba por todo el ámbito de la iglesia y se reproducía cada vez más confuso repetido de eco en eco en sus alias bóvedas.
Á cualquiera otro menos molido que el oficial de dragones, el cual traía una jornada de catorce leguas en el cuerpo, ó menos acostumbrado á ver estos sacrilegios como la cosa más natural del mundo, hubiéranle bastado dos adarmes de imaginación para no pegar los ojos en toda la noche en aquel obscuro é imponente recinto, donde las blasfemias de los soldados que se quejaban en alta voz del improvisado cuartel, el metálico golpe de sus espuelas que resonaban sobre las antes losas sepulcrales{148-1} del pavimento, el ruido de los caballos que piafaban impacientes, cabeceando y haciendo sonar las cadenas con que estaban sujetos á los pilares, formaban un rumor extraño y temeroso que se dilataba por todo el ámbito de la iglesia y se reproducía cada vez más confuso repetido de eco en eco en sus altas bóvedas.
NOTES: [Note 233: =de una vez=, _at one time_.] [Note 234: =disponer para=, _to arrange for_.] [Note 235: =encontrarse con=, _to come upon, to find_.] [Note 236: =tardar en=, _to be long about, to be slow in_.] [Note 237: =resolverse a=, _to decide to_.] [Note 238: =verse precisado a=, _to be compelled to_.] [Note 239: =poner por nombre=, _to name_.] [Note 240: =estar a punto de=, _to be about to_.] [Note 241: =trabajar de firme=, _to work hard, steadily_.] [Note 242: =servir de alegría=, _to serve as a joy_.] [Note 243: =tener que vivir=, _to have to live_.] [Note 244: =hacer frente a=, _to face_.] [Note 245: =echar raíces=, _to take root_.] =EMILIO CASTELAR= Nació en la ciudad de Cádiz (España) el día 8 de noviembre de 1832 y falleció el 25 de mayo de 1899.
Sin embargo, abundan cada día más las casas que venden ropa hecha, tanto para hombres como para[25] damas.[26] También es verdad que se ven guanterías y casas de prendas para hombre,[27] en mayor número que en la Unión; pero no faltan las tiendas modernas con sus departamentos de calzado, lencería, ropa blanca para señoras, bonetería (medias y artículos de punto), mercería (agujas, alfileres, horquillas, botones, hilo, algodón, sedas), perfumería (lociones para el cabello, esencias, jabones de tocador), artículos de juego y de _sport_, de viajes (valijas, neceseres, baúles de camarote, baúles-cómodas, mundos, canastas de picnic); departamentos de menaje, donde se venden todos los utensilios necesarios al ama de casa; departamentos de mueblería; y hasta departamentos sanitarios, los cuales proporcionan a Ud.
Estrechado, sin embargo, por las interrogaciones de su señor y por los ruegos de Constanza, que parecía la más curiosa é interesada en que el pastor refiriese sus estupendas aventuras, decidióse éste á hablar, mas no sin que antes dirigiese á su alrededor una mirada de desconfianza, como temiendo ser oído por otras personas que las que allí estaban presentes, y de rascarse tres ó cuatro veces la cabeza tratando de reunir sus recuerdos ó hilvanar su discurso, que al fin comenzo dó esta manera: --Es el caso, señor, que según me dijo un preste de Tarazona,[1] al que acudí no ha mucho, para consultar mis dudas, con el diablo no sirven juegos, sino punto en boca, buenas y muchas oraciones á San Bartolomé,[2] que es quien le conoce las cosquillas, y dejarle andar; que Dios, que es justo y está allá arriba, proveerá á todo.
Los botes ligeros, con sus vientres blancos y azules y el mástil graciosamente inclinado, formaban una fila avanzada al borde de la playa, donde se deshacían las olas y una delgada lámina de agua bruñía el suelo, cual si fuese de cristal; detrás, con la embetunada panza sobre la arena, estaban las negras barcas del _bou_, las parejas que aguardaban el invierno para lanzarse al mar, barriéndolo con su cola de redes; y en último término los laúdes en reparación, los abuelos, junto á los cuales agitábanse los calafates, embadurnándoles los flancos con caliente alquitrán, para que otra vez volviesen á emprender sus penosas y monótonas navegaciones por el Mediterráneo; unas veces á las Baleares con sal, otras á la costa de Argel con frutas de la huerta levantina, y muchas con melones y patatas para los soldados rojos de Gibraltar.
Figueroa_ (CHILENO) =Mármol, José= (1818-1871) «Amalia», esa obra maestra[46] de José Mármol,[47] es un libro esencialmente porteño, y americano por extensión; para juzgarlo es preciso un criterio nuestro, argentino, pues siempre valdrá mucho más para los conocedores del teatro de los hechos, que para los que, ignorando los caracteres, las costumbres y la topografía del cuadro, aplican en su examen elementos generales de crítica, y subordinan el conjunto, como obra de arte, a los preceptos de escuela.[48] Bajo este aspecto no sería difícil que[49] en muchos puntos flaquease la «Amalia», porque su estilo no es rigurosamente académico, ni el plan del drama está trazado con precisión; no obstante, lo que allí aparece rebelde a la exigencia artística, es muchas veces lo que mejor expresa un carácter o acaba de acentuar un acontecimiento.
NOTES: [Note 98: =tener noticia de=, _to learn, to be informed_.] [Note 99: =hábil para=, _skillful in_.] [Note 100: =hacer la prueba=, _to make the test_.] [Note 101: =disfrazarse de=, _to disguise one's self as_.] [Note 102: =ponerse en camino=, _to set forth_.] [Note 103: =seguir su camino=, _to continue one's way_.] [Note 104: =dar señales de=, _to give signs of, to make a move to_.] [Note 105: =haber de=, _to be to, to have to_.] [Note 106: =enterarse de=, _to be informed about, to find out about_.] [Note 107: =poner en claro=, _to set right_.] [Note 108: =aguardar turno=, _to await one's turn_.] [Note 109: =disputarse algo=, _to quarrel over something_.] [Note 110: =apoderarse de=, _to seize, to take possession of_.] [Note 111: =tocar su vez a uno=, _to be one's turn_.] [Note 112: =suceder=, _to happen_.
Mientras iba ensartando estas cosas con voz insinuante y melíflua, le oía el capítulo como quien oye llover desde lugar cubierto; unos parecían mirar con grande atención las pinturas de los muros y bóveda, medio dormidos otros cabeceaban haciendo reverencias, y muchos con las manazas cruzadas sobre la barriga y hartos ya de plática, decían para su sayo: «¿cuándo se acabará esto y tocarán á refectorio?» Pero el discurso no llevaba trazas de concluirse tan pronto; antes, al contrario, de unas reflexiones nacían otras; como las aguas vivas de manantial abundante, las palabras con rapidez asombrosa brotaban de los labios del orador, que siempre había sido hombre de gran facundia, y en aquella ocasión lo era más todavía, de suerte que el aburrido auditorio tenía casi agotada la paciencia, y sólo por ciertos respetos no daba mayores señales de su disgusto.
El tío Traga-santos cerró por dentro la puerta de la ermita, reforzándola con los bancos y oyendo á la irritada muchedumbre gritar: «¡Cerquemos la ermita de paja y leña y peguémosle fuego, para que muera achicharrado en ella ese hipócrita y pastelero tío Traga-santos!»; el pobre tío Traga-santos cogió la preciosa imagen de San Isidro, y saltando por la ventana de la trasera con felicidad tan milagrosa, que nadie le vió, ni se hicieron él ni el Santo el menor daño, logró salir á la vega á la luz del fuego que devoraba el hermoso edificio levantado por él sobre un montón de gloriosas ruinas, á costa de tanto amor y trabajo, y tomó el camino de la inmigración al compás de las maldiciones é improperios del vulgo, cuyo amor había creído alcanzar con el ten-con-ten, ó lo que es lo mismo, procurando complacer á todos, sin ocurrírsele que sólo se debe complacer al que lo merece.
Los oficiales del ejército francés, que á juzgar por los actos de vandalismo con que dejaron en ella triste y perdurable memoria de su ocupación, de todo tenían menos de{149-1} artistas ó arqueólogos, no hay para qué decir que se fastidiaban soberanamente en la vetusta ciudad de los Césares.{149-2} En esta situación de ánimo la más insignificante novedad, que viniese á romper la monótona quietud de aquellos días eternos é iguales, era acogida con avidez entre los ociosos; así es que la promoción al grado inmediato de uno de sus camaradas, la noticia del movimiento estratégico de una columna volante, la salida de un correo de gabinete ó la llegada de una fuerza cualquiera á la ciudad, convertíanse en tema fecundo de conversación y objeto de toda clase de comentarios, hasta tanto que otro incidente venía á sustituirle, sirviendo de base á nuevas quejas, críticas y suposiciones.
En los anchurosos patios, alrededor de inmensas hogueras, y diseminados sin orden ni concierto, se veía una abigarrada multitud de pajes, soldados, ballesteros y gente menuda, quienes, éstos aderezando sus corceles y sus armas y disponiendolos para el combate; aquéllos saludando con gritos ó blasfemias las inesperadas vueltas de la fortuna, personificad a en los dados del cubilete, los otros repitiendo en coro el refrán de un romance de guerra, que entonaba un juglar acompañado de la guzla; los de más allá comprando á un romero conchas,[2] cruces y cintas tocadas en el sepulcro de Santiago,[3] ó riendo con locas carcajadas de los chistes de un bufón, ó ensayando en los clarines el aire bélico para entrar en la pelea, propio de sus señores, ó refiriendo antiguas historias de caballerías ó aventuras de amor, ó milagros recientemente acaecidos, formaban un infernal y atronador conjunto imposible de pintar con palabras.
De repente empezó á llover con violencia, pero cesó la lluvia á corto rato; y ¡cuál no sería el asombro{97-4} del sencillo creyente vecino de Animalejos cuando vió que una porción de mujeres, cuyos puestos de dulces, juguetes de niños, campanillas y santos de barro y todo género de baratijas había averiado la lluvia, se encaminaban irritadas hacia la ermita, recogiendo piedras del suelo y se ponían á apedrear á una imagen de San Isidro colocada sobre el pórtico de la ermita, llenando de improperios al Santo porque, según decían, le habían llenado de cuartos el cepillo y habían quemado en su altar no sé cuántas velas para que hiciera que no lloviese,{98-1} y el Santo era tan desagradecido, que había hecho precisamente todo lo contrario!{98-2} --¡Pero no ven ustedes qué judiada la de esa gente!--exclamó Traga-santos escandalizado, dirigiéndose á un grupo de lugareños de ambos sexos que estaban á su lado presenciando aquella sacrílega pedrea.
Tiene el más completo desprecio por los dormilones, así es que de los que duermen siesta antes del medio día, dice «duermen la siesta del burro»[31] y cuando quiere satirizar a alguno que ha sido desgraciado en la guerra, dice que «lo agarraron durmiendo.» El poncho, muy superior a la capa española por la facilidad en cubrirse con él, y la desenvoltura en que deja los movimientos; el _chiripá_ que aventaja al pantalón para el hombre que está todo el día a caballo, la bota de potro, fabricada por él mismo con un cuero de ese animal y cómodamente dispuesta para no estrecharle; el pañuelo del cuello que sirve de adorno y además de filtro para tomar agua en los arroyos y cañadas, por cuya razón siempre es de seda; el lazo, las boleadoras y el _facón_, que sirven para defenderse del hombre y de los enemigos; el recado con todas sus _pilchas_[32] que constituyen la silla y la cama del viajero, hacen que el gaucho, así vestido y pertrechado, lleve consigo a donde quiera que vaya, sus menesteres, su casa y su fortuna.
Mil y mil leguas de ferrocarriles se entretejerán de punta a punta de la isla; las ruedas de los barcos de vapor surcarán día y noche las aguas espumosas del mar, muchos ríos se canalizarán; los terrenos pantanosos se desecarán y sobre ellos crecerán lozanas plantas; no habrá espacio que no esté sembrado de caña, de café o de tabaco; la población se decuplará; al lado de cada puerto se levantará una ciudad elegantemente delineada y construida; se abrirán, donde ahora hay caminos intransitables, largas y bellas calzadas; se echarán sobre los ríos muchedumbre de soberbios puentes; se introducirán todos los días máquinas e instrumentos para sacar de la tierra los frutos que atesora; se mejorarán las razas de todos los animales útiles; las siembras mismas se harán con aquel orden y aquella simetría que son un indicio claro de los adelantos de los pueblos; las groseras chozas de nuestros labradores se convertirán en graciosas habitaciones rodeadas de árboles y de flores; todos los artículos se abaratarán y se pondrán al alcance aun de las clases más pobres.
Dijo el cuervo: «¡Nunca más!» «Eh, profeta--dije--o duende, mas profeta al fin, ya seas ave o diablo--ya te envíe la tormenta, ya te veas por los ábregos barrido a esta playa, desolado pero intrépido a este hogar por los males devastado, dime, dime, te lo imploro: ¿Llegaré jamás a hallar algún bálsamo o consuelo para el mal que triste lloro?» Dijo el cuervo: «¡Nunca más!» «Oh, profeta--dije--o diablo--Por ese ancho combo velo de zafir que nos cobija, por el mismo Dios del Cielo a quien ambos adoramos, dile a esta alma adolorida, presa infausta del pesar, si jamás en otra vida la doncella arrobadora a mi seno he de estrechar, la alma virgen a quien llaman los arcángeles Leonora!» Dijo el cuervo: «¡Nunca más!» «Esa voz, oh, cuervo, sea la señal de la partida, grité alzándome:--¡Retorna, vuelve a tu hórrida guarida, la plutónica ribera de la noche y de la bruma!...
