encontrar (encontrando)

Presente

English
I find, am finding
yo
encuentro
encuentras
Ud./él/ella
encuentra
nosotros, -as
encontramos
vosotros, -as
encontráis
Uds./ellos/ellas
encuentran

Futuro

English
I will find
yo
encontraré
encontrarás
Ud./él/ella
encontrará
nosotros, -as
encontraremos
vosotros, -as
encontraréis
Uds./ellos/ellas
encontrarán

Imperfecto

English
I was finding, used to find, found
yo
encontraba
encontrabas
Ud./él/ella
encontraba
nosotros, -as
encontrábamos
vosotros, -as
encontrabais
Uds./ellos/ellas
encontraban

Pretérito

English
I found
yo
encontré
encontraste
Ud./él/ella
encontró
nosotros, -as
encontramos
vosotros, -as
encontrasteis
Uds./ellos/ellas
encontraron

Condicional

English
I would find
yo
encontraría
encontrarías
Ud./él/ella
encontraría
nosotros, -as
encontraríamos
vosotros, -as
encontraríais
Uds./ellos/ellas
encontrarían

Presente perfecto

English
I have found
yo
he encontrado
has encontrado
Ud./él/ella
ha encontrado
nosotros, -as
hemos encontrado
vosotros, -as
habéis encontrado
Uds./ellos/ellas
han encontrado

Futuro perfecto

English
I will have found
yo
habré encontrado
habrás encontrado
Ud./él/ella
habrá encontrado
nosotros, -as
habremos encontrado
vosotros, -as
habréis encontrado
Uds./ellos/ellas
habrán encontrado

Pluscuamperfecto

English
I had found
yo
había encontrado
habías encontrado
Ud./él/ella
había encontrado
nosotros, -as
habíamos encontrado
vosotros, -as
habíais encontrado
Uds./ellos/ellas
habían encontrado

Pretérito anterior

English
I had found
yo
hube encontrado
hubiste encontrado
Ud./él/ella
hubo encontrado
nosotros, -as
hubimos encontrado
vosotros, -as
hubisteis encontrado
Uds./ellos/ellas
hubieron encontrado

Condicional perfecto

English
I would have found
yo
habría encontrado
habrías encontrado
Ud./él/ella
habría encontrado
nosotros, -as
habríamos encontrado
vosotros, -as
habríais encontrado
Uds./ellos/ellas
habrían encontrado

Presente

English
I find, am finding
yo
encuentre
encuentres
Ud./él/ella
encuentre
nosotros, -as
encontremos
vosotros, -as
encontréis
Uds./ellos/ellas
encuentren

Imperfecto

English
I found, was finding
yo
encontrara
encontraras
Ud./él/ella
encontrara
nosotros, -as
encontráramos
vosotros, -as
encontrarais
Uds./ellos/ellas
encontraran

Futuro

English
I will find
yo
encontrare
encontrares
Ud./él/ella
encontrare
nosotros, -as
encontráremos
vosotros, -as
encontrareis
Uds./ellos/ellas
encontraren

Presente perfecto

English
I have found, found
yo
haya encontrado
hayas encontrado
Ud./él/ella
haya encontrado
nosotros, -as
hayamos encontrado
vosotros, -as
hayáis encontrado
Uds./ellos/ellas
hayan encontrado

Futuro perfecto

English
I will have found
yo
hubiere encontrado
hubieres encontrado
Ud./él/ella
hubiere encontrado
nosotros, -as
hubiéremos encontrado
vosotros, -as
hubiereis encontrado
Uds./ellos/ellas
hubieren encontrado

Pluscuamperfecto

English
I had found
yo
hubiera encontrado
hubieras encontrado
Ud./él/ella
hubiera encontrado
nosotros, -as
hubiéramos encontrado
vosotros, -as
hubierais encontrado
Uds./ellos/ellas
hubieran encontrado

Afirmativo

English
Find!
yo
encuentra
Ud./él/ella
encuentre
nosotros, -as
vosotros, -as
encontrad
Uds./ellos/ellas
encuentren

Negativo

English
Don't find!
yo
no encuentres
Ud./él/ella
no encuentre
nosotros, -as
vosotros, -as
no encontréis
Uds./ellos/ellas
no encuentren