Those in italics appear between underscores (_)] FRASES DE USO COMÚN EN LA CLASE =Saludos y despedidas= =Buenos días, profesor, profesora.= _Good morning, teacher._ =Buenas tardes.= _Good afternoon._ =Buenas noches.= _Good evening, good night._ =¿Cómo está usted?= } =¿Cómo lo pasa usted?= } _How are you?_ =¿Cómo se encuentra usted?= } =¿Qué tal?= } =¡Hasta luego!= } _See you later!_ =¡Hasta más tarde!= } =¡Hasta la vista!= _Till we meet again!_ =¡Adiós!= _Good-bye!_ =Asistencia y puntualidad= =Voy a pasar lista a la clase.= _I am going to call the roll._ =Juan Brown.= =Presente.= _John Brown._ _Here._ =¿Quién está ausente?= _Who is absent?_ =¿Quién sabe la causa de la ausencia de la señorita Smith?= _Who knows why Miss Smith is absent?_ =¿Por qué llega usted tarde?= _Why are you late?_ =¿Cómo se llama usted?= _What is your name?_ =Me llamo Pedro Smith, para servirle a usted.= _My name is Peter Smith, at your service._ =Fórmulas de cortesía= =Haga usted el favor de= } (más el infinitivo).
RELATED WORDS: =Mecanógrafo=, _typewriter_ (_the person_); =taquígrafo=, _stenographer_; =máquina con caracteres en español=, _typewriter with Spanish keyboard_; =máquina de escribir de escritura visible=, _typewriter with visible writing_; =teclado=, _keyboard_; =tecla para mayúsculas=, _(shift) key for capitals_; =tecla para minúsculas=, _key for small letters_; =cifras=, _numerals_; =signos=, _signs_; =palanca= (_lever_) =de retroceso=, _back spacer_; =palanca de espacios=, _spacer_; =espacios sencillos=, _single spacing_; =espacios dobles=; =espacios triples=; =papel de máquina=; =papel carbón= or =de calcar=; =papel de estarcir=, _stencil paper_; =cinta=, _ribbon_; =cinta de un color=; =cinta de dos colores=; =color negro=, =rojo=, =púrpura=; =coma=; =dos puntos=, _colon_; =punto y coma=; =punto=; =puntos suspensivos=; =acento=; =acento agudo=; =acento grave=; =acento circunflejo=; =paréntesis=; =abrir el paréntesis=; =cerrar el paréntesis=; =signo de interrogación=; =signo de admiración=; =guión=, _hyphen_; =subrayado=, _underlined_; =apóstrofo=; =raya oblicua=, _slant bar_; =signo de etcétera=; =signo de tanto por ciento=; =signo de pesos=.
El se muere _por plantarle una fresca al lucero del alba_,{135-1} como suele decir, y cuando tiene un resentimiento, _se le espeta á uno cara á cara_:{135-2} como tiene trocados todos los frenos, dice de los cumplimientos que ya sabe lo que quiere decir _cumplo y miento_;{135-3} llama á la urbanidad hipocresía, y á la decencia monadas; á toda cosa buena le aplica un mal apodo; el lenguaje de la finura es para él poco más que griego; cree que toda la crianza está reducida á decir _Dios guarde á ustedes_ al entrar en una sala, y añadir _con permiso de usted_ cada vez que se mueve, á preguntar á cada uno por toda su familia, y á despedirse de todo el mundo; cosas todas que así se guardará él de olvidarlas, como de tener pacto con franceses.{136-1} En conclusión, hombre de estos que no saben levantarse para despedirse sino en corporación con alguno ó algunos otros; que han de dejar humildemente debajo de una mesa su sombrero, que llaman _su cabeza_; y que cuando se hallan en sociedad, por desgracia, sin un socorrido bastón, darían cualquier cosa por no tener manos ni brazos, porqué en realidad no saben dónde ponerlos, ni qué cosa se puede hacer con los brazos en una sociedad.
Lo bien que[248] comprendía Castelar las condiciones americanas se ve por el trozo de elocuencia que sigue: /F HEROÍSMO AMERICANO EN LA ABOLICIÓN DE LA ESCLAVITUD F/ Los Estados Unidos han invocado el Dios de la 5 libertad; han aceptado la guerra como un gran castigo por el pecado nacional de la esclavitud; han hablado a los dueños de esclavos en el sublime lenguaje de los antiguos profetas; se han desposeído de sus bienes para romper sus ergástulas; han dado su pura sangre sajona, 10 su blanca piel por la dignidad y por la libertad de aquellos negros, menos estimados que los perros; han ensangrentado el Misisipí; han cubierto de ruinas las llanuras y las montañas de Virginia; han inmolado en la cruzada de la dignidad y de la igualdad humanas un 15 millón de hombres que, las madres americanas, inclinadas las frentes sobre el Evangelio, han visto morir en la tierra, pero renacer en el cielo; y sobre las ruinas de Richmond, entre el choque de dos mundos, se han derretido las cadenas de tres millones de esclavos y se 20 ha levantado, como el epílogo de un gran poema, que está aguardando el genio de Homero aumentado por el genio del Dante, rejuvenecidos ambos por la savia del Nuevo Mundo; se ha levantado como epílogo de este poema el sacrificio de Lincoln, de ese segundo Cristo de 25 los negros.
¿y para qué?
¿Y para qué?
4.{25-4} =para ...
--¿Y para ello ...?
[25] =tanto para ...
¿Qué es para mí la vida?
--Pues para eso, mire Vd.
--¿Y para eso tanto ruido?
--Un corvo para ño Neira...
¡Sí, las hay para mí, infeliz!
¿En qué se apoyaba para andar?
=Page 56.=--1.{56-1} =¡para ...
¿Cómo obtener dinero para comer?
¿Qué decía para sí en la calle?
¿Qué hizo para robar a la gente?
--¿Uva para vino o para la mesa?
=para=, for, in order to, about.
[21] Note peculiar use of =para=.
=Page 96.=--1.{96-1} =es para ...
¿Dónde tendía la caña para pescar?
=Page 98.=--1.{98-1} =para que ...
[32] =para mencionar=, _to mention_.
¿Qué hizo el marqués para calmarle?
¿Se sentaron en sillas para hacerlo?
¿Eran ya muy formales para corretear?
= Estados Unidos._) =pa= = =para=.
=sobrevenir= (=para=), to fall (upon).
345.] Ya estaba para acabar el día.
[35] =eso queda para=, _that is left to_.
¿Hay muchas fábricas para la exportación?
¿Qué hizo para distraer sus melancolías?
=siempre=, always; =para ----=, for ever.
--Pues yo he recetado para diez enfermos.
--¿Salen de la Habana vapores para Méjico?
=instar á=, =instar para que=, to urge to.
=siempre=, always; =para ----=, forever.
¿De qué se valió el muchacho para salvarse?
¿Qué emplea un artista para pintar cuadros?
=fecha,= date; =para esa --,= by that time.
¿Qué dijo para sí cuando estaba en la calle?
=hábil=, skilful; =---- para=, skilful in.
¡Con dos reales que la dé para sal!{50-1}...
=adentro,= within; =para mis --s,= to myself.
¡Y que haya madre que para{33-2} tales hijos!
¿Qué motivo racional hay para que así no sea?
--¿Qué sistema se sigue para trillar el trigo?
¿Sería bastante para vivir modestamente aquí?
=adentro=, within; =para sus --s=, to himself.
11 Digo pues: ¿Han tropezado para que cayesen?
[7] =Tengo para mí que,= _I am convinced that_.
[9] =para no,= _so as not to; in order not to_.
¿En qué estado se coge un cordero para matarlo?
¿Qué hacer[157] para evitar aquella catástrofe?
¿Hay sitio para tantos instrumentos mortíferos?
¿Qué razón tenía para hallar la noche tan larga?
¿No bastaría por sí sola para dar fama al autor?
=¿qué?= what, which; =¿para qué?= =¿por qué?= why?
40 Y no queréis venir á mí, para que tengáis vida.
6 Mas esto decían tentándole, para poder acusarle.
--Pues, lo que su merced ve ¿para qué lo pregunta?
¿Qué dijo el muchacho para sí cuando vió la piedra?
¿Qué hacían hijo y padre para dar gusto a la gente?
[81] =está para unirse=, _is about to be connected_.
_El discípulo:_--Tenemos la quinta lección para hoy.
¿Le producía la propiedad lo bastante para hacerlo?
¿Qué hicieron Fernando e Isabel para ayudar a Colón?
11 Porque no hay acepción de personas para con Dios.
--Ni yo de sembrar para no coger: ¿está Vd., Varmen?
¡Bonito soy yo para que nadie pase hambre en mi casa!
=peligroso -a (para)=, dangerous (to), perilous (to).
(El tintero) es para (las niñas), no es para (Lopera).
--¿Abren los bancos créditos para girar al descubierto?
¿Qué hizo este cura para conseguir diezmos y primicias?
=broma=, _f._, joke; =no es para ----s=, it is no joke.
=capote=, _m._, cloak; =---- para lluvia=, raincoat.
=sayo,= loose blouse or coat; =para su --,= to oneself.
[138] =para que no tome=, _so that it will not take up_.
--¿Qué pasos hay que[12] dar para[13] edificar una casa?
¿Se estará ensayando ahora para algún sermón de empeño?
35 ¿O quién le dió á él primero, para que le sea pagado?
[21] =no miran para atrás,= _do not think of retreating_.
[57] =para.= VARIANTS: =A fin de=; =con el propósito de=.
[6] =para quien, como Ud.,= _for one who, like yourself_.
¿Cuándo fué inaugurado el canal para el tráfico general?
=esforzarse (para, en)=, 34, to try hard, make an effort.
33 Estas cosas os he hablado, para que en mí tengáis paz.
--Sí, señora, ha salido, pero me dijo anoche que para Vd.
¿Qué ventajas proporciona el canal para los sudamericanos?
«Hasta su misterio es matemático para su propio espíritu».
80 Los tres osos fueron a la puerta para mirar tras ella.
25 Mas ahora parto para Jerusalem á ministrar á los santos.
--Mi general, me llamo Jaime, para servir a vuestra señoría.
¿Qué hizo uno de los americanos, para hacer entender al mozo?
¿Quién sabe si no le daré lugar para que llegue á la fuente?
8 No era él la luz, sino para que diese testimonio de la luz.
[12] =se habían puesto de acuerdo para,= _they had agreed to_.
[23] =que para poco en su casa,= _who is very seldom at home_.
[24] =fulano, para servir a usted,= _so-and-so, to serve you_.
¡Bueno es _El Socarrao_ para dejarse atrapar teniendo viento!
¿Cuál es el mayor castigo para un bígamo?--Tener dos suegras.
36 Respondió él, y dijo: ¿Quién es, Señor, para que crea en él?
--¿Hay campo para[4] la instalación de nuevas líneas eléctricas?
28 Y dijéronle: ¿Qué haremos para que obremos las obras de Dios?
¡Que vuelva, que vuelva por aquí á pedir limosna para su ermita!
--¿Basta con eso para ser recibido en la intimidad de la familia?
¿Por qué le faltan al autor las fuerzas para abrazar a su amigo?
31 Entonces volvieron á tomar piedras los Judíos para apedrearle.
[29] =artículos menudos para la casa=, _minor household articles_.
16 Así que entonces lo entregó á ellos para que fuese crucificado.
--Maniatado para siempre, porque ya no podré combatir contra Vds.
¿Crees acaso que he venido á matar ciervos para festines de lobos?
¿Que hicieron los jesuitas para evitar la esclavitud de los indios?
7 Porque ninguno de nosotros vive para sí, y ninguno muere para sí.
--¿Hay buenos campos para exhibiciones públicas de juegos atléticos?
4.] En fin, ¿para qué tengo de ponderarle lo que esta noche oirá?
--Y á la palomita blanca, ¿qué recado le das para María, Mariquilla?
20 Mas antes, oh hombre, ¿quién eres tú, para que alterques con Dios?
15 --Hago un comedero para ti y para mamá cuando seáis viejos.
19 Pues las ramas, dirás, fueron quebradas para que yo fuese ingerido.
6 Mas esto decía para probarle; porque él sabía lo que había de hacer.
¿Qué tienen que remontar los buques para llegar a su parte más elevada?
¿Se quedó nuestro amigo para admirar la grandeza y hermosura de Córdoba?
--La zona del caucho es demasiado extensa[9] para ser[10] bien conocida.
=colmo,= summit, limit; =para --= =de aflicción,= to complete her sorrow.
35 Y el siervo no queda en casa para siempre: el hijo queda para siempre.
35 --¿Quién te ha dado permiso para cortar esta flor?--le dijo el oso.
4 Porque el fin de la ley es Cristo, para justicia á todo aquel que cree.
¿De qué puede Méjico valerse para adelantar el desarrollo de sus recursos?
¿Qué cosas son necesarias para= (or =a fin de= or =con el objeto de=) ...?
3 Porque los magistrados no son para temor al que bien hace, sino al malo.
¡Cuántas flores y arbustos delicados que envidiamos para nuestros jardines!
¡Una cadena de trabajos y privaciones!--¡Pero debo vivir para mis hijos!...
17 Por eso me ama el Padre, porque yo pongo mi vida, para volverla á tomar.
[27] =prendas= (or =artículos=) =para hombre=, _men's wear_, _haberdashery_.
¡Oh, si yo pudiese coger viva una corza blanca para ofrecérsela á mi señora!
=propósito=, _m._, plan, intention, agreement; =a ---- para=, suitable for.
=disponer (para)=, 13, to provide, arrange for; =----se a=, to get ready to.
=preciso -a=, necessary; =lo preciso para=, only what was necessary in order.
8 Que si vivimos, para el Señor vivimos; y si morimos, para el Señor morimos.
[Illustration] Con esto escapó precipitadamente diciendo para sí:--¡Cáspita!
--¿Es fácil obtener subvenciones o primas para las empresas que se establecen?
=estuve=), to be; =---- para=, to be on the point of; =----se=, to stay out.
30 Dijéronle entonces: ¿Qué señal pues haces tú, para que veamos, y te creamos?
36 Entre tanto que tenéis la luz, creed en la luz, para que seáis hijos de luz.
[2] =es preciso estar en Cuba para ver ...,= _one has to be in Cuba to see_ ....
¡He debido traerme á _Manuela_, para comérmela esta noche y guardar las pepitas!
29 Y ahora os lo he dicho antes que se haga; para que cuando se hiciere, creáis.
(esto es, para traer abajo á Cristo:) 7 O, ¿quién descenderá al abismo?
--¿Qué diligencias hay que hacer para[25] edificar una casa en la América latina?
20 Y muchos de ellos decían: Demonio tiene, y está fuera de sí; ¿para qué le oís?
32 Porque Dios encerró á todos en incredulidad, para tener misericordia de todos.
--¿Cuál es el procedimiento que se usa para percibir el importe[76] de las ventas?
--¿Se utiliza el agua subterránea para remediar la falta de agua en la superficie?
10 Cuando hacía frío decía:--Hace frío; este tiempo no es bueno para mis viñas.
(esto es, para volver á traer á Cristo de los muertos.) 8 Mas ¿qué dice?
¿no sabes que tengo potestad para crucificarte, y que tengo potestad para soltarte?
15 --Ven, Pedro--le dijo.--Lleva a tu abuela esos quesos que hice para ella.
50 Este es el pan que desciende del cielo, para que el que de él comiere, no muera.
15 Porque ejemplo os he dado, para que como yo os he hecho, vosotros también hagáis.
25 Decían entonces unos de los de Jerusalem: ¿No es éste al que buscan para matarlo?
--Poco; aunque no habría razón para que la producción fuera allí tan escasa como es.
--Tal vez ciertas tierras no se prestan para el cultivo de las especies comestibles.
--¡Eso no!--esclaman todas--de luto riguroso,[9] todavía no es tiempo para otra ropa.
=gobierno=, _m._, government; =para su gobierno=, for one's guidance, for one's good.
[R] Especie de arca muy grande de madera, que servía antiguamente para guardar víveres.
--En bruto, o sucia, para emplear el término corriente; esto es, con la grasa o _jubre_.
¿Cómo me he de componer para complaceros á ambos, si me pedís cosas enteramente opuestas?
_Pónganse en lugar de las rayas las palabras necesarias para completar la comparación_: 1.
¡Hay que hacer con él una{109-1} que sea sonada para que no vuelva á venderse al oro de...
16.--VIAJANDO EN BUEY --Ya está listo su buey para subir a la Nevada, me dijo el guía.
=buen(o),= good, well, very well; =hacer --,= to prove; =-- es para,= he is not the one to.
=servicio=, _m._, servants taken collectively; =entrada para el ----=, delivery entrance.
19 Desde ahora os lo digo antes que se haga, para que cuando se hiciere, creáis que yo soy.
--Sí--gritó él con precipitación, tendiendo la 5 mano para cogerla.
15 La mujer le dice: Señor, dame esta agua, para que no tenga sed, ni venga acá á sacar[la].
24 A éste, pues, hizo señas Simón Pedro, para que preguntase quién era aquél de quien decía.
34 Empero yo no tomo el testimonio de hombre; mas digo esto, para que vosotros seáis salvos.
--Según eso, las escuelas agrícolas para varones deben de hallarse en un estado floreciente.
--Tal vez en regiones donde se cultivan reducidas cantidades de grano para el consumo local.
--¡Caramba!--dijo para sí después de cavilar largo rato.--La vaca es más grande que la cabra.
¡Dejar á ese hombre, para que se fuera, como se fué, dando gritos por los caminos reales!...
10 Porque con el corazón se cree para justicia; mas con la boca se hace confesión para salud.
11 Estas cosas os he hablado, para que mi gozo esté en vosotros, y vuestro gozo sea cumplido.
2 Que si Abraham fué justificado por las obras, tiene de qué gloriarse; mas no para con Dios.
51 De cierto, de cierto os digo, que el que guardare mi palabra, no verá muerte para siempre.
¿Qué material se emplea= (or =se utiliza=) =para hacer?= [49] =es decir=, _that is to say_.
19 Y por ellos yo me santifico á mí mismo, para que también ellos sean santificados en verdad.
=servir= (i), to serve; =servir de=, to serve as; =no sirve para nada=, he is good for nothing.
25 Mas para que se cumpla la palabra que está escrita en su ley: Que sin causa me aborrecieron.
38 Porque he descendido del cielo, no para hacer mi voluntad, mas la voluntad del que me envió.
--Celina--le dice su ama cariñosamente,--lame á este caballero para manifestarle tus simpatías.
--No tantos como ingleses o alemanes, para no mencionar a los españoles, franceses e italianos.
[7] =lo que no obsta para...,= _a fact which does not prevent_ (_Buenos Aires_) _from being..._.
7 Este vino por testimonio, para que diese testimonio de la luz, para que todos creyesen por él.
--Te ruego que me lleves en tu caballo hasta la plaza, para que los camellos no me atropellen.
13 Mas ahora vengo á ti; y hablo esto en el mundo, para que tengan mi gozo cumplido en sí mismos.
46 Yo [la] luz he venido al mundo, para que todo aquel que cree en mí no permanezca en tinieblas.
--¿Se da a la mujer una enseñanza profesional fuera de la que se exige para ejercer el magisterio?
¡Vaya, que el tío Traga-santos está agradecido á las limosnas que le dimos para levantar la ermita!
¿Para cuántos de mis lectores será su libro--=«Ariel»=--como para mí lo ha sido, una revelación?...
=aquí,= here; =-- mismo,= right here; =de -- para allí,= here and there, from one place to another.
=decir=, 6, to say; =---- entre sí, para sí=, to say to oneself; =¡no digo yo!= well, I declare!
4 Mas os he dicho esto, para que cuando aquella hora viniere, os acordéis que yo os lo había dicho.
3 Respondió Jesús: Ni éste pecó, ni sus padres: mas para que las obras de Dios se manifiesten en él.
31 Y yo no le conocía; mas para que fuese manifestado á Israel, por eso vine yo bautizando con agua.
--Aquí no hay sitio para todo ese equipaje--dice la señora estrechando á la perra contra su corazón.
--Muy bien,--dijo el zapatero y dio a cada uno de sus hijos un caballo y cien duros para la jornada.
=sin=, without; =---- qué ni para qué=, without cause; =---- embargo=, notwithstanding, however.
36 Porque estas cosas fueron hechas para que se cumpliese la Escritura: Hueso no quebrantaréis de él.
* * * Un hombre muy rico envió por un médico para curarle de su enfermedad, que era pura aprensión.
31 Empero para que conozca el mundo que amo al Padre, y como el Padre me dió el mandamiento, así hago.
21 Mas el que obra verdad, viene á la luz, para que sus obras sean manifestadas que son hechas en Dios.
¡Cuidado que el tal Traga-santos agradece lo que Animalejos ha hecho para ayudarle á levantar la ermita!
24 Hasta ahora nada habéis pedido en mi nombre: pedid, y recibiréis, para que vuestro gozo sea cumplido.
7 Por tanto, sobrellevaos los unos á los otros, como también Cristo nos sobrellevó, para gloria de Dios.
--Mejor sería que le llevaseis cargado hasta el pueblo próximo, para evitar que se muera en el camino.
¡Parece mentira que ustedes se entusiasmen con esa algarabía alemana que sólo sirve para hacer dormir!...
25 El que ama su vida, la perderá; y el que aborrece su vida en este mundo, para vida eterna la guardará.
8 Mas Dios encarece su caridad para con nosotros, porque siendo aún pecadores, Cristo murió por nosotros.
--Sáqueme usted tela para un gabán--dice con aire de hombre superior.--Quiero que sea buena, ¿sabe usted?
13 Y todo lo que pidiereis al Padre en mi nombre, esto haré, para que el Padre sea glorificado en el Hijo.
2 Y preguntáronle sus discípulos, diciendo: Rabbí, ¿quién pecó, éste ó sus padres, para que naciese ciego?
21 ¿O no tiene potestad el alfarero para hacer de la misma masa un vaso para honra, y otro para vergüenza?
22 Y yo, la gloria que me diste les he dado; para que sean una cosa, como también nosotros somos una cosa.
7 Respondióle Felipe: Doscientos denarios de pan no les bastarán, para que cada uno de ellos tome un poco.
--Una vez sola,--dijo en tono suplicante;--una sola para saber si Teresa permite que me case con Cristina.
=para,= for, in order to; =-- que,= in order that; =-- con,= for, to, towards; =-- bajo= (= =abajo=), down.
=pelar=, to cut the hair; to pluck feathers; to peel; to shell; =agua para ----=, scalding water.
6 El que hace caso del día, háce[lo] para el Señor: y el que no hace caso del día, no lo hace para el Señor.
=para=, for, in order to; =decir para sí=, to say to one's self; =para que=, in order that; =¿para qué?= why?
[13] =¿Qué pasos hay que dar para...?= _What steps must be taken to...?_ VARIANTS: =¿Qué debe hacerse para...?
17 Porque no envió Dios á su Hijo al mundo, para que condene al mundo, mas para que el mundo sea salvo por él.
¡Conque faltan dos horas y media todavía para amanecer, si es que alguna vez amanece en esta maldita población!
--También se la aplica a levantar, por medio de bombas, el agua de los terrenos bajos para regar tierras altas.
=servir=, 29, to serve; =---- de=, to serve as; =---- para=, to be useful for; =----se de=, to make use of.
--Nada, que aquella noche no pude dormir de{29-1} remordimientos y al día siguiente tomé el tren para mi pueblo.
15 Y entendiendo Jesús que habían de venir para arrebatarle, y hacerle rey, volvió á retirarse al monte, él solo.
--Carga tu burro con todo el oro que quieras--dijo el negro--y compra todo lo que creas necesario para las bodas.
--¡Con qué placer nos asomábamos por cima de las verdes frondas para vernos retratadas en la temblorosa corriente!
--Sí; mucho.[7] --Espero que el hecho de ser extranjero no será un impedimento para el ejercicio del corretaje.
--Supongo[52] que a estos últimos acude el público para comprar[53] alimento y vestido.[54] --Así es, en efecto.
23 Y aun ellos, si no permanecieren en incredulidad, serán ingeridos; que poderoso es Dios para volverlos á ingerir.
39 Y dijo Jesús: Yo, para juicio he venido á este mundo: para que los que no ven, vean; y los que ven, sean cegados.
--Para mí, prosiguió con voz trémula el infeliz, en quien todos reconocieron al alcaide de las prisiones; para mí...
] Extraña, horrible fué la operación, en tanto que la candente armadura perdía su forma para tomar la de una cruz.
26 Porque Macedonia y Acaya tuvieron por bien hacer una colecta para los pobres de los santos que están en Jerusalem.
3 Y dijéronle sus hermanos: Pásate de aquí, y vete á Judea, para que también tus discípulos vean las obras que haces.
--Guarda--le dijo--tu último juguete: si alguna vez te desprendes de[198] él, que sea para hacer una buena obra.
16 Dijo entonces Tomás, el que se dice el Dídimo, á sus condiscípulos: Vamos también nosotros, para que muramos con él.
9 Porque Cristo para esto murió, y resucitó, y volvió á vivir, para ser Señor así de los muertos como de los que viven.
¡son aquellos amigos que por siempre nos dejaron, caros amigos para siempre idos, fuera del Tiempo y fuera del Espacio!
2 Todo pámpano que en mí no lleva fruto, le quitará: y todo aquel que lleva fruto, le limpiará, para que lleve más fruto.
36 Y el que siega, recibe salario, y allega fruto para vida eterna; para que el que siembra también goce, y el que siega.
--Eso pensaba yo: debí de haberle sido{21-4} simpática, porque si no, la verdad es que tenía motivo para ponerse furioso.
=Cambio de tiempos= Léase este cuento en voz alta, haciendo los cambios necesarios para decirlo todo en tiempo presente.
--No por cierto[31]; y se les llama, casas de compra y venta o establecimientos para la venta de artículos de segunda mano.
--Tío Traga-santos--le dijo el Párroco,--ésas son cosas muy delicadas para hombres de tan poco entendimiento como nosotros.
2 En la casa de mi Padre muchas moradas hay: de otra manera os [lo] hubiera dicho: voy, pues, á preparar lugar para vosotros.
90 Como seguían los caminos intransitables el moro tenía que aceptar la hospitalidad que le ofrecieron para aquella noche.
¡Lástima que no tenga á mano un almacén de comestibles y una bodega para esperar el día comiendo y bebiendo, aunque reventase!
28 Después de esto, sabiendo Jesús que todas las cosas eran ya cumplidas, para que la Escritura se cumpliese, dijo: Sed tengo.
59 Tomaron entonces piedras para tirarle: mas Jesús se encubrió, y salió del templo; y atravesando por medio de ellos, se fué.
--Moscón, dile al diablo que sepa para su gobierno que está en la iglesia San Miguel, que es quien con él se las sabe barajar.
--Quedan en Iquique, y para visitarlos habría que elegir las líneas de La Paz al puerto de Arica, llegando a Iquique por agua.