encuentro
Al otro día, nuevo encuentro en la escalera.
encuentro, _m._, meeting, encounter; á su --, to meet him (her, you, _or_ them).
LA DURMIENTE En el mes de Junio, a media noche me encuentro bajo la mística luna.
Para evitar el encuentro con cualquier pariente ó conocido de la niña, procuré seguir las menos principales.
Me encuentro en medio de los bramidos de una costa atormentada por la resaca, y tengo en la mano granos de arena de oro.
Adonde quiera que la vista fijo, Torno á ver sus pupilas llamear, Mas no te encuentro á tí; que es tu mirada: Unos ojos, los tuyos, nada más.
Mira,--añadió,--si al entrar en su cuarto lo hallo todo como hace diez años, la cómoda, la cama, las sillas, me marcho tranquilo y soy feliz; si, por el contrario, encuentro alguna alteración...
que en mi profundo dolor presiento males prolijos; que en este afán angustioso, _lloro, más que por mi esposo, por el padre de mis hijos.»_ Supla esta bella estrofa las frases que yo no encuentro para pintar la desolación de aquella escena.
Apenas le vió su camarada, salió á su encuentro para saludarle, y con él se adelantaron casi todos los que á la sazón se encontraban en el corrillo, en quienes habían despertado la curiosidad y la gana de conocerle los pormenores que ya habían oído referir acerca de su carácter original y extraño.
Apenas le vió su camarada, salió á su encuentro para saludarle, y con él se adelantaron casi todos los que á la sazón se encontraban en el corrillo; en quienes habían despertado la curiosidad y la gana de conocerle, los pormenores que ya habían oído referir acerca de su carácter original y extraño.
Según colegía de la proximidad de las voces y del cercano chasquido de las ramas que crujían al romperse para dar paso á aquella turba de locuelas, iban á salir de la espesura á un pequeño rellano que formaba el monte en el sitio donde yo estaba oculto, cuando enteramente á mis espaldas, tan cerca ó más que me encuentro de vosotros, oí una nueva voz fresca, delgada y vibrante, que dijo ...
¡Si te encuentro!
=encuentro=, _m._, meeting.
¡me encuentro tan bien aquí!
=encuentro=, meeting; =ir á su --,= to hasten to meet her.
[61.12] =¡Si te encuentro!= See _Merchant of Venice_, Act I, Scene 3.
_La Nuit d'Octobre._] XLIX[1] Alguna vez la encuentro por el mundo Y pasa junto á mí: Y pasa sonriéndose, y yo digo: ¿Cómo puede reír?
¡Si te encuentro!_ Púsose luego _el tío Buscabeatas_ á recapacitar fríamente, y comprendió que sus amadas prendas no podían estar en Rota, donde sería imposible ponerlas á la venta sin riesgo de que él las reconociese, y donde, por otra parte, las calabazas tienen muy bajo precio.
encuentras
Santiago no dejaba de moverse, dictando las órdenes oportunas, acercándose á cada instante al ciego para preguntarle con ansiedad: --¿Cómo te encuentras ahora, Juan?--¿Estás bien?--¿Quieres otro vino?--¿Necesitas más ropa?
encuentra
Así encuentra Ud.
Así, encuentra Ud.
ind._ =encuentra= _3 sing.
En el camino encuentra una gallina.
una línea fronteriza y encuentra Ud.
Á mi vez le pregunto: ¿dónde se encuentra la tumba de la pobre Teresa?
VARIANTS: =Que es frecuente=; =que se halla= (or =encuentra=) =a menudo=.
Se encuentra en la ciudad todo lo que pertenece a un gran centro comercial.
Hay también abundancia de maderas de ebanistería y se encuentra allá el árbol de la goma elástica.
Todo esto le hace recordar a uno que en realidad se encuentra en una tierra productora de bananas.
Habría cerrado la noche antes que nos alcanzara,{55-2} y cualquiera{55-3} nos encuentra en la obscuridad.
Se encuentra en capas de una profundidad de unos centímetros a dos o tres metros extendiéndose a grandes distancias.
En Lima se encuentra la universidad más antigua del nuevo mundo, la de San Marcos, fundada por Carlos V 15 en el año 1551.
Todos están tan juntos que cada cuchillada de ellos encuentra por delante la vigorosa carne de Neira, y todo avance del heróico capataz abre un vientre o rasga un pecho.
En ellos se encuentra la gracia sin afectación ni pretensiones, que sin buscarlo, halla el agrado; gracia inocente cual ellos, y por tanto llena de encanto y de simpatía.
La población se encuentra en un 5 valle, a una altura de 7500 pies sobre el nivel del mar, y a unas 70 millas, en línea recta, al sudeste de Guayaquil.
El guano se encuentra en unas islas cercanas a Chile y se produce del excremento de los pájaros que las habitan y de la putrefacción de los pescados y animales con que se alimentan.
Entre nosotros, unos le creen un extravagante; otros un noble arruinado, que por un resto de pudor se tapa la cara; y no falta quien se encuentra convencido de que es el mismo diablo en persona.
El salitre se encuentra a poca hondura, generalmente a menos de dos metros, debajo de un manto de arena salada 10 llamada costra cuyo espesor varía entre cincuenta centímetros y cinco metros.
La Puebla, que es el primero que encuentra el que sube de los puertos, es grande, compacto, desprovisto de arbolado, y parece ocuparse más de la extensa campiña que domina, que no del río y del movimiento de sus barcos.
La misma palabra «gringo», procedente tal vez de _greenhorn_, probaría que lo más chocante a los ojos del nativo no es la calidad de extranjero sino la impericia del forastero, la dificultad que encuentra para «acriollarse».
En la costa oriental se hallan las ciudades de Colón y Cristóbal y en la occidental está situada la antigua ciudad de Panamá, la cual fué fundada en 1519 y vecina a ella se 5 encuentra la moderna ciudad de Balboa.
Río de Janeiro, capital y el principal centro comercial y social, se encuentra en el extremo meridional de la Bahía de Río, llamada por quienes con autoridad 5 suficiente han podido calificarla, el mejor puerto del mundo.
El _rayador_, hacia el amanecer, así como al anochecer, volando a flor de[4] agua, va rayando la superficie del río o de la laguna con la mandíbula inferior sumergida, bien abierta su grande boca, a efecto de[5] tragar los pescadillos que encuentra al paso.
Tan vigorosa adquisividad--unida á una probidad de autómata y á una laboriosidad más propia de máquinas que de seres humanos--daría por sí sola la clave de la estupenda suerte de Becerro, si no supiésemos que toda planta muere si no encuentra atmósfera propicia.
Las posadas de esos caminos no son hoteles sino casas de familia, donde siempre el que lo ha menester[3] encuentra una mesa «puesta»[4] y una cama «tendida»[5] y corazones sencillos, cariñosos, que consideran la hospitalidad como un favor que recibe quien lo da, como un deber ordenado por Dios.
En las tardes de verano, especialmente cuando la atmósfera pura del Ecuador se encuentra libre de vapores y de nubes, las faldas argentadas de este rarísimo nevado, vistas de lejos,[4] arrebatan el alma, aún de las personas que tienen menos hábito y menos propensiones a contemplar con entusiasmo las obras magnas de la creación.
Si conforme soy yo quien se lo encuentra y se entera de lo que pasaba, hubieran sido los _migueletes_, habría dado vuestras señas{40-1} y las de nuestra guarida, como me las ha dado á mí, y estaríamos ya todos en la cárcel.--¡Ved las consecuencias de robar sin matar!--Conque basta ya de sermón y enterrad ese cadáver para que no apeste.
Esa cruz es la que hoy habéis visto, y á la cual se encuentra sujeto el diablo que le presta su nombre; ante ella, ni las jóvenes colocan en el mes de Mayo[1] ramilletes de lirios, ni los pastores se descubren al pasar, ni los ancianos se arrodillan, bastando apenas las severas amonestaciones del clero para que los muchachos no la apedreen.
Cierta filosofía[1] pretende que ese sentimiento no es más que instintivo, que no se encuentra con el carácter de pasión más que en la mujer primitiva y del que se despoja la mujer de la civilización refinada, elevándose así por encima de la vulgaridad de sus congéneres y limitando sus ambiciones a la reproducción, por raros ejemplares, de sus altas cualidades de raza.
añadió el montero en tono de zumba: es el caso, que sin haber nacido en Viernes Santo[1] ni estar señalado con la cruz,[2] ni hallarse en relaciones con el demonic, á lo que se puede colegir de sus hábitos de cristiano viejo, se encuentra sin saber cómo ni por dónde, dotado de la facultad más maravillosa que ha poseído hombre alguno, á no ser Salomón,[3] de quien se dice que sabía hasta el lenguaje de los pájaros.
En ocasiones saltan de repente[6] lagartos enormes, parecidos a las iguanas, y huyen revolviendo la basura del suelo; en otras nada se ve, pero se oye un sordo roznar en la espesura, y el ruido de un andar lento al través de la maleza; de continuo[7] y por todas partes la animación de la naturaleza en el esplendor de su abandono; y a raros intervalos, a orillas del camino y escondida se encuentra la choza miserable de algún vecino de Guayabito, pálido y enfermizo: el hombre está de más[8] en medio de aquellas selvas, y sucumbe sin energía, como abrumado por el mundo físico.
En las pampas está la inmensidad, la soledad, el silencio, la abrumante igualdad de lugar y de tiempo: en las montañas, el hombre halla horizontes limitados, que hace suyos y toca como si fueran su propiedad; se siente acompañado por las colinas graciosas de pendientes circulares y suaves, por los picos rocallosos y salvajes, por los boscajes aislados y las mesetas de verdura; encuentra la animación bulliciosa de la naturaleza en todas partes, en las voces del torrente que se desata furioso entre las rocas de la quebrada, en los ruidos de las auras que juguetean en las selvas, en los zumbidos del viento que se choca en las cumbres sinuosas.