35 Y el que [lo] vió, da testimonio, y su testimonio es verdadero: y él sabe que dice verdad, para que vosotros también creáis.
13 Y el Dios de esperanza os llene de todo gozo y paz creyendo, para que abundéis en esperanza por la virtud del Espíritu Santo.
--Lo creo de veras, lo creo, porque no tiene cuerda para un trimestre; aunque imagino que la última vez se me olvidó arreglarlo.
=como,= as, as if, if, as for being; =-- que,= as if; =-- quiera que,= in view of the fact that; =--para,= as if to, in order to.
10 Al ver la piedra dijo para sí:[21] --La noche va a ser obscura, y algún vecino se va a lastimar contra esa piedra.
3 Y si me fuere, y os aparejare lugar, vendré otra vez, y os tomaré á mí mismo: para que donde yo estoy, vosotros también estéis.
4 Entonces Pilato salió otra vez fuera, y díjoles: He aquí, os le traigo fuera, para que entendáis que ningún crimen hallo en él.
8 ¿Y por qué no [decir] (como somos blasfemados, y como algunos dicen que nosotros decimos): Hagamos males para que vengan bienes?
--Hace once años que mi tía es una madre para mí; once años que sé lo que es el amor filial: ¿querías que me casase lejos de ella?
10 Ocupa una de las situaciones más propias para servir de[278] punto de escala a la navegación entre los dos continentes.
38 Mas si las hago, aunque á mí no creáis, creed á las obras; para que conozcáis y creáis que el Padre está en mí, y yo en el Padre.
42 Que yo sabía que siempre me oyes; mas por causa de la compañía que está alrededor, lo dije, para que crean que tú me has enviado.
--No tanto el de los limpiabotas, quienes prefieren trabajar en puestos al aire libre, para atraer marchantes entre los transeuntes.
--¡Deteneos!{34-2} (exclamó _Parrón_.) No se trata de eso _todavía_.--Os llamo para preguntaros qué le habéis _tomado_ á este hombre.
10 El ladrón no viene sino para hurtar, y matar, y destruir: yo he venido para que tengan vida, y para que [la] tengan en abundancia.
2 Así que, el que se opone á la potestad, á la ordenación de Dios resiste: y los que resisten, ellos mismos ganan condenación para sí.
31 Estas empero son escritas, para que creáis que Jesús es el Cristo, el Hijo de Dios; y para que creyendo, tengáis vida en su nombre.
14 Yo sé, y confío en el Señor Jesús, que de suyo nada hay inmundo: mas á aquel que piensa alguna cosa ser inmunda, para él es inmunda.
4 Y oyéndolo Jesús, dijo: Esta enfermedad no es para muerte, mas por gloria de Dios, para que el Hijo de Dios sea glorificado por ella.
_B, C._ _Escríbase, o refiérase delante de la clase, para la gacetilla de mañana, un suelto_ (article) _que no pase de cuarenta palabras.
¡Se lloraba al padre, al esposo, al hijo, que se iban, quizá para siempre; pero que, al irse, se llevaban el pan de los que se quedaban!
5 Y como alzó Jesús los ojos, y vió que había venido á él grande multitud, dice á Felipe: ¿De dónde compraremos pan para que coman éstos?
57 Y los pontífices y los Fariseos habían dado mandamiento, que si alguno supiese dónde estuviera, lo manifestase, para que le prendiesen.
=siempre=, always, ever, still; =como siempre=, as usual; lo =de siempre=, the usual occurrence, the same thing; =para siempre=, for ever.
6 Y estaban allí seis tinajuelas de piedra para agua, conforme á la purificación de los Judíos, que cabían en cada una dos ó tres cántaros.
--, nothing; not anything; en --, in any respect; at all; -- menos, nothing less; para --, in any respect; at all; pues --, but no; not so.
110 La niña dijo que quería ir con él y la madre del Norte le regaló una gallina de oro y trigo de oro para vender en caso de necesidad.
--Será tal vez algún antiguo amor de la corte que le sigue á Toledo para hacerle más soportable el ostracismo, añadió otro de los del grupo.
¡He ahí á ese piadoso y gran pueblo orando en alta voz para glorificar al Santo y pedirle el remedio y el consuelo de los males de la patria!
5 --Conserva uno, si quieres, para recuerdo,--le dijo;--pero los restantes es preciso que hoy mismo los repartas entre tus hermanos.
--Debido a lo cual[5] la corpulencia de las ovejas sudamericanas tal vez fué haciéndose[6] inferior a la requerida para el comercio de carnes.
--Hasta que suspendíamos nuestra monótona charla para oir embebecidas las quejas del ruiseñor, que había escogido nuestro tronco por escabel.
=par=, _m._, pair, couple; =a ----es=, in pairs; =de ---- en ----=, wide, =para=, for, to, in order to; =---- que=, in order that, so that.
5 Porque mientras estábamos en la carne, los afectos de los pecados que eran por la ley, obraban en nuestros miembros fructificando para muerte.
[6] =hacer la gracia de.= From _gracia_, 'A funny, foolish act.' VARIANT: =Hacer la locura de.= [7] =para mi gobierno,= _for my own guidance_.
--¡Nunca!...Ya el viento que nos dejó reposar un punto vuelve á soplar, y ya me siento estremecida para levantarme de la tierra y seguir con él.
=faltar=, to lack, be lacking, fail, give way; =faltar á la verdad=, not to tell the truth; =faltan dos horas para=, it will be two hours before.
16 Porque no me avergüenzo del evangelio: porque es potencia de Dios para salud á todo aquel que cree; al Judío primeramente y también al Griego.
¡Yo saldré para Cádiz hoy por la mañana en el _barco de la hora_, y maravilla será que no atrape al ratero y recupere á las hijas de mi trabajo!
«Esta buena pieza es la que ha causado el destrozo», dije para mis adentros, lanzándole una mirada iracunda que la muñeca aparentó no comprender.
18 El creyó en esperanza contra esperanza, para venir á ser padre de muchas gentes, conforme á lo que [le] había sido dicho: Así será tu simiente.
¡Vengan enhorabuena esos extranjeros, cuyos apellidos nos han servido para bautizar todos los accidentes geográficos de la costa patagónica[2] ...
15 ¡Qué alegría la del gran navegante, y qué grandioso hecho el de completar el dominio del mundo, para la ciencia y para la civilización!
--No ignora V., madre María, que su hija murió hace diez años y que yo pagué su entierro para que su hermoso cuerpo descansase en este campo santo.
16 Porque de tal manera amó Dios al mundo, que ha dado á su Hijo unigénito, para que todo aquel que en él cree, no se pierda, mas tenga vida eterna.
18 No hablo de todos vosotros: yo sé los que he elegido: mas para que se cumpla la Escritura: El que come pan conmigo, levantó contra mí su calcañar.
--¡Qué atrasado de noticias está Ud.![1] En Buenos Aires funciona ya un subterráneo y hay dos más en construcción, aparte de uno especial para carga.
25 Volvió Colón a España, para dar cuenta a los reyes de las tierras descubiertas, de donde llevó algunos habitantes, oro y frutos preciosos.
--Cuando es preciso[10] vender una propiedad a fin _de_[11] dividir una herencia o para satisfacer una demanda entablada por los acreedores del dueño.
«Haz lo que debas y suceda lo que suceda.» Así terminó el cura los consejos paternales que le dió, para que siguiese impávida en la senda de la virtud.
29 Porque los unos pensaban, por que Judas tenía la bolsa, que Jesús le decía: Compra lo que necesitamos para la fiesta: ó, que diese algo á los pobres.
--Está bien, hijo, y con esta condición voy a absolverte; porque si no hicieses la restitución, no habría 5 perdón para tu alma.
¿Por qué no seré yo bastante rico para pasar la 5 vida tumbado sobre un blando lecho, provisto de cortinas que me libren de los mosquitos?
¡Ves que la pieza está herida, que es la primera que cae por mi mano, y abandonas el rastro y la dejas perder para que vaya á morir en el fondo del bosque!
--No hay duda que aunque no sea más que la ilusión de hallarse junto á una mujer de este calibre, es lo suficiente para no pegar los ojos en toda la noche.
¿Qué había pasado entre los dos amantes para que se arrastrara al fin á poner por obra una idea que sólo el concebirla había erizado sus cabellos de horror?
¿Que había pasado entre los dos amantes para que se arrastrara al fin á poner por obra una idea que sólo el concebirla había erizado sus cabellos de horror?
[17] =aseadito para andar,= from _aseado_, 'clean,' 'neat.' A horse which is ready to be taken to any public concourse without fear of its soiling the floor.
15 --Y no sólo parece, sino que es un robo, y el robo es un gran pecado, hijo mío; por manera que es menester arrepentirse de corazón,[327] para....
17 Porque la Escritura dice de Faraón: Que para esto mismo te he levantado, para mostrar en ti mi potencia, y que mi nombre sea anunciado por toda la tierra.
21 Para que todos sean una cosa; como tú, oh Padre, en mí, y yo en ti, que también ellos sean en nosotros una cosa: para que el mundo crea que tú me enviaste.
23 Si recibe el hombre la circuncisión en sábado, para que la ley de Moisés no sea quebrantada, ¿os enojáis conmigo porque en sábado hice sano todo un hombre?
=para=, for, to, in order to, toward, wherefore, to the end that; =---- con=, toward; =---- que=, in order that, that; =---- sí=, to _or_ for one's self.
23 Yo en ellos, y tú en mí, para que sean consumadamente una cosa; que el mundo conozca que tú me enviaste, y que los has amado, como también á mí me has amado.
27 Mis ovejas oyen mi voz, y yo las conozco, y me siguen; 28 Y yo les doy vida eterna y no perecerán para siempre, ni nadie las arrebatará de mi mano.
34 Respondióle la gente: Nosotros hemos oído de la ley, que el Cristo permanece para siempre: ¿cómo pues dices tú: Conviene que el Hijo del hombre sea levantado?
6 Mas ahora estamos libres de la ley, habiendo muerto á aquella en la cual estábamos detenidos, para que sirvamos en novedad de espíritu, y no en vejez de letra.
14 Entonces, pues, Jesús les dijo claramente: Lázaro es muerto; 15 Y huélgome por vosotros, que yo no haya estado allí, para que creáis: mas vamos á él.
=con=, with, toward; =para ----=, toward; =---- tal que=, provided that; =---- que=, so then; =---- todo= _or_ =todo eso=, nevertheless, notwithstanding.
[7.13] =le=, 'at him.' [7.16] =se la arrancaré=, 'I shall take it off of him.' [7.19] =para sí=, 'to himself.' [7.25] =hay que=, 'I must' (lit., 'one must').
--Moscón, dijo á su vez Mariquilla albóndiga, díle al diablo que mi _mae_ Ana me ha puesto una cruz de retama macho al cuello para librarme de él y de la erisipela.
--El clima es allí demasiado frío,--contestó Smith.--Y en Australia y el Sur de África la lluvia es insuficiente para mantener los prados donde se apacenta el ganado.
15 Porque no habéis recibido el espíritu de servidumbre para [estar] otra vez en temor; mas habéis recibido el espíritu de adopción, por el cual clamamos, Abba, Padre.
17 Y si hijos, también herederos; herederos de Dios, y coherederos de Cristo; si empero padecemos juntamente [con él], para que juntamente [con él] seamos glorificados.
--Sí, señor; pues la enseñanza industrial para la mujer ha pasado de la etapa filantrópica a la económica, aunque sólo en algunos centros, que son contados[12] todavía.
10 Y hallé que el mandamiento, [intimado] para vida, [para mí] era mortal: 11 Porque el pecado, tomando ocasión, me engañó por el mandamiento, y por él me mató.
4 Porque las cosas que antes fueron escritas, para nuestra enseñanza fueron escritas; para que por la paciencia, y por la consolación de las Escrituras, tengamos esperanza.
2 Y no os conforméis á este siglo; mas reformaos por la renovación de vuestro entendimiento, para que experimentéis cuál sea la buena voluntad de Dios, agradable y perfecta.
7 Entonces Jesús dijo: Déjala: para el día de mi sepultura ha guardado esto; 8 Porque á los pobres siempre los tenéis con vosotros, mas á mí no siempre me tenéis.
--No se hacen esas especulaciones en la Argentina y le diré por qué: El agricultor no retiene su trigo para venderlo cuando mejor le parezca, como se hace en Estados Unidos.
[4] =¿Hay campo para...?= _Is there a field for...?_ VARIANT: =Hay oportunidades (lugar) para.= [5] _tramway._ This word is extensively used in Latin America for _tranvía_.
51 Yo soy el pan vivo que he descendido del cielo: si alguno comiere de este pan, vivirá para siempre; y el pan que yo daré es mi carne, la cual yo daré por la vida del mundo.
9 Y David dice: Séales vuelta su mesa en lazo, y en red, Y en tropezadero, y en paga: 10 Sus ojos sean obscurecidos para que no vean, Y agóbiales siempre el espinazo.
=sí= yes; =contestó que sí= he answered yes; =dijo que sí= he said yes =si= if =siempre= always; =para siempre= forever; =siempre que= whenever =sienta= _impv.
--Pues bien: el conocimiento de esta topografía del suelo de Méjico, unido al del régimen de los vientos, nos da la clave para comprender las regiones climatéricas[7] de ese país.
¡Que en mal hora muera{33-4} si no tenía gana de encontrarte el gitanico{33-5} para decirte la buenaventura y darte un beso en esa mano de emperador!--¡También yo soy de los tuyos!
18 Así que, de la manera que por un delito [vino la culpa] á todos los hombres para condenación, así por una justicia [vino la gracia] á todos los hombres para justificación de vida.