por un hombre[1] versado en asuntos económicos, le suplico me diga quién es el obrero en[2] la América latina, a qué raza o nacionalidad pertenece y cuál es su estado social.[3] --El que quiera[4] comprender perfectamente la situación de las clases trabajadoras en la América latina debe ante todo darse cuenta de este hecho: Que la composición etnológica de la población varía en esos países según se vaya[5] del trópico, donde abunda el indio,[6] a las zonas templadas y frías donde acaso no se encuentra un solo indígena.[7] Por otra parte, las comarcas situadas sobre el Atlántico reciben más inmigración europea que las situadas sobre el Pacífico.
En toda la travesía no se encuentra una gota de agua, ni se ve ni se puede contar con un parapeto que le permita ampararse para descansar un momento del incómodo y frío viento que penetra por sobre todo abrigo; que del mismo modo no encontrará un árbol, un peñasco, un algo[1] que le resguarde por un instante del calor del sol que le abrasa y le persigue con una intensidad que parece va aumentando segundo por segundo.[2] Entonces es el gran momento de la contemplación: la vista se pierde sin distinguir señal alguna; el camino está por todas partes abierto, sin valla que se interponga; cielo y tierra son uniformes en color y en aspecto; de un lado todo celeste, de otro lado blanquizco, amarillento.
Son de notarse[54] los rasgos descriptivos que el poeta ecuatoriano da de Bolívar, con quien se encuentra antes de empezar la batalla; la descripción de la pelea entre los dos ejércitos, la cual trasporta al lector al campo de los combatientes, donde ve a cada guerrero a la cabeza de los bravos que le han recomendado, embistiendo, cargando, arrollando, distinguiéndose cada cual en la lid según su valor y ardimiento,--donde oye el silbido de las balas, el estridor de los aceros, el grito de los que luchan, el alarido de los que caen, el atambor que redobla, el clamor de la trompeta que excita a la pelea, y el relincho de los fogosos corceles--, y ve sangre a torrentes[55] y montones de cadáveres por donde quiera que vuelve los ojos.
Those in italics appear between underscores (_)] FRASES DE USO COMÚN EN LA CLASE =Saludos y despedidas= =Buenos días, profesor, profesora.= _Good morning, teacher._ =Buenas tardes.= _Good afternoon._ =Buenas noches.= _Good evening, good night._ =¿Cómo está usted?= } =¿Cómo lo pasa usted?= } _How are you?_ =¿Cómo se encuentra usted?= } =¿Qué tal?= } =¡Hasta luego!= } _See you later!_ =¡Hasta más tarde!= } =¡Hasta la vista!= _Till we meet again!_ =¡Adiós!= _Good-bye!_ =Asistencia y puntualidad= =Voy a pasar lista a la clase.= _I am going to call the roll._ =Juan Brown.= =Presente.= _John Brown._ _Here._ =¿Quién está ausente?= _Who is absent?_ =¿Quién sabe la causa de la ausencia de la señorita Smith?= _Who knows why Miss Smith is absent?_ =¿Por qué llega usted tarde?= _Why are you late?_ =¿Cómo se llama usted?= _What is your name?_ =Me llamo Pedro Smith, para servirle a usted.= _My name is Peter Smith, at your service._ =Fórmulas de cortesía= =Haga usted el favor de= } (más el infinitivo).
=encuentra=, _pres.
¿No lo encuentra Ud.
¿Qué se encuentra en el suelo?
¿Qué se encuentra en estos bosques?
¿Qué se encuentra en las planicies?
¿Qué se encuentra por todas partes?
--Se le encuentra asociado al petróleo.
¿Qué se encuentra en las selvas del Brasil?
¿Dónde se encuentra la mayor parte de la población?
--¿Es allí donde se encuentra la famosa mina de Aguacate?
=delante (de),= before, first; =por -- (de),= in front (of); =encuentra por --,= strikes.
¿Cómo encuentra las uvas?--Malas, muy malas,--respondió el hombre rico,--son ácidas como el vinagre.
1433) being a most dangerous claimant of the crown of Aragon.] Á la derecha del tortuoso sendero que conduce á este punto, remontando la corriente del río, y siguiendo sus curvas y frondosas márgenes, se encuentra una cruz.
encontramos
No encontramos en ella ni un soplo de Shakespeare ni un soplo de Dickens, ni menos, y por fortuna, un soplo de Dumas.
Yo estaba algunos doscientos pasos camino atrás de donde nos encontramos en este momento: próximamente sería[1] la misma hora, cuando creí escuchar unos alaridos distantes, y llantos é imprecaciones que se entremezclaban con voces varoniles y coléricas que ya se oían por un lado, ya por otro, como de pastores que persiguen un lobo por entre los zarzales.
encuentran
ind._ =encuentran= _3 pl.
En el camino encuentran un gallo.
En el camino encuentran un ganso.
En este momento encuentran una zorra.
Por todas partes se encuentran flores hermosas.
En este edificio se encuentran la residencia del Presidente y las oficinas del gobierno.
En casas que venden instrumentos ópticos, se encuentran anteojos, lentes quevedos y antiparras.
La principal riqueza del país es el guano y el salitre que también se encuentran en esta región.
Se encuentran en este país descendientes de muchas antiguas y aristocráticas familias de España.
En las montañas que rodean la ciudad se encuentran el oro, la plata, el cobre y el mercurio.
Y al fin la tierra encuentran, se abrazan placenteros, Y plantan en sus playas la enseña de la cruz.
Abundan en sus hermosos bosques maderas ricas y en su suelo se encuentran el hierro, el platino y el asfalto.
En la región más al norte, cerca de la costa se encuentran la caña de azúcar, el algodón, el tabaco y el arroz.
En las selvas del Brasil se encuentran casi todas las plantas tropicales y los animales de la América del Sur.
Quién diria que esos dos que parecen tan amigos, si dentro de media hora se encuentran en una calle obscura ...
Muchos de estos errores se encuentran en las 1909 impresas por UBS y Hollman, rindiéndolas inservibles, en mi opinión.
Los cafetos se encuentran en muchas partes, pero la mayor producción y la mejor calidad de café se obtiene en los campos cerca de Río de Janeiro.
Él la amaba: la amaba con ese amor que no conoce freno ni límites; la amaba con ese amor en que se busca un goce y sólo se encuentran martirios....
Grandes ingenios de caña de azúcar cubren sus ricos valles donde se encuentran las mejores y más modernas maquinarias para la preparación del azúcar.
La mayor parte del país es plana, y en esas planicies o pampas cubiertas de pastos se encuentran millones de reses vacunas, caballos, carneros y cabras.
En las regiones que se hallan sometidas a esta condición se encuentran los cactus, los agaves y otras plantas fibrosas características de las regiones muy secas.
Comen granos, pan y otros alimentos; no desdeñan las moscas y demás insectos volantes, que atrapan diestramente en el aire; tragan también piezas de metal, monedas, y aún las piedrezuelas que encuentran.
Los indios han tenido muy poca influencia en los pobladores o colonos europeos, y se encuentran sólo en las inmensas regiones del interior, donde todavía algunos viven como en los tiempos primitivos.
Se acercan al río, cruzan el puente entre un redoble de cascos[1]; salen a una planada cubierta de árboles frutales, en donde el río Blanco y el río Negro se encuentran, se abrazan, confunden sus aguas en el estrépito de sus ondas.
por desgracia no los tengo yo tan pequeñitos, pues de ese tamaño sólo se encuentran en las hadas; cuya historia nos refieren los trovadores.[1] [Footnote 1: trovadores = 'troubadours.' "A class of early poets who first appeared in Provence, France.
Él la amaba: la amaba con ese amor que no conoce freno ni límites; la amaba con ese amor en que se busca un goce y sólo se encuentran martirios; amor que se asemeja á la felicidad, y que, no obstante, parece infundir el cielo para la expiación de una culpa.
También es conocido que viajan por[162] países extranjeros sin hablar el idioma del país en que se encuentran, calculando con sobrada razón, que su dinero es el mejor medio de 5 hacerse comprender[163] en cualquier país que se hallen.
La epopeya andina de que hace rápsode al cóndor[2] solitario, el tormento del pensamiento encadenado al que atenacean los buitres de la envidia, el hecho portentoso del descubrimiento de un mundo, encuentran en su paleta colores nuevos y en su lira sones heroicos y graves.
Se encuentran traducidos al inglés estos refranes en la página 170.] [Note 1 & 2: =ir a pie, andar a pie,= _to go on foot, to walk_.] [Note 3: =mofarse de=, _to make fun of_.] [Note 4: =ir montado=, _to ride_ (_an animal_).] [Note 5: =al verlos=, _on seeing them, when they saw them_.
También se la emplea en el regadío; pero a excepción de algunos lugares en Chile, Argentina, Uruguay y Brasil, las comarcas que reciben poca lluvia y que por consiguiente carecen de riego natural se encuentran en sitios montañosos donde no siempre es posible obtener agua subterránea en condiciones económicas.
Acometen a los rebaños de ovejas y cabras, y no pocas veces dan caza a los becerros, cuando los encuentran separados de sus madres, lo cual hacen[2] juntándose algunos de ellos; porque precipitándose entonces de improviso sobre el becerro, le rodean con las alas abiertas, le pican los ojos para que no pueda huir, y le destrozan en un momento.
El Nacimiento no es una obra de arte á los ojos de los adultos; pero los chicos encuentran tanta belleza en las figuras, expresión tan mística en el semblante de todas ellas, y propiedad tanta en sus trajes, que no creen haya{72-1} salido de manos de los hombres obra más perfecta, y la atribuyen á la industria peculiar de ciertos ángeles dedicados á ganarse la vida trabajando en barro.