=Cambio de tiempos= Léase en voz alta los dos primeros párrafos de este trozo, cambiando a la vez los tiempos de los verbos que se hallen allí para decirlo todo en tiempo presente.
30 También son elegidos por votación popular y por cuatro años el presidente y dos vicepresidentes, no pudiendo el primero ser nombrado de nuevo para el período inmediato.
--¡Sí!, prosiguió el anciano; por vuestros padres, por vuestros deudos, por las lágrimas de la que el cielo destina para vuestra esposa, por las de un servidor que os ha visto nacer ...
16 ¿No sabéis que á quien os prestáis vosotros mismos por siervos para obedecer[le], sois siervos de aquel á quien obedecéis, ó del pecado para muerte, ó de la obediencia para justicia?
4 Porque somos sepultados juntamente con él á muerte por el bautismo; para que como Cristo resucitó de los muertos por la gloria del Padre, así también nosotros andemos en novedad de vida.
36 Respondió Jesús: Mi reino no es de este mundo: si de este mundo fuera mi reino, mis servidores pelearían para que yo no fuera entregado á los Judíos: ahora, pues, mi reino no es de aquí.
_Repítanse las frases siguientes, usando el condicional para expresar probabilidad o suposición en el pasado_ (_Ejemplo_: Me parece que el niño tenía once años=el niño tendría once años): 1.
--¡Pero, señores![49]--exclamó riendo el norteamericano,--¡a ese paso[50] los papeles se trocarán[51] y el déficit en el tonelaje estará en contra de nuestras exportaciones para Sud América!
4 Así también vosotros, hermanos míos, estáis muertos á la ley por el cuerpo de Cristo, para que seáis de otro, [á saber], del que resucitó de los muertos, á fin de que fructifiquemos á Dios.
10 Un día el dueño del castillo se levantó muy temprano, colocó una gran piedra en el camino de la aldea, y se escondió cerca de allí para ver lo que ocurría al pasar[17] la gente.
--Ese hecho produjo una crisis económica profunda en tales labores; pero dió al gobierno la oportunidad de poner en práctica un plan de colonización agrícola para atraer al inmigrante europeo.
16 Ni tampoco de la manera que por un pecado, [así] también el don: porque el juicio á la verdad [vino] de un [pecado] para condenación, mas la gracia [vino] de muchos delitos para justificación.
20 Esto sirvió de alegría[242] y de estímulo a los del _Mayflower_; pero desgraciadamente el nuevo buque no traía provisiones, y las que los colonos tenían no eran bastantes para todos.
--Yo no veo en ello sino razones, y muy poderosas,[5] para establecer pesquerías en esos países, a menos que haya[6] motivo para que el pescado sea allí menos aceptable que en el resto del mundo.
¡Que esta cámara sea transformada en una más melancólica y yo rogaré a Dios que la deje dormir para siempre, los ojos cerrados, mientras que a su alrededor errarán los fantasmas de oscuros velos!
12 Cuando estaba con ellos en el mundo, yo los guardaba en tu nombre; á los que me diste, yo los guardé, y ninguno de ellos se perdió, sino el hijo de perdición; para que la Escritura se cumpliese.
_Apréndase de memoria esta fábula._ Es muy importante que el profesor corrija la pronunciación de los discípulos, para que no aprendan nada de memoria, a menos que estén seguros de la pronunciación.
22 Mira, pues, la bondad y la severidad de Dios: la severidad ciertamente en los que cayeron; mas la bondad para contigo, si permanecieres en la bondad; pues de otra manera tú también serás cortado.
24 Padre, aquellos que me has dado, quiero que donde yo estoy, ellos estén también conmigo; para que vean mi gloria que me has dado: por cuanto me has amado desde antes de la constitución del mundo.
¡De seguro, cuando fueron á verle los de Cabezudo le alargaron buenas amarillas para que pidiese que no lloviera, y el muy tunante pidió al Santo que lloviese sólo un poco para cubrir el expediente!
--Señor--contestó la buena mujer llorando,--¡qué quiere usted que haga sino rezar!{101-2} ¡En este instante quizá luchan á muerte mi hijo y el toro, y naturalmente, rezo para que venza mi pobre hijo!
23 Y como los soldados hubieron crucificado á Jesús, tomaron sus vestidos, é hicieron cuatro partes (para cada soldado una parte); y la túnica; mas la túnica era sin costura, toda tejida desde arriba.
=96.=--[96.12] =poco después de obscurecido=, 'a little after dark.' =97.=--[97.5] =Es que=, 'the fact is that.' [97.8] =para en ella padecer hambre==_para padecer hambre en ella_.--=No ha oído V.
11 Porque os deseo ver, para repartir con vosotros algún don espiritual, para confirmaros; 12 Es á saber, para ser juntamente consolado con vosotros por la común fe vuestra y juntamente mía.
36.--EL LLANERO[1] Sus ocupaciones principales son la crianza y pastoreo de los ganados, la pesca y la caza; si bien[2] algunos cultivan pequeñas porciones de terreno para obtener raíces comestibles.
13 Mas no quiero, hermanos, que ignoréis que muchas veces me he propuesto ir á vosotros (empero hasta ahora he sido estorbado), para tener también entre vosotros algún fruto, como entre los demás Gentiles.
24 Y dijeron entre ellos: No la partamos, sino echemos suertes sobre ella, de quién será; para que se cumpliese la Escritura, que dice: Partieron para sí mis vestidos, Y sobre mi vestidura echaron suertes.
16 No me elegisteis vosotros á mí, mas yo os elegí á vosotros; y os he puesto para que vayáis y llevéis fruto, y vuestro fruto permanezca: para que todo lo que pidiereis del Padre en mi nombre, él os lo dé.
70, note 1.] El rey de Castilla[1] marchaba á la guerra de moros,[2] y para combatir con los enemigos de la religión había apellidado en son de guerra á todo lo más florido de la nobleza de sus reinos.
15 El pequeño buque llamado _Speedwell_ no era propio para la navegación trasatlántica y sólo había de llevarlos a Southampton, donde los esperaba el _Mayflower_, para conducirlos al Nuevo Mundo.
--Lo que este hombre dice es mentira,--dijo el aceitero.--Vino él a comprarme aceite, me dijo que le cambiara una moneda de oro, y al sacar yo la bolsa para complacerle, quiso apoderarse de[110] ella.
=Sinopsis de verbos= Escríbase una sinopsis de los verbos _crecer_, _extraer_, _conocer_ en los tiempos simples y compuestos de indicativo y de subjuntivo, usando para esto la primera persona del singular.
12 Porque no hay diferencia de Judío y de Griego: porque el mismo que es Señor de todos, rico es para con todos los que le invocan: 13 Porque todo aquel que invocare el nombre del Señor, será salvo.
--Así no más.[18] Precisamente te llamaba para pedirte ciertos datos con el objeto de transmitirlos adonde tú sabes[19] en la esperanza de constituir la compañía telefónica de que te hablé hace algunos meses.
--He oído decir que en el Brasil la tierra cafetera se cultiva hasta que, hallándose agotada, no produce más, y que entonces se abandona la plantación para esquilmar de la misma manera las tierras inmediatas.
(contestó _Parrón_ muy lentamente.) Vas á quedarte en mi poder...--¡Si en todo el mes que entra no me ahorcan, te ahorco yo á ti, tan cierto como ahorcaron á mi padre!--Si muero para esa fecha, quedarás libre.
26.--EL LUTO Ya han pasado dos meses y las niñas están cansadas del encierro, y abren algún tanto y por un momento, un postigo, para ver _algo_ de la calle y oír el órgano que toca en la esquina o en otra parte.
55 Y la Pascua de los Judíos estaba cerca: y muchos subieron de aquella tierra á Jerusalem antes de la Pascua, para purificarse; 56 Y buscaban á Jesús, y hablaban los unos con los otros estando en el templo.
=estar=, 7, to be; understand (familiar); =---- a punto de=, to be about to; =---- de vuelta=, to return, be back; =---- en proyecto=, to be planned; =---- lucido=, to be in a fine fix; =---- para=, to be about to.
12 Así que, hermanos, deudores somos, no á la carne, para que vivamos conforme á la carne: 13 Porque si viviereis conforme á la carne, moriréis; mas si por el espíritu mortificáis las obras de la carne, viviréis.
¡Lo que es de esta hecha voló la lluvia!{98-3} ¡Y nosotros, pedazos de burros, que hemos andado diez leguas y hemos gastado un dineral en misas y luces y limosna al Santo para que lloviera, pues tenemos el campo quemado!...
¡Antes de quince días, ni á represadas podemos moler, y este verano los de Cabezudo ganan el oro y el moro con la molienda, y á nosotros nos tiene que asar á contribuciones el Ayuntamiento para levantar las cargas del pueblo!
31 Entonces los Judíos, por cuanto era la víspera [de la Pascua], para que los cuerpos no quedasen en la cruz en el sábado, pues era el gran día del sábado, rogaron á Pilato que se les quebrasen las piernas, y fuesen quitados.
--Mire usted, señor Cura, lo que yo quería decir era que es imposible que llueva á gusto de todos, y que lo más que yo pude hacer fué pedir á San Isidro que intercediese con Dios para que lloviese como más conviniese á todos.
8.--BARTOLOMÉ MITRE[A] Tuve la fortuna de conocer íntimamente a este ilustre americano, en 1883, cuando vino a Chile por última vez, no ya en campaña política sino en gira de placer,[2] para visitar a sus viejas amistades.
19 Humana cosa digo, por la flaqueza de vuestra carne: que como para iniquidad presentasteis vuestros miembros á servir á la inmundicia y á la iniquidad, así ahora para santidad presentéis vuestros miembros á servir á la justicia.
¿Hay nada más ridículo que estas gentes que quieren pasar por finas en medio de la más crasa ignorancia de los usos sociales, que para obsequiarle le obligan á usted á comer y beber por fuerza y no le dejan medio de hacer su gusto?
--Convengo en que sería difícil para una compañía completamente extraña reunir un núcleo de abonados suficientemente grande e importante como para inducir a los abonados de otras compañías a abandonar el servicio que de ellas reciben.
118, note 1.] Como dejo dicho, así en la plaza Mayor, como en las calles por donde el prisionero debía atravesar para dirigirse al punto en que sus jueces se encontraban, la impaciente multitud hervía como un apiñado enjambre de abejas.
--La ley así lo establece en la gran mayoría de las repúblicas de que tratamos; pero son tantos los inconvenientes con que se tropieza para dar instrucción a todos los niños en edad escolar,[5] que las contravenciones a la ley quedan impunes.
25 Padre justo, el mundo no te ha conocido, mas yo te he conocido; y éstos han conocido que tú me enviaste; 26 Y yo les he manifestado tu nombre, y manifestaré[lo aún]; para que el amor con que me has amado, esté en ellos, y yo en ellos.
12 Porque todos los que sin ley pecaron, sin ley también perecerán; y todos los que en la ley pecaron, por la ley serán juzgados: 13 Porque no los oidores de la ley son justos para con Dios, mas los hacedores de la ley serán justificados.
=tafetán,= _m._, taffeta; =no está la Magdalena para tafetanes= _is used when speaking of one who is ill-humored or angry, and consequently not in the mood to grant favors_ (_cf._ =no está la dama para tafetanes,= '_the lady does not care for finery_').
--Barcos de vapor, es decir, vapores de río para pasajeros y vapores-correos que hacen el servicio fluvial en el interior de la Argentina y Paraguay y, además, entre los puertos marítimos de las costas australes argentinas, aun llegando hasta el Brasil.
--La caña prospera en todos los países de este continente, aun cuando algunos de ellos, como el Paraguay y otros, la cultivan principalmente para extraer de ella el alcohol, que se llama también aguardiente de caña, ron, _chinguirito_ o simplemente caña.
=NIÑOS PRECOCES= =Quien mucho duerme poco aprende= Cuando un niño, por su aplicación y excepcionales condiciones, logra hacerse superior a los de su edad, el vulgo, para demostrar su admiración, suele lanzar la frase:--Este niño vivirá poco.
13 Respondió Jesús y díjole: Cualquiera que bebiere de esta agua, volverá á tener sed; 14 Mas el que bebiere del agua que yo le daré, para siempre no tendrá sed: mas el agua que yo le daré, será en él una fuente de agua que salte para vida eterna.
25 --Solamente le falta la muleta, para que sea _ño Cucho_ el Cojo, en mismita persona,--contesta la mujer, dando una gran carcajada.[293] Tal fué la escena que, poco más o menos, pasó un día, en uno de los vallecitos de la costa de Colchagua.
20 La ley empero entró para que el pecado creciese; mas cuando el pecado creció, sobrepujó la gracia; 21 Para que, de la manera que el pecado reinó para muerte, así también la gracia reine por la justicia para vida eterna por Jesucristo Señor nuestro.
51 Mas esto no lo dijo de sí mismo; sino que, como era el sumo pontífice de aquel año, profetizó que Jesús había de morir por la nación: 52 Y no solamente por aquella nación, mas también para que juntase en uno los hijos de Dios que estaban derramados.
13.--HIDALGO Y MORELOS Como en aquellos tiempos,[1] es decir, bajo la dominación española, en las que hoy son repúblicas independientes, no se abría para los americanos otra carrera que la del sacerdocio, Morelos recibió las órdenes[2] y sirvió varios curatos.
--Las carreras de caballos, las cuales han estimulado mucho la mejora del ganado equino; la corrida de la sortija; el pato: juego en el cual varios ginetes se persiguen para arrebatar de las manos de uno de ellos un pato muerto o un objeto que represente este animal.
23 Mas ahora no teniendo más lugar en estas regiones, y deseando ir á vosotros muchos años há, 24 Cuando partiere para España, iré á vosotros; porque espero que pasando os veré, y que seré llevado de vosotros allá, si empero antes hubiere gozado de vosotros.
9 Porque testigo me es Dios, al cual sirvo en mi espíritu en el evangelio de su Hijo, que sin cesar me acuerdo de vosotros siempre en mis oraciones, 10 Rogando, si al fin algún tiempo haya de tener, por la voluntad de Dios, próspero viaje para ir á vosotros.
--Emporios de artículos menudos para la casa.[29] En ellos se vende vajilla de loza o porcelana, cubiertos, artículos de mesa y de cocina, tales como cacerolas, sartenes, pavas o peroles, ollas, calderas, cafeteras, teteras, aparte de convoyes para el aderezo de la ensalada.
30 Porque como también vosotros en algún tiempo no creísteis á Dios, mas ahora habéis alcanzado misericordia por la incredulidad de ellos; 31 Así también éstos ahora no han creído, para que, por la misericordia para con vosotros, ellos también alcancen misericordia.
_Léase repetidas veces este poema en voz alta._ UN JUEZ MORO =Al mentiroso conviene ser memorioso= Un emir de Argel tuvo noticia de[98] que había cerca de la ciudad un juez muy hábil para[99] descubrir la verdad, y quiso hacer la prueba[100] por sí mismo.
* * * Footnotes to Un Alma: [Q] _Entregados_ llamamos en Costa Rica á los niños del pueblo que por cualquier motivo confían las autoridades á familias respetables, para que los eduquen, mantengan y vistan basta su mayor edad, á trueque de los servicios que prestan en la casa.
19 Empero sabemos que todo lo que la ley dice, á los que están en la ley lo dice, para que toda boca se tape, y que todo el mundo se sujete á Dios: 20 Porque por las obras de la ley ninguna carne se justificará delante de él; porque por la ley [es] el conocimiento del pecado.
--Porque antes de terminar la senda, me dijo con el tono más natural del mundo, tendríais que costear el precipicio á que cayó la maldita bruja que le da su nombre, y en el cual se cuenta que anda penando el alma que, después de dejar el cuerpo, ni Dios ni el diablo han querido para suya.
¿Quién sabía si la bruja aprovechaba aquellos instantes para hacer uno de esos terribles conjuros que sacan á los muertos de sus sepulturas, estremecen el fondo de los abismos y traen á la superficie de la tierra, obedientes á sus imprecaciones, hasta á los más rebeldes espíritus infernales?
15 Mas os he escrito, hermanos, en parte resueltamente, como amonestándoos por la gracia que de Dios me es dada, 16 Para ser ministro de Jesucristo á los Gentiles, ministrando el evangelio de Dios, para que la ofrenda de los Gentiles sea agradable, santificada por el Espíritu Santo.
--Porque para la fabricación del nitrato es indispensable el alto calor de los inmensos hornos eléctricos--contestó mister Smith.--Sin embargo, no creo que esta forma costosa de fabricación se usara en la preparación de nitrato para abonos, de los cuales, por otra parte, no podemos prescindir.
5 Porque si fuimos plantados juntamente en [él] á la semejanza de su muerte, así también [lo seremos á la] de su resurrección: 6 Sabiendo esto, que nuestro viejo hombre juntamente fué crucificado con [él], para que el cuerpo del pecado sea deshecho, á fin de que no sirvamos más al pecado.
--Á él voy, contestó con calma Esteban, que después de dar una gran voz acompañada de un silbido para que se agruparan los corderos, que no perdía de vista y comenzaban[1] á desparramarse por el monte, torno á rascarse la cabeza y prosiguió así: [Footnote 1: que no perdía de vista y comenzaban.
[Footnote 1: parecía is parenthetic in sense as used here.] El caballero que acababa de abandonar el alcázar para dirigirse al Zocodover era Alonso Carrillo, que en razón al puesto de honor que desempeñaba cerca de la persona del rey, había tenido que acompañarle en su cámara hasta aquellas horas.
] Asi pensando y discurriendo pasó Garcés la tarde, y cuando ya el sol comenzó á esconderse por detras de las vecinas lomas y don Dionís mando volver grupas á su gente para tornar al castillo, separóse sin ser notado de la comitiva y echo en busca del zagal por lo más espeso é intrincado del monte.
35.--MI EDUCACIÓN Tenía mis libros sobre la mesa del comedor, apartábalos para que sirvieran el almuerzo, después para la comida, en la noche para la cena; la vela se extinguía a las dos de la mañana, y cuando la lectura me apasionaba, me pasaba[1] tres días sentado registrando en el diccionario.
12 No reine, pues, el pecado en vuestro cuerpo mortal, para que le obedezcáis en sus concupiscencias; 13 Ni tampoco presentéis vuestros miembros al pecado por instrumentos de iniquidad; antes presentaos á Dios como vivos de los muertos, y vuestros miembros á Dios por instrumentos de justicia.
123, 1.22.] Ni por ésas.[1] [Footnote 1: Ni por ésas = 'Nor did these (threats) avail.'] La indignación llegó á su colmo, hasta el punto que uno de sus guardas, lanzándose sobre el reo, cuya pertinacia en callar bastaría para apurar la paciencia á un santo, le abrió violentamente la visera.
--Todo eso está muy bueno,[41]--dijo sonriendo el señor Matienzo, que hasta entonces no había hablado;--pero de nada valdría[42] el que los Estados Unidos poseyeran las fuentes de abastecimiento de sus mercados si al mismo tiempo no dispusieran de una marina mercante para el transporte de los productos.
8 Digo, pues, que Cristo Jesús fué hecho ministro de la circuncisión por la verdad de Dios, para confirmar las promesas [hechas] á los padres, 9 Y para que los Gentiles glorifiquen á Dios por la misericordia; como está escrito: Por tanto yo te confesaré entre los Gentiles, Y cantaré á tu nombre.
--Por mi parte,[20] preveo un enorme campo de acción para los capitales que hayan de emplearse en instalaciones hidroeléctricas,--dijo el señor Souza.--En la América latina la substitución del vapor por la electricidad[21] en la generación de fuerza trae una economía mucho mayor que en los Estados Unidos.
5 Mas por tu dureza, y por tu corazón no arrepentido, atesoras para ti mismo ira para el día de la ira y de la manifestación del justo juicio de Dios; 6 El cual pagará á cada uno conforme á sus obras: 7 A los que perseverando en bien hacer, buscan gloria y honra é inmortalidad, la vida eterna.
15 Si me amáis, guardad mis mandamientos; 16 Y yo rogaré al Padre, y os dará otro Consolador, para que esté con vosotros para siempre: 17 Al Espíritu de verdad, al cual el mundo no puede recibir, porque no le ve, ni le conoce: mas vosotros le conocéis; porque está con vosotros, y será en vosotros.
29 Porque á los que antes conoció, también predestinó para que fuesen hechos conformes á la imagen de su Hijo, para que él sea el primogénito entre muchos hermanos; 30 Y á los que predestinó, á éstos también llamó; y á los que llamó, á éstos también justificó; y á los que justificó, á éstos también glorificó.
_Por_ lo pronto, haremos el viaje _por_ poco dinero; no será necesario hacer preparativos para la partida ni escribir de antemano[8] cartas[9] o poner telegramas[10] a los hoteles para retener habitaciones.[11] --Tampoco será preciso consultar la guía de ferrocarriles para saber la hora de salida y llegada de los trenes.
108, note 3] En este punto del diálogo, terció don Dionís, y con una desesperante gravedad á través de la que se adivinaba toda la ironía de sus palabras, comenzó á darle al ya asendereado mozo los consejos más originates del mundo, para el caso de que se encontrase de manos á boca con el demonio convertido en corza blanca.
10 Y no sólo esto; mas también Rebeca concibiendo de uno, de Isaac nuestro padre, 11 (Porque no siendo aún nacidos, ni habiendo hecho aún ni bien ni mal, para que el propósito de Dios conforme á la elección, no por las obras sino por el que llama, permaneciese;) 12 Le fué dicho que el mayor serviría al menor.
18 Porque no osaría hablar alguna cosa que Cristo no haya hecho por mí para la obediencia de los Gentiles, con la palabra y con las obras, 19 Con potencia de milagros y prodigios, en virtud del Espíritu de Dios: de manera que desde Jerusalem, y por los alrededores hasta Ilírico, he llenado [todo] del evangelio de Cristo.
2, note 2.] Ahora que estoy en mi celda tranquilo, escribiendo para ustedes la relación de estas impresiones extrañas, no puedo menos de maravillarme y dolerme de que las viejas supersticiones tengan todavía tan hondas raíces entre las gentes de las aldeas, que den lugar á sucesos semejantes; pero, ¿por qué no he de confesarlo?
¡Y con qué santo regocijo y piadoso recogimiento de espíritu discurrirán por aquellos campos, pondrán su planta donde Isidro y María pusieron la suya, y se inclinarán á cada paso á besar aquella tierra, que Isidro regó con su sudor y los ángeles santificaron con su presencia, bajando á ella para regir el arado del bendito labrador!
--Pues, hija, repuso el cura, «Haga yo lo que deba, y haga Dios lo que quiera.»{91-3} IV Del lado opuesto del pueblo se extiende un pinar, al que se llega por un prado de roja arena, que cubre un césped{91-4} tan corto y espeso, que parece lo ha tejido la naturaleza para avergonzar á los tejedores de las más afamadas alfombras.
--Entonces, respondí asombrado á mi vez de la credulidad de aquel pobre hombre, daré crédito á lo que usted dice, sin objetar palabra; aunque á mí se me había figurado, añadí recalcando estas últimas frases para ver el efecto que le hacían, que todo eso de las brujas y los hechizos no eran sino antiguas y absurdas patrañas de las aldeas.
* * * * * En estos últimos tiempos, el eterno Cóndor de los tiempos ha estremecido de tal modo mi cielo hasta en sus alturas, agrandando el tumulto producido por el pasaje y la huida de los años, y tengo tan obstinadamente los ojos fijos en el inquietante horizonte, que no me queda tiempo para mis dulces ocios.
--Pero hay títulos y títulos,[15]--observó el señor Jiménez.--Sería conveniente que los norteamericanos invirtieran sus capitales en nuestros ferrocarriles, ante todo[16]; luego en empréstitos nacionales; en servicios urbanos; en instalaciones hidroeléctricas y en fábricas para la manufactura de artículos para el mercado de los Estados Unidos.
19 Y no se enflaqueció en la fe, ni consideró su cuerpo ya muerto (siendo ya de casi cien años), ni la matriz muerta de Sara; 20 Tampoco en la promesa de Dios dudó con desconfianza: antes fué esforzado en fe, dando gloria á Dios, 21 Plenamente convencido de que todo lo que había prometido, era también poderoso para hacerlo.
(From _Más Honor que Honores_.) LA AJORCA DE ORO I Ella era hermosa, hermosa con esa hermosura que inspira el vértigo; hermosa con esa hermosura que no se parece en nada á la que soñamos en los ángeles, y que, sin embargo, es sobrenatural; hermosura diabólica, que tal vez presta el demonio á algunos seres para hacerlos sus instrumentos en la tierra.
150.] El tiempo que faltaba para emprender el camino de la frontera y concluir de ordenar las huestes reales, discurría en medio de fiestas públicas, lujosos convites y lucidos torneos, hasta que, llegada al fin la víspera del día señalado de antemano por S.A.[1] para la salida del éjercito, se dispuso un postrer sarao, con el que debieran terminar los regocijos.
--Eso han comenzado a hacer las sociedades cooperativas, construyendo silos donde el trigo pueda guardarse en depósito, elevadores de granos para uniformar los tipos del cereal, bancos agrícolas que hagan préstamos al agricultor con un interés moderado, complementando todo esto con el aseguro de sus cosechas contra el granizo, la langosta y otros muchos contratiempos.
¡Yo os aseguro que hice cuanto estaba de mi parte{108-2} para complacer á Cabezudo, que quería no cayese gota de agua; á Animalejos, que quería cayese sólo un chaparrón; y á Barbaruelo, que quería lloviese si Dios tenía que!{108-3} Dios lo puede hacer todo, pero á veces lo hace tan indirectamente, que parece no hacer nada ó hacer todo lo contrario de lo que se le pide.
10 Los ingleses no eran aguerridos, ni tenían organizadas bastantes fuerzas para el combate; pero pensaron en la necesidad de hacerse fuertes para la defensa, y para ello les faltaba un jefe.[201] Eligieron rey a Alfredo, un caballero bueno, justo y 15 prudente, que nunca mentía, que estudiaba mucho y que amaba la ciencia y la verdad.
503.] Las cuencas del Moncayo[1] repitieron de eco en eco el bramido de las trompas, el latir de la jauría desencadenada y las voces de los pajes resonaron con nueva furia, y el confuso tropel de hombres, caballos y perros se dirigió al punto que Iñigo, el montero mayor de los marqueses de Almenar,[2] señalara,[3] como el más á propósito para cortarle el paso á la res.
[100.28] =aguardando á que amanezca=, 'waiting for dawn' (lit., 'waiting that it should dawn').--=todavía debe de tardar un poquillo=, 'there must still be some time [before dawn].' =101.=--[101.8] =faltan dos horas=, etc.,=_dos horas y media faltan todavía_ =para amanecer= ('before dawn').--=si es que alguna vez amanece=, 'if it ever does dawn.' [101.12] =será=, fut.
¿Por qué vino tu imagen a mi memoria, Stella, alma, dulce reina mía, tan presto ida para siempre, el día en que, después de recorrer el hirviente Broadway, me puse a leer los versos de Poe, cuyo nombre de Edgar, harmonioso y legendario, encierra tan vaga y triste poesía, y he visto desfilar la procesión de sus castas enamoradas a través del polvo de plata de un místico ensueño?