VARIANT: =Sobra.= 7.--EL CÓNDOR Los cóndores hacen sus nidos en las faldas más ásperas de los montes, sobre las rocas que se salen fuera de la tierra, donde ponen los huevos blancos, mucho mayores que los de las pavas; sirviéndoles por lo común de sustento la carne de los animales que encuentran muertos o que matan ellos mismos, haciendo las veces de lobos,[1] que no se conocen en Chile.
En los puestos de fruta se encuentran las manzanas, los duraznos o melocotones, los higos y las brevas, guindas o cerezas, peras, nísperos, naranjas, mandarinas, limones, limas y toronjas, damascos o albaricoques, ciruelas, uvas negras o blancas, frutillas o fresas, bananas o plátanos, aparte de muchas otras frutas indígenas como la chirimoya, la papaya, la fruta de conde, la guayaba, el zapote, el mamey, el mango, el tamarindo, el guanábano y el aguacate.
¿Qué se encuentran en los campos?
15 En el camino encuentran un pato.
25 En el camino encuentran un pavo.
¿Dónde se encuentran el tabaco y el azúcar?
=Representación dramática= Los alumnos pueden muy fácilmente desempeñar los papeles de los personajes que se encuentran en este cuento.
--Dada la gran cantidad de agua que cae en el Brasil, es de suponer[16] que en ese país se encuentran las grandes selvas[17] del continente.
[Illustration: en la Ciudad de Méjico] Entre las más antiguas manufacturas del país se encuentran molinos de trigo y aserraderos de valiosas maderas.
--Cuando estén terminados todos los ramales que se encuentran en construcción (porque hasta ahora no están en servicio ni aun la mitad), tendrá una longitud total de quince millas, más o menos.
--Sí; y ésa es la razón, dicho sea de paso,[15] por qué los trigales se encuentran próximos a los puertos de embarque o en las zonas servidas por los ferrocarriles que comunican fácilmente con esos puertos.
--En efecto allí se encuentran espesos bosques, de árboles tan gigantescos como el _ahuehuete_, que alcanza una altura de cuarenta metros, y otros árboles cuya madera se usa en ebanistería como la caoba, el ébano y el palo rosa.
encontraré
--¿Dónde encontraré al hombre?
encontrará
En la parte austral del continente encontrará Ud.
Si no vuelve pronto el criado ¿qué encontrará en la cama?
Gerónimo, buen ánimo y vete a pedirle el dinero a Fray Gómez; que si él lo quiere, mendicante 5 y pobre como es, medio encontrará para sacarte del apuro.
LOS ESPÍRITUS DE LOS MUERTOS Tu alma se encontrará sola, cautiva de los negros pensamientos de la gris piedra tumbal; ninguna persona te inquietará en tus horas de recogimiento.
En toda la travesía no se encuentra una gota de agua, ni se ve ni se puede contar con un parapeto que le permita ampararse para descansar un momento del incómodo y frío viento que penetra por sobre todo abrigo; que del mismo modo no encontrará un árbol, un peñasco, un algo[1] que le resguarde por un instante del calor del sol que le abrasa y le persigue con una intensidad que parece va aumentando segundo por segundo.[2] Entonces es el gran momento de la contemplación: la vista se pierde sin distinguir señal alguna; el camino está por todas partes abierto, sin valla que se interponga; cielo y tierra son uniformes en color y en aspecto; de un lado todo celeste, de otro lado blanquizco, amarillento.
¿A quién encontrará el león al otro lado de la montaña?
--¿Cómo ha podido imaginarse, hijo, que en esta 10 triste celda encontrará esa suma?
encontraremos
--Deja, no mas;--le dijo--algun dia nos encontraremos solos.
encontraba
Tan medroso y triste, Tan obscuro y yerto, Todo se encontraba...
Pero el diablo, que á lo que parece no se encontraba satisfecho de su obra, sin duda.
Debido a estas y otras dificultades que siempre encontraba, decidió abandonar la comarca.
preguntó Constanza notando que su montero no se encontraba allí para servirla como tenía de costumbre.
Este último era un perfumista que se encontraba en grande apuro, y Tamburí compró toda la partida por la tercera parte de su valor.
Observé que buscaba alguna cosa que no encontraba, hasta que vió á la mujer, que era una vieja mal vestida y desgreñada, que le estaba mirando atentamente.
Siempre nos encontraba mas altos, mas gordos, mas buenos mozos (con perdon), y concluia por ofrecernos el obsequio de siempre, harina tostada con miel de abejas.
Se acordaba de esta máxima toda su vida, consolándose de sus penas y privaciones con la esperanza de ir al cielo y gozar allá de la igualdad que nunca encontraba en la tierra.
exclamó saliendo del estado de incertidumbre en que se encontraba: mayor mal del que me ha sucedido no puede sucederme, y si por el contrario es verdad lo que nos ha contado Esteban ...
Hecho el cálculo, cogió la ballesta entre los dientes, y arrastrándose como una culebra por detrás de los lentiscos, fué á situarse obra de unos cuarenta pasos más lejos del lugar en que antes se encontraba.
Los oficiales que advirtieron la taciturna tristeza de su camarada, le sacaron del éxtasis en que se encontraba sumergido, y presentándole una copa, exclamaron en coro: --¡Vamos, brindad vos, que sois el único que no lo ha hecho en toda la noche!
Los oficiales que advirtieron la taciturna tristeza de su camarada, le sacaron del éxtasis en que se encontraba sumergido, y presentándole una copa, exclamaron en coro: --¡Vamos, brindad vos, que sois el único que no lo ha hecho en toda la noche!
Por último, después de terminar este minucioso reconocimiento del lugar en que se encontraba, agazapose en un ribazo junto á unos chopos de copas elevadas y obscuras, á cuyo pie crecían unas matas de lentisco, altas lo bastante para ocultar á un hombre echado en tierra.
Ustedes se lo podrán figurar mejor que yo pintarlo, sólo con decirles que tornaba reclamando sus vendidos derechos, que si malo se fué, peor volvió, y si pobre y sin crédito se encontraba antes de partir á la guerra, ya no podía contar con más recursos que su despreocupación, su lanza y una media docena de aventureros tan desalmados y perdidos como su jefe.
Volví pies atrás, bajé de nuevo hasta donde se encontraba el pastor, y mientras seguíamos juntos por una trocha que se dirigía al pueblo, adonde también iba á pasar la noche mi improvisado guía, no pude menos de preguntarle con alguna insistencia, por qué, aparte de las dificultades que ofrecía el ascenso, era tan peligroso subir á la cumbre por la senda que llamo de la tía Casca.
Aquello era el cuento de nunca acabar.[1] [Footnote 1: Aquello era el cuento de nunca acabar = 'It was a never-ending story.' One of the sort that seems to reach a climax only to begin over again.] En tan angustiosa situación, los vecinos se repartieron entre sí las piezas de la armadura, que acaso por la centésima vez se encontraba en sus manos, y rogando[1] al piadoso eremita, que un día los iluminó con sus consejos, decidiera lo que debía hacerse de ella.
Haría[1] cosa de unas dos horas que don Dionís se encontraba en aquel delicioso lugar, recostado sobre la menuda grama á la sombra de una chopera, departiendo amigablemente con sus monteros sobre las peripecias del día, y refiriéndose unos á otros las aventuras más ó menos curiosas que en su vida de cazador les habían acontecido, cuando por lo alto de la más empinada ladera y á través de los alternados murmullos del viento que agitaba las hojas de los árboles, comenzó á percibirse, cada vez más cerca, el sonido de una esquililla semejante á la del guión de un rebano.
¿Dónde se encontraba la de Teresa?
¿Qué raza se encontraba en la esclavitud en los Estados Unidos?
--No digo yo, pues!--exclamó el chacarero, medio avergonzado; por eso lo encontraba tan livianito.
5 Cuando más abatido se encontraba, vió flotar como una nube blanca sobre el agua del río, y poco después se movió el ramaje de la orilla.
29, note 2.] Este venerable ermitaño, á cuya prudencia y proverbial sabiduría encomendaron los vecinos de Bellver la resolución de este difícil problema, después de implorar la misericordia divina por medio de su santo Patrono, que, como ustedes no ignoran, conoce al diablo muy de cerca, y en más de una ocasión le ha atado bien corto,[1] les aconsejó que se emboscasen durante la noche al pie del pedregoso camino que sube serpenteando por la roca, en cuya cima se encontraba el castillo, encargándoles al mismo tiempo que ya allí, no hiciesen uso de otras armas para aprehenderlo que de una maravillosa oración que les hizo aprender de memoria, y con la cual aseguraban las cronicas que San Bartolome habia hecho al diablo su prisionero.' [Footnote 1: le ha atado bien corto...
encontraba
Tan medroso y triste, Tan obscuro y yerto, Todo se encontraba...
Pero el diablo, que á lo que parece no se encontraba satisfecho de su obra, sin duda.
Debido a estas y otras dificultades que siempre encontraba, decidió abandonar la comarca.
preguntó Constanza notando que su montero no se encontraba allí para servirla como tenía de costumbre.
Este último era un perfumista que se encontraba en grande apuro, y Tamburí compró toda la partida por la tercera parte de su valor.
Observé que buscaba alguna cosa que no encontraba, hasta que vió á la mujer, que era una vieja mal vestida y desgreñada, que le estaba mirando atentamente.
Siempre nos encontraba mas altos, mas gordos, mas buenos mozos (con perdon), y concluia por ofrecernos el obsequio de siempre, harina tostada con miel de abejas.
Se acordaba de esta máxima toda su vida, consolándose de sus penas y privaciones con la esperanza de ir al cielo y gozar allá de la igualdad que nunca encontraba en la tierra.
exclamó saliendo del estado de incertidumbre en que se encontraba: mayor mal del que me ha sucedido no puede sucederme, y si por el contrario es verdad lo que nos ha contado Esteban ...