--Tocamos aquí un tema interesante,--dijo a esta altura del diálogo[6] el brasileño, señor Souza.--Tengo para mí que[7] la doctrina de Monroe ha de llegar alguna vez a complementarse con una organización comercial, económica y hasta militar, que permita al continente abastecerse a sí mismo, dándole al mismo tiempo los medios necesarios para ampliar y defender sus rutas comerciales.
25 Y al que puede confirmaros según mi evangelio y la predicación de Jesucristo, según la revelación del misterio encubierto desde tiempos eternos, 26 Mas manifestado ahora, y por las Escrituras de los profetas, según el mandamiento del Dios eterno, declarado á todas las gentes para que obedezcan á la fe; 27 Al sólo Dios sabio, sea gloria por Jesucristo para siempre.
[102.22] =de puro aburrido y hambriento=, 'purely from being bored and hungry.' =103.=--[103.2] =en=, 'by.' [103.3] =¡Que yo me divierto!= 'amuse myself!' The =que= introduces a repetition of what the first speaker said, as if it were: _¡dices que yo me divierto!_ [103.10] =no tiene cuerda para un trimestre=, 'it can not be wound up to run three months.' See also _cuerda_, in Vocab.
--Pudiera ocurrir en alguna región donde el tráfico no puede sostener por sí solo los gastos de la empresa; pero en ciudades como Buenos Aires, en la que sólo una compañía transporta al año más de cuatrocientos millones de pasajeros y donde ya se han invertido más de cien millones de pesos en la instalación de esos servicios, no son necesarios los incentivos artificiales para atraer los capitales.
--En las habitaciones, de madera, y los pisos pueden ser lisos, es decir,[49] sin dibujos, o de parquet, y en este caso[50] se escogen los motivos, las guardas, etc., al gusto del propietario.[51] --Una herrería se encarga de las verjas para puertas y portones y de los demás objetos de fierro.[52] --¿Se[53] usa todavía poner rejas en las ventanas,[54] como se las ve[55] en grabados _de_ España?
16 Por tanto [es] por la fe, para que [sea] por gracia; para que la promesa sea firme á toda simiente, no solamente al que es de la ley, mas también al que es de la fe de Abraham, el cual es padre de todos nosotros, 17 (Como está escrito: Que por padre de muchas gentes te he puesto) delante de Dios, al cual creyó; el cual da vida á los muertos, y llama las cosas que no son, como las que son.
22 ¿Y qué, si Dios, queriendo mostrar la ira y hacer notoria su potencia, soportó con mucha mansedumbre los vasos de ira preparados para muerte, 23 Y para hacer notorias las riquezas de su gloria, [mostrólas] para con los vasos de misericordia que él ha preparado para gloria; 24 Los cuales también ha llamado, [es á saber], á nosotros, no sólo de los Judíos, mas también de los Gentiles?
11 Y recibió la circuncisión por señal, por sello de la justicia de la fe que tuvo en la incircuncisión: para que fuese padre de todos los creyentes no circuncidados, para que también á ellos les sea contado por justicia; 12 Y padre de la circuncisión, no solamente á los que son de la circuncisión, mas también á los que siguen las pisadas de la fe que fué en nuestro padre Abraham antes de ser circuncidado.
=haber,= to have; =hay,= there is (are); =-- de= _or_ =que,= to have to, must, will; =ha de estar,= is to be; =había,= there was (were); =no hay para qué decir= _or_ =no hay que decir,= it is needless to say; =no se ha de decir,= it shall not be said; =no hay que hablarle,= it is useless to speak to him; =lo que hay que hacer,= what is to be done; =dos años ha,= two years ago; =no ha muchos años,= not many years ago.
25 Porque no quiero, hermanos, que ignoréis este misterio, para que no seáis acerca de vosotros mismos arrogantes: que el endurecimiento en parte ha acontecido en Israel, hasta que haya entrado la plenitud de los Gentiles; 26 Y luego todo Israel será salvo; como está escrito: Vendrá de Sión el Libertador, Que quitará de Jacob la impiedad; 27 Y este es mi pacto con ellos, Cuando quitare sus pecados.
¡Pero yo le preguntaré luego cuántas son cinco![297] Diciendo esto, pensó poner en ejecución su premeditado 25 proyecto, para lo cual llevaba siempre un lazo en la mano; y mientras hacía la _armada_, se fué arrastrando, poquito a poquito, hacia el ladrón, quien parecía no cuidarse del[298] peligro en que estaba, pues lejos de ocultarse, seguía moviéndose, a vista de su enojado enemigo.
122, note 1.] Concluída esta breve introducción histórica, el héroe de la fiesta guardó silencio durante algunos segundos como para coordinar sus recuerdos, y prosiguió así: --Pues es el caso, que en aquel tiempo remote, esta villa y algunas otras formaban parte del patrimonio de un noble barón, cuyo castillo señorial se levantó por muchos siglos sobre la cresta de un peñasco que baña el Segre, del cual toma su nombre.
* * * * * I Nobles caballeros, sencillos pastores, hermosas niñas que escucháis mi relato, si os maravilla lo que os cuento, no creáis que es una fábula tejida á mi antojo para sorprender vuestra credulidad; de boca en boca ha llegado hasta mí esta tradición, y la leyenda del sepulcro[1] que aún subsiste en el monasterio de Montagut, es un testimonio irrecusable de la veracidad de mis palabras.
42, note 1.] En efecto, era así, pues á poco de haberse oído la esquililla, empezaron á saltar por entre las apiñadas matas de cantueso y tomillo, y á descender á la orilla opuesta del riachuelo, hasta unos cien corderos, blancos como la nieve, detrás de los cuales, con su caperuza calada para libertarse la cabeza de los perpendiculares rayos del sol, y su atillo al hombro en la punta de un palo, apareció el zagal que los conducía.
--Se refiere, prosiguió el montero, á que, según él afirma, y lo jura y perjura por todo lo más sagrado del mundo, los ciervos que discurren por estos montes, se han dado de ojo para no dejarle en paz, siendo lo más gracioso del caso, que en más de una ocasión les ha sorprendido concertando entre sí las burlas que han de hacerle, y después que estas burlas se han llevado á término, ha oído las ruidosas carcajadas con que las celebran.
--Porque soy yo mismo el pobre niño enfermo que andaba con muletas, y que había nacido sólo para sufrir; Dios me ha pagado esos dolores, que han durado poco en la tierra, dándome todas las alegrías del Paraíso: pero la dicha que hoy disfruto no me ha hecho olvidar mis alegrías de la tierra, y daría yo la más bella estrella del cielo que habito por esta pobre florecita azul que acabo de encontrar, y que voy á trasplantar á los jardines celestiales.
[108.17] =ó una=, 'or a whole one.' [108.19] =tendrá usted aunque=, 'you shall have [what you want] even if.' [108.20] =rellena=, 'stuffed.' Note the intensive particles _re_ and _rete_: _rebueno_, 'very good,' _retebueno_, 'very, very good.'--=¡Bonito soy yo para que nadie pase!= 'I should be a fine fellow to let any one suffer.' [108.24] =en ver devorar á su amigo y huésped=: =amigo= and =huésped= are subjects of =devorar=, as well as objects of ver.
--Ninguna.[109] El moblaje _de_ la sala, que es donde reciben los dueños[110] de casa, se compone de un juego del que forman parte[111] un sofá, dos sillones, varias sillas, un piano de cola, vertical o de los llamados mecánicos, mesas de todos tamaños, consolas, canapés, taburetes, escabeles y unas cuantas banquetas para apoyar los pies.[112] La repisa de la chimenea puede estar adornada con floreros, estatuitas, algún[113] reloj u otro[114] objeto semejante.
«Esta fea--pensó--se ha fabricado para mí expresamente, y si no cargo con ella, habré de arruinarme ó morir.» Lo malo es que á la salida de misa había visto también el indiano á la niña de la fuente, y no hay que decir si, con su ropa dominguera y su cara de pascua, y por la fuerza del contraste, le pareció bonita, dulce, encantadora, máxime cuando, bajando los ojos y con mimoso dengue, la moza le preguntó «si hoy no quería _agüiña_ bien fresca.» ¡Vaya si la quería!
¡Y su corazón se estremeció de espanto cuando supo que en aquellos benditos campos había que establecer todos los años, al llegar el día consagrado á glorificar al santo y sencillo labrador, que hasta cuidaba de las avecillas del cielo, un juzgado y un hospital para reprimir el crimen y proteger á sus víctimas!{97-2} Bebió el agua milagrosa, mezclándola con las lágrimas que arrancaban á sus ojos la piedad y el dolor, y penetró en el santuario, donde pasó orando y llorando la mayor parte de la mañana.
* * * * * (The scene is at Arcos [Andalusia] in the home of a humble workman.) El tío Cohete era un pobre hombre, muy honrado, muy bueno y muy sencillo, que se hacía el gracioso, con el fin de sacar alguna limosna para las monjas, de que era demandante; remedaba á la perfección el canto de todos los pájaros, el ladrido del perro, el maullido del gato, y sobresalía en imitar el silbido y chasquido del cohete, lo que le había valido el sobrenombre por el que era conocido.
--Esa provisión es digna de todo elogio,[19]--dijo mister Smith--En los Estados Unidos no procedemos así, pues los ferrocarriles se han acogido a las oportunidades ofrecidas por los diferentes estados, pero no se han firmado contratos, y en consecuencia el gobierno no se halla facultado para indagar la situación financiera de los ferrocarriles, salvo en los casos en que los tribunales declaran no existir relación equitativa entre los ingresos procedentes de la explotación de un ferrocarril y el capital invertido.
--Sí, mucho, para la producción de luz, de tracción y de fuerza motriz industrial, y tengo profunda fe[4] en el progreso de estas empresas en la América latina; en primer lugar porque no hay región en el mundo donde sean más copiosas las lluvias ni más numerosos los lagos elevados y los saltos de agua susceptibles de ser[5] utilizados; en segundo lugar, por la escasez de combustibles, que llega a veces a[6] hacer necesario el empleo de la leña para mover las locomotoras, sobre todo en los sitios alejados de los puertos.
119-120] Los astros menores de esta brillante constelación, formando un dorado semicírculo en torno de ambos galanes, reían y esforzaban las delicadas burlas; y la hermosa, objeto de aquel torneo de palabras, aprobaba con una imperceptible sonrisa los conceptos escogidos ó llenos de intención, que, ora salían de los labios de sus adoradores, como una ligera onda de perfume que halagaba su vanidad, ora partían como una saeta aguda que iba á buscar para clavarse en él, el punto más vulnerable del contrario, su amor propio.
52, note 3.] La fiesta religiosa había traído á ella una multitud inmensa de fieles; pero ya ésta se había dispersado en todas direcciones; ya se habían apagado las luces de las capillas y del altar mayor, y las colosales puertas del templo habían rechinado sobre sus goznes para cerrarse detrás del último toledano, cuando de entre las sombras, y pálido, tan pálido como la estatua de la tumba en que se apoyo un instante mientras dominaba su emoción, se adelantó un hombre que vino deslizándose con el mayor sigilo hasta la verja del crucero.
--Son casas que hacen cierto género de servicios; así[44] las agencias marítimas venden pasajes para los vapores; las de colocaciones proporcionan sirvientes, empleados, operarios y peones; las de mensajeros ponen a la disposición del cliente mandaderos para transmitir recados; las agencias de transportes realizan los servicios que en Norte América hacen los expresos; las de mudanza se encargan de transportar muebles cuando se cambia de domicilio; las agencias de alquileres procuran listas de casas desocupadas; las agencias o casas de cambio venden y compran moneda extranjera.
23 Y no solamente por él fué escrito que le haya sido imputado; 24 Sino también por nosotros, á quienes será imputado, [esto es], á los que creemos en el que levantó de los muertos á Jesús Señor nuestro, 25 El cual fué entregado por nuestros delitos, y resucitado para nuestra justificación Capítulo 5 1 JUSTIFICADOS pues por la fe, tenemos paz para con Dios por medio de nuestro Señor Jesucristo: 2 Por el cual también tenemos entrada por la fe á esta gracia en la cual estamos [firmes], y nos gloriamos en la esperanza de la gloria de Dios.
¡Que en el fondo del bosque viejo y sombrío, alguna gran tumba pueda abrirse para ella, alguna gran tumba que haya cerrado otras veces como alas sus negros «panneaux» triunfantes, por encima de los estandartes funerarios bordados con las armas de su ilustre familia;--alguna tumba lejana y aislada contra la portada de la cual ella haya en su infancia lanzado tantas piedras ociosas;--algún sepulcro cuya puerta sonora no le devuelva jamás nuevos ecos, a ella, pobre hija del pecado, que en otro tiempo se estremecía al pensamiento de que fueran los muertos quienes le respondiesen gimiendo!
* * * * * Cuál sería la base de todas mis meditaciones, se adivina fácilmente; qué remedio fué el primero que se me ocurriera para evitar males tan considerables como el que deploraba entonces, no debo decirlo aquí por dos razones: la primera, porque en mi buen deseo puedo equivocarme; y la segunda, porque, aunque acierte, no se ha de hacer caso alguno de mi teoría en las altas regiones donde se elabora la felicidad de los nietos del Cid.{181-1} Pobre pintor de costumbres,{181-2} aténgome á mi oficio: copiarlas como Dios me da á entender y hasta grabarlas en mi corazón.
[87.15] =para que no hubiera observado=, 'that I did not observe.' [87.26] =sin que mi tía lo advirtiese=, 'without my aunt's noticing it.' [87.27] =acabamos por=, 'we ended by,' or we came finally to.' [87.30] =acaecida hacía cuatro años=, 'which had occurred four years before.' =88.=--[88.1] _ello es_, 'the fact is.' [88.2] =amenazándome con hacerme marchar=, 'threatening to make me go away.' [88.3] =después de escribírselo todo=, 'after writing all about it.' [88.13] =mi tía= is subject of =no pudiendo oponerse=: note again that the subject of a participle regularly follows the participle.
241.] Al notar la precipitación con que todos hicieron el ademán de inclinarse, una imperceptible sonrisa de vanidad satisfecha asomó á los labios de la orgullosa doña Inés, que después de hacer un saludo general á los galanes que tanto empeño mostraban en servirla, sin mirar apenas y con la mirada alta y desdeñosa, tendió la mano para recoger el guante en la dirección que se encontraban Lope y Alonso, los primeros que parecían haber llegado al sitio en que cayera.[1] En efecto, ambos jóvenes habían visto caer el guante cerca de sus pies; ambos se habían inclinado con igual presteza á recogerle,[2] y al incorporarse cada cual le[2] tenía asido por un extremo.
13, note 1.] Ya enzarzado en lo más espeso y fragoso del monte, llevando del diestro la caballería por entre sendas casi impracticables, ora por las cumbres para descubrir la salida del laberinto, ora por las honduras con la idea de cortar terreno, anduve vagando al azar un buen espacio de tarde hasta que por último, en el fondo de una cortadura tropecé con un pastor, el cual abrevaba su ganado en el riachuelo que, después de deslizarse sobre un cauce de piedras de mil colores, salta y se retuerce allí con un ruido particular que se oye á gran distancia, en medio del profundo silencio de la naturaleza que en aquel punto y á aquella hora parece muda ó dormida.
28 Y como á ellos no les pareció tener á Dios en [su] noticia, Dios los entregó á una mente depravada, para hacer lo que no conviene, 29 Estando atestados de toda iniquidad, de fornicación, de malicia, de avaricia, de maldad; llenos de envidia, de homicidios, de contiendas, de engaños, de malignidades; 30 Murmuradores, detractores, aborrecedores de Dios, injuriosos, soberbios, altivos, inventores de males, desobedientes á los padres, 31 Necios, desleales, sin afecto natural, implacables, sin misericordia: 32 Que habiendo entendido el juicio de Dios que los que hacen tales cosas son dignos de muerte, no sólo las hacen, mas aun consienten á los que las hacen.
=Volver a= plus an infinitive expresses repetition of the act of that infinitive.] [Note 67: =oír hablar de=, _to hear (spoken) of_.] [Note 68: =acercarse a=, _to approach_.] [Note 69: =en contra de=, _against_.] [Note 70: =dar motivo para=, _to give reason for_.] [Note 71: =habituarse a=, _to get used to, become accustomed to_.] [Note 72: =pensar en=, _to think of_.] [Note 73: =faltar algo a uno=, _to lack something_.] [Note 74: =sin cortar=, _uncut_.] [Note 75: =disputarse algo=, _to quarrel over something_.] =EL ÁRABE HAMBRIENTO= Perdido en un desierto Un árabe infeliz, ya medio muerto Del hambre y la fatiga, Se encontró un envoltorio de vejiga.
21 Mas ahora, sin la ley, la justicia de Dios se ha manifestado, testificada por la ley y por los profetas: 22 La justicia de Dios por la fe de Jesucristo, para todos los que creen en él: porque no hay diferencia; 23 Por cuanto todos pecaron, y están distituídos de la gloria de Dios; 24 Siendo justificados gratuitamente por su gracia, por la redención que es en Cristo Jesús; 25 Al cual Dios ha propuesto en propiciación por la fe en su sangre, para manifestación de su justicia, atento á haber pasado por alto, en su paciencia, los pecados pasados, 26 Con la mira de manifestar su justicia en este tiempo: para que él sea el justo, y el que justifica al que es de la fe de Jesús.
29, note 2.] Este venerable ermitaño, á cuya prudencia y proverbial sabiduría encomendaron los vecinos de Bellver la resolución de este difícil problema, después de implorar la misericordia divina por medio de su santo Patrono, que, como ustedes no ignoran, conoce al diablo muy de cerca, y en más de una ocasión le ha atado bien corto,[1] les aconsejó que se emboscasen durante la noche al pie del pedregoso camino que sube serpenteando por la roca, en cuya cima se encontraba el castillo, encargándoles al mismo tiempo que ya allí, no hiciesen uso de otras armas para aprehenderlo que de una maravillosa oración que les hizo aprender de memoria, y con la cual aseguraban las cronicas que San Bartolome habia hecho al diablo su prisionero.' [Footnote 1: le ha atado bien corto...
=dar=, 5, to give; =---- a=, to open upon; =---- a entender=, to make known, indicate; =---- apoyo=, to assist; =---- comienzo a=, to begin; =---- una carcajada=, to burst out laughing; =---- con=, to come upon; =---- crédito a=, to believe; =---- cuenta=, to render account; =---- chasco a=, to play a joke on; =---- de comer a=, to feed; =---- disgusto(s) a=, to displease; =---- (las) gracias=, to thank; =---- gusto=, to please; =---- ímpetu a=, to encourage, aid; =---- incremento a=, to increase; =---- lástima a=, to inspire pity in; =---- miedo=, to make afraid; =---- motivo para=, to give reason for; =---- muestra de=, to show indication of; =---- parabienes a=, to congratulate; =---- pena=, to grieve; =---- por resultado=, to result in; =---- un rodeo=, to walk around; =---- señales de=, to give signs of; =---- tumbos=, to stagger; =----se cuenta de=, to become aware of, to notice; =----se por=, to consider oneself as; =----se trazas de=, to scheme.
19.--EL ZUM-ZUM El zum-zum es una especie de colibrí, el pájaro más chico y precioso de todos los de la isla de Santo Domingo, que a no ser por[1] su cola y piquito, apenas tendría dos pulgadas de longitud: no es posible describir ni retratar con exactitud los contornos de su exiguo y aguzado cuerpo, la belleza y brillo metálico de sus colores cambiantes en sus finísimas plumas, sus alitas infatigables, sus rápidos y continuos movimientos, su graciosa volubilidad; nuestros mismos ojos no tienen bastante perspicacia para admirarle, porque jamás se fija; siempre en el aire, expresando un silbido tenue como cuando se desprende la punta de la lengua de los labios cerrados, entreabierta la boca[2]: ya atraviesa con la rapidez del rayo, ya se cierne sin percibirse casi su veloz aleteo (cuyo zumbido originó su nombre), libando la miel de los _aguinaldos_, de los _díctamos_ o de las rosas, sin dignarse posar en parte alguna: tan silvestre, libre y fugaz, que no puede existir dos días en jaula sin morir....
8.--DESCRIPCIÓN DE VENEZUELA Sus aguas son muchas, claras y saludables, pues no hay amagamiento de serranía ni ceja de montaña que no brote[1] cristalinos arroyos, que cruzando la tierra con la frescura de sus raudales, la fecundan de calidad,[2] que no hay cosa que en ella se siembre que con admiración no produzca, ayudando a su fertilidad la variación de su temperamento, pues a cortas distancias, según la altura o bajío que hace la tierra, se experimenta frío, cálido o templado, y de esta variedad de temples se origina su mayor excelencia, pues lo que en un sitio no produce, en otro se multiplica, y lo que en una parte se esteriliza, en otra se fecunda, y así abunda de[3] trigo, maíz, arroz, algodón, tabaco, azúcar, de que se fabrican regaladas y exquisitas conservas; cacao, en cuyo trato tienen sus vecinos asegurada su mayor riqueza; frutas, así indianas como europeas; legumbres de todos géneros, y finalmente de todo cuanto puede apetecer la necesidad para el sustento, o desear el apetito para el regalo.
} =Gracias.= =Muchas gracias.= =Mil gracias.= _Thank you._ =De nada.= =No hay de que.= _Don't mention it._ =Dispénseme usted.= =Con permiso suyo.= _Excuse me._ =La lección de lectura= =Póngase usted de pie.= _Rise._ =¿Cuál es la lección para hoy?= _What is the lesson for to-day?_ =Abra usted el libro.= _Open your book._ =Lea usted.= _You may read._ =¿Lo entiende usted?= _Do you understand it?_ =Traduzca usted al inglés.= _Translate into English._ =Dígame usted en español lo que acaba de leer.= _Tell me in Spanish what you have just read._ =Siga usted leyendo.= _Continue reading._ =Repita usted cuando le corrijo.= _Repeat when I correct you._ =Usted pronuncia muy bien.= _You pronounce very well._ =No lea usted tan de prisa.= _Do not read so fast._ =En el pizarrón= =Vaya usted al pizarrón.= _Go to the blackboard._ =Tome usted el borrador.= _Take the eraser._ =Borre usted la escritura.= _Erase the writing._ =Tome usted la tiza.= _Pick up the chalk._ =Escriba usted la oración.= _Write the sentence._ =¿Quién puede corregir las faltas?= _Who can correct the mistakes?_ =¿Es correcta la oración?= _Is the sentence correct?_ =La escritura es muy mala.= _The handwriting is very bad._ =¿Quién quiere hacer una pregunta?= _Who wishes to ask a question?_ =Está bien.= =Siéntese usted.= _All right._ _Be seated._ =Dictado y Puntuación= =Presten ustedes atención.= _Pay attention._ =Primero voy a leer el párrafo entero.= _I am going to read first the whole paragraph._ =Después de haber oído cada frase, escríbanla ustedes.= _After each phrase is read, write it down._ =Lean y corrijan ustedes cuidadosamente todo el párrafo.= _Read and correct with care the whole paragraph._ =Punto final, coma, punto y coma, dos puntos.= _Period, comma, semicolon, colon._ =Signos de admiración(¡!), signos de interrogación (¿?).= _Exclamation point, question mark._ =Principio de admiración (¡),= _first exclamation point_, =de interrogación= (=¿=), _first question mark;_ =fin de admiración= (=!=), _last exclamation point,_ =de interrogación (?),= _last question mark._ =Guión= (de división).
_Poesía_ 77 Colón 78 El combate de Diego Pérez 83 El Mayflower 86 Emilio Castelar 90 El cura y el sacristán 92 El español de varias partes 95 El canal de Panamá 100 Puerto Rico 104 La República Argentina 109 El espantajo 116 El Brasil 121 El café 127 Chile 130 El arrepentimiento de un penitente 135 Una visita a Costa Rica 140 Cuenca, la ciudad meridional del Ecuador 144 El juez ladrón y el ladrón juez 147 Méjico 153 El Perú 158 El alacrán de Fray Gómez 163 Venezuela 166 Refranes 170 Apéndice de verbos 172 Vocabulario 207 LISTA DE LOS GRABADOS La Giralda de Sevilla _Frontispicio_ Página Un Vendedor de Botijos 8 El Palacio Real de la Granja 12 Una Calle de una Aldea Española 16 Un Olivar de España 22 Una Ventana de la Alhambra 26 El Patio de los Arrayanes de la Alhambra 36 La Plaza Mayor, Burgos 46 Un Rincón de Sevilla 52 La Salida de las Cuadrillas 54 Pasto para las Bestias 58 Una Calle Sevillana 66 Cristóbal Colón 76 La Santa María 79 Una Brújula 82 El "Mayflower" en el Puerto de Plymouth 86 El Estadista Castelar 90 Un Rebaño de Ovejas en un Rancho Chileno 92 Las Esclusas de Pedro Miguel Miradas desde el Norte, Agosto de 1910 100 Las Esclusas de Gatún 100 El Corte de Culebra del Canal de Panamá 102 Vendedores de Sombreros, Puerto Rico 105 Las Palmas de Puerto Rico 106 Regatas de Buques en el Puerto de San Juan 106 El Acarreo do la Lana, Argentina 110 La Plaza de Congreso, Buenos Aires 112 Ganado de una Estancia Argentina 114 Mulas de Carga, los Andes 118 Panorama de la Bahía y Ciudad de Río de Janeiro 120 Secando el Café en el Brasil 126 Un Cafetal Brasileño 128 Vaqueros Chilenos 130 Un Yacimiento de Nitrato 132 Minando el Salitre 134 Llamas de los Andes 136 El Puerto de Valparaíso 138 Recogiendo las Bananas de Costa Rica 140 El Seminario de Cuenca 145 La Catedral de la Ciudad de Méjico 156 En la Región Minera del Perú 158 Una Tumba de los Incas 159 El Monte Misti y el Observatorio de Harvard 160 Un Aguador Inca 162 Un Cañón de los Andes en la Línea Ferroviaria de Oroya 164 Estatua de Bolívar, Plaza de Caracas, Caracas, Venezuela 166 En el Mercado de Caracas 168 MAPAS España 2 América del Sur 74 América Central 152 SECCIÓN DE CUENTOS EUROPEOS LECTURAS FÁCILES [Transcriber's note: The spelling and accentuation of the original work have been retained.
pare
á su casa inmediatamente, y no se pare V.
Si le ofendes, me ofendes á mí: si luchas con él, lucharé á su lado; mi cuerpo será escudo que pare tus zarpazos.
21 La mujer cuando pare, tiene dolor, porque es venida su hora; mas después que ha parido un niño, ya no se acuerda de la angustia, por el gozo de que haya nacido un hombre en el mundo.
English to Spanish Translation

Learn Spanish today with 'Key Translations'
Get it now!

A lot of work has gone into creating an app that we would use ourselves. After a year of development and internal usage it's finally ready. It comes with a lot of amazing features. Check it out now!