Hecho el cálculo, cogió la ballesta entre los dientes, y arrastrándose como una culebra por detrás de los lentiscos, fué á situarse obra de unos cuarenta pasos más lejos del lugar en que antes se encontraba.
Los oficiales que advirtieron la taciturna tristeza de su camarada, le sacaron del éxtasis en que se encontraba sumergido, y presentándole una copa, exclamaron en coro: --¡Vamos, brindad vos, que sois el único que no lo ha hecho en toda la noche!
Los oficiales que advirtieron la taciturna tristeza de su camarada, le sacaron del éxtasis en que se encontraba sumergido, y presentándole una copa, exclamaron en coro: --¡Vamos, brindad vos, que sois el único que no lo ha hecho en toda la noche!
Por último, después de terminar este minucioso reconocimiento del lugar en que se encontraba, agazapose en un ribazo junto á unos chopos de copas elevadas y obscuras, á cuyo pie crecían unas matas de lentisco, altas lo bastante para ocultar á un hombre echado en tierra.
Ustedes se lo podrán figurar mejor que yo pintarlo, sólo con decirles que tornaba reclamando sus vendidos derechos, que si malo se fué, peor volvió, y si pobre y sin crédito se encontraba antes de partir á la guerra, ya no podía contar con más recursos que su despreocupación, su lanza y una media docena de aventureros tan desalmados y perdidos como su jefe.
Volví pies atrás, bajé de nuevo hasta donde se encontraba el pastor, y mientras seguíamos juntos por una trocha que se dirigía al pueblo, adonde también iba á pasar la noche mi improvisado guía, no pude menos de preguntarle con alguna insistencia, por qué, aparte de las dificultades que ofrecía el ascenso, era tan peligroso subir á la cumbre por la senda que llamo de la tía Casca.
Aquello era el cuento de nunca acabar.[1] [Footnote 1: Aquello era el cuento de nunca acabar = 'It was a never-ending story.' One of the sort that seems to reach a climax only to begin over again.] En tan angustiosa situación, los vecinos se repartieron entre sí las piezas de la armadura, que acaso por la centésima vez se encontraba en sus manos, y rogando[1] al piadoso eremita, que un día los iluminó con sus consejos, decidiera lo que debía hacerse de ella.
Haría[1] cosa de unas dos horas que don Dionís se encontraba en aquel delicioso lugar, recostado sobre la menuda grama á la sombra de una chopera, departiendo amigablemente con sus monteros sobre las peripecias del día, y refiriéndose unos á otros las aventuras más ó menos curiosas que en su vida de cazador les habían acontecido, cuando por lo alto de la más empinada ladera y á través de los alternados murmullos del viento que agitaba las hojas de los árboles, comenzó á percibirse, cada vez más cerca, el sonido de una esquililla semejante á la del guión de un rebano.
¿Dónde se encontraba la de Teresa?
¿Qué raza se encontraba en la esclavitud en los Estados Unidos?
--No digo yo, pues!--exclamó el chacarero, medio avergonzado; por eso lo encontraba tan livianito.
5 Cuando más abatido se encontraba, vió flotar como una nube blanca sobre el agua del río, y poco después se movió el ramaje de la orilla.
29, note 2.] Este venerable ermitaño, á cuya prudencia y proverbial sabiduría encomendaron los vecinos de Bellver la resolución de este difícil problema, después de implorar la misericordia divina por medio de su santo Patrono, que, como ustedes no ignoran, conoce al diablo muy de cerca, y en más de una ocasión le ha atado bien corto,[1] les aconsejó que se emboscasen durante la noche al pie del pedregoso camino que sube serpenteando por la roca, en cuya cima se encontraba el castillo, encargándoles al mismo tiempo que ya allí, no hiciesen uso de otras armas para aprehenderlo que de una maravillosa oración que les hizo aprender de memoria, y con la cual aseguraban las cronicas que San Bartolome habia hecho al diablo su prisionero.' [Footnote 1: le ha atado bien corto...
encontrábamos
Pregunté al pastor el camino del pueblo, el cual según mis cuentas no debía distar mucho del sitio en que nos encontrábamos, pues aunque sin senda fija, yo había procurado adelantar siempre en la dirección que me habían indicado.
encontraban
Currín y Finita, en cambio, se encontraban muy á menudo en la escalera, cuando él iba á clase y ella salía para su colegio....
En esta creencia estuve siempre, creencia en que no podía menos de confirmarme la inmovilidad en que se encontraban desde que por segunda vez tornaron á la cárcel traídas del concejo.
Éstos, que se encontraban autorizados por los condes de Urgel[1] para administrarse por sí mismos pronta y severa justicia sobre aquellos malhechores, deliberaron un momento, pasado el cual, mandaron comparecer al delincuente á fin de notificarle su sentencia.
Apenas le vió su camarada, salió á su encuentro para saludarle, y con él se adelantaron casi todos los que á la sazón se encontraban en el corrillo, en quienes habían despertado la curiosidad y la gana de conocerle los pormenores que ya habían oído referir acerca de su carácter original y extraño.
Apenas le vió su camarada, salió á su encuentro para saludarle, y con él se adelantaron casi todos los que á la sazón se encontraban en el corrillo; en quienes habían despertado la curiosidad y la gana de conocerle, los pormenores que ya habían oído referir acerca de su carácter original y extraño.
Hallándome solo y sin recursos de ninguna especie, el diablo sin duda debió sugerirme la idea de reunir algunos jóvenes que se encontraban en una situación idéntica á la mia, los cuales, seducidos con las promesas de un porvenir de disipación, libertad, y abundancia, no vacilaron un instante en suscribir á mis designios.
Al oir estas palabras, el asombro se pintó en el rostro de cuantos se encontraban en el pórtico, que, mudos é inmóviles, hubieran permanecido en la posición en que se encontraban, Dios sabe hasta cuãndo, si la siguiente relación del aterrado guardián no les hubiera hecho agruparse en su alrededor para escuchar con avidez: Perdonadme, señores, decía el pobre alcaide; y yo no os ocultaré nada, siquiera sea en contra mia.
En esta conformidad se encontraban las cosas en la población donde tuvo lugar el suceso que voy á referir, cuando, una noche, ya á hora hastante avanzada, envueltos en sus obscures capotes de guerra y ensordeciendo las estrechas y solitarias calles que conducen desde la Puerta del Sol[4] á Zocodover,[5] con el choque de sus armas y el ruidoso golpear de los cascos de sus corceles que sacaban chispas de los pedernales, entraron en la ciudad hasta unos cien dragones de aquellos altos, arrogantes y fornidos, de que todavía nos hablan con admiración nuestras abuelas.
En esta conformidad se encontraban las cosas en la población donde tuvo lugar el suceso que voy á referir, cuando una noche, ya á hora bastante avanzada, envueltos en sus obscuros capotes de guerra y ensordeciendo las estrechas y solitarias calles que conducen desde la Puerta del Sol{145-4} á Zocodover,{145-5} con el choque de sus armas y el ruidoso golpear de los cascos de sus corceles que sacaban chispas de los pedernales, entraron en la ciudad hasta unos cien dragones de aquellos altos, arrogantes y fornidos, de que todavía nos hablan con admiración nuestras abuelas.
118, note 1.] Como dejo dicho, así en la plaza Mayor, como en las calles por donde el prisionero debía atravesar para dirigirse al punto en que sus jueces se encontraban, la impaciente multitud hervía como un apiñado enjambre de abejas.
241.] Al notar la precipitación con que todos hicieron el ademán de inclinarse, una imperceptible sonrisa de vanidad satisfecha asomó á los labios de la orgullosa doña Inés, que después de hacer un saludo general á los galanes que tanto empeño mostraban en servirla, sin mirar apenas y con la mirada alta y desdeñosa, tendió la mano para recoger el guante en la dirección que se encontraban Lope y Alonso, los primeros que parecían haber llegado al sitio en que cayera.[1] En efecto, ambos jóvenes habían visto caer el guante cerca de sus pies; ambos se habían inclinado con igual presteza á recogerle,[2] y al incorporarse cada cual le[2] tenía asido por un extremo.
encontré
ind._ =encontré= _1 sing.
Llegué a la portería del cielo y encontré allí un gran número de personas que aguardaban para entregar el pasaporte para el otro mundo.
una tarde encontré sentada en mi puesto, y vestida con unas ropas que llegaban hasta las aguas y flotaban sobre su haz, una mujer hermosa sobre toda ponderación.
En la vivificante luz que brillaba en tus ojos,--haya sido cual haya sido su esencia,--encontré todo lo que mi mirada dolorosa pudo hallar de encantador sobre la tierra.
Una mañana, al volver á casa, encontré, al pasar por una de las habitaciones, á una muchacha de quince á diez y seis años, á la que nunca recordaba haber visto, cosiendo con el mayor afán.
No obstante, al romper el día, cuando llevé los corderos al agua, á la orilla de este río, como obra de dos tiros de honda del sitio en que nos hallamos, y en una umbría de chopos, donde ni á la hora de siesta se desliza un rayo de sol, encontré huellas recientes de los ciervos, algunas ramas desgajadas, la corriente un poco turbia, y lo que es más particular, entre el rastro de las reses las breves huellas de unos pies[1] pequeñitos como la mitad de la palma de mi mano, sin ponderación alguna.
Pasamos por un pasadizo sombrío; y, de pronto, en un cuarto lleno de luz, me encontré entre los brazos[1] de un hombre pequeño de cuerpo,[2] rostro de iluminado, voz dulce y dominadora al mismo tiempo y que me decía esta única palabra: «¡Hijo!» Era la hora ya de aparecer ante el público, y me dijo que yo debía acompañarle en la mesa directiva[3]; y cuando me dí cuenta,[4] después de una rápida presentación a algunas personas, me encontré con ellas y con Martí en un estrado, frente al numeroso público que saludaba con un aplauso simpático.
--Sí, ya sé que estuvo Vd.; encontré su nombre escrito en todos los muebles.
encontró
ind._ =encontró= _3 sing.
Al fin encontró uno muy bueno y muy nombrado.
Así la niña le encontró profundamente dormido.
La huéspeda lo hizo así, pero no encontró ningún dinero.
II Él la encontró un día llorando y le preguntó:--¿Por qué lloras?
II Él la encontró un día llorando y le pregunto:--¿Por qué lloras?
El agua hirviendo le había cegado y andaba a tientas.[92] Por último encontró la salida y desapareció.
Le dió entónces una cajita chata, de madera blanca, donde, cuando la abrió ella, encontró un disco de metal.
No la 90 encontró en casa, pero en cambio vio que los muebles estaban todos llenos de polvo.
II Á la puerta del palacio encontró Casilda á su padre, y arrodillándose á sus pies, le dijo: --¡Padre!
Habían pasado algunos meses cuando una mañana encontró el herrero en la puerta de la herrería dos perros.
Pero llegó a viejo, el animoso caballero, y sobre su corazón cayó la noche porque en ninguna parte encontró la tierra del Eldorado.
Teresa se encontró admirablemente{24-2} y me pagaba los trabajos que había pasado para llevarla hasta allí con mil sonrisas y palabras amables.
Lesson, examinando una, muerta en los alrededores de Montevideo, la encontró de una extraordinaria semejanza con la especie de Cuba y de los Estados Unidos.
El señor Frutos encontró muchos que por la misma carretera se dirigían á la capital; pero absorbido en sus pensamientos, no solía responder acorde á tales salutaciones.
Colón al atravesar el Atlántico buscaba otra vía de comunicación con la India pero ya sabemos que si no la 10 encontró, halló en su lugar este nuevo mundo.
Pizarro se encontró con un pueblo que 20 poseía excelentes instituciones políticas y sociales y que había hecho progresar considerablemente la agricultura.
Y el virrey encontró otras tres rondas, y los capitanes le dieron las buenas noches,[8] y le preguntaron si quería ser acompañado y se derritieron en cortesías, y le dejaron libre el paso.
XI Cuando recobrando el ánimo, abrió los ojos un instante para arrojar en torno suyo una mirada inquieta, se encontró lejos, muy lejos de Montagut, y en unos lugares, para él completamente extraños.
Apenas se encontró conmigo la propietaria del santo, me puso verde en una su{185-2} jerigonza salvajina que le servía de idioma, único resabio que le quedaba del tiempo que vivió entre los indios sus hermanos.
Sus compañeras fueron una tras otra desamparando la casa, la una porque encontró marido, la otra para ir á buscarse la vida en otro lado; ella sola continuó sirviendo á mi tía con una fidelidad canina, hasta la muerte de la buena señora.
sino=, _not only but also_.] [Note 225: =perder de vista algo=, _to lose something from sight_.] =EL COMBATE DE DIEGO PÉREZ= Se encontró en el puerto de Santiago de Cuba un navío armado que mandaba Diego Pérez, de Sevilla, cuando entró un corsario francés de no menos fuerza.
Lleno de gozo y dando apenas crédito a[180] lo que 10 había visto y oído, dió el leñador las gracias[181] a su protectora y guardó en un saco las preciosas hachas que le acababa de regalar.[182] Por el camino encontró a un vecino suyo, hombre codicioso, a quien no le gustaba el trabajo.
El alma se le cayó á los pies al pobre Traga-santos{97-1} cuando, apenas pasó el Manzanares, se encontró con que aquel confuso y atronador murmullo de la muchedumbre congregada en torno del santuario y de la milagrosa fuente se componía, no de piadosos himnos y plegarias, sino de blasfemias, de obscenidades, de cantares profanos, y de gritos cuando menos locos é inspirados por la embriaguez.
Milton, _Paradise Lost_, book vi.] * * * * * I La noche había cerrado, y el viento gemía agitando las hojas de los árboles, por entre cuyas frondosas ramas se deslizabs un suave rayo de luna, cuando Teobaldo, incorporándose sobre el codo y restregándose los ojos como si despertara de un profundo sueño, tendió alrededor una mirada y se encontró en el mismo bosque donde hirió al jabalí, donde cayó muerto su corcel; donde le dieron aquella fantástica cabalgadura que le había arrastrado á unas regiones desconocidas y misteriosas.
Lo cierto es que en el recodo del verde sendero encontró una fuente donde mil veces había bebido siendo rapaz, y junto á la fuente una moza como unas flores, alta, blanca, rubia, risueña; que el caminante le pidió agua, y la moza, aplicando el jarro al caño de la fuente, y sosteniéndolo después, con bíblica gracia, sobre el brazo desnudo y redondo, lo inclinó hasta la boca de Sebastián, encendiéndole el pecho con un sorbo de agua fría, una sonrisa deliciosa y una frase pronunciada con humildad y cariño: «Beba, señor, y que le sirva de salú.»{47-2} Siguió su camino el indiano, y á pocos pasos se le escapó un suspiro, tal vez el primero que no le arrancaba el cansancio físico; pero al llegar al pueblo recordó la promesa, y se propuso buscar sin dilación á su feróstica prometida y casarse con ella, así fuese el coco.
¿En dónde le encontró?
¿A quién encontró Casilda?
¿Qué encontró cuando se vistió?
¿A quién encontró en el gran bazar?
¿Qué pensó hacer el vecino a quien encontró?
¿En dónde y con quién se encontró un derviche?
¿A quién encontró el leñador cuando volvía a casa?
_Conviene aprender de memoria estos versos._ EL CAMELLO PERDIDO =Quien busca halla= Un derviche que viajaba solo por el desierto se encontró con[63] dos comerciantes.
=Volver a= plus an infinitive expresses repetition of the act of that infinitive.] [Note 67: =oír hablar de=, _to hear (spoken) of_.] [Note 68: =acercarse a=, _to approach_.] [Note 69: =en contra de=, _against_.] [Note 70: =dar motivo para=, _to give reason for_.] [Note 71: =habituarse a=, _to get used to, become accustomed to_.] [Note 72: =pensar en=, _to think of_.] [Note 73: =faltar algo a uno=, _to lack something_.] [Note 74: =sin cortar=, _uncut_.] [Note 75: =disputarse algo=, _to quarrel over something_.] =EL ÁRABE HAMBRIENTO= Perdido en un desierto Un árabe infeliz, ya medio muerto Del hambre y la fatiga, Se encontró un envoltorio de vejiga.
encontramos
No encontramos en ella ni un soplo de Shakespeare ni un soplo de Dickens, ni menos, y por fortuna, un soplo de Dumas.
Yo estaba algunos doscientos pasos camino atrás de donde nos encontramos en este momento: próximamente sería[1] la misma hora, cuando creí escuchar unos alaridos distantes, y llantos é imprecaciones que se entremezclaban con voces varoniles y coléricas que ya se oían por un lado, ya por otro, como de pastores que persiguen un lobo por entre los zarzales.
encontraron
of_ =encontrar= =encontrar= to meet, find =encontraron= _3 pl.
A causa de no saber hablar español, ¿qué dificultades encontraron los americanos?
Al pie de la escalera de la torre encontraron armado, en pie y sin vida, al nunca rendido Último Moro.
Llegó una ocasión en que se encontraron solos, pues los de 35 adelante habían caminado más aprisa que los de atrás.
Sin duda han vendido ya la vaca al primer marchante que encontraron, y se regalan en este momento en alguna posada con el dinero.
Las dificultades que éstos encontraron fueron estupendas, la gente se moría como moscas bajo los rayos tórridos de ese sol del ecuador.
Al poco rato encontraron unas mujeres, y una de ellas dijo: 5 --¡Miren qué hombres más tontos!
El Cadí, después de terminar su baño, fué a vestirse; pero en vano sus esclavos buscaron su calzado, tan sólo encontraron los viejos y remendados zapatos de Tamburí.
Otra vez dejaron apresuradamente su trabajo y acudieron en socorro del[61] pastor y de las ovejas; pero tampoco encontraron rastros de lobo ni señal ninguna de alarma.
Ayer noche cuatro dementes, desempeñando este servicio, encontraron abierta la puerta del patio que da acceso al parque de San Ildefonso, y se fugaron por ella llevándose el cadáver.
Y al cabo de esos tres meses, los abonados se encontraron con que el muy astuto[29] del[30] intruso contaba con la clientela del rival, aumentada con algunos miles de nuevos abonados.
Cuando al otro día los dependientes de la iglesia le encontraron al pie del altar, tenía aún la ajorca de oro entre sus manos, y al verlos aproximarse exclamó con una estridente carcajada: --¡Suya, suya!
Cuando al otro día los dependientes de la iglesia le encontraron al pie del altar, tenía aún la ajorca de oro entre sus manos, y al verlos aproximarse, exclamó con una estridente carcajada: --¡Suya, suya!
A la mañana siguiente le encontraron al pié del 5 dique, pálido y sin conocimiento,[159] pero con las manos heróicamente metidas en el agujero, detrás del cual rugía el mar como una fiera contrariada.
Cuando los primeros conquistadores vinieron a Chile y no encontraron ni oro ni plata 5 con que satisfacer su avidez, la que había causado guerras sangrientas y la pérdida de mucha gente, despreciaron esa región y se marcharon.
Allí permanecí hasta la mañana siguiente, que me encontraron mis servidores falto de sentido, y recordando sólo que despues de mi caída, había creído percibir confusamente como unas pisadas sonoras, al compás de las cuales resonaba un rumor de espuelas, que poco á poco se fué alejando hasta perderse.
Los pueblos impacientes de vida, que se alejaban de la vieja España como una bandada de adolescentes de una reunión de abuelas, encontraron en el espíritu cautivante y primaveral de la nación de Enrique IV la expresión de audacia, de la ironía, de la precisión, de la incredulidad y del fuego que los consumía interiormente.
En tales circunstancias se encontraron algunos americanos que viajando por España entre Aranjuez y Bobadilla, tuvieron el infortunio[164] de meterse en uno de esos trenes mixtos de España en que, descompuesta 10 la locomotora, quedito permaneció el tren, no obstante los esfuerzos que el maquinista hizo por[165] arreglar la vieja locomotora que arrastraba el mixto.
140 Cuando el Oriente llegó con la niña, encontraron a la madre del Poniente.
--Libradas a sí mismas, debieron desarrollar otro género de riqueza, y la encontraron en el cultivo del suelo.
encontraría
Y yo pensé entonces algo que no puedo recordar, y que, aunque lo recordase, no encontraría palabras para decirlo.
encontraría
Y yo pensé entonces algo que no puedo recordar, y que, aunque lo recordase, no encontraría palabras para decirlo.
encontraríamos
Lo común, pues, no es la raza, como tampoco lo es la religión, ya que encontraríamos en los Estados Unidos más católicos que en siete repúblicas latinas juntas.
encontrarían
y si se buscaran con ganas de encontrarse, se encontrarían, poniendo fin de una vez á estas continuas reyertas, en las cuales los que verdaderamente baten el cobre de firme son sus deudos, sus allegados y su servidumbre.
he encontrado
Ahora te he encontrado; pero si no me reconoces te casarán con otra.
Nunca he encontrado, ni en Castelar mismo, un conversador tan admirable.
exclamó Teobaldo al oirle; déjame en paz; ó ya que no he encontrado una sola pieza durante el día, te suelto mis perros y te cazo como á un jabalí para distraerme.
--Pues es el caso que a muchas puertas he llegado en demanda de un préstamo de quinientos duros, y todas las he encontrado cerradas.
--Nadie, señor, sino que una de mis hijas me había pedido una flor de lis, no la he encontrado en ninguna parte, y al pasar por aquí entré a ver si estaba aquí, pero como no he visto a 40 nadie, creí que no tenía dueño y la he cortado.
has encontrado
Después de un largo silencio, que solo interrumpia el chirrido de la hoja al resbalarse sobre la pulimentada madera, el joven exclamó dirigiéndose á su servidor, como si no hubiera escuchado una sola de sus palabras: --Iñigo, tú que eres viejo, tú que conoces todas las guaridas del Moncayo, que has vivido en sus faldas persiguiendo á las fieras, y en tus errantes excursiones de cazador subiste más de una vez á su cumbre, dime, ¿has encontrado por acaso una mujer que vive entre sus rocas?
ha encontrado
En la Cuesta del Perro se ha encontrado el cadáver de López.
El petróleo que se ha encontrado se explota ya en condiciones ventajosas.
Entonces el rey dijo: --No tengo más remedio que darle mi hija por esposa, porque la ha encontrado Vd.
habéis encontrado
This inscription is probably a literary fiction.] I Nobles aventureros, que puesta la lanza en la cuja, caída la visera del casco y jinetes sobre un corcel poderoso, recorréis la tierra sin más patrimonio que vuestro nombre clarísimo y vuestro montante, buscando honra y prez en la profesión de las armas; si al atravesar el quebrado valle de Montagut [Foonote: 1] os han sorprendido en él la tormenta y la noche, y habéis encontrado un refugio en las ruinas del monasterio que aún se ve en su fondo, oidme.
The mountains of Montagut, which rise to a height of 3125 teet, are situated in the province of Tarragona, Spain.] II Pastores, que seguís con lento paso vuestras ovejas que pacen derramadas por las colinas y las llanuras; si al conducirlas al borde del transparente riachuelo que corre, forcejea y salta por entre los peíiascos del valle de Montagut en el rigor del verano, y en una siesta de fuego habéis encontrado la sombra y el reposo al pie de las derruídas arcadas del monasterio, cuyos musgosos pilares besan las ondas, oidme.
había encontrado
La voz de la esposa era dulce y armoniosa: Juan creía escuchar la de la Virgen: notó que lloraba cuando su marido relató de qué modo le había encontrado.
Así pasó algún tiempo y gastaron lo poco que tenía, cuando supo que el barco, que sólo había estado perdido, había encontrado el camino y estaba en un puerto aguardando sus órdenes.
Al buen viejo le parecía que había encontrado la manera de ir a gusto de[90] todo el mundo, cuando un hombre que pasaba gritó, dirigiéndose[7] al grupo: 5 --¿Cuál de los tres es el asno?
30 (Que aun no había llegado Jesús á la aldea, mas estaba en aquel lugar donde Marta le había encontrado.) 31 Entonces los Judíos que estaban en casa con ella, y la consolaban, como vieron que María se había levantado prestamente, y había salido, siguiéronla, diciendo: Va al sepulcro á llorar allí.
había encontrado
La voz de la esposa era dulce y armoniosa: Juan creía escuchar la de la Virgen: notó que lloraba cuando su marido relató de qué modo le había encontrado.
Así pasó algún tiempo y gastaron lo poco que tenía, cuando supo que el barco, que sólo había estado perdido, había encontrado el camino y estaba en un puerto aguardando sus órdenes.
Al buen viejo le parecía que había encontrado la manera de ir a gusto de[90] todo el mundo, cuando un hombre que pasaba gritó, dirigiéndose[7] al grupo: 5 --¿Cuál de los tres es el asno?
30 (Que aun no había llegado Jesús á la aldea, mas estaba en aquel lugar donde Marta le había encontrado.) 31 Entonces los Judíos que estaban en casa con ella, y la consolaban, como vieron que María se había levantado prestamente, y había salido, siguiéronla, diciendo: Va al sepulcro á llorar allí.
encuentre
ind._ =encuentre= _1 and 3 sing.
El que la encuentre puede casarse con ella.
Tengo que gastar zapatos de hierro hasta que le encuentre.
Cada vez que este señor salía en coche de cuatro caballos decía para sí el tío Paciencia: --Cuando encuentre a vuecencia en el cielo, le diré: 'Amiguito, aquí todos somos iguales'.
=encuentre=, =-es=, =-e= (_pres.
--Yo quiero una flor de lis del huerto que encuentre Vd.
--Expliquémonos[7]: En la zona tórrida es posible que encuentre Ud.
encuentres
subj._ =encuentres= _2 sing.
Si quieres volver a verme, tienes que gastar zapatos de hierro hasta que me encuentres.
_¿Cuál es el infinitivo de_ arrojó, dió, quiso, pudo, encuentres?
--Sigue este valle, salva esa montaña y quizá lo encuentres al otro lado.
encuentre
ind._ =encuentre= _1 and 3 sing.
El que la encuentre puede casarse con ella.
Tengo que gastar zapatos de hierro hasta que le encuentre.
Cada vez que este señor salía en coche de cuatro caballos decía para sí el tío Paciencia: --Cuando encuentre a vuecencia en el cielo, le diré: 'Amiguito, aquí todos somos iguales'.
=encuentre=, =-es=, =-e= (_pres.
--Yo quiero una flor de lis del huerto que encuentre Vd.
--Expliquémonos[7]: En la zona tórrida es posible que encuentre Ud.
encontremos
Francamente, creí que estaba loco, pero él prosiguió con igual vehemencia: --Usted busca la frontera; pues bien, si delante de esa cruz le pide usted al cielo que le preste ayuda, las cumbres de los monies vecinos se levantarán en una sola noche hasta las estrellas invisibles, sólo porque no encontremos la raya en toda nuestra vida.
25, note 1.] --Pues, hombre, no sé en qué consista el que tú no los topes, pues de nosotros podemos asegurarte que no bajamos una vez á las hazas que no nos encontremos rastro, y hace tres ó cuatro días, sin ir más lejos, una manada, que á juzgar por las huellas debía componerse de más de veinte, le segaron antes de tiempo una pieza de trigo al santero de la Virgen del Romeral.[1] [Footnote 1: la Virgen del Romeral.
encuentren
subj._ =encuentren= _3 pl.
60 Pero a veces brillaba en su mirada una viva esperanza que Gómez de Aguilar interpretaba en estas palabras: --Pero es muy probable que nos encuentren sin llamarlos y sin moverme.
encuentra
Así encuentra Ud.
Así, encuentra Ud.
ind._ =encuentra= _3 sing.
En el camino encuentra una gallina.
una línea fronteriza y encuentra Ud.
Á mi vez le pregunto: ¿dónde se encuentra la tumba de la pobre Teresa?
VARIANTS: =Que es frecuente=; =que se halla= (or =encuentra=) =a menudo=.
Se encuentra en la ciudad todo lo que pertenece a un gran centro comercial.
Hay también abundancia de maderas de ebanistería y se encuentra allá el árbol de la goma elástica.
Todo esto le hace recordar a uno que en realidad se encuentra en una tierra productora de bananas.
Habría cerrado la noche antes que nos alcanzara,{55-2} y cualquiera{55-3} nos encuentra en la obscuridad.
Se encuentra en capas de una profundidad de unos centímetros a dos o tres metros extendiéndose a grandes distancias.
En Lima se encuentra la universidad más antigua del nuevo mundo, la de San Marcos, fundada por Carlos V 15 en el año 1551.
Todos están tan juntos que cada cuchillada de ellos encuentra por delante la vigorosa carne de Neira, y todo avance del heróico capataz abre un vientre o rasga un pecho.
En ellos se encuentra la gracia sin afectación ni pretensiones, que sin buscarlo, halla el agrado; gracia inocente cual ellos, y por tanto llena de encanto y de simpatía.
La población se encuentra en un 5 valle, a una altura de 7500 pies sobre el nivel del mar, y a unas 70 millas, en línea recta, al sudeste de Guayaquil.
El guano se encuentra en unas islas cercanas a Chile y se produce del excremento de los pájaros que las habitan y de la putrefacción de los pescados y animales con que se alimentan.
Entre nosotros, unos le creen un extravagante; otros un noble arruinado, que por un resto de pudor se tapa la cara; y no falta quien se encuentra convencido de que es el mismo diablo en persona.
El salitre se encuentra a poca hondura, generalmente a menos de dos metros, debajo de un manto de arena salada 10 llamada costra cuyo espesor varía entre cincuenta centímetros y cinco metros.
La Puebla, que es el primero que encuentra el que sube de los puertos, es grande, compacto, desprovisto de arbolado, y parece ocuparse más de la extensa campiña que domina, que no del río y del movimiento de sus barcos.
La misma palabra «gringo», procedente tal vez de _greenhorn_, probaría que lo más chocante a los ojos del nativo no es la calidad de extranjero sino la impericia del forastero, la dificultad que encuentra para «acriollarse».
En la costa oriental se hallan las ciudades de Colón y Cristóbal y en la occidental está situada la antigua ciudad de Panamá, la cual fué fundada en 1519 y vecina a ella se 5 encuentra la moderna ciudad de Balboa.
Río de Janeiro, capital y el principal centro comercial y social, se encuentra en el extremo meridional de la Bahía de Río, llamada por quienes con autoridad 5 suficiente han podido calificarla, el mejor puerto del mundo.
El _rayador_, hacia el amanecer, así como al anochecer, volando a flor de[4] agua, va rayando la superficie del río o de la laguna con la mandíbula inferior sumergida, bien abierta su grande boca, a efecto de[5] tragar los pescadillos que encuentra al paso.
Tan vigorosa adquisividad--unida á una probidad de autómata y á una laboriosidad más propia de máquinas que de seres humanos--daría por sí sola la clave de la estupenda suerte de Becerro, si no supiésemos que toda planta muere si no encuentra atmósfera propicia.
Las posadas de esos caminos no son hoteles sino casas de familia, donde siempre el que lo ha menester[3] encuentra una mesa «puesta»[4] y una cama «tendida»[5] y corazones sencillos, cariñosos, que consideran la hospitalidad como un favor que recibe quien lo da, como un deber ordenado por Dios.
En las tardes de verano, especialmente cuando la atmósfera pura del Ecuador se encuentra libre de vapores y de nubes, las faldas argentadas de este rarísimo nevado, vistas de lejos,[4] arrebatan el alma, aún de las personas que tienen menos hábito y menos propensiones a contemplar con entusiasmo las obras magnas de la creación.
Si conforme soy yo quien se lo encuentra y se entera de lo que pasaba, hubieran sido los _migueletes_, habría dado vuestras señas{40-1} y las de nuestra guarida, como me las ha dado á mí, y estaríamos ya todos en la cárcel.--¡Ved las consecuencias de robar sin matar!--Conque basta ya de sermón y enterrad ese cadáver para que no apeste.
Esa cruz es la que hoy habéis visto, y á la cual se encuentra sujeto el diablo que le presta su nombre; ante ella, ni las jóvenes colocan en el mes de Mayo[1] ramilletes de lirios, ni los pastores se descubren al pasar, ni los ancianos se arrodillan, bastando apenas las severas amonestaciones del clero para que los muchachos no la apedreen.
Cierta filosofía[1] pretende que ese sentimiento no es más que instintivo, que no se encuentra con el carácter de pasión más que en la mujer primitiva y del que se despoja la mujer de la civilización refinada, elevándose así por encima de la vulgaridad de sus congéneres y limitando sus ambiciones a la reproducción, por raros ejemplares, de sus altas cualidades de raza.
añadió el montero en tono de zumba: es el caso, que sin haber nacido en Viernes Santo[1] ni estar señalado con la cruz,[2] ni hallarse en relaciones con el demonic, á lo que se puede colegir de sus hábitos de cristiano viejo, se encuentra sin saber cómo ni por dónde, dotado de la facultad más maravillosa que ha poseído hombre alguno, á no ser Salomón,[3] de quien se dice que sabía hasta el lenguaje de los pájaros.
En ocasiones saltan de repente[6] lagartos enormes, parecidos a las iguanas, y huyen revolviendo la basura del suelo; en otras nada se ve, pero se oye un sordo roznar en la espesura, y el ruido de un andar lento al través de la maleza; de continuo[7] y por todas partes la animación de la naturaleza en el esplendor de su abandono; y a raros intervalos, a orillas del camino y escondida se encuentra la choza miserable de algún vecino de Guayabito, pálido y enfermizo: el hombre está de más[8] en medio de aquellas selvas, y sucumbe sin energía, como abrumado por el mundo físico.
En las pampas está la inmensidad, la soledad, el silencio, la abrumante igualdad de lugar y de tiempo: en las montañas, el hombre halla horizontes limitados, que hace suyos y toca como si fueran su propiedad; se siente acompañado por las colinas graciosas de pendientes circulares y suaves, por los picos rocallosos y salvajes, por los boscajes aislados y las mesetas de verdura; encuentra la animación bulliciosa de la naturaleza en todas partes, en las voces del torrente que se desata furioso entre las rocas de la quebrada, en los ruidos de las auras que juguetean en las selvas, en los zumbidos del viento que se choca en las cumbres sinuosas.
por un hombre[1] versado en asuntos económicos, le suplico me diga quién es el obrero en[2] la América latina, a qué raza o nacionalidad pertenece y cuál es su estado social.[3] --El que quiera[4] comprender perfectamente la situación de las clases trabajadoras en la América latina debe ante todo darse cuenta de este hecho: Que la composición etnológica de la población varía en esos países según se vaya[5] del trópico, donde abunda el indio,[6] a las zonas templadas y frías donde acaso no se encuentra un solo indígena.[7] Por otra parte, las comarcas situadas sobre el Atlántico reciben más inmigración europea que las situadas sobre el Pacífico.
En toda la travesía no se encuentra una gota de agua, ni se ve ni se puede contar con un parapeto que le permita ampararse para descansar un momento del incómodo y frío viento que penetra por sobre todo abrigo; que del mismo modo no encontrará un árbol, un peñasco, un algo[1] que le resguarde por un instante del calor del sol que le abrasa y le persigue con una intensidad que parece va aumentando segundo por segundo.[2] Entonces es el gran momento de la contemplación: la vista se pierde sin distinguir señal alguna; el camino está por todas partes abierto, sin valla que se interponga; cielo y tierra son uniformes en color y en aspecto; de un lado todo celeste, de otro lado blanquizco, amarillento.
Son de notarse[54] los rasgos descriptivos que el poeta ecuatoriano da de Bolívar, con quien se encuentra antes de empezar la batalla; la descripción de la pelea entre los dos ejércitos, la cual trasporta al lector al campo de los combatientes, donde ve a cada guerrero a la cabeza de los bravos que le han recomendado, embistiendo, cargando, arrollando, distinguiéndose cada cual en la lid según su valor y ardimiento,--donde oye el silbido de las balas, el estridor de los aceros, el grito de los que luchan, el alarido de los que caen, el atambor que redobla, el clamor de la trompeta que excita a la pelea, y el relincho de los fogosos corceles--, y ve sangre a torrentes[55] y montones de cadáveres por donde quiera que vuelve los ojos.
Those in italics appear between underscores (_)] FRASES DE USO COMÚN EN LA CLASE =Saludos y despedidas= =Buenos días, profesor, profesora.= _Good morning, teacher._ =Buenas tardes.= _Good afternoon._ =Buenas noches.= _Good evening, good night._ =¿Cómo está usted?= } =¿Cómo lo pasa usted?= } _How are you?_ =¿Cómo se encuentra usted?= } =¿Qué tal?= } =¡Hasta luego!= } _See you later!_ =¡Hasta más tarde!= } =¡Hasta la vista!= _Till we meet again!_ =¡Adiós!= _Good-bye!_ =Asistencia y puntualidad= =Voy a pasar lista a la clase.= _I am going to call the roll._ =Juan Brown.= =Presente.= _John Brown._ _Here._ =¿Quién está ausente?= _Who is absent?_ =¿Quién sabe la causa de la ausencia de la señorita Smith?= _Who knows why Miss Smith is absent?_ =¿Por qué llega usted tarde?= _Why are you late?_ =¿Cómo se llama usted?= _What is your name?_ =Me llamo Pedro Smith, para servirle a usted.= _My name is Peter Smith, at your service._ =Fórmulas de cortesía= =Haga usted el favor de= } (más el infinitivo).
=encuentra=, _pres.
¿No lo encuentra Ud.
¿Qué se encuentra en el suelo?
¿Qué se encuentra en estos bosques?
¿Qué se encuentra en las planicies?
¿Qué se encuentra por todas partes?
--Se le encuentra asociado al petróleo.
¿Qué se encuentra en las selvas del Brasil?
¿Dónde se encuentra la mayor parte de la población?
--¿Es allí donde se encuentra la famosa mina de Aguacate?
=delante (de),= before, first; =por -- (de),= in front (of); =encuentra por --,= strikes.
¿Cómo encuentra las uvas?--Malas, muy malas,--respondió el hombre rico,--son ácidas como el vinagre.
1433) being a most dangerous claimant of the crown of Aragon.] Á la derecha del tortuoso sendero que conduce á este punto, remontando la corriente del río, y siguiendo sus curvas y frondosas márgenes, se encuentra una cruz.
encuentre
ind._ =encuentre= _1 and 3 sing.
El que la encuentre puede casarse con ella.
Tengo que gastar zapatos de hierro hasta que le encuentre.
Cada vez que este señor salía en coche de cuatro caballos decía para sí el tío Paciencia: --Cuando encuentre a vuecencia en el cielo, le diré: 'Amiguito, aquí todos somos iguales'.
=encuentre=, =-es=, =-e= (_pres.
--Yo quiero una flor de lis del huerto que encuentre Vd.
--Expliquémonos[7]: En la zona tórrida es posible que encuentre Ud.
encuentren
subj._ =encuentren= _3 pl.
60 Pero a veces brillaba en su mirada una viva esperanza que Gómez de Aguilar interpretaba en estas palabras: --Pero es muy probable que nos encuentren sin llamarlos y sin moverme.
English to Spanish Translation

Learn Spanish today with 'Key Translations'
Get it now!

A lot of work has gone into creating an app that we would use ourselves. After a year of development and internal usage it's finally ready. It comes with a lot of amazing features. Check it out now